Algunas lecturas del Salón del Manga

Y comenzando, por lógica, por los mangas parece evidente que la primera obra que comente sea MW de Tezuka (Planeta), de la que sólo puedo decir una cosa: magistral. MW pertenece a esa etapa del autor en la que quiso demostrar que era capaz de hacer historias adultas a la manera del gekiga que Tatsumi y otros autores practicaban. ¡Y vaya si lo demostró! Porque MW es una brutal, contundente y durísima descripción de la corrupción política y sus derivados: la mentira, la envidia, el uso del ser humano como una simple moneda de cambio para los intereses de los poderosos… A lo largo de las casi 600 páginas de esta voluminosa obra una historia de venganza es la excusa argumental para dar un repaso a la hipocresía de una sociedad que permite que la corrupción campe libremente mientras alaba la riqueza fácil o que ataca el amor homosexual permitiendo las uniones que sólo buscan el poder. Al igual que en Ayako, en MW no hay héroes, pero tampoco villanos. Hay seres humanos que pervierten su comportamiento por la ambición del poder, pero que se muestran humanos y por tanto, frágiles y volubles. Quizás el único pero que se le puede poner es la excesiva teatralidad de su personaje principal, Michio Yuki, afectado por el gas tóxico MW en su infancia y dispuesto a acometer su terrible venganza al precio que sea. Una gran obra (4).
La segunda lectura, el reencuentro con Minetaro Mochizuki, el autor de Dragon Head, que vuelve a nuestras librerías con una obra de terror psicológico desasosegante, La mujer de la habitación oscura (Glenat). Un punto de partida más que habitual, el acoso al que se ve sometido un joven estudiante por parte de una extraña mujer (bien exprimido en la literatura o cine, recordemos Atracción fatal, por ejemplo), es aquí retorcido para extraerle todo su lado más enfermizo, consiguiendo una obra asfixiante, terrorífica, que nos mantiene en una constante de locura y tensión. Sabida era la habilidad de este autor para dejar al lector expectante a lo largo de una serie, pero en un solo volumen esa capacidad se condensa y agudiza hasta que la ansiedad se mezcla con la zozobra de lo desconocido para llevarnos directamente al miedo. Un buen ejemplo de cómo las obras que llegan de Oriente están revolucionando el género. (3)
Y la tercera, la curiosa Cat Shit One, de Motofumi Kobayashi (Glenat), que narra a modo de documental episodios de la guerra de Vietnam siguiendo a un comando de operaciones especiales de los marines americanos. Kobayashi contrasta el naturalismo de las situaciones, basadas siempre en hechos reales, con la elección de representar a los soldados como conejos y a los vietnamitas como gatos. Una opción discutible, tanto por la referencia directa al Maus de Spiegelman como por la asimilación de las tropas americanas como conejos a manos de los gatos, una visión que puede entenderse sólo desde el punto de vista de los americanos, pero difícilmente desde una perspectiva distinta. Pese a todo, puede ser una lectura interesante para los aficionados al género bélico y los interesados por el conflicto vietnamita. (1+)

15 Comentarios en “Algunas lecturas del Salón del Manga

  1. La elección de marines representados como conejos es la más lógica del mundo. Pregúntale a un chaval de dieciocho años al que obligan a ir al culo del mundo, a luchar en una guerra que no es la suya, como se siente metido en una selva llena de gente cuyo único objetivo es matarlo.

  2. César on 1 noviembre 2005 at 1:16 said:

    Voy por la mitad del MW. Estoy completamente atrapado por la maestria de Tezuka, el modo de narrar, la historia en si, su crudeza y franqueza a la hora de tocar ciertos temas… Voy a hacer unas pregunta envenenadas, pero que me llevan rondando por la cabeza toda la tarde… ¿es esto un manga? ¿no trasciende, como otras muchas obras de todo tipo, los generos y se erige como obra propia? ¿es Tezuka un genero en si mismo? Yo, personalmente, contesto afirmativamente a las dos ultimas preguntas…

    Es mi opinion, ¿cual es la del resto?

  3. Manga yo lo entiendo como denominación de origen.

    Comic hecho en Japón y ya está.

  4. laputalavirgen on 1 noviembre 2005 at 9:51 said:

    mochizuki es un tío que mola, un verdadero friki, tuve la suerte de conocerlo y a parte de enrodallete(al menos con aguante)es un genio, está en esa línea entre genialidad y locura(vaga impresión que me dio), a ver si algún día nos llega esa obra suya de unas motos con cabezas… no sé que clase de historia puede desarrollarse en semejante contexto(y además que son unos cuantos tomos)

    le echaremos un vistazo a esa nueva obra suya

    y al comentario de césar, Tezuka es manga en estado puro, es Tezuka un género propio dentro del manga?, yo creo que no, Tezuka redefinió(o definió incluso) el manga, pero es complicado, rompió moldes o creo un molde rompedor?, yo creo que en otro país Tezuka habría quedado como el artista que por excepional se habría quedado solo pero en japón hay mucho arte, es un país que por particular más parece otro mundo, y en ese otro mundo hay muchos otros extraterrestres, Keiji Nakazawa creaba Hiroshima, una obra muy Tezuka, pero que no deja de ser manga en estado puro

    Tezuka puso la semillita y el árbol ha crecido, se ha ramificado mucho pero su sabia lo impregna todo, le habrán salido hijos bastardos sí(u hojas "reverdes" por seguir con la analogía)pero míralos como esporas que caen en la corteza y crecen más o crecen menos. A buen seguro esas esporas, las traiga el viento del este o del oeste, van a parasitar del rey del jardín, así que no erramos si lo consideramos parte de Tezuka. Si quieres ser buen jardinero lo mismo estirpas hongos y podas alguna que otra rama pero no harás otra cosa que trabajar con el árbol

    la confusión puede venir porque Tezuka es tan puramente manga que cuando entras en odiosas comparaciones te das cuenta de que ya no se hacen obras así, es lógico, son clásicos y los clásicos clásicos son, son el espejo en que mirarse pero hay tantas posibles reflexiones en torno a la materia que si tratas de superponer imágenes te darás cuenta de que todo es ilusión, de que las cosas no acaban de encajar, nos quedará entonces el fácil consuelo de saber que todos estamos hechos del mismo material, algunos no se conformarán con lo fácil y querrán buscar nuevos ángulos de visión, adoptarán nuevas posturas(géneros), se vestirán de uno u otro modo(influencias extrañas), incluso escaparán del marco(dibujantes expatriados, artistas errantes), pero siempre que volvamos al espejo veremos que la imagen sigue ahí, es esencial

    Tezuka es el manga, y es difícil encontrar otro género, disciplina o lo que sea a que poner un nombre tan claro, pero estoy seguro que haberlos los hay.

    Puede sonar a cabreante sacrilegio hacer creer que un artista sea el padre del arte, no por el enigma del huevo y la gallina, si no porque personificar una idea es crear a la persona ideal, perfecta, es creer en Dios, y vivimos en una sociedad aconfesional. Creo que con Tezuka debiéramos hacer una excepción y reverenciarnos sin vergüenza hacia el dios sol rojo con un manga por biblia rezándonos un fénix por la mañana y dos o tres Adolf antes de dormir.

    Para mí Tezuka es el manga y el manga es Tezuka, lo veo muy sencillo, cuestión de fe, supongo.

    Bujismo to the power.

    Saludos membrales.

  5. Entonces, junto este "MW" y "Adolf", ¿qué otras obras de Tezuka deberían estar en las estanterías de todo quisqui? Y no vale decir todas :) .

  6. Jesús Cuadrad on 1 noviembre 2005 at 13:55 said:

    >>>al que obligan a ir al culo del mundo>>>

    ¿Quién dice que le obliga?

  7. ¿Tezuka hace historieta?

    No sé… ¿Orson Wells hace cine? Lo de Cervantes ¿era literatura o trascendía "el género"?

    ¡A ver si va a ser que no y yo había estado equivocado todos estos años! ;-)

    Hablando de otra cosa, yo no diría que los personajes de Tezuka pequen por exceso de ser "teatreros". A mí en particular, al contrario, una de las muchas cosas que me encantan de este autor es su maravillosa capacidad de transmitir mensajes sutiles, ante los que hay que estar atentos a los detalles, con actores que no lo son en absoluto, quiero decir, que te abordan con cargas de profundidad en forma de gestos desorbitados, excesos, histrionismos, poses en las que literalmente se desgarran a lo largo de la página…

    Aaaah… ¡los putos maestros! :-)

  8. laputalavirgen on 1 noviembre 2005 at 18:10 said:

    obras claves de Tezuka muchas, con cualquiera acertarás pero yo me pillaba BUDA, está completa, Fénix está bien pero por su estructura puede ser un poco más mareante, y su edición será igual, Tezuka estuvo toda la vida con ella, y no la terminó, bueno más bien no le dio un claro final pero la obra estaba destinada a ser eterna

    Black Jack no la leí así que no te la recomiendo pero todos dicen que es muy buena y por algo será

    Así pues te recomiendo BUDA, va muy en la línea de Adolf, así pseudo-histórica… aunque con mucho más rollo claro, es fantástica, y en los dos sentidos

    Si no lo tienes claro échalo a suerte, seguro que aciertas

    Saludos membrales

  9. Black Jack está muy entretenida, porque son episodios autoconclusivos. Yo he leído cinco o seis tomos y la recomiendo (aunque mejor esperar la reedición que prepara Glénat para 2006).

  10. David Cuadrado on 1 noviembre 2005 at 19:27 said:

    Cat shit One ha sido para mí una decepción, por maniquea, proamericana e irreal. Tiene que ser bastante interesante para todos aquellos interesados en tácticas, armamento y jerga de la guerra de Vietnam, pero para los que no lo somos resulta muy previsible y poco objetiva. Lo mejor de la obra son las páginas de texto en las que sí que se va un poco más allá del heroicismo americano de la unidad protagonista que resulta siempre ilesa de las más díficiles misiones. Lo que yo no acabo de entender es cómo los yanquis no ganaron fácilmente la guerra con semejantes héroes inmortales en sus filas.

    Si queréis saber lo que es la vida en un ejercito o lo que fue la guerra de Vietnam para los soldados americanos haceros un favor y visionar La chaqueta metálica, me lo agradeceréis.

  11. Cifras oficiales de asistencia al salo del manga de este año: 63.000 personas (segun El Periódico).

  12. Bueno, pues sigo pensando que representar como un conejo a un soldado de reemplazo en la guerra de Vietnam es una buena metáfora de la realidad, lo que tiene que pasar por la cabeza de un chico en una situación así no será sentirse como el puto Rambo. Pero me refiero a la realidad, claro. El manga en cuestión es, ciertamente, una pijada. Esto me pasa por precipitoso.

  13. eduardo,(yo) on 2 noviembre 2005 at 7:52 said:

    Gib,te recomendare una cortita para empezar,(solo son dos tomos).

    Ayako.

    Sencillamente genial.

    Personalmente Buda se me hace larga y aburrida.

    (cielos,cometí un sacrilegio)

  14. ¿Alguien sabe si hay previsto sacar algún DVD con series clásicas de Tezuka tipo Astroboy o "El rey de la selva"? Creo que el pack de Astroboy que hay a la venta es reciente, muy posterior a Tezuka

  15. Jesús Cuadrad on 2 noviembre 2005 at 12:44 said:

    >>>Y no vale decir todas >>>

    Todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation