Novedades Septiembre de Sinsentido

Pampa III, de Carlos Nine y jorge Zentner. Álbum rústica de 23,5 x 31 cm. y 48 páginas a color. PVP: 13,9 Euros.

Spartaco, de Lorenzo Mattotti. Álbum rústica. 29 x 21,5 cm. Color. PVP: 13 Euros

De Madrid a los tebeos, de varios autores. Libro cartoné de 29×24,5 cm. 216 páginas a color. Coeditado con el Ayuntamiento de Madrid. PVP:40 Euros

Y atentos porque en octubre saldrá el esperado libro homenaje a Little Nemo.

Novedades de Astiberri Septiembre

Astiberri vuelve de vacaciones con las pilas muy bien cargadas. Si las imprentas se portan, durante este mes veremos tres novedades de esta editorial que sólo se pueden calificar de imprescindibles: la reedición del fundamental “Understanding comics” de Scott McCloud, un excepcional ensayo en cómic sobre la historieta; el precioso y maravilloso “Totentanz”, retorno de Battaglia a las librerías españolas y el sobrecogedor “Mother Come Home” en una edición diseñada y supervisada especialmente por el autor, que incorpora todas las características que él quería para la edición americana, convirtiéndola casi en una edición canónica.

Madre, vuelve a casa, de Paul Hornschemeier. 128 páginas. Color. Cartoné con lomo de tela, estampado oro y sobrecubierta. Traducción de Enrique de Hériz. PVP: 22EUROS

Totentanz, de Dino Battaglia. 128págs. BN. PVP: 22EUROS

Entender los cómics, de Scott McCloud. Tomo 224 págs. BN. PVP: por determinar

Mis tebeos favoritos XVI: From Hell, de Alan Moore y Eddie Campbell

Imaginad la situación: un crucero de placer para un tebeoadicto, que decide pasar los días tranquilamente relajado al sol del Mediterráneo, mientras relee todos sus tebeos de Alan Moore. Una pasión dulce y sosegada hasta que de repente, un tremendo iceberg aparece en el camino del crucero (vale, no hay icebergs en el Mediterráneo, pero creo el dramatismo de la situación vale la pena, aunque si no os gusta, lo cambiáis por una abducción alienígena, o por los piratas de Astérix, qué se yo), chocando con indescriptible fuerza y abriendo una tremenda brecha de agua. Sólo hay unos minutos para reaccionar, quizás segundos, el tiempo justo para llegar a un bote y salvarse. No hay espacio ni tiempo para llevar todos los tebeos de Moore, sólo se puede salvar uno…¿cuál?
Dejo el resto de la historia para vuestra imaginación particular, aunque supongo que si nos atenemos a la lógica estricta, el tebeoadicto moriría ahogado, incapaz de decidir cuál de los tebeos de Moore elegir.
Viene lo anterior para intentar justificar que, elija la obra que elija de Alan Moore, seguro que hay miles de aficionados que elegirían otra, incluso yo mismo cambiaría de opinión según el día, pero creo que dentro de la genialidad de la obra del británico se puede destacar una obra por encima de todas las demás: From Hell.
Sé que muchos se habrán llevado las manos a la cabeza en este momento, achacando mi elección a que Watchmen es un tebeo de superhéroes, pero no. Es sencillamente que en la eterna relectura de la obra de Moore (un ejercicio que recomiendo a todo el mundo), Watchmen últimamente baja enteros a favor de otras de sus obras. Es verdad que puede ser considerada sin ningún tapujo como el guión más complejo y brillante de la historia, pero me fascina cada vez más la visión que da del concepto del superhéroe en Miracleman, mientras que la anterior me pesa demasiado la endeblez del argumento, demasiado supeditado a la estructura formal. Cuestión de gustos.
Sin embargo, From Hell se alza como un tebeo casi perfecto, en el que Moore aplica todo lo ensayado y hallado en Watchmen para conseguir una especie de gran caverna en la que siempre descubriremos nuevas grutas y recovecos, nuevos caminos que llevan a estancias más impresionantes si cabe.

Porque…¿qué es From Hell? Quizás una lectura simple nos diría que es una historia más sobre Jack El Destripador, que sigue las teorías que relacionan a la casa real con su figura. Lo que no sería ni siquiera una novedad dentro del tebeo, pues ya lo hicieron brillantemente Edith y Yann en Jack. También se podría aseverar que es una concienzuda investigación sobre el mito de Jack, avalada por el casi enciclopédico conocimiento que despliega Moore… pero tampoco. O también.
Personalmente creo que From Hell es la más fascinante y aterradora inmersión que se ha hecho en la historia en la naturaleza animal del hombre. Esa terrible y cruel paradoja del un ser humano, que esconde siempre en su interior la inherente crueldad de la naturaleza, capaz de los comportamientos más horrorosos sin más excusa que la supervivencia.
En una estructura sin precedentes, Moore es capaz de solapar distintas historias que fluyen en esa reflexión sobre la crueldad humana, desde la evidente investigación de los asesinatos de White Chapel a una subyugante y lúcida excursión por la ambición del poder y sus corruptelas, comportamientos que hacen salir el lado animal del ser humano, su dependencia instintiva del egoismo y la envidia, de la ley del más fuerte. Con habilidad, Moore transforma al Dr. Gull en su alter ego, en el narrador que nos llevará de la mano en esas reflexiones, en ese camino por el filo de la navaja hacia la locura en el que el horror se descarna y se nos muestra con la asepsia del cirujano, como una lección de anatomía que va separando sensaciones y sentimientos cuales vísceras y miembros.
Una obra que sorprende además cuando sabemos que se demoró casi diez años en su concepción, en un obligado paso por distintas editoriales que alargaba en el tiempo las entregas de forma desesperante, pero que en modo alguno afecto lo más mínimo a la obra, coherente hasta el detalle más nimio.
Y romperé aquí una lanza a favor de Eddie Campbell, dibujante muy criticado y que creo que hace una labor excepcional en esta obra. Sometido totalmente a los designios del británico (llegó a decir en una entrevista que se sentía como las manos de Moore), que impone su férrea estructura narrativa y compositiva, el dibujante buscó dar ese aspecto macilento y sucio que recuerda a las ilustraciones de la época, que acompañaba perfectamente a los deseos del guionista, investigando con él cómo representar el espanto de la locura. Cierto es que en algunos momentos puntuales puede haber cierta confusión entre personajes, pero recordemos que Campbell tuvo que mantener su estilo durante diez años, volver atrás en cada nueva entrega pese al desarrollo que como autor estaba realizando en otras obras.
Pero From Hell no es sólo lo dicho anteriormente, es además un experimento sobre la creación gracias a unos apéndices en los que Moore se dirige al lector y le abre la trastienda de su taller. A través de ellos, vamos conociendo las motivaciones del guionista, cómo encuentra las ideas y cómo las plasma, sus pensamientos y reflexiones son expuestos al lector, desnudando la obra y dejándonos ver sus interiores.
Una genialidad que hace que la obra todavía crezca más, pasando de la categoría de lectura a la de experiencia, que se cerrará brillantemente en un epílogo que nos recuerda que todo lo vivido no es más que la imaginación desbordada de un escritor, abandonándonos en el momento más alto en un seguido de reflexiones en caída libre, demostrándonos que desde el principio, Moore ha estado jugando con nosotros como marionetas dentro de la historia.
Una obra magistral.

Ediciones en España
Mucho tardó la obra de Moore en verse en España, aunque de forma mucho más agradable que la que tuvimos que sufrir los que seguimos la edición americana en tomos formato prestigio, que padecimos durante diez años los cambios de editorial, las demoras y el suspense de saber si la serie terminaría alguna vez. Planeta DeAgostini editó en cinco tomos la obra (con bastantes errores: referencias de los apéndices no eran correctas, una edición muy quemada…), que serían posteriormente recopilados en un lujoso tomo en tapa dura, que resolvía algunas de las deficiencias aunque mantenía la horrorosa rotulación elegida.

Enlaces
Artículo de Rafa Marín
Alan Moore Portal
Alan Moore Fansite
Wikipedia