Novedades Sinsentido Marzo 2006

(**)- BAOBAB #1, de Igort. Colección Ignatz. Rústica. 32 págs. B/N. PVP: 9 EUROS

(**)- LOS INOCENTES #1, de Gipi. Colección Ignatz. Rústica. 32 págs. B/N. PVP: 9 EUROS
(*)- INSOMNIA #1, de Matt Broersma. Colección Ignatz. Rústica. 32 págs. BN. PVP: 9 EUROS

(*)- MONSTRUOS DEL SUBCONSCIENTE COLECTIVO, de Zoe Berriatúa. Col. Sinmiedo. Rústica. 144 págs. Color. PVP: 17,90 EUROS

El Jueves llega a los 1500 números

Atentos porque esta semana el semanario El Jueves llega a una cifra mítica: 1500 números. Todo un récord para una publicación periódica y más para una satírica. La verdad es que los chicos de El Jueves no han hecho demasiada celebración del tema (llevado de tres divertidas páginas de Monteys) por razones obvias: hay que guardarse las energías para el año que viene, que la revista celebrará su 30 cumpleaños. :)
En cualquier caso, ¡Felicidades!

Novedades de Norma Editorial Abril

Primera lista de novedades de Norma Editorial para Abril, a falta de concretar los precios:
– Estela #8: Naturaleza humana, de Morvan y Buchet (Mejor Álbum Juvenil en Angouleme). 48 págs. Color. Rústica.
– Luuna #1:La noche de los Totems, de Crisse y Kéramida. 48 págs. Color.
– Giacomo #14: Rizos de oro, de Dufaux y Labiano.48 págs. Color. Cartoné
– Djinn #5: Africa, de Ana Miralles. 48 págs. Color. Rústica
– Tecnopadres #6: Los secretos del TecnoVaticano, de Jodorowsky y Beltran. 48 págs. Color. Cartoné
(**)– La venganza del Conde Skarbek #2: Un corazón de bronce, de Sente y Rosinski. 56 págs. Color. Cartoné
– Castlevania: El legado de Belmont, de Marc Andreyko y E.J. Su. Tomo prestigio. 17×26 cm. Rústica. 160 pág. Color.
(*)– Vampirella: Las crónicas carmesí #2, de Pepe González y Archie Goodwin. Tomo prestigio. 17×26 cm. Rústica. B/N
– Strangers in Paradise #2, de Terry Moore
(*)– Philip Marlowe: Los problemas son mi negocio, de Jerme Charyn, David Lloyd y Alfredo Alcalá.Tomo prestigio. 17×26 cm. Rústica. B/N
– Chicanos #2 :Asesinatos y muy mala suerte, de Carlos Trillo y Eduardo Risso. Tomo prestigio. 17×26 cm. Rústica. B/N
(**)– Mister X #1, de Dean Motter, Los Hernández Bros., Seth, Neil Gaiman, Dave McKean y Bill Sienkiewicz. Tomo prestigio. 17×26 cm. Rústica. B/N
(**)– Hellboy Junior, de Mike Mignola, Bill Wray, Dave Cooper, Stephen Destefano, Pat McEown, Hilary Barta, Glenn Barr, Kevin Nowlan. Edición en rústica y cartoné. Color. 120 págs. Rústica.
– Las dulces pesadillas de Emily The Strange
– Hellsing #7, de Kohta Hirano. Formato manga. 11,5×17,5cm. Rústica con sobrecubiertas. 192 págs. BN.
– La leyenda de Madre Sarah #11, de Katsuhiro Otomo y Takumi Nagayasu
– Zatch Bell! #5, de Makoto Raiku. Formato manga. 11,5×17,5cm. Rústica con sobrecubiertas. 192 págs. BN.
– Gundam: The origin #5, de Yoshikazu Yasuhiko.Formato manga. 11,5×17,5cm. Rústica con sobrecubiertas. 232 págs. BN.
– Del cielo al infoerno #9 de Oh! Great. Formato manga. 11,5×17,5cm. Rústica con sobrecubiertas. 200 págs. BN.
– Gemelas Milagrosas #8, de Nami Akimoto. Formato manga. 11,5×17,5cm. Rústica con sobrecubiertas. 192 págs BN.
– Azul, Ai Yori Aoshi #9, de Kou Fumizuki. Formato manga. 11,5×17,5cm. Rústica con sobrecubiertas. 224 págs. BN.
– ¡Ah Mi diosa! #10, de Kosuke Fujishima. Formato manga. 11,5×17,5cm. Rústica con sobrecubiertas. 192 págs. BN.

Atentos al segundo volumen del Conde Skarbek de Sente y Rosinski, pero sobre todo, ojito al comienzo de Mister X de los Hernández, el Marlowe de Charyn y Lloyd y el hilarante Hellboy Junior.

Torrezniana

A mí me da que la serie de Valenzuela interesa, porque llevo recibidos ¡1403 mails! para el sorteo de dos espléndidas colecciones completas de Las aventuras de El Capitán Torrezno. Y ojo que el plazo acaba esta noche…, ¡todavía podéis participar! (ya sabéis, con este formulario.)

Lecturas Normadas

Novedades a mogollón, y muchas lecturas, vamos con algunas de Norma:
Comienzo con Big Foot, en el que Richard Corben asume el reto de conseguir que el ramplón guión de Steve Niles y Rob Zombie se convierta en un tebeo entretenido. Y se lo ponen complicado, a fe mía, porque la inclusión del Sr. Zombie en el guión sólo hace que agravar las carencias de Niles, consiguiendo que una historia manida y previsible de “Monstruo mata papa y mama, niño se venga cuando es mayor” se convierta en un “Monstruo-mata-visceras-sangre-chump-chump-boff-boff“. Un prodigio del terror, vamos. Pero la suerte que tienen estos dos manchapapeles es que Corben es mucho Corben y consigue que las escenas de violencia tengan una fuerza brutal, que haya tensión y que, realmente se consiga una lectura entretenida sin más que deleitarse con el despliegue narrativo de Corben. Sólo hay que ver la primera y salvaje aparición del Big Foot, en una potente splash-page que sorprende al lector, y que se sigue con una composición rápida, de primeros planos de gran dramatismo. En resumen: si quieres leer un buen tebeo, pues como que no, ahora bien, si quieres aprender cómo se narra a partir de la nada, una obra maestra, oigan. (1-)
Afortunadamente, la siguiente lectura consigue reconciliarme con el género de terror, porque El Bruto: Sólo Miseria, de Eric Powell es un divertidísimo pastiche de géneros con el que se pasa un excelente rato. Powell mezcla aparentemente el género de mafias y hampones años 30 con el de zombies, pero en realidad estamos ante un conglomerado de homenajes e influencias casi continuado. Desde el estilo de los pulps a las películas de serie Z, pasando por el tebeo de superhéroes, los clásicos del terror de la EC o incluso los clásicos americanos de prensa, Powell repasa en El Bruto un montón de influencias con aire desenfadado y una evidente habilidad para la parodia, que hace de la serie un sano divertimento. El Bruto se convierte así en una especie de inteligente reverso de la recuperación del género de terror de los 90 que lideraron Moore, Gaiman y Delano, alejándose de las influencias más literarias para acercarse más a las de la cultura popular. Paradójicamente, el mayor problema que le encuentro a este volumen es precisamente su carácter recopilatorio, ya que se pierde en el conjunto la clara intencionalidad de Powell de concebir su obra como un homenaje global a los tebeos de antes, con historias cortas, anuncios falsos, disparatados correos del lector… algo que se pierde en la edición en volumen (y ojito, que lo dice un alérgico a la grapa, pero al César lo que es del César). Pese a todo, se puede pasar un excelente rato (3-).
La Isla, de Mike Mignola es una nueva entrega de Hellboy, en la que se define el origen de su mano derecha. Una entrega que encantará a los seguidores de la serie y parecerá un horror a sus detractores, habida cuenta de que la serie Mignola despierta sentimientos contrarios y pocas medias tintas. Personalmente, debo reconocer que soy un seguidor irredento de esta serie, me encanta cómo Mignola está creando una mitología propia a partir de múltiples referentes, desde los mitos de Lovecraft a la religión cristiana pasando por todo tipo de politeísmos, desde los celtas a los orientales. Un cóctel que Mignola está barajando con habilidad, contraponiendo siempre la descreída (y paradójica) personalidad de Hellboy a una inteligente exploración de las creencias humanas, eso sí, magníficamente dibujada. Entiendo perfectamente a aquellos que no encuentran ningún interés en la serie más allá de lo gráfico, pero servidor disfruta como un enano con cada nueva entrega. (3)
Y para acabar, una maravilla: el Sam Pezzo de Vittorio Giardino. Primera obra de este autor, que llegó tardíamente a la historieta (comenzó a publicar con 32 años) y que comenzó a destacar en el panorama comiquero con esta serie que se comenzó a publicar en 1979 en la revista Il Mago. Giardino se subió en su momento a la revitalización del género negro que venía desde Francia y recorría Europa para crear un personaje en la estela del Sam Spade de Dashiell Hammett, con un planteamiento argumental muy similar: las aventuras de un irónico detective privado que se mete en líos que, generalmente, no puede abarcar. El volumen que publica ahora Norma recoge las primeras historias del personaje (publicadas parcialmente a principios de los 80 en un álbum de la colección Vilán de San Román), anteriores al álbum publicado por esta misma editorial en su colección El Muro (Sam Pezzo: Shit City fue la vuelta de Giardino al personaje tras la publicación de Rapsodia Hungara, ya en Orient Express), en las que asistimos en directo al aprendizaje de Giardino. Vemos cómo cada historia supone un paso adelante en el dominio de la narrativa, en la composición y, espectacularmente, en el estilo gráfico, digiriendo influencias de autores como Tardi o Moebius para conseguir un trazo propio e inconfundible. Sin olvidar, por supuesto, unos guiones perfectamente construidos siguiendo las claves más clásicas del género negro, con la única concesión de trasladar la acción de los EEUU a su Bolonia natal. Un gran tebeo, pero que se hubiera disfrutado más en formato álbum y no en cómic-book (3+).