Carles Santamaría, nuevo director de FICOMIC

Según anuncia Europa Press, el periodista Carles Santamaría es el nuevo Secretario General de FICOMIC, en sustitución de Pilar Gutierrez, que seguirá dentro del staff técnico de Ficomic, aportando su experiencia durante muchos años al frente de la institución.
Santamaría será, por tanto, él el nuevo director de los dos salones que organiza esta institución en Barcelona, una labor que ya desarrolló en los años 1995 y 1996.
Un cambio importante, impulsado por el comité ejecutivo de la institución, que busca una mayor implicación de Ficomic con la industria, más allá de la organización de los salones, confiando esta nueva dirección a una persona de probada valía dentro del mundo del tebeo y con una larga trayectoria como periodista y técnico editorial.

Una de enlaces

Seguro que en estas fechas navideñas estáis con pocas ganas de trabajar, pues nada a fomentar la neglicencia laboral…
– La editorial Pocas Páginas estrena web, muy bonita todo sea dicho.
– La librería Atom Cómics de Madrid mantiene un weblog donde se da información de novedades y bastantes enlaces interesantes.
– El espacio de blogs de MSN se está llenando de weblogs dedicados al tebeo. Ojito que vienen con fuerza, como La fortaleza de la soledad de Ryosuke.
GDOBlog, la Guía digital del ocio dedica siempre un espacio a los tebeos, además de a la música, cine, ilustración, literatura…
Tinta y lápiz es un weblog con fichas de autores y recopilación de entradas de la red. Se pueden descubrir en él verdaderas perlas.
– El periodista onubense Gerardo Macías estrena weblog, Elegidos para la gloria.

Lecturas turrónicas (VI)

Siempre digo que hay que esperar hasta el último minuto para hacer listas de lo mejor del año. Oculto tras una esquina, disimulado bajo un montón de tebeos se puede encontrar esa obra que te deje pasmado, maravillado. Y si hace anteayer os hablaba maravillas de El Libro de Muñoz y Sampayo, hoy me toca elogiar Exterior Noche, de Gipi. Un autor de poca obra pero que está acumulando ya todo tipo de críticas laudatorias con apenas tres obras en el mercado.
Y no es para menos, porque Exterior Noche es de esas obras que uno termina con tristeza, apenado por esa última página en blanco que marca el final del álbum. Exterior Noche recoge seis historias muy diferentes, que van de la contemplación a lo social pasando por la fantasía. Historias de recuerdos nostálgicos de la niñez, de denuncia del tráfico de inmigrantes clandestinos y su trato, de mágicas caras que aparecen en un lago o de la marginación de las calles de los barrios más pobres. Muy diferentes, pero que coinciden todas en una aproximación muy personal, en la que el lector se une al narrador de la mano cual fantasma que transita por esas historias, como un invitado no deseado, un voyeur que espía las historias con miedo a ser descubierto. Historias de fuerza y garra, vitales, que son amplificadas por el impresionante tratamiento gráfico de Gipi. Con su oscuro bitono azul, las páginas de Exterior noche tienen una belleza impactante, que gana al lector desde el primer vistazo. Una compleja técnica que mezcla óleo con papel vegetal para conseguir un efecto único, con un tratamiento de la iluminación soberbio. Las viñetas de Gipi transcienden de la página, tienen vida propia, podemos sentir el movimiento de las aguas, el ulular del viento o la lluvia en la cara. Es un dibujo visceral que automáticamente conecta con nuestro estómago, es imposible no dejarse llevar por él. El resultado final son historias que nos dejan extasiados, deslumbrados por su sensación visual y encogidos por la belleza de las historias que cuenta. Resulta sorprendente que Gipi apenas tenga obra publicada y sea capaz de lanzar semejante primera obra, que hace casi obligatorio reivindicar desde ya el “Apuntes para una historia de guerra” publicado por Actes Sud y Coconino. (4)
Enlaces: la web del álbum (en italiano) y el weblog del autor.

El mayor coleccionista de cómics del mundo

Cargadito me ha llegado el pedido del Previews de este mes. A saber, nada más y nada menos que el Wimbledon Green de Seth, el segundo recopilatorio de Plastic Man de Kyle Baker, el esperado número 16 de ACME Novelty Library de Ware (que ya es directamente un libro más de la serie recopilatoria) y el precioso y fastuoso Daydreams and Nightmares de McCay que ha reeditado Fantagraphics (y sí, la extra a tomar por culo, ¿qué pasa?)
De momento, sólo he podido babear (con las debidas protecciones, of course) con las ilustraciones de McCay, fabulosas e impresionantes, y leer ese curioso experimento con el que Seth se ha descolgado llamado Wimbledon Green: The greatets comic-book collector in the world. Un libro de experimentación, donde Seth usa con un férreo formato de 12 diminutas viñetas por página (que llegan en algunos casos a ser 20), apenas esbozadas, con un dibujo caricaturesco simple pero efectivo, jugando a superponer historias, fragmentos que componen una globalidad mayor y que sólo tienen sentido de su unión. Siguiendo la lección de Clowes (que ya lo ha ejercitado con éxito en Ice Haven), tal y como reconocer en la introducción, Seth crea un personaje carismático, un millonario coleccionista de comics-books claramente inspirado en la figura del disneyniano Tío Gilito y, a su manera, corre increíbles aventuras en pos de raros e inencontrables ejemplares únicos. En dura pugna contra otros coleccionistas de igual nivel, Green no duda en hacer uso de la más moderna tecnología, y siempre con la ayuda de su fiel chofer hindú consigue lograr sus objetivos. Un divertidísimo libro que esconde en sus diminutas viñetas gigantescas bombas de relojería contra la industria actual del comic-book y la locura coleccionista-compulsiva-acumuladora. Libreros, editores, coleccionistas, el mundo del tebeo está fielmente reflejado en esta mordaz parodia que no deja títere con cabeza. Pero es que si divertido es el libro, todavía más interesante es ver la habilidad con la que Seth consigue solventar una brillante composición narrativa sometida a una estructura tan limitante como la de 12 viñetas por página. Con ese juego de historias que se van sumando, el autor logra una perspectiva variada de la historia, introduciendo dudas sobre la personalidad real del famoso coleccionista y aportando a la historia desde misterio y complejidad.
Un libro extraordinario que, esperemos, se edite aquí con la calidad con la que Drawn & Quaterly ha firmado la edición americana, encuadernado en tela con impresiones doradas, esquinas redondeas… un edición de lujo. (4)
Un par de enlaces: una preview de cinco páginas del álbum y una entrevista con Seth.

Crumb vs. Amazon

Atentos a la noticia porque tiene enjundia: Robert Crumb ha denunciado a la todopoderosa Amazon.com por el uso indebido de su famosísimo dibujo “Keep on trucking”. Parece ser que hasta 2003, la página usaba esa imagen cuando se producían búsquedas sin resultados, acompañando a un texto explicativo. Según comenta la noticia, la imagen fue retirada por la empresa, pero no se ha podido llegar a ningún acuerdo sobre la compensación por el uso de la imagen, registrada por Crumb.
Por cierto, que como anécdota, la noticia del L.A. Times comenta que mientras tanto, Crumb se encuentra en su retiro del sur de Francia terminando su nueva obra, ¡una versión ilustrada del Génesis!
Me parece que voy a usar menos imágenes de Crumb para ilustrar las entradas a partir de ahora… :(
Gracias a J.I. Martínez Carrion

Steve Rude Ediciones

Parece que Steve Rude dará definitivamente el salto a la autoedición. El dibujante, harto de pasar por editoriales, ha decidido que creará una nueva editorial que dará salida a la continuación de su actual serie The Moth y a la esperada vuelta de Nexus, con Baron de nuevo a los guiones.
Una conclusión lógica si atendemos a la carrera de este excepcional dibujante, posiblemente el mejor que se puede encontrar hoy en el panorama del tebeo mainstream USA, pero que desde que dejó Nexus ha trufado su carrera con elecciones desafortunadas de proyectos, que en poco o nada han hecho justicia a su calidad. Verdad es que según se comenta, la personalidad de Rude es muy fuerte y ha chocado con todos los editores con los que ha trabajado, pero sea por una razón u otra, todo indicaba que Rude terminaría como una especia de dibujante maldito, siguiendo la carrera de su gran maestro, Alex Toth.
Afortunadamente, todo parece indicar que la autoedición puede ser una salidad honrosa a sus proyectos, lo que le permitirá trabajar a su ritmo y con los condicionantes que el quiera, volviendo a Nexus, su gran serie, la que le dio la fama.
En su página web comenta las posibilidades que está estudiando, que van desde la edición de dos colecciones de comic-books a una revista con los dos personajes. En cualquier caso, que tenga suerte, Mr. Rude.