Mis tebeos favoritos XIX: Palomar, de Beto Hernández

Como ya he dicho algunas veces en esta (espero) larga serie sobre mis tebeos favoritos, el orden de aparición es poco determinante ante obras que considero siempre magistrales. Por eso, y aprovechando la coyuntura, me voy a adelantar un poquillo (no mucho, que estaba ya a la vuelta de la esquina) para hablar del Palomar del Beto Hernández, recientemente editado por La Cúpula.
Una obra que precisa de una introducción previa que recuerde lo que significó la aparición de Love & Rockets, la revista de los hermanos Hernández, en el panorama editorial americano de principios de los años 80. Un momento de transición, en el que el cómic de superhéroes levantaba el vuelo de nuevo gracias al relanzamiento de los mutantes protagonizado por Claremont, las revistas de Warren comenzaban a escribir sus últimos momentos y el underground de los 70 se perdía y diluía vertiginosamente. La apuesta de los Hernández era protagonizar una bisagra que unía perfectamente el espíritu underground con un nuevo estilo más adecuado a la época que se vivia, una suerte de evolución natural que no supo dar aquél y que los tres hermanos Mario, Beto y Jaime habían canalizado con naturalidad aplastante. Una revista autoeditada que rápidamente entró en la órbita de la recién nacida Fantagraphics y que abrió el camino de lo que sería el cómic independiente americano de los 80, de los Chester Brown, Bagge, Clowes o Seth.
Pero ¿qué es Love & Rockets? Corta y dificilísima pregunta, porque L&R podría definirse como una crónica sentimental de los inmigrantes chicanos en los USA, desde ambos lados de la frontera… pero nos quedaríamos cortos. Porque es uno de los frescos más complejos y acertados sobre los sentimientos y relaciones humanas, universales pese a ser discurrir en los límites de barrios o pequeños pueblos de frontera. Jaime desarrolló el universo de Maggie y Hoppie, de las Locas post-punk urbanas que han dejado atrás sus orígenes para asimilar la cultura popular americana con los brazos abiertos. Por su parte, Beto creó el universo de Palomar, un pueblo de frontera, que narraba la vida de los que no se fueron, de los que quedaron y siguen con sus tradiciones de siempre. Dos opciones contrapuestas que se unen perfectamente en un ying y yang donde no tiene sentido el uno sin el otro.
Pero pese a que es indudable la maestría formal de Jaime, un monstruo del dibujo, me vais a permitir que exprese públicamente mi predilección (por corta distancia, eso sí), por el Palomar de Beto Hernández. Quizás porque Jaime me resulta más distante y frío, mientras que la obra de Beto me asalta en cada lectura como un torrente de sensaciones y sentimientos. De dibujo más simple y sencillo, pero tremendamente expresionista, capaz de transmitir pasiones, dolor, alegría, sufrimiento, amor… la vida en una palabra, la de ese pueblo perdido llamado Palomar donde todo es posible. Beto centra su obra en unos personajes femeninos de complejísima personalidad, que llevan todo el peso de la narración como columnas que soportan todo el peso de una estructura formal aparentemente simple, pero que esconde sorprendentes ramificaciones y vericuetos. Todavía recuerdo el impacto que me produjo la primera obra de Beto publicada en España, el Historias Completas nº 3 que iniciaba “Pasión en la frontera” (sí, La Cúpula no se caracterizó por publicarla en el orden correcto) con una presentación de personajes encadenada, enlazando una tras otra a través del nexo común de Israel. Todo un tour de force narrativo con saltos temporales y espaciales pero que conseguía una coherencia increíble, presentando perfectamente ese pequeño pueblo de Palomar. A partir de ahí, el flechazo es total y Luba, Chelo, Tonatzin, Pipo, Carmen, Gato, Manuel, Jorge y los casi cien personajes que ríen, lloran y viven en las páginas de “Sopa de Gran Pena”, “Rio Veneno”o “Calor Humano” pasan a formar parte de nuestras vidas, como vecinos que siempre han estado ahí.
Beto ha sabido hacernos compartir las experiencias vitales de los habitantes de Palomar: los hemos visto nacer, crecer, casarse, tener hijos y morir en una lección de historieta descarnada sin precedentes. Una obra ambiciosa, que ha sido incluso comparada con el realismo mágico de Macondo, y que quizás, sólo quizás, pudo perderse entre esos caminos extraños que tomó en sus últimas páginas, enredada entre los cientos de historias que se habían vivido. Un pequeño problema sin importancia que no empaña la realidad de casi 500 páginas en las que el Beto consiguió que las líneas no delimitaran personajes, sino sentimientos y pasiones vivas.

Edición en España
La obra de los Hernández en España ha sufrido cambios de formatos, de orden… Se publicó en álbum parte de la obra de Jaime (Mechanics y Las Mujeres Perdidas), en la colección Historias Completas (3,4,20,27 y 28) la de Beto, en la revista Kiss el Birdland de Beto y posteriormente en la colección Brut se ha publicado el Be-bop-a-Luba, Rio Veneno y dos sagas de Locas. Un despropósito que se resuelve ahora con la edición recopilatoria de Palomar en dos tomos, a la que seguirán el año que viene otros dos tomos con el Locas de Jaime. Verdad es que no es la edición de Fantagraphics (en un único volumen a gran tamaño, lujoso pero bastante poco manejable) pero permite disfrutar de esta obra en su totalidad en un formato adecuado.

Enlaces
Página no oficial
Entrevista a Beto Hernández

29 Comentarios en “Mis tebeos favoritos XIX: Palomar, de Beto Hernández

  1. En esta edición de Lacúpula faltan las correlaciones de los episodios contenidos en el libro con la edición original de L&R. ¿Podrías indicar esa correlación? ¿Viene en alguna página web esta información de alguna manera detallada?

  2. ¿Sabes más o menos cuándo se publicará Palomar?

  3. Vamos, es que dices recientemente editado, pero he preguntado y en la ciudad en la que vivo nadie sabe nada

  4. Eduard on 5 Septiembre 2005 at 1:01 said:

    n_n, yo en Alicante ya lo vi el mismo día 1.

  5. Si es verdad que al principio Beto ganaba por goleada a su hermano, creo que desde hace ya unos años el monstruo es Jaime. Lo que tú llamas frialdad de Jaime, álvaro, quizá tiene que ver con que Jaime se ha alejado mucho del realismo-naturalismo desde hace bastante tiempo, y está haciendo otra cosa que no es realista. Una especie de recreación de la realidad en clave pop, combinando realidad y fantasías que saca, por cierto, del género y la cultura popular que mamó de chaval. Quizás por eso desconcierta a veces. Pero, personalmente, hace tiempo que entré en el juego, y me fascina cómo habla de la vida real desde un punto de vista y un tratamiento que no tiene nada de realista.

    Beto también hizo su propia recreación de la realidad, aunque en otra clave, un poco en plan "realismo mágico" aunque tampoco es eso exactamente, pero…. creo que hace tiempo que perdió el norte. Lo estoy siguiendo a los dos, a Jaime y a Beto, en la edición USA de L & Rockets, nueva época…. y creo que no hay color ya entre ambos.

    Por cierto, cuando dices "y que abrió el camino de lo que sería el cómic independiente americano de los 80, de los Chester Brown, Bagge, Clowes o Seth.", supongo que te refieres al cómic americano de los noventa. Es verdad que alguno de esos autores que mencionas empezaron en los ochenta, pero realmente empiezan a ser relevantes en los noventa, no antes. Por supuesto, son los continuadores del cómic indie USA tomando el testigo de los Hermanos de oro… aunque no creo que tengan mucho que ver con ellos ni en estilo ni en contenido.

  6. Lo último te lo he dicho para picarte y que lo aclares mejor, no por otra cosa, eh? :-)

  7. Álvaro on 5 Septiembre 2005 at 1:37 said:

    Sí, me refiero a los finales de los 80, quizás con el punto de referencia de Yummy Fur.

  8. eduardo,(yo) on 5 Septiembre 2005 at 8:12 said:

    Un 5 a Palomar,que alegria,si alfo se puede decor del universo que crea beto es que es emocionante,crea emociones,hace que nos interesemos realmente por sus personajes,lo consigue de tal manera,que incluso con la desordenada edicion de la cupula vivimos con ellos,las 500 paginas de Palomar leidas mes a mes tuvieron que ser una gran experiencia para los amantes del buen tebeo.

    Respecto al debate Jaime/Beto es que no lo veo,solo son hermanos,siempre han hecho cosas muy diferentes,pero los dos son muy interesantes.

    Pero Palomar es la Gran obra de estos hermanos,Beto inventó el culebron-magico.

  9. eduardo,(yo) on 5 Septiembre 2005 at 8:55 said:

    Alvaro,en el apartado de obras de los Hernandez,te olvidas de Grip,infravalorada por la critica a mi entender,resiste segunda lectura y entretiene que ya es mucho.

    Edita norma.

  10. Caracrater on 5 Septiembre 2005 at 9:04 said:

    El sabado me puli medio jornal en comics y Palomar fue una de las compras al haber leido buenas referencias………………….ya os contare………………

  11. Lorenzo F. Díaz on 5 Septiembre 2005 at 7:04 said:

    Más o menos, el material incluido en el primer tomo apareció entre el número 1 y el 17 de LOVE 6 ROCKETS. Con un prólogo perteneciente al 50, y la última historia “Por el amor de Carmen”, del 20.
    El material fue reordenado y retocado por el propio Beto, y se ha repetido toda la rotulación para que el conjunto tenga un aspecto igualado.

    Ah, el libro de LOCAS verá la luz en España en 3-4 volúmenes, por tener muchas más páginas que el de PALOMAR. Por cierto, ha quedado bastante bien.

  12. luisdeluis on 5 Septiembre 2005 at 10:14 said:

    En mi humildísima opinión Beto lleva a la baja bastante tiempo. Jaime va a mejor

    "Palomar" está muy agotado

    las Locas siguen frescas

    ¡Quien lo iba a decir!

  13. Eduard on 5 Septiembre 2005 at 10:21 said:

    ¿Y cuándo empezará Locas?

  14. "Sí, me refiero a los finales de los 80, quizás con el punto de referencia de Yummy Fur."

    Correcto, Yummy Fur de Chester Brown empezó en la segunda mitad de los 80. Clowes también, lo que pasa que lo que hacía era LLOYD LLEWELYN, que ya sabemos lo que es y, bueno, tiene un interés más que relativo. El primer EIGHTBALL no aparece hasta 1989. Seth apenas tiene nada en los 80, unos cuantos episodios de MR. X bastante amateurs (tengo algunos en casa) sin nada que ver con el Seth que conocemos; su PALLOKAVILLE no nace hasta 1991. Bagge, en cambio, sí trabajó bastante más que él, a partir de la segunda mitad de los ochenta (NEAT STUFF), pero el primer número de ODIO no aparece hasta 1990.

    Vamos, que yo diría que artísticamente no hubo nadie en el cómic alternativo USA de los 80 con la relevancia de los Bros. Algunas cosas de Burns (aunque la primera mitad de los 80 vivió en Italia, cuando vuelve a USA en la segunda mitad sí tiene ya obras más abundantes), Spiegelman, y pare usted de contar. Fue un poco desierto en este sentido. En los noventa ya la cosa, afortunadamente, explotó.

  15. Álvaro on 5 Septiembre 2005 at 11:11 said:

    Quizás JCP, porque RAW monopolizaba la escena independiente…

  16. mekasidnipuatier on 5 Septiembre 2005 at 11:12 said:

    Yo tambien sigo a los hermanos Hernandez desde hace bastantes años y creo que Beto todavia tiene muchas cosas que decir. Los que brillan con luz propia ultimamente son sus personajes infantiles como Venus, la sobrina de Luba y muchas historias cortas tienen una gran fuerza emotiva como siempre. Ademas, aunque ha perdido ese encanto del realimo magico, creo que ahora fomenta cierto surrealismo mas acido como se podia ver en sus trabajos como New Love.

    En cuanto a su hermano Jaime, ademas de introducir esa bizarria en las historias a traves de sus influencias pop, tambien creo que ahonda mucho en la humanidad de sus personajes con formas mas tradicionales. Y desde hace muchisimos años. Quizas al principio su trabajo parecia un poco mas vacuo que su hermano pero creo que eso quedo atras cuando abandono lo de los mecanicos solares y se metió de lleno a contar las historias del barrio.

  17. El tomo este recién editado, ¿incluye material que no apareció en las Historias Compleas del Víbora?

  18. Lorenzo F. Dí on 5 Septiembre 2005 at 12:11 said:

    Sí, tiene bastante material inédito, y material disperso en muchos números de EL VÍBORA.

    Y además, está ordenado y da gusto leerlo así.

  19. luisdeluis on 5 Septiembre 2005 at 13:26 said:

    Personalmente opino que Beto aburre

    se ha vuelto repetitivo y tópico; mientras que las historias de Jaime siguen siendo atractivas

    es mi opinión y yo la comparto

  20. Eduard on 5 Septiembre 2005 at 14:10 said:

    Off-topic (con perdón): para comprar los álbums de Philémon, ¿qué librería francesa me recomendaríais?

  21. Álvaro on 5 Septiembre 2005 at 14:16 said:

    Yo los compro en BDNET… (www.BDNET.COM)

  22. Eduard on 5 Septiembre 2005 at 15:50 said:

    Gracias, álvaro.

  23. Arturo on 5 Septiembre 2005 at 16:17 said:

    Joder, pudiendo editar tomos así, qué han estado haciendo sacando los bruts? Muerte a la línea brut comix ya¡¡. Quiero tomos como este que, además, salen un güevo más baratos si tenemos en cuenta la relación precio/n

  24. Muchas gracias don Lorenzo. Voy a ver si establezco las correspondencias.

  25. miusicpitusi on 5 Septiembre 2005 at 18:55 said:

    Me alegra ver esta gran obra entre tus lecturas favoritas Alvaro, no es para menos, a mi tambien me gusta más Beto, y sobre todo este Palomar, Jaime es otro monstruo desde luego.

    Opino igual que Arturo, el formato Brut no me gustaba nada, mejor se hubieran sacado estas y otras obras así, aunque la verdad el tamaño que le han puesto a la edición teniendo en cuenta que Beto en muchas de sus páginas mete bocadillos por un tubo, no es que me agrade demasiado precisamente.

    Aun así la edición es digna, la lectura recomendabilisima y la compra obligada.

    ( A un excelente precio por cierto)

  26. Juan Carlos on 5 Septiembre 2005 at 19:54 said:

    Veo a la cúpula muy decidida a lanzar las obras publicadas por Fantagráphics y Drawn & Quaterly. ¿Podeis adelantarnos que nos espera en los próximos meses, álvaro y Lorenzo?. ¿Habrá edición de Ed, the happy clown de Brown y más obras de Tomine, Matt, Burns o Clowes?. También animarles a que publiquen Las Perdidas de J. Abel y más obras de otras dibujantes como Darcy, Doucet, Dreschler y Gregory, casi inéditas en este pais.

    Por cierto, ya que el tema son los Hernández, quitando el patinazo de Birdland, yo todo lo que he leido es fantástico.

  27. Alan Mu on 5 Septiembre 2005 at 21:53 said:

    ¿A qué se debe ese desmesurado volumen pectoral? Teta que mano no cubre, no es teta sino ubre

    ciao a tutti

  28. Innecesario es aportar loas a PALOMAR, pero… ¡que demonios!

    http://mundosenparalelo.blogspot.com/2010/12/comi

    http://mundosenparalelo.blogspot.com/2011/01/comi

    Saludos a todos los amantes de los Hernandes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation