The fate of the artist

¿No es ridículo contar tu vida? ¿Dónde se encuentran los límites de lo que tiene sentido en el género autobiográfico?¿Se puede hablar de creación cuando se relata lo vivido?¿Por qué se crea?…
Son ideas lanzadas al viento, que pueden provocar una interesante dialéctica, pero que en manos de Eddie Campbell han conformado la base para uno inteligente y brillante análisis de la creación, sus procesos y su situación actual: The Fate of the Artist, editada por la americana First Second.
A partir de la premisa de la desaparición del autor de la obra y de su búsqueda, el lector asiste a la creación de una obra que no tiene autor, que se va construyendo con pistas aisladas y aparentemente inconexas, formando un hipnótico juego de espejos en el que las mentiras y las realidades se disuelven unas en otras. Al igual que en la portada vemos la cara del autor dividida en cuatro partes, cuatro serán los estilos que conformen la narración: la prosa escrita, que nos cuenta la investigación del detective; una historieta sobre el autor que, al igual que ocurría en “Alec”, es ahora interpretado por un actor llamado Siegrist; una serie de tiras diarias que van desde el aspecto retro de los años 20 a la actualidad y una entrevista fotográfica, montada como una telenovela en donde se cuenta la vida del autor desde la perspectiva de su hija Hailey. Cuatro líneas argumentales que van profundizando en las incoherencias del autor, en pequeñas anécdotas sin importancia que no hacen sino conseguir que formemos una imagen negativa del autor, como un ser egoísta y lleno de complejos, que se va comparando de forma paralela con la vida de otros creadores, como Johann Eckard, en un demoledor ensayo sobre la creación y sus motivaciones. Pero la complejidad de la obra es creciente y, a medida que vamos pasando páginas, la inteligencia de la estructura construida se nos va apareciendo poco a poco. Como una especie de gigantesca construcción oculta con un paño gigante, cada nueva historieta, cada cambio aparente de rumbo nos va desvelando una parte de un todo, interrelacionándose entre sí. Las tiras diarias cómicas que recuerdan a los años veinte se transforman en un relato de los problemas matrimoniales del autor, pero que al traspasarse a las viñetas aparecen ahora como ridículos, como materia única de la parodia. Lo cotidiano se transforma en bufonada, mientras que la verdad sobre el autor aparece mostrada en una entrevista fotográfica con su hija, que nos da el único vínculo aparente de realidad en este juego de mentiras, en el que finalmente encontraremos al autor haciendo de actor principal en la adaptación de “Las confesiones de un humorista” de O. Henry.
Tras todas las reflexiones sobre la creación, tras la exageración de la caprichos y extravagancias de los autores, tras el tour de force creativo con diferentes estilos que van desde la composición tipográfica al uso de diferentes formas narrativas gráficas, al final nos encontramos la realidad que O. Henry ya marcaba en su relato: el autor no deja de ser un asalariado que tiene que cobrar todos los meses, y ése es su verdadero destino.
Tras la esquizofrenia, viene la calma, y el libro se cierra con una contraportada en la que vemos que la cara que veíamos en la portada es tan sólo un escenario teatral, un atrezzo más que nos lleva a una última reflexión: ¿ha sido cierto algo de lo que hemos leído? Es posible que no, o que incluso nuestras propias reflexiones hayan sido falsificadas, manipuladas por la hábil estrategia de una obra que ha sido creada sin autor, sólo a través de retazos independientes.
Uno de los libros más sorprendentes e inteligentes que he leído en muchísimo tiempo, y que me confirma a Campbell como un autor a reivindicar a la misma altura que Ware o Clones. ¡Por favor, que alguien lo publique en castellano ya! (eso sí, ojito al traductor y maquetador, que el libro es muy complicado de traducir y maquetar) (4+)

Algunos enlaces:
Ficha del libro en First Second
Entrevista a Campbell por Tom Spurgeon
Artículo de Jennifer Cotino
Reseña en Jog-The Blog

13 Comentarios en “The fate of the artist

  1. álvaro… Error en la portada? O hay algo que no estoy pillando…

  2. Álvaro on 18 Mayo 2006 at 13:27 said:

    error???

  3. Me refería a la portada que has colgado en tu blog… es de Peek?!?!

  4. Francis 7 on 18 Mayo 2006 at 13:50 said:

    Interesantes comentarios de Edie Campbell. Sólo espero q esta frase

    "This is what my Disease of Language book is, illustrations of Alan Moore's magical text works" no se cumpla a rajatabla y sea otro peñazo paranoide como la imposible adaptacion de "Snakes&ladders" al formato tebeil…

    Por lo pronto, por el resto de la entrevista no parece q coincida con esa afirmación… Vamos, q tiene buena pinta.

  5. manuelruiz on 18 Mayo 2006 at 14:25 said:

    álvaro: a éso le llamo yo rapidez. Aún no lo he comprado, pero si todo va bien, mi hermano me lo traerá calentito de la tienda. Miles de gracias por el post, como siempre, muy currado.

    Por lo que respecta a una posible edición española, tengo mis dudas. A fin de cuentas, la maravillosa serie Bacchus fue interrumpida en España y nadie parece tener intención de publicarlo. Al menos esa es la impresión que me dió cuando hablé con Eddie Campbell en el anterior Salón del cómic de Granada.

    Lo cual es una lástima, por que precisamente se cortó cuando venía el mejor tomo de la serie, "Doing the islands with Bacchus", un cómic irrepetible y fascinante, una reelaboración de los mitos griegos hilarante y una gozosa exaltación de la alegría de vivir con un buen vaso de vino en la mano contemplando el Mediterráneo. Una Obra Maestra sin discusión.

    Por lo que respecta a Alec, desgraciadamente no he tenido oportunidad de leerlo, por lo que me sumo a posibles peticiones populares, que me temo, caerán en saco roto.

    Gracias otra vez. Un saludo.

  6. Sergio on 18 Mayo 2006 at 15:31 said:

    Manuel, pues no sé, si me pones tan bien el siguiente tomo de Bacchus igual trato de pillarlo en inglés, pero desde luego lo publicado en España fue para mí una de las mayores decepciones de aquel año. Con toda la fama que tenía, las alabanzas que había leido sobre la obra y las ganas que tenía de leerla, cuando por fin lo hice me llevé una decepción tremebunda. En el caso de Eddie Campbell es que además no comparto la opinión de que sea un buen dibujante, me parece muy limitado y por ejemplo creo que uno de los mayores problemas de From Hell es su absoluta incapacidad para diferenciar las caras de los distintos personajes de la serie, aunque sí reconozco que la atmósfera del dibujo estaba muy lograda y le iba bastante bien a la historia.

    Y coincido con Francis 7 en que Snake & Ladders es un coñazo de los que hacen época, pero claro, me pasa lo mismo con Mr. Moore siempre que se pone místico, de hecho Promethea me parece también aburridísimo.

    Eso sí, The Fate Of The Artist tiene buena pinta. Veremos a ver.

  7. manuelruiz on 18 Mayo 2006 at 16:38 said:

    Coincido contigo en que Snake & Ladders era un peñazo, pero Baco no. A mí me encantó desde un principio la óptica desde la que Eddie Campbell revisitaba los mitos griegos, además de lo enriquecedora y amena que resultaba la lectura. Desde luego, me capturó muchísimo más que From Hell en el sentido de que, FH adolece al menos para mi gusto, de demasiada "autoimportancia" (ojo que no quiero quitar méritos a una gran serie).

    En cambio Baco me pareció magistral, por esa mezcla de enfoque intelectual, como el que se puede encontrar en Alan Moore, y esa relativización constante de lo que se cuente, esa "coña" para entendernos que puede apreciarse en los dos tomos que editó la factoría, y que a mi juicio ensalza aún más si cabe la obra.

    Por lo que respecta a si Eddie campbell es o no un buen dibujante, la respuesta es un rotundo SÍ. Y además un narrador cojonudo. Eso sí, no es Craig Russell. Ni falta que le hace por que lo que cuenta lo cuenta muy bien.

    ¿Que se parecen todos los personjes de From Hell? Bueno, y todas las mujeres de Goseki Kojima también, o todos los protagonistas de Chaikyn. Y no por éso les consideraría autores incapaces. Piensa por ejemplo, en Todd McFarlane y compáramelo con Campbell.

    De cualquier modo, si no te gustaron los tomos de la Factoria, no te recomendaría que te arriesgases a comprar más de Baco. El estilo sigue igual. Si cabe, se acentúa más esa coña que te he dicho y que hace de la relectura historia del minotauro de "Doing the islands with Bachus" una de las experiencias más fascinantes que he tenido leyendo tebeos.

    Saludos

  8. Sergio on 19 Mayo 2006 at 13:50 said:

    Pues no estoy de acuerdo Manuel, pero le daré otra oportunidad y me releeré los 2 tomos publicados en España que no sería la primera que cambio de opinión con una obra tras una segunda lectura, cosa que lamentablemente y con la tonelada de novedades que se apilan en mi mesa hago cada vez menos.

    No sé si es que no conecté pero recuerdo que Baco me pareció un poco simplón, sí, hay una inteligente intención de revisitar los mitos griegos, pero a diferencia que a ti a mí la pretendida mirada irónica y humorística me dejó bastante frío. Tampoco estoy de acuerdo en lo que es un gran dibujante, aunque sí me parece un buen narrador. Tienes razón en lo de los personajes de Kojima y Chaykin, pero se parecen en distintas obras, y aunque no sea así siempre los/las caracterizan de forma que sea sencillo distinguirlos inmediatamente, cosa que no sucede en From Hell donde muchos personajes son prácticamente indistinguibles, y ni por el vestuario ni por los rostros ni prácticamente por ningún rasgo se diferencian unos de otros.

    Obviamente esto no invalida la habilidad/capacidad de un dibujante, porque si sólo considerásemos buen dibujante al que hace rostros bien diferenciados estaríamos buenos, pero creo que en From Hell este defecto supone un grave problema de inteligibilidad del cómic, o al menos a mí me lo pareció en su momento.

    Eso sí, comparto tu admiración total por Craig Russell, no todo iban a ser desacuerdos ;-P

  9. manuelruiz on 19 Mayo 2006 at 14:24 said:

    Sergio, yo opino que para gustos hay colores. Lamentablemente me da la impresión que una mayoria piensa como tú, lo cual fastidia cualquier posibilidad de ver mas obras de este hombre por aquí, a excepción de aquellas que vayan refrendadas por Alan Moore. Una lástima. De cualquier modo, te recomendaria que te hicieses con "The fate of the artist". No es la mejor obra de Eddie Campbell, me quedo antes con "Doing the islands with Bacchus", pero tal vez te guste. Además, el dibujo es distinto, puesto que es mezcla de acuarelas, dibujo de tira cómica de principios de siglo, y yo que sé que más.

    Por supuesto, que te recomendaría que te lo comprases pasados unos dos años del Salón del Cómic. Novedades de interés no hay muchas para mi gusto, pero eso sí: caras con cojones. :)

    Un saludo

  10. Sergio on 19 Mayo 2006 at 14:34 said:

    Pues lo mismo me pido a los USA el "Doing The Islands" y si no me gusta te preseguiré hasta el Hades si hace falta para que me reembolses el dinero ;-P

    No sé, para mí es un infierno lo del Saló de este año. De leerte en otros posts veo que no eres muy seguidor de súper héroes y manga, pero yo le doy a todo y veo muchas cosas interesantes, no serán obras maestras pero sí me resultan muy entretenidas. Eso sí, lo editado por Ponent, Sin Sentido, etc., tiene una pinta sensacional, pero te compras 4 tebeos y te has plantado en los 100 euros con la gorra.

    Depués está el rollo de comprarte reediciones en condiciones (parece un eslogan) de obras que ya tengo pero editadas como el culo: Agujero Negro, Caricatura, etc., pero creo que pasaré de ellas y me las pillaré en los USA que las ediciones en tomo son mucho mejores que las que saca aquí La Cúpula. Menos mal que ya tengo los tomos americanos de Locas y Palomar, que si no…

    Un abrazo,

    Sergio.

  11. manuelruiz on 19 Mayo 2006 at 19:10 said:

    Hombre, muy seguidor de superheroes y mangas, precisamente no soy. Aunque considero que El Lobo solitario y su cachorro es uno de los tres mejores tebeos de todos los tiempos ( los otros dos son Cerebus y Valentina). Y Asa el ejcutor o cualquier cosa de Katsuhiro Otomo son para mí poco menos que la Biblia.

    Por lo que respecta a los superheroes hay cosas muy buenas, como Estela Plateada de Stan Lee o Dark Knight de Frank Miller, y cosas muy malas ( todo lo de Mcfarlane).

    Y es que como ya he dicho, para gustos hay colores.

    Eso sí, si no te gustaron los 2 tomos Baco, te recomiendo que no te compres más. No quiero aparecer como inductor de atracos a sucursales bancarias ( hostias, menudo flash mental acabo de tener ¿Y si los atracadores de la excavadora son un puñado de viciosos de los cómics?).

    Un saludo

  12. Ratonero Gris on 20 Mayo 2006 at 9:59 said:

    HEhehe… la verdad es q el tema de la financiacion del vicio en el lector de comics merece una discusion existencial por parte del Carcelero "Oiga, q su bolsa de comics va perdiendo pasta, que no?". Y mas en fechas de Salon (personalmente es el q mas novedades voy a pillar, es una sensacion extraña, supongo q parecida a la de una adiccion XD)…

  13. Davi2 on 10 Junio 2010 at 10:07 said:

    5. manuelruiz dice:

    "(…) Por lo que respecta a Alec, desgraciadamente no he tenido oportunidad de leerlo, por lo que me sumo a posibles peticiones populares, que me temo, caerán en saco roto."

    Leo en la página 14 del catálogo de Astiberri (http://www.astiberri.com/descargas/catalogo2010.zip):

    ALEC

    Guión y dibujos: Eddie Campbell

    Blanco y negro

    640 páginas

    Colección Sillón Orejero

    APARICIÓN EN 2010

    David

    PS: Señores de Astiberri, yo también quiero un BMW en la puerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation