El gran racionalista

Fin de semana de muchas lecturas, casi todas (excelentes) continuaciones (20th Century Boys -¡nuevo cambio de rumbo magistral!, Hellblazer, Shade, El Cuarto Mundo, Marvel Zombies, El árbol que da sombra, Astroboy…) de las que hablaré puntualmente en breve. Pero entre todas, destaca una que viene allende los mares: el recopilatorio A Disease of Language (Knockabout), que reúne en un sólo y excelentemente editado volumen las obras “mágicas” de Moore: The Birt Caul y Snake & Ladders. Dos obras sugerentes e hipnóticas, pero lo que más me ha fascinado de esta edición es la larga entrevista de Eddie Campbell a Alan Moore.
Campbell explora la faceta mágica de Moore, desde sus performances a su filosofía personal, consiguiendo la que a mi entender es la mejor aproximación a la personalidad de este autor.
Tenía mis sospechas e hipótesis pero, tras leer esta entrevista, tengo claro que Moore ha abierto una nueva línea al racionalismo. En una magistral síntesis de racionalismo y empirismo, toma conceptos del panteísmo de Spinoza y la concepción de las impresiones sensibles e ideas de Hume para pasarlos por el tamiz de la ciencia moderna, uniendo en un mismo matraz la cuántica con la memética de Dawkins para generar una concepción filosófica apasionante y compleja, en la que el conocimiento se alza como eje central de la existencia. Pero en una pirueta absolutamente genial, Moore presenta estas teorías con el envoltorio de la magia, la máxima ilusión. Lo falso envuelve la teoría, demostrando que nada es como parece ser, sino sólo como el prestidigitador quiere que lo veamos.
El de Northampton ha creado una brillante vía para estudiar el ser humano y el producto de su inteligencia, logrando que la filosofía se convierta en un paradójico juego de manos. Algunos creerán los trucos, otros puede que sean escépticos, pero lo importante es salir del teatro y ver cómo el mago manipula a los espectadores, es ahí donde se encuentra el verdadero mensaje de Moore en el que la razón y la inteligencia se alzan como los valores fundamentales, capaces de crear a su vez cualquier realidad.
Una entrevista excelente que permite, a su vez, leer El Amnios Natal (La Factoría) y Serpientes y Escaleras (Recerca) desde otra perspectiva radicalmente distinta y, me atrevería a decir, todo lo construído desde From Hell comienza a tener un sentido distinto.