Lecturas falleras

Dado que de puertas para fuera de mi casa se desarrolla lo más parecido a un ataque nuclear a gran escala (o, por lo menos, por los ruidos y sonidos eso parece), me quedo encerrado en casa a leer… Toca ahora el Brune de Guibert y el Lluvia Roja de Moench y Jones.
La verdad es que sorprende sobremanera encontrarse ahora con esta primera obra de Emmanuel Guibert, realizada con un estilo hiperrealista muy próximo a algunos autores humanoides de los 80. Acostumbrados a la sencillez y síntesis de obras como La Guerra de Alan o El fotógrafo, al ver las primeras páginas de Brune casi parece imposible que estemos ante el mismo dibujante, pero es una buena manera de comprobar cómo se forma un dibujante y cómo va encontrando su estilo. Pero pese a las diferencias, la calidad de este autor está ahí: con apenas veinte años firma ya una obra de aspectos interesantes, con una calidad de dibujo indiscutible (quizás el único pero que se le puede poner son algunos problemas en las proporciones de la figura humana, que debería ser perfecta en un estilo hiperrealista), pero todavía buscando resolver problemas narrativos derivados de un estilo que le atenaza excesivamente. Afortunadamente, la historia es interesante, abordando una época apasionante, de la que ya he hablado por aquí con motivo del Berlín de Lutes. La república de Weimar fue un momento de convulsión política y social que terminó con la llegada de Hitler al poder, un momento ideal para que Guibert parta de él y construya una historia de confabulación alrededor de la figura del líder del III Reich. Por desgracia, Brune apenas se queda en un planteamiento inicial, que quedó inconcluso y deja al lector con las mieles en la boca.. Queda, eso sí, el proyecto de Guibert de continuar la historia en breve (y, si hay suerte, con sorpresa…). (1+)

Por su parte, Planeta reedita uno de los primeros productos de la colección Elseworlds de DC, una interesante alternativa para que los autores contaran historias de los personajes del Universo DC sin estar constreñidos por la continuidad dichosa. Una idea sugerente que vista con el tiempo no ha dado quizás todo lo que cabría esperar de ella, pero que ha proporcionado a los aficionados un buen puñado de obras interesantes. Batman-Drácula: Lluvia Roja nacía en esa colección con la evidente lógica de enfrentar al hombre murciélago del universo DC con el murciélago más famoso de la historia, Drácula. Una atractiva idea que se puso en manos de Doug Moench, un correcto guionista, de sólido oficio y que conocía bien el personaje (aunque, personalmente, su trabajo más interesante me parece Shang-Chi: Master of Kung Fu) y de Kelley Jones, de quien acababa de aparecer su versión de Deadman, muy vanagloriada por la crítica y que a mí siempre me pareció una mezcla confusa de Michael Golden y Bernie Writghson. No se puede decir que el resultado sea para tirar cohetes, aunque tampoco que sea especialmente ilegible. Lluvia Roja transita en ese espacio de nadie entre lo insulso y lo entretenido sin más, con alguna idea final curiosa y un trabajo gráfico que quiere recordar a Wrightson, pero que se queda muy lejos de la maestría y calidad de las recordadas historias de terror que hizo este autor para Warren. Desde luego, con la cantidad de Elseworlds inéditos en España, no me parece esta la mejor elección (incluso se puede optar por otra versión vampiresca de Batman, pero mucho más interesante, el Batman Nosferatu de Ted McKeever), más teniendo en cuenta que Zinco ya lo editó en una lujosa edición. (1+)

3 Comentarios en “Lecturas falleras

  1. Pero esta edición de Planeta incluye las 3 novelas gráficas del Batman vampiro, no sólo Lluvia Roja…

  2. Álvaro on 17 Marzo 2006 at 12:05 said:

    Es verdad Myca, se me pasó eso. Pero la verdad es que Crimsom y Bloodstorm son directamente olvidables… :(

  3. Víctor Eme on 17 Marzo 2006 at 14:27 said:

    has dado en el clavo definiendo el estilo de Kelley Jones, álvaro: una imprecisa mezcla de Golden y Wrightson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation