Día de Muertos

En esta vida hay que ser coherente, que no es que sea necesario, es más, de hecho la mayoría de las veces es poco o nada conveniente si uno quiere progresar en esta vida, pero si se cumplen las reglas de la coherencia a uno siempre le queda aquello de que su epitafio rece “fue coherente hasta el final”. Y como ayer se celebraba el Día de los Muertos (que no Jalogüín, por favor, el Día de los Muertos queda mucho más ceremonioso y grandilocuente), me preparé consecuentemente. Primero, enamorándome de la Novia Cadáver de Burton, una película encantadora y maravillosa, un delicioso cuento de miedo lleno de detalles (que sí, que tiene mucho que ver con el excelente corto de René Castillo, pero también sus diferencias, uno más buñueliano, otro más deudor de la narrativa decimonónica, pero dos obras soberbias, en resumen).
Y segundo, leyendo tres obras seguidas del gran genio de lo encantadoramente siniestro: Richard Sala.
Comencé con la que más miedo me daba: la adaptación de Drácula con textos de Steve Niles que publica IDW. Y miedo me daba con razón, aunque con remedio de cataplasma. Con razón porque Niles sólo hace una apresurada versión de la novela de Bram Stoker y con remedio porque se pueden obviar los textos y disfrutar directamente de las ilustraciones de Sala. Aunque la cataplasma deja sabor agridulce en cualquier caso, porque aunque me guste mucho el estilo de Sala, parece perder esa dulce pero cruel inocencia que invade Peculia, quizás demasiado preocupado por la importancia del referente literario, reteniéndose en su habitual estilo. Queda al final una especie de cuento ilustrado que pudo ser mucho mejor una lástima.
Afortunadamente, me quedaban dos cartuchos en la recámara que me hicieron disfrutar como alma en pena. Primero con The Chuckling Whatsit, una delirante comedia detectivesca en la que un atribulado periodista tiene que investigar el secreto que yace tras el asesinato de una serie de astrólogos y adivinos. Una puerta para entrar en un mundo de asociaciones de criminales, venganzas y amores que trascienden la barrera del tiempo, elegantes criminales de guante blanco y seductoras damas que se anuncian el horror con una deliciosa frase en francés… Un pupurrí en el que Sala se mueve como pez en el agua, jugando al pulp con influencias de la literatura popular decimonónica de terror, desde Poe a Hoffman, con un humor socarrón pero delicioso con el que atrapa al lector desde la primera página, manteniendo siempre la intriga y la tensión con mano firme. A lo que hay que añadir su estilo a medio camino entre el grabado clásico, lo naf y el expresionismo de Grosz, que define un forma personalísima de entender el dibujo. Un excelente método de pasar un buen rato con una lectura inteligente y divertida.(3+)
E idénticas palabras se pueden decir de Mad Night, una especie de nueva entrega de las aventuras detectivescas que se inician en el volumen anterior y en el que esta vez el protagonismo lo toma la joven estudiante Judy Drood, descarada y decidida como pocas, que se lanza junto al atolondrado Kasper Keene a investigar los extraños crímenes que se suceden en el campus. De nuevo, Sala es capaz de de crear un suculento cóctel en el que aparecerán desde extrañas sectas de seductoras jóvenes piratas a nazis escondidos en busca de la eterna juventud, atrapándonos de nuevo en esa extraña tela tejida con un pastiche de géneros que une lo detectivesco con el terror y el misterio, en un circo de personajes tan inolvidables como la Tía Azalea, la marioneta líder de las piratas o el terrible Máximo Ibex.(3+)
Dos excelentes tebeos que esperemos sean publicados alguna vez por aquí (¿Recerca tal vez?)

6 Comentarios en “Día de Muertos

  1. ¿Quiere eso decir que los tres tebeos han llegado ya a Gotham?

    Argh… ahora a ver de donde saco el dinero para pasar a recogerlos…

  2. ignacio on 2 noviembre 2005 at 13:28 said:

    Si que estaría muy bien que lo publicaran. Desde Recerca ya se dejó dicho por esta página hace algún tiempo que publicarían una nueva entrega de Peculia. ¿Se sabe si saldrá al final o cuándo lo hará?

  3. Espectacular la novia cadáver, a veces miedo, pero riendo…

  4. En mi opinión, la historia de Burton, como es habitual en él, muy por debajo de su exquisito gusto estético.

  5. A mi me ha encantado la de Burton, vale que la historia no es la repera ni nos va a descubrir nada revolucionariamente bueno, pero joder es bonita a rabiar y la animación stop-motion de este film es sublime.

    Lo de Sala, ojala lo edite Recerca, aunque me parece a mi que no, sacaron uno de Peculia y luego nunca más se supo de continuaciones. (Ojala me equivoque)

  6. Álex on 3 noviembre 2005 at 9:46 said:

    Ay, lo que me da miedo es la posibilidad de que Burton, como ocurre a menudo, haya desperdiciado los materiales para hacer un peliculón. En ese sentido, el comentario de Belano no es demasiado alentador… En fin, tengo muchas ganas de que me guste, pero la propia "Charlie y la fábrica de chocolate" tampoco da muchas esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation