Recomendaciones para regalar el dia del libro

Aprovechemos la coyuntura y regalemos tebeos, demostremos nuestra vocación proselitista del tebeo e intentemos contagiar de nuestra afición a novias, novios, amigos, amigas o lo que corresponda, sin distinción de sex, edad o condición. Queda bonito dicho así, pero llegado el momento, la cosa está muy jodida por varias razones, a saber: 1) que nuestro amado/a se la refanfinflan los tebeos y nuestros gustos de curtido/a aficionado/a difícilmente casan con él, y 2) que tenemos una lista de tebeos clásicos que deberían gustar a todo el mundo, pero es imposible encontrarlos.
Es decir, y repitiéndome, la cosa está muy jodida.
Así que, a riesgo de que luego me mandéis tebeos-bomba por haber metido la pata hasta el colodrillo, voy a daros una serie de recomendaciones divida en dos partes en función de su accesibilidad, uséase, una primera selección de las novedades de este mes y una segunda de novedades del año pasado y el actual, esperando que así sea más fácil que las encontréis en las librerías. No es una selección ni de “obras maestras” ni de “indispensables”, ni un canon ni nada por el estilo, sino obras que creo que pueden gustar a cualquiera, sea o no lector de tebeos.

Recomendaciones frescas del día
Comencemos por Norma Editorial, que ha hecho un importante despliegue para este Día del Libro, con al menos cuatro o cinco novedades excelentes para regalar. Si lo que buscamos es un objeto fetiche, nada mejor que Belo Horizonte, de Miquelanxo Prado, un precioso relato ilustrado que tiene como protagonista a la ciudad brasileña del mismo nombre. Aunque si lo que buscamos es tebeo, nada mejor que recurrir a los clásicos, como el primer volumen recopilatorio de Valerian, agente espacio-temporal, que reúne tres extraordinarias aventuras. Christin y Meziéres desarrollaron en esta serie algunos de los mejores relatos de ciencia-ficción jamás escritos, en los que sin perder nunca un socarrón sentido del humor, se diseccionan con escalpelo los vicios humanos. Cambiando radicalmente de registro, otra opción que puede sorprender por su originalidad de planteamiento es Vida de perros: una aventura rocambolesca de Sigmund Freud, en el Larcenet lleva al padre del psicoanálisis al Far West americano. Ya puestos, no estaría de más regalar un pack de los dos álbumes de esta serie, uniendo a éste la sensacional La Línea de fuego, una aventura rocambolesca de Vincent Van Gogh, donde un Van Gogh que nunca se suicidó investiga la primera guerra mundial. Dos álbumes que os aseguro que gustarán a lectores habituales y no habituales, es sí especialmente recomendados para psicólogos/as o historiadores/as del arte. Y para acabar, un clásico: La Balada del Mar Salado, de Hugo Pratt, una de las mejores historias de Corto Maltés, ideal para aquello que todavían creen en el romnaticismo de la aventura.
Glenat también ha publicado un par de cosas con las que acertar de pleno en esto de los regalos. Si nuestro objeto de cariñitos es amante del rock, lo teneís muy fácil: Voodo Child es una hagiografía de Jimi Hendrix, uno de los más grandes guitarristas de rock de todos los tiempos, espectacularmente dibujada por un Sienkiewickz en estado de gracia (y, ya puestos, se puede acompañar de algún CD de este hombre). Y si vuestra chica está en la treintena (o incluso un pelín más), podéis dar la campanada con Esther y el mundo de Purita Campos, un libro dedicado al famosísimo personaje de Bruguera, que va directo y sin contemplaciones a la vena más sentimental.
Ahora que, si es la vena nostálgica la que hay que tocar, las féminas pueden intentarlo también con la magistral recopilación del Topolino de Alfons Figueras que acaba de editar Astiberri. Lágrimas de emosión contenida garantizadas.
Eso sí, si vuestra media costilla tiene preocupaciones sociales, o es un buen conocedor de la historia contemporánea, no lo dudéis ni un momento: La Mala Gente, de Etienne Davodeau (Ponent Mon), es vuestro tebeo. Un interesante recorrido por la historia del sindicalismo rural francés que permite entender la historia de nuetros vecinos. Y si queréis ir hacia el otro extremo, a por la lírica hecha viñetas: La primera estrella, de Ulf K. (Dolmen), una obra que habla de amores e ilusiones con una delicadeza e imaginación exquisitas.
Y para acabar, si todavía no lo tenéis claro y queréis un comodín de esos que permite acertar sin mirar, no lo dudéis: Macanudo, de Liniers (Mondadori). Por muy cerrado, hermético, acorazado y frío que sea el corazón de alguien, las tiras de Liniers encontrarán el camino para llegar hasta él. Garantizado.

Recomendaciones de ayer, hoy y siempre.
Bueno, más estrictamente, de los últimos meses pero que puedan ser fácilmente encontrables en vuestra librería favorita o incluso en algunas grandes superficies.
Primero, los dos volúmenes que ha editado hasta el momento Glenat de El Fotógrafo, de Emmanuel Guibert y Didier Lefreve. La crónica de un grupo de Médicos sin Fronteras en Afganistán es tan apasionante como brillante. Una historia que refleja la realidad de la zona y que transmite perfectamente el heroismo de esta gente anónima que lo da todo por los demás (bueno, y además os arregla un regalo más, porque el tercer y último volumen aparecerá en breve).
Segundo, Pollo con ciruelas, de Marjane Satrapi (Norma editorial). Satrapi se aleja del docudrama que inició en Persépolis (que por cierto, y aprovechando su edición en catalán, puede ser otro excelente regalo) para contar una íntima historia, también de tintes autobiográficos, en la que cuenta la tristeza de Nasser Alí, un reconocido instrumentista de tar (un instrumento musical persa) que pierde las ganas de vivir tras romperse su instrumento en una discusión con su mujer. Una preciosa historia sobre las cosas que motivan la vida.
Tercero, aprovechar que más de uno y una habrán visto la versión Wachoskyana para recomendar el original V de Vendetta, de Moore y LLoyd (Planeta De Agostini). Un tebeo impresionante que reflexiona sobre los la libertad de lección, la única verdadera libertad que se pude y debe ejercer. Anarquía, democracia, fascismo,caos y orden… ¿qué es relamente lo que define la libertad? Una obra que gana con los años.
Tercera, una recomedación doble: Vivamos felices sin parecerlo (Norma) o La teoría de los solteros (Bang), dos álbumes de Dupuy y Berberian protagonizados por su gran creación, el Señor Jean. Álbumes que reflexionan sobre el paso de la vida, sobre esas cosas que pasan y van llevándonos a la madurez, pero desde una perspectiva siempre lúcida e irónica, en los que cualquier treintañero se verá reflejado.
Cuarta, un manga un poco más antiguo, pero que cada vez que lo releo no puedo evitar soltar una lagrimilla: El Olmo del Cáucaso, de Ponent Mon. Historias cortas que hablan de momentos de la vida, quizás poco importantes, quizás fundamentales, pero recordados con una sensibilidad que logra que la lectura emocione hasta límites insospechados. Una obra preciosa que apela a los sentimientos.
Y quinta, permitidme una debilidad: El circo del desaliento, de David Rubín (Astiberri). Una obra arrebatada, en la que el autor se desnuda ante el lector exponiendo sus sentimientos con pasión y una fuerza que arrastra en la lectura.

Y si no os parecen interesantes, la blogosfera está llena de recomendaciones, para todos los gustos, que os animo a explorar. ¡Seguro que encontráis algo interesante!

Lista de Recomendaciones de la Blogosfera