Tintín, premiado por el Dalai Lama

Como lo oís, el Dalai Lama, máxima autoridad en el exilio del Tibet, entregará el próximo día 1 de Junio el premio “Luz de la verdad” a la Fundación Hergé. Este premio se entrega a personas e instituciones que han hecho contribuciones importantes a la promoción y entendimiento del Tibet. El premio es compartido por el arzobispo Desmond Tutú y la Fundación Hergé, que lo recibe por su largo apoyo a la cultura y pueblo tibetanos. Según Tsering Jampa, director de International Campaign for Tibet Europe, “para muchos lectores, la descripción del Tibet de Hergé fue una revelación sobre las costumbres de nuestra cultura y una soberbia introducción a la magnificiencia de sus paisajes”.
Y es que hay que recordar que para muchos, los tebeos han sido puertas a países y mundos que nunca podrán pisar.

10 Comentarios en “Tintín, premiado por el Dalai Lama

  1. Belano on 22 mayo 2006 at 10:57 said:

    "(…) una revelación sobre las costumbres de nuestra cultura y una soberbia introducción a la magnificiencia de sus paisajes" y, añado, un alegato gay con pocos precedentes. Tintín en el Tíbet es, sin duda, el álbum más homo del reportero, tanto Tchang para aquí, Tchang para allá… Como decían Mecano, "Lo disfrazan de amistaaad…"

  2. Antonio on 22 mayo 2006 at 12:47 said:

    Claro que sí, Balano. Y Batman y Robin, y Sherlock Holmes y Watson, y Ortega y Gasset. Hay que joderse…

  3. Belano on 22 mayo 2006 at 12:52 said:

    ¿Tú has leído el cómic? ¿has leído el resto de los volúmenes de Tintín?

  4. JESUS MARIA on 22 mayo 2006 at 13:38 said:

    Yo si los he leido todos,y lo que dices solo esta en tu cabeza,quizas sea represion freudiana o algo asi.

  5. luisdeluis on 22 mayo 2006 at 13:42 said:

    Ums, err, yo..me he leido los volumenes de Tintín; y, agradezco al amigo Belano que me haya escalrecido, a mi ya provecto edad, el conflicto, motivo, causa y razón que justifican esas emgorrosas 62 páginas de "Tintín en el Tíbet":

    .."tanto Tchang para aquí, Tchang para allá

  6. Belano on 22 mayo 2006 at 14:52 said:

    La verdad, no veo por qué os mosqueais tanto. La represión freudiana, de estar en algún sitio, probablemente estaría en la cabeza de Hergé.

    A ver, no se trata de la típica coña de qué hacen robin y batman en la baticueva, ni de que Tintín y Haddock sean unas locas por el hecho de vivir juntos. Se trata de que el argumento de esta historia levanta las suspicacias de cualquiera en un momento como el actual, quizá no tanto en los bienintencionados años en que fue escrito.

    No se trata pues de fundamentar que Tintín sea gay, sino de demostrar que a veces los extremos se tocan y que todo discurso admite una lectura en contra de sí mismo. En una entrevista, Hergé se indignaba señalando que había quienes apuntaban la homosexualidad de Tintín. Sin embargo, su profundo conservadurismo no le permitía admitir que todo estaba en su obra: una negación de la mujer rayana en la misoginia y una camaradería viril rayana en la homosexualidad. Respecto a esto último, el argumento de Tintín en el Tíbet destaca por encima de cualquier otro.

    Y todo lo anterior es sólo un factor más en la valoración que a uno puedan merecerle el autor y su creación. Siento en cualquier caso que os haya parecido tan fuera de tono.

  7. Jesús Cuadrad on 22 mayo 2006 at 21:26 said:

    >>>que me haya escalrecido>>>

    Si recuerda, querido Luisdesímismo, ya hubo un par de genizotes que se hcieron sus tebeocutres con lo del Tíntín galletero…

    Pero, vamos, ya sabe: siempre hay alguien en la novedad de las novedades…

    En cualquier momento nos saldrá otro Remesar para explicarnos cómo lo de Asurbanipal es primigenia Historieta…

  8. Antonio on 23 mayo 2006 at 8:58 said:

    Hombre, Belano, no es por llevarte la contraria: es, sencillamente, porque no es cierto. El conservadurismo de Hergé es una cosa sabida, pero que no pinta nada en esto. La ausencia de la mujer en la historieta francobelga de la época tiene más que ver con la censura de las publicaciones destinadas a la infancia, etc. que con la misoginia de sus creadores. Tchang en este álbum ejerce de símbolo, pero no del homosexualismo reprimido de Hergé, sino de su nostalgia de pureza e imposible (lo que viene a ser una redundancia, pero bueno). Si le echas un vistazo a las biografías, verás de qué nace "T en el Tíbet", y nada tiene que ver con la cosa gay: Hergé andaba pegándosela a su señora, no se atrevía a separarse -en Bélgica no existía el divorcio además-, por aquello de que creía en el respeto a la palabra dada, el matrimonio institución forever y tal. Además, tenía horribles pesadillas y una crisis creativa del copón, y acabó incluso acudiendo al psicoanalista. "T en el Tíbet" nace de estas circunstancias, y de su nostalgia por tiempos más felices y más sencillos, cuando la amistad viril y el compañerismo; de ahí Tchang, etc.

    Pero vamos, tú mismo.

    Lo importante es que el álbum es una maravilla: las páginas a lápiz originales de Hergé -muchas se han visto en exposiciones y se han reproducido en varios libros- son portentosas, y demuestran

  9. losburgomaestres on 24 mayo 2006 at 1:01 said:

    Bueno…, no todos los tibetanos están de acuerdo con ese premio del Lama. A muchos les molesta que lo hayan traducido como "Tintín en el Tíbet de China",

  10. Alguien on 2 enero 2008 at 2:33 said:

    Jo, yo que me leía todos lo tebeos de Tintín cuando era pequeño, y ahora me entero que mi héroe de infancia también era marica… ¡Es terrible!

    ¿Por qué siempre se estará pretendiendo que los grandes personajes (reales o ficticios) erán de forma explícita o implícita, homosexuales?

    Pobre Tintín, él que es un verdadero bodhisattva, un valiente y generoso joven siempre dispuesto a ayudar y a sacrificarse por quien lo necesite…

    Yo cuando era niño he admirado e idolatrado a Tintín con verdadera pasión, y ahora me encuentro con este peregrino comentario.

    Me parece que Aquilino Polaino tiene algo de razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation