Lecturas de lunes

Lunes again, invernal para más señas, es decir, de esos en los que uno se despierta y saca tímidamente el dedo gordo del pie para comprobar que, en efecto, la temperatura fuera de las toneladas de mantas es gélida, congelante. Hay que ver cómo se agiliza la mente en esos momentos, buscando diez mil razones que justifican sobradamente la abstinencia laboral.
Pero nada, ni por esas. Al final esa asquerosa conciencia nos levanta y nos arrastra a regañadientes a dignificarnos un rato. Eso dicen.
Aunque los hay que lo tienen peor, porque hoy comienzan en muchas universidades los periodos de exámenes. No sólo te tienes que levantar, sino que además es para sufrir un rato delante de una hoja en blanco. Y aunque servidor se encuentra del otro lado de la hoja en blanco, entiéndase, que estos días soy de los “malos”, me solidarizo y espero que tengan ustedes la mejor de las suertes en caso de pasar por semejante trance.
Yo mientras, sigo hablando de lecturas como si tal cosa:
“Los investigadores de lo desconocido” (pronúnciese con acento de doblaje neutro de serie de televisión de los 60), de Jeph Loeb y Tim Sale (Planeta de Agostini) es un intento de relanzamiento de los míticos Challengers of Unknown (una clásica serie de la DC considerada de forma unánime como el antecedente directo de los 4 Fantásticos) que supone la primera colaboración de estos autores. Seamos claros: no es que los posteriores trabajos de Sale y Loeb me emocionen, de hecho siempre me han parecido en exceso sobrevalorados, pero muchas eran las recomendaciones, que llegaban a recalcarme que era la mejor colaboración de la pareja, por lo que me decidí a su lectura. Y el resultado no se aparta mucho de lo que esperaba, ya que Loeb construye un flojísimo guión, bastante absurdo, en el que se olvida por completo de los personajes para recrear un nuevo supergrupo más próximo a los estándares del género. El problema no es que se olvide de los personajes antiguos, sin ir más lejos, Chaykin lo ha hecho recientemente y ha bordado una serie espléndida, sino el extravagante pastiche que Loeb construye, mezclando una tonelada de referencias que consiguen que el guión parezca más un trivial para aficionados que una historia razonable. El supuesto desarrollo psicológico de los personajes se queda en un seguido de tópicos que nunca saben a qué carta jugar, si seguir la deconstrucción de Moore o el homenaje irredento. Por su parte, Sale hace una labor correctita, sin aspavientos ni florituras, pero tampoco especialmente reseñable. Una lástima, porque los Challengers con grandes posibilidades, que representan el eslabón perdido entre los héroes de los pulps y los superhéroes. Olvidable. (1-)
-Una lectura de la que iba muy atrasado era la de La Mazmorra, de la que Norma acaba de editar una nueva entrega de Festival, lo que me ha permitido leer de forma seguida los dos últimos álbumes de esta subserie que se dedica a los eventos ocurridos entre el primer y el segundo álbum de la serie principal. No es la mejor de las ramas de esta saga-río pero goza de todas sus ventajas: un humor fresco, un sano espíritu de reivindicación del género de espada y brujería y una imaginación desbordante. Tanto El día de los sapos como Flores y chavales son lecturas entretenidísimas, con momentos realmente brillantes, enfocadas claramente a un público juvenil pero con guiños al lector adulto, en las que el buen rato está garantizado gracias a las buenas artes de los siempre interesantes Sfar y Trondheim y a un camaleónico Larcenet que clona a la perfección el estilo de Trondheim. Una serie siempre recomendable (3-)
– Posiblemente, una de las series más atractivas hasta el momento de la colección Viñetas Negras de Glenat ha sido Europa, de Tomasz Lavric. En los dos volúmenes de la serie, Lavric afronta una interesante visión de la problemática de la inmigración desde la antigua Yugoslavia vista desde las mafias que tomaron el control tras la guerra de los Balcanes. Vestida de narración de género negro, Europa es una sórdida reflexión sobre las ilusiones frustradas de aquellos que llegan al “primer mundo” buscando una nueva vida, lejos de sus países de origen. Un relato duro, quizás menos en apariencia que la excelente “Fábulas de Bosnia” por estar amparado en la ficción, pero sólo superficialmente, ya que el mensaje que esconde Europa es amargo como pocos. TBC, Tomasz Lavric, eficiente y sólido como siempre, con un estilo clásico en la narración y en el dibujo que aporta coherencia al relato. Muy recomendable (3).

6 Comentarios en “Lecturas de lunes

  1. Caracrater on 23 Enero 2006 at 14:22 said:

    si señor, una tremenda historia la de EL Jeta en EUROPA, y de lo mejor de Viñetas Negras por ahora………alguien sabe si ese de Fabulas de Bosnia es encontrable…….

  2. EMPi on 23 Enero 2006 at 16:35 said:

    Envidio a los que todavía hacen exámenes de facultad. El día, o la tarde, del examen bien es cierto que se hacía algo tenso, pero tras su finalización uno se iba a tomar buenas cañas. En mi caso por Argüelles… en el Foro. (¡Qué barbaridad, hacía siglos que no decía El Foro!)

  3. Es La Mazmorra con más mierda literal de todas.

  4. eSeCeeRre on 24 Enero 2006 at 10:05 said:

    Hablando de "La mazmorra", ¿alguien sabe si se van a publicar los números que se han saltado de la subserie "Monstruos" (parece ser que los que aquí tenemos son los números 5, 7 y 8)?

  5. Álvaro on 24 Enero 2006 at 10:18 said:

    Sí, Norma ya había dicho que los publicaría.

  6. eSeCeeRre on 24 Enero 2006 at 10:54 said:

    álvaro, gracias por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation