Cincuenta años (y un día) con El Capitán Trueno

No se puede decir que los años cincuenta fuera una buena década para los españoles. Tras la dura postguerra, el país seguía sufriendo una crisis eterna, maquillada inútilmente por los gloriosos mensajes de felicidad que lanzaba el NO-DO. Bastantes problemas tenia el españolito de a pie para llevarse un mal mendrugo a la boca como para pensar en muchas más cosas. Sólo tenía dos luces que le sacaban, aunque fuese momentáneamente, de sus dificultades diarias: los buenos ratos que le daban los seriales radiofónicos y los tebeos. Esos cuadernillos apaisados de aventuras increíbles, con las que podían conocer países exóticos, luchar por el honor de bellas damiselas, visitar mundos imposibles… Evasión, escrita con mayúsculas, que adquiría todo su sentido cuando uno volvía a casa con apenas lo justo para poder comer ese día tras todo el día trabajando. El Guerrero del antifaz o El Cachorro eran héroes reconocidos por cualquiera en esos años, leídos con avidez por niños y mayores, que esperaban sus aventuras con desespero. Eran personajes rectos, serios, de semblante siempre taciturno en su labor de defender el bien contra el mal.
O por lo menos lo fueron hasta el 14 de Mayo de 1956, el día que aparecía el primer cuadernillo de una nueva serie, El Capitán Trueno, un nuevo intento de la catalana Bruguera por entrar en el casi monopolio que ostentaba la Editorial Valenciana en el mercado, y que fue visto sin mayor interés por su eterna competidora.
Pero fue diferente, muy diferente. En ese primer cuadernillo titulado “¡A sangre y fuego!”, se presentaba un héroe que recogía la tradición del El Príncipe Valiente de Foster, luchando codo a codo con Ricardo Corazón de León en las cruzadas contra los musulmanes, en defensa de la cristiandad. Clásico, pero que añadía bastantes elementos diferenciadores: era un personaje alegre, divertido, siempre con una sonrisa en la boca. Una serie donde el humor era una bandera que se alzaba en gran oposición a las demás que poblaban los quioscos. Un gran personaje que se rodeaba de secundarios que balanceaban perfectamente la comedia con la seriedad: el gigantón Goliat, de fuerza increíble, tragaldabas como pocos y el pícaro Crispín, un jovenzuelo que suplía su falta de músculo con una inteligencia despierta y siempre avizor. Un trío que se ganó el afecto del público, que terminó de rendirse con los encantos de la princesa Sigrid, la eterna enamorada de Trueno que, además, resulto ser mucho más que un simple elemento decorativo. Sigrid fue el primer personaje femenino que tomo partido activo, dejó de ser una novia cariacontecida para ser una compañera que luchaba al lado de su amado, que lo apoyaba y lo defendía.
El guionista Víctor Mora y el dibujante Ambrós habían logrado un personaje único, un héroe en el que todos, lectores y lectoras, jóvenes y adultos, se podían ver reflejados, llevándoles siempre una sonrisa. El éxito fue fulminante: el cuadernillo quincenal de 30.000 ejemplares pronto dio paso al semanal, y a una segunda cabecera, totalizando casi un millón de ejemplares mensuales; aparecieron clones como El Jabato o El Corsario de Hierro para rentabilizar al máximo el éxito de la serie, pero El Capitán Trueno seguía siendo el gran preferido por el público.
Los guiones de Mora habían aportado un soplo de aire fresco al cuadernillo de historietas, una nueva forma de entender la aventura que conectaba con la nueva generación de españoles, cansados ya de los caducos héroes de semblante circunspecto. Durante los más de diez años de vida de la serie, Mora aportó a su personaje una vitalidad desbordante, siempre en el límite de lo permitido por una censura que desconfiaba de tanta alegría, aportando una sonrisa a millones de españoles que vivieron en esas aventuras uno de las pocos momentos de felicidad que se les permitía.
Cincuenta años después, el Capitán Trueno sigue siendo un icono cultural, una forma de entender la aventura que sigue viva en el recuerdo de muchas generaciones.

Artículo publicado en Cartelera Turia de Valencia
Enlace: El Capitán Trueno on-line

22 Comentarios en “Cincuenta años (y un día) con El Capitán Trueno

  1. Magnífico Capitán Trueno!!!! Con lo que hemos disfrutado con esta colección… (suspiro) y la mala suerte con la que han contado todas sus reediciones siempre truncadas en algún momento. Ojalá se recopilara, de una vez por todas, toda la serie, y dejar de iniciar tres mil veces la misma que ya ni sé cuantos números repetidos tengo de las primeras aventuras…

    Y desde aquí un llamamiento: qué gran homenaje a la obra de Mora-Ambrós hubiera sido reeditar en un tomo recopilatorio la miniserie de las Aventuras Bizarras a cargo del genial Bermejo. Hubiera sido todo un guiño a una época en la que él también nos hizo volar la imaginación con aquella espléndida colección de las Aventuras del FBI que sería estupendo recuperar hoy en día…

    En fin… nostalgia, nostalgia…

  2. Mora fue un soplo de aire fresco. Pero, ¿se hubiera materializado sin Ambrós, primero, y ángel Pardo más tarde?

  3. betiran on 15 Mayo 2006 at 11:33 said:

    La reedición facsímil no se truncó, y está disponible en tomos. Para finales de año está previsto que publique un tomo con parte del material que Ambrós dibujo de Trueno en Pulgarcito. Y a tamaño original. Una delicatessen.

    Estaría bien que Ed. B se animase a publicar nuevas aventuras con un equipo creativo atractivo: Marín/ Merino, o con Jesús Redondo como dibujante, que le tiene pillado el truco al personaje.

    ¿Como lo ves Alvaro?¿Viable?

  4. El Capitán Trueno es un personaje “gafado” por culpa de sus editores, primero Bruguera y ahora B. Al parecer, Ediciones B no considera el Capitán Trueno una obra “prestigiosa” para su editorial y por eso no están dispuestos a prestarle más atención que la necesaria para seguir reeditando lo de siempre y al menor costo posible. ¿No es “prestigioso” un personaje que recientemente estuvo en boca de la Ministra de Cultura para abrir un discurso en las Cortes? ¿No es “prestigioso” un personaje que ha merecido artículos de escritores como Javier Marías? ¡Qué penosa actitud la de Ediciones B!

  5. Álvaro on 15 Mayo 2006 at 9:48 said:

    Alberto: El capitán Trueno es Ambrós y Mora, Yo no puedo concebir la serie sin ellos, sin demérito alguno a los dibujantes y guionistas que les siguieron, pero el personaje es obra de ambos.

    Betiran: puestos a escoger, que lo dibuje Rafa Fonteriz… :)

  6. Esto vendría bien recordárselo a la editorial. Se les olvida continuamente. ¿Has visto la portadita de "Silencios"?

  7. betiran on 15 Mayo 2006 at 11:59 said:

    Alberto: Si, lo del "olvido" a Ambrós es imperdonable. Pero no es la primera vez, ni será la última

    Alvaro, ¿Verías viable la publicación de nuevas aventuras de Trueno?¿Crees que tendría éxito?

  8. BarnaLuis. on 15 Mayo 2006 at 10:08 said:

    “¡Si el Capitán Truuueno,pudiera venir,los “aeiountamientos “,saltarian…en mil!”,je,je.Sí, hubo una reedicción decente de sus cuadernillos,en entregas de seis en seis,con buen papel,el resto que regalaban periódicos,los primeros descuadrados de la revista Trueno de los 80,penosos en papel higiénico.A mas,por librerias aparecieron montones y montones de la edición original,yá defectuosos,papel amarilleado,rebozos de las grapas al ser antes de latón oxidable,no como las de las últimas décadas de aluminio,reciclable.Se podía intentar una nueva partida de entregas semanales o quincenales (para lectores nuevos y nostálgicos,acumulantes de una misma serie por seis o siete veces,je,je,…y a vivir debajo el puente con Carpanta y Protasio),eso sí,con el mismo buen papel de la segunda edición,en entregas de al menos de diez en diez,sirva también para El Jabato,..y para…tantas series nostálgicas(sic) y clásicos…

  9. Pingback: meneame.net

  10. MDIAZ on 15 Mayo 2006 at 13:35 said:

    LO QUE DARIA POR VER NUEVAS AVENTURAS DEL CAPITAN REALIZADAS POR MARIN Y MERINO!!!

  11. miguel on 15 Mayo 2006 at 15:54 said:

    ¿a nadie le producen, siquiera sea ligeramente, sarpullidos ideológicos los contenidos habituales de esta historieta? una cosa es evitar la dictadura de lo politícamente correcto y otra elevar a los altares acríticamente una obra entretenida sí pero fascistoide y antisemita también…

    sin ánimo de ofender

  12. minukab on 15 Mayo 2006 at 17:47 said:

    Lo que produce sarpullidos es el empeño de algunos, por un lado, en ver este tebeo como un arquetipo fascista, y de otros, por otro, en hacer una lectura progre del mismo (el "comunista" Victor Mora liberó las mentes de la época con sus mensajes subliminales).

    Es un buen tebeo y punto.

  13. MDIAZ on 15 Mayo 2006 at 17:59 said:

    ¿¿¿FASTIZOIDE????

    mandeee??

    ¿seguro q te refieres al Capitan Trueno??

  14. Antonio Llano on 15 Mayo 2006 at 19:07 said:

    "¿a nadie le producen, siquiera sea ligeramente, sarpullidos ideológicos los contenidos habituales de esta historieta? una cosa es evitar la dictadura de lo politícamente correcto y otra elevar a los altares acríticamente una obra entretenida sí pero fascistoide y antisemita también

  15. Antonio Llano on 15 Mayo 2006 at 19:15 said:

    Por cierto, ¿no está tardando demasiado en aparecer el típico iluminado que afirmará sin rubor que el Capitán Trueno es el colmo del progresismo a diferencia de El Guerrero del Antifaz que es un fascistón de tomo y lomo? Que se muestre ya, hombre, que estos foros no son lo mismo sin la notita ideológico-folklórica.

    Más saludos.

  16. BarnaLuis. on 15 Mayo 2006 at 23:57 said:

    Eso sí, en sus reediciones luego a color,"er" Guerrero,(no así Las Nuevas Aventuras de éste)Jabato y Trueno,los controlaron musho mas y tuvieron muuuuuuuuuuuuucha censura,no así en los cuadernillos, se "abrió" el asunto en una historieta de los fascículos de Toutain e historias nuevas;Bermejo,Blasco,Burns…Curioso,estos han pasado a los sellos(in

  17. ¡¡Viva el Capitán Treuno!! yo le estoy homenajeando en http://www.fotolog.com/mendigosymas

  18. Pues yo a veces tengo mis dudas entre si me gusta más el Capitán Trueno (de Ambrós) o el Corsario de Hierro (excepto los últimos números). Encuentro que el Corsario es muy entretenido y está poco reivindicado.

  19. No recuerdo ver fascismo en Trueno, la verdad. Sí es un tebeo limpio, para críos, y que si lo estudiamos en su contexto hay que convenir que era mejor que cualquier otro tebeo español coetáneo (al menos del género aventurero, y al menos lo poquito que conozco :P).

    No llevemos al extremo político lo que no era (a ver , en aquelos tiempos…) político, ni fascis ni contrafascista. Era historieta de aventuras escapistas. El trasfondo, mínimo, y siempre mediatizado por la censura.

    Yo diría, vamos.

  20. Enterremos ya al Capitán Trueno y con él la visión de nuestros mayores del cómic como baja cultura.

  21. Antonio Llano on 16 Mayo 2006 at 23:19 said:

    "Enterremos ya al Capitán Trueno y con él la visión de nuestros mayores del cómic como baja cultura."

    !!!!!!!!!!?????????????????????????

    Saludos (estupefactos) a todos.

  22. Caperucita Roja on 24 Enero 2007 at 15:49 said:

    Saludos, a todos, llego aquí tarde, buscando referencia y documentación sobre El Capitan Trueno y es alucinabte el nivel de algunos comentristas.

    El Capitán Trueno era un progre un revolucionario o un rojo sin más, lo dice su autor y el sabrá lo que se dice ¿o no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation