Algunas lecturillas de fin de semana

Aunque este fin de semana ha sido de absoluto éxtasis ante el nuevo volumen recopilatorio de Krazy Kat ed Fantagraphics (¡y a color!) que me ha llegado, ha habido tiempo para otras lecturas:

– Ojito al último número de Fanzine Enfermo, absolutamente espectacular. Por alguna extraña conjura, todos los colaboradores se encontraban en estado de gracia en este séptimo número y ponen el nivel a una altura excelente. Desde un Alberto Vázquez inspiradísimo a un sorprendente Brais Rodríguez, pasando por la elegancia de Lola Lorente o la exquisitez de Luci Gutiérrez, es prácticamente imposible destacar a alguno de los autores de este número. Sin desmerecer a ninguno de los nominados, mi apuesta por el premio al mejor Fanzine de este año.
Canastilla, de Micoby (Bang Ediciones), es una ligera lectura sobre el embarazo y los primeros meses de la paternidad, estructurada en historias de una página que mantienen siempre un nivel más que solvente. Siguiendo la estela de Celine y Peeters, que han tratado el mismo tema, Micoby opta por el humor y la ironía, sacando partido a esa mezcla de miedo, expectación, orgullo y ternura que supone el tiempo del embarazo para el padre. Uno de esos álbumes divertido y agradables que gustarán a cualquiera y que son un regalo perfecto para futuros padres. (2)
50 años no es nada (dibbuks/Aleta) es el arriesgado y ambicioso proyecto de Juan Luís Iglesias y Olga Carmona, en el que se cuenta la vida de Amador a través del relato de su mujer, su amante y su hijo en diferentes momentos de su vida. Una idea atractiva, de estructura complicada, que recuerda mucho a la de esa gran obra maestra de la literatura japonesa que es La Escopeta de Caza, de Inoué, pero que no acaba de cuajar en su totalidad. A lo largo de la lectura del álbum parece pesar demasiado sobre el guión un exceso de trascendentalismo, como si los autores estuviesen demasiado pendientes del dramatismo y en ese camino olvidasen dotar a los personajes de mayor personalidad. Un defecto típico de debutantes, que en su intento de hacer seria su historia suelen tender al exceso de dramatismo. Pero en cualquier caso, siempre es de agradecer que autores que comienzan se atrevan con historias complicadas, buscando estructuras arriesgadas, como es el caso. A destacar la buena labor de Olga Carmona (1).

Ha muerto Alex Toth

Una terrible noticia: ha muerto Alex Toth. Según una información confirmada por su hijo que se da en los foros de la página Tothfans, ayer sábado falleció mientras dibujaba. Una triste noticia, pues desaparece uno de los grandes de la historieta. Quizás poco conocido por los fans, su obra es un ejemplo de calidad, siendo de los pocos autores que entendía el concepto de narración gráfica en su totalidad, lo que lo hacía continuamente admirado por todas las generaciones de dibujantes que lo han conocido.
Se ha ido un maestro.
Descansa en paz, Alex.

Enlaces: Tothfans
Texto que escribí para el prólogo de la edición de Azake de El Zorro