Solteros y treintañeros

Curiosa la historia de La teoría de los solteros. Tras el do de pecho que supuso Vivamos felices sin parecerlo, el extraordinario cuarto álbum de la serie de Mr. Jean, Dupuy y Berberian se encontraron con la necesidad de contar historias sin estar constreñidos por la limitación de páginas. La estructura clásica del álbum francés, de 48 páginas, suponía un planteamiento milimétrico de la narración, que obligatoriamente se superpone a las necesidades de la historia. Un corsé que los autores precisaban superar, dejar a sus personajes evolucionar sin esas fronteras, que fueran ellos los que marcasen los duración de la historia y no los imperativos de mercado. La teoría de los solteros se planteó como un experimento dentro de la serie, volviendo a la estructura de historias cortas de los primeros álbumes, pero sin ninguna acotación a su longitud. De hecho, se dice, se rumorea, que los autores tenían previsto que este álbum apareciese en formato libro publicado por LAssociation. Una intención que parece espantó a Humanoides, la editorial que estaba publicando la serie con un importante éxito de ventas, lo que motivó la creación de la colección Tohu Bohu, que mimetizaba las características de los libros de LAssociation y permitiría que su preciado personaje no transitase a otras editoriales (vano, intento, en unos años la serie recalaría en Dupuis).
Un previo que permite entender todavía mejor, si cabe, el excelente resultado que obtuvieron con este álbum. Los autores se sintieron liberados del “peso” del álbum y recuperaron la frescura de los primeros tres álbumes de la serie, pero con la carga de reflexión del cuarto aparecido hasta ese momento. De hecho, la acción que transcurre en este álbum se situaría a medio camino entre el tercero y el cuarto (los autores lo califican como el álbum 3.5 de la serie), centrándose básicamente en el personaje de Félix y su “crisis existencial” de los treinta. El contraste entre la soltería recalcitrante de Félix y la relación de pareja de Cathy y Jean permite a los autores reflexionar sobre el amor y el mundo de la pareja, siempre desde ese sanísimo humor que impregna toda la serie, inteligente, lúcido y mordaz. Las nueve historias que componen el álbum son un perfecto retrato de la generación de treinta y tantos, de sus problemas, neuras, filias y fobias, contadas desde la cotidianeidad, dejando abierta la reflexión del lector en esas conversaciones entre amigos en una terraza, que pueden llegar a la fascinante teoría de los calcetines apestosos de Félix. Todo sin olvidar en ningún momento cómo tomarse con humor los problemas de pareja (no os podéis imaginar qué cosas se pueden hacer con una tostadora) o las crisis creativas (o de cómo un chihuahua puede actuar de musa aplastada).
Un excelente tebeo, que supone la cumbre la serie junto con Vivamos felices sin parecerlo, en el que Dupuy y Berberian se muestran especialmente inspirados con un dibujo que transpira fuerza, vitalidad y frescura y que, además, es terriblemente divertido.
Por cierto, excelente edición de Bang, que corrigió el título previsto de “Paridas de solteros” por este mucho más acertado de “La teoría de los solteros” (lo que no entiendo es el cambio de colores de la portada, que se han intercambiado respecto a la edición francesa, que queda más bonita, todo sea dicho, aunque no tenga ninguna importancia). (4)
Enlace: proceso de elaboración de una de las páginas

8 Comentarios en “Solteros y treintañeros

  1. Alpargatus on 21 Diciembre 2005 at 10:00 said:

    A destacar no solo el libro de los solteros, ya que es excelente la selección de la colección "Chispa" de esta modesta, pero nunca bien ponderada, editorial. Héroe o Siempre podemos ser amigos, de Flix y Mawil han sido dos de las obras que más inmerecidamente han pasado desapercibidas este año.

  2. ¿Excelente edición?¿La has leído? Contiene faltas de ortografía, puntuación y acentuación a mansalva. Estoy asombrado y disgustado por lo que últimamente viene siendo más que habitual en algunas editoriales.

    Yo he contado más de cien errores.

  3. Cierto. Por fuera es bonita pero tiene cosas que chirrian. A ver si van mejorando.

  4. Enrique B on 21 Diciembre 2005 at 11:05 said:

    En mi opinión hay corsés que dejan muy buena figura…

    Vamos que me quedo con los álbunes y su encaje milimétrico, creo que es otra de las delicias de la serie.

  5. Álvaro on 21 Diciembre 2005 at 11:12 said:

    Upps!, la verdad es que me lo he vuelto a leer en francés y de la edición española miré la calidad de reproducción. Me la leo esta tarde y pongo algo…

  6. En todas las editoriales, Juanjo. El que sea inocente que tire la primera piedra. Lo que no justifica a los chicos de Bang!, porque este tomo tiene multitud de faltas de ortografía. Nada, a seguir trabajando para mejorar…

  7. Lo de las faltas de ortografía, fallos mecanográficos y malas traducciones es cada vez más frecuente, por desgracia.

    Pero a lo que vamos, estupenda serie, estupendos autores; restricciones presupuestarias me ipiden comprarme este tomo hasta dentro de unas semanas,pero lo tengo en la recámara.

  8. Vaya, parece que nos hemos sincronizado ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation