De alucinógenos y alucinados

Después de mucho esperar, por fin se publica en forma de recopilatorios uno de los tebeos clásicos del género superheroico de los 80: la JLA/JLE de Giffen, de Matteis y Maguire.
Una década extraña para el género de superhéroes, porque parece como si los tímidos intentos de hacer madurar los temas que se tocaban en los comic-books durante los setenta hubiesen llevado a una única pregunta: ¿cómo sería un superhéroe en el mundo real? Es decir, ¿qué pensaría cualquier ciudadano de a pie de un señor que se enfunda en unos leotardos y se pone a repartir mamporros a diestro y siniestro para defender el bien? Enunciado así, la respuesta es obvia: está loco. Sólo que esa respuesta puede tener dos interpretaciones: es un psicótico peligroso y mejor encerrarlo en un manicomio o está chalado, un alucinado al que lo mejor es darle la razón y reírse con sus tonterías. Respuestas ambas que dieron lugar a dos de los mejores tebeos de superhéroes de todos los tiempos. La primera, al espléndido Watchmen de Gibbons y Moore, del que no hace falta ni hablar y la segunda a la divertidísima Liga de la Justicia Internacional de Giffen, deMatteis y Maguire, reeditada ahora por Planeta DeAgostini.
Y es que este trío de autores tuvo muy claro desde el principio que lo mejor que se podía hacer con los señores enpijamados era reírse con ellos, siguiendo a rajatabla las normas del género, pero potenciando el ridículo de las situaciones. Así, la LJI se dedicaría a salvar el mundo/universo conocido de terribles villanos, como debe ser, pero dejando entrever en todo momento la parte menos épica y más cazurra de la historia. Nada mejor que fijarse en los maestros para aprender y en esto del humor, la palma se la llevan sin duda Tex Avery y Chuck Jones, los grandes genios de la Warner. Giffen y de Matteis tuvieron claro desde el principio que el gag clásico no era suficiente, que debía mantenerse gracias a unos diálogos elaborados e inteligentes, que llevasen al lector y lo dirigiesen al momento álgido, manteniendo el ritmo de los gags, la clave del humor. Pero tenían claro también que un tebeo de superhéroes de bustos parlantes no se sostiene… a no ser que esos bustos parlantes sean algo más. Y Maguire aportó ese algo más. Un dibujante que no brillaba especialmente pero que tenía una habilidad destacada para la gestualidad facial. El ingrediente que faltaba para que el cóctel fuese perfecto. Uniendo unos diálogos chispeante y el sorprendente catálogo gestual que era capaz de desplegar Maguire, la LJI se convirtió pronto en uno de los tebeos más divertidos de la década. Poco importaba que el personaje tratado fuese un desconocido o el hierático Batman, todos tenían un lado “oscuro” que explotar. La infantilidad del capitán Marvel, el machismo de Guy Gardner, la incompetencia de Blue Bettle, la ingenuidad de Booster Gold… todos y cada uno de los superhéroes clásicos tenían un talón de Aquiles al que atacar y que permitiría un contraste que mueve invariablemente a la carcajada. Hasta el serio e imponente Detective Marciano tiene su momento de incontinencia por las galletitas Oreo. Pero era también el punto de anclaje para desarrollar una personalidad clara de los personajes, más allá del maniqueismo clásico al que estábamos acostumbrados.
Pero es que, para colmo, Maguire fue puliendo su estilo y mejorando a cada número, mientras que el tándem Giffen-DeMatteis lograba un maridaje casi perfecto a los guiones, consiguiendo con el tiempo que la serie se convirtiese en mítica. Una demostración clara de que la continuidad, el respeto a la tradición del personaje y demás factotums de los aficionados de pro son zarandajas cuando se hace un tebeo bien y con el que disfrutar.
La LJI es uno de esos tebeos para divertirse sin ningún tipo de prejuicio. Da igual que se hayan leído tebeos de superhéroes antes o no. Las risas están aseguradas. (4)

Y ojito también al tercer volumen del Cuarto Mundo de Jack Kirby, que comienza con el delirante Forever People, una especie de transposición de los principios de la cultura hippy a la filosofía megaloépica del alucinógeno universo Kirbyano. Una marcianada, estoy de acuerdo, pero en manos de Kirby vuelve a ser una apuesta apasionante si consigues entrar en sus reglas. Y si no lo consigues, aún así vale la pena comprar este volumen por la primera de las historias, perfecto ejemplo de uno de los momentos más kafkianos de los ejecutivos de DC, que decidieron que “el Rey” no dibujaba a Superman acorde con los cánones estéticos impuestos por la compañía y sustituyeron sus dibujos por otros que siguiesen el estilo de Curt Swan. Autores clásicos como Al Plastino o Murphy Anderson corrigieron todas las apariciones del kryptoniano para que tuviese una apariencia más “coherente”, logrando uno de los pastiches más alucinantes de la historia de DC.

22 Comentarios en “De alucinógenos y alucinados

  1. Que bueno es el JLA/JLE … Un tebeo de los que crean afición (pero de verdad, no es una frase hecha)

  2. Pues yo no he conseguido encontrarlo en Bilbao, espero que llegue.

  3. JLA/JLE es sin duda uno de las mejores sagas del comic.

  4. >>Hasta el serio e imponente Detective Marciano tiene su momento de incontinencia

    ¿¡¿CÓMOOOOOOO?!?!

    >>por las galletitas Oreo.

    Ah, bueno…

  5. ¡Qué grande la JLA/JLI! Esta serie no la leí en su momento pero creo que en los próximos meses voy a disfrutarla mucho. Lástima que el primer Annual no venga recopilado y que se haya anunciado una subida de precio. ¡Cómo si no bastara pagar casi 9 euros por comics publicados en los ochenta y en formato reducido!

    ¿Alguien sabe cuantos números realizaron el tandem Giffen-De Matteis-Maguire (al que seguiría Hughes)? Basicamente es para hacerme una idea aproximada del número de tomos de los que constará la colección, algo que debería haber anunciado Planeta a decir verdad.

    Saludos.

  6. Tomás on 19 diciembre 2005 at 18:56 said:

    Gib, hablando de memoria me parece que Maguire estuvo en la colección menos de 20 números (eso sí, dibujó el número de despedida de la colección unos añitos después); y antes de llegar Adam Hugues tienes unos números con Ty Templeton, todo muy recomendable.

    En cuanto al número, a no se que tengas que encargar estanterías, yo no me preocuparía: son tebeos estupendos, y cuantos más salgan mejor para ti. Si quieres echar cuentas, hazte a la idea de 63 números de la JLI, unos 30 de la JLE, más media docena de anuales y otros tantos de la JL Quarterly (estos tienen unas 64 páginas cada uno). Y las dos miniseries que han salido hace poquito, que supongo que también caerán por aquí.

  7. No conocía eso de la sustitución de los "supermanes" de Kirby… Vaya decisión equivocada…

    Por cierto, os invito a leer los últimos posts del año en El Francotirador, donde también reseñamos el tomo de JLA/JLE y damos nuestra lista con lo mejor del año.

  8. Dos grandes tebeos, especialmente el de JLA, muy recomendables ambos desde luego, lastima de ediciones, sobre todo lo de Kirby una vez más en B/N.

  9. David Cuadrado on 19 diciembre 2005 at 20:37 said:

    Gran tebeo!! Aún recuerdo como me descoj… cada vez que leía las desventuras de estos descerebrados, entre los que había el mejor tándem de la historia de los supes: Blue Beetle & Booster Gold. Sin olvidar el descacharrante matrimonio de Mr. Miracle con Big Barda… Un cómic redondo donde los haya. Palabrita.

  10. Según la sección de consultas de Planeta, publicarán ese Annual 1 "en otra colección".

  11. sospechas: no envejece.

    Lo leí entonces, lo leeré de nuevo. Y seguro que está fresco como el primer día

  12. Acabo de leer el tomo de kirby y ha resultado tan entretenido como los otros dos… eso si, el superman canta una barbaridad q no es suyo :)

  13. JLA/JLE: CLáSICOS con mayúsculas. Si alguno es tan fanático como yo de está etapa le recomiendo que, si puede, le ponga las manos encima al JLA 80-Page Giant #1 que editó DC en 1998, donde Giffen (sin DeMatteis) y Maguire revisitaban "su" JLA en una historia de 10 páginas absolutamente hilarante.

  14. Dicker on 19 diciembre 2005 at 23:51 said:

    Si me lo permiten, creo que muchos dudaron y dudan de poner la JLI al mismo nivel que Watchmen, Sandman o muchos otros comics, primero por ser un tebeo de superheroes, y segundo por ser humorístico.

    Creo que el calificativo de "Obra maestra" es más que acertado para esta etapa de la JLI, por todos los buenos ratos que nos hizo pasar, porque tambien tuvo sus ratos serios, porque el trabajo al guión fue magnífico, porque por ella pasaron los mejores dibujantes del momento (Maguire y Hughes), porque los personajes eran símplemente brillantes (gardner, beetle, booster, LOrd Manga khan, L-Ron, etc etc etc….

    Y eso.

  15. Iñaki on 20 diciembre 2005 at 0:19 said:

    BWAH-HA-HA-HAH!!!

  16. Aquí está el material de la etapa Giffen que publicó Zinco (quedó algo inédito, un par de Quarterlys…). Son más de cien comic-books:

    http://info.dreamers.com/i/articulos/e/550/p/arti

    Recomiendo la compra a todo aquel que todavía no tenga la serie, aunque yo por mi parte, vista la relación calidad-precio y (sobre todo) la omisión de material, no voy a comprar la colección ni a jubilar mis cuadernillos de Zinco: prefiero esperar otros quince años a una edición en condiciones

  17. ¿Y se sabe si tienen intención de intercalar cronologicamente los "Justice League Europe"? Es que llamandose la colección "Clásicos DC: JLA/JLI" y siendo Planeta todo es posible.

    Saludos.

  18. The Question on 20 diciembre 2005 at 12:10 said:

    "¿Y se sabe si tienen intención de intercalar cronologicamente los

  19. Claro, es que saltándose el Annual #1, que debería ir entre los números 4 y 5 -si no me equivoco- recopilados en este primer tomo, Planeta da gran confianza a sus lectores, vamos. Y no me vale conque se haya decidido rehubicar dicho Annual en otra colección, que en donde le corresponde es en esta.

    Saludos.

  20. The Question on 20 diciembre 2005 at 22:39 said:

    Polémicas aparte, creo que en el tema de los anuales (de cualquiera) tenemos lo que nos merecemos. De una manera u otra hemos permitido que nos colaran los anuales dentro de las series regulares (muchas veces suprimiendo historias de relleno) y actualmente es algo totalmente asumido que los anuales no pueden ir 'sueltos' (que ya se que no es el caso de la JLA) y que deben publicarse junto a la serie central.

    Reivindico los anuales fuera de la colección para que los que no son seguidores habituales de un título determinado tengan la ocasión de leer especiales fuera de la serie. Y a los que abogamos por el respeto a la serie original nos lo publiquen en las mismas condiciones.

  21. > Reivindico los anuales fuera de la colección

    Siempre y cuando sean aventuras independientes. Pero en algunos casos (como el de la LJI, mismamente) hay anuales que presentan personajes y situaciones que se desarrollarán en la serie principal y también en otras ocasiones la subtrama que se ha desarrollado en la serie mensual concluye en un anual

    Además, que no estamos ante una edición estándar, sino ante una recopilación teoricamente compacta y homogénea, ¿no?

  22. Arturo Miguez on 21 diciembre 2005 at 23:50 said:

    Pues si esta serie fue buena, las dos últimas miniseries "Formerly known as Justice league" y "I can

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation