Las crónicas (en diferido) del Salón (IV). Conclusiones finales

Tampoco es cosa de agobiar al personal con el Salón, así que mejor resumir y sacar conclusiones de todo lo vivido en esos cuatro días de Junio.
La primera conclusión que uno saca es la de una sensación muy positiva. Con todas las cosas todavía a mejorar, hay un cambio de rumbo que se ha hecho patente de forma importante. Vayamos por partes:
Se ha mejorado de forma espectacular en las exposiciones. En total, ocho muestras cuidadas y rigurosas entre las que destacaban con luz propia las dedicadas a la Guerra Civil por su rigurosidad y didáctica, sin que eso suponga demérito del resto, perfectas muestras del trabajo de los autores seleccionados.
– Posiblemente, el aspecto más importante de este Salón haya sido el salto cuántico que se ha dado en la repercusión mediática de la cita barcelonesa. Prácticamente toda la prensa escrita se ha hecho eco del Saló, en algunos casos con presencia continuada todos los días de una página o incluso con largas contribuciones, como en el caso de la prensa local catalana. El Saló se ha paseado por radios, televisiones y todo tipo de medio de comunicación gracias a una labor titánica de promoción, a la que ha ayudado, como era de esperar, la presencia del ministro López Aguilar y de Buenafuente. Dos perfectos amplificadores que han sido aprovechados hasta el máximo por la dirección, como debía ser.
– Pese a que no pude acudir a ninguna mesa redonda (sniff!!!), los asistentes me han hablado maravillas de alguna de ellas, como la de género negro, y en general se ha resaltado el interés de las mismas. Queda en el debe el potenciar la asistencia a las mismas.
– Ha habido un claro aumento de visitantes durante el fin de semana respecto al año pasado. La cifra oficial habla de 95.000 visitantes, superando al año pasado en un 8%, aunque personalmente tiendo a ser poco crédulo con estas cifras. A poco que uno haga números y estuviese por allí, se da cuenta que esa cifra parece excesivamente alta. Sin embargo, hay que reconocer que respecto a lo que se vio el año pasado, sobre todo en sábado y domingo, se ha visto un importante aumento, y eso que se luchaba contra los exámenes, el mundial y la fórmula 1.
– Se ha tratado mucho mejor a los expositores y, en general, este año se notaba cierto optimismo en las cifras de ventas. La decepción casi generalizada del 2005 se ha transformado en que al menos, la experiencia ha sido rentable, aunque sea de forma mínima. Pese a que muchos expositores me comentaban el viernes que “ni para pagar la luz”, el domingo la sensación era mucho más positiva, derivada del gran aumento de público del fin de semana.
La recuperación de la zona profesional es un hecho y era verdaderamente gozoso ver cómo continuamente había reuniones entre editores, agentes, autores, etc…, dándole un contenido profesional que se había perdido. Esta recuperación que se inició el año pasado se ha consolidado en este y, sin duda, es otra de las grandes noticias de este salón. También fue especialmente interesante la reunión de autores, rica, satisfactoria y, sobre todo, útil, lo que indica que debería repetirse todos los años y ampliarse a los demás sectores corporativos del tebeo: libreros, editores (que no sea sólo una comida, aunque parece que fue también provechosa y que el germen de la futura Asociación de Editores de Cómic ya está en marcha), distribuidores y, of course, críticos.

Pero todavía hay muchas cosas que mejorar. Así a vuela pluma, se me ocurre que la disposición de los stands puede mejorar muchísimo. No es lógico que las exposiciones queden marginadas en un lateral del Salón ni que los primeros puestos nada más entrar al Salón sean las grandes paradas de Norma y Planeta. Son los que más pagan, es cierto, pero su tirón sería el mismo si estuviesen al fondo del Salón y obligasen al visitante a pasearse por el recinto, como pasa en Angouleme. Como decía Jesús Moreno, experto en estas lides, hay que recibir de forma cálida al visitante y acogerle como si estuviese en su casa, no con un muro nada más entrar. Ese cambio en la distribución favorecería que la gente accediera mucho más a las exposiciones (el sábado por la tarde, sobre las 5:30, me paseé por la exposición de El Capitán Trueno yo sólo en un momento dado, durante casi diez minutos, con un mogollón de gente en la zona comercial. Por curiosidad conté la gente que había en la zona de exposiciones y no llegaba a la cincuentena). También sería interesante integrar las mesas redondas dentro del espacio comercial de alguna manera. La ubicación en un piso superior, apartado de la zona “viva” debió desalentar a muchísima gente. Un problema difícil de resolver, ya que la megafonía del Salón sigue siendo un suplicio continuo en esa zona del recinto (por cierto, que en la zona profesional, los espacios habilitados son perfectos, pero se les debería poner techo para intentar aislar de la megafonía y que los editores extranjeros pudiesen hablar tranquilamente con los autores sin chillarse mutuamente).
Se ha desaprovechado el espacio de la plaza exterior de la Fira, que tan sólo ha servido para que las colas fueran más ordenadas. Con el buen tiempo reinante, parece lógico trasladar muchas actividades lúdicas al exterior que atraigan a visitantes que, a priori no entrarían al Salón.
Sigue siendo fundamental que el Salón no sea un evento restringido al recinto de la Fira. El Saló tiene que ser la gran fiesta del tebeo y como tal, debe contagiar el máximo de espacios de la ciudad. Es difícil, pero parece lógico intentar descentralizar actividades y organizar otras (en ese aspecto, fueron muy positivas las Jornadas Comiqueras de SD o las exposiciones de Sienkiewickz o en las Bibliotecas), siempre en conjunción con libreros de la ciudad, editoriales, distribuidoras e instituciones.
Y por último, es fundamental el cambio de fechas para favorecer la afluencia de público. Me consta el intento que está haciendo la organización para este cambio, que esperemos fructifique en unas nuevas fechas que favorezcan que todo el mundo se pueda acercar a Barcelona en estos días.

En general, repito, sensaciones muy positivas ante este Salón, mucho más si se tiene en cuenta que inicialmente parecía que se iba a seguir una política continuista ante el poco tiempo disponible.
Y me olvido de algo, seguro que vosotros me lo recordáis… :)

17 Comentarios en “Las crónicas (en diferido) del Salón (IV). Conclusiones finales

  1. Ahora mismo estaba hablando del tema que la zona de exposiciones está tan alejada que el Saló sigue dando la sensación de un supermercado gigante. Que quizá, sólo quizá, sería mejor que la entrada te diera las dos oportunidades por igual: entrar y encontrarte por un lado los stands editoriales y por otro la zona de exposiciones. Mismo peso.

    Otro tema es, también, la ubicación de las salas de actos y de conferencias. Tuve que preguntar el primer día dónde estaban, pues no salían ni en el mapa del Saló. Se deberían integrar más para fomentar la asistencia y, sobre todo, la participación.

  2. David C. on 13 junio 2006 at 12:01 said:

    Creo que la sala de prensa, si bien está situada en un lugar correcto, debería estar separada en cubículos o algo parecido; es un DOLOR escuchar después las grabaciones de las entrevistas e intentar distinguir lo que te interesa del ruido de fondo.

    Por otra parte… ¿cambiar las fechas? De acuerdo, pero sin volver a las de hace dos años, coincidiendo con la Fórmula 1 (y procurando evitar también otros eventos como el Construmat), que sólo por esa coincidencia a los de fuera nos hacen pagar cerca de un 50% más en los hoteles, y eso si encuentras alguno.

    Un saludo.

  3. guacamol on 13 junio 2006 at 12:49 said:

    Me parece realmente cojonudo que la organización se haya puesto tanto las pilas para este Saló, potenciándolo en todas sus posibilidades. También es de agradecer los comentarios de este post, por no mencionar la labor de álvaro, siempre empujando a la industria, organizadores y lectores de este sector para optimizarlo. Parece que por primera vez los protagonistas del sector empieza a centrarse en cómo hacer bien las cosas, potenciar el medio y la industria no sólo en mayor número de ventas, también en atraer nuevo público consumidor y en "aleccionar" (en el buen sentido) al lector habitual en lo que es la obra de calidad (ojo, sin enfrentarlo al comic comercial de calidad). Haciendo que todo esto tenga repercusión real y llegue a la sociedad en masa, profesionalizando un sector que a veces no es tan profesional como debería entre otras cosas por que en España es

  4. ¡Reflexiones sencillas pero muy sensatas! Las mesas redondas, las exposiciones y el taller de cómics deberían ser el eje central del ficomic 2007, y ya no encontrarse ni el altillo ni en los laterales pero en el centro del recinto. ¡Reemplazar la megafonía por un cartel a disposición de los editores es tan sencillo como imprescindible, tanto para los oídos de todos como para evitar los errores e confusión de muchos mensajes! Y por fin, crear zonas de libreros / editores / fanzines y demás me parece de una lógica implacable tanto para dar cohesión a los protagonistas como de cara al público que ha de perder la cabeza con tanto lío. Muchas gracias álvaro por tanto empeño a dar vida a este mundillo que necesita más que nunca circulación de ideas.

  5. Las mejoras de las que hablas, sólo las necesitan los autores (que por lo visto son los únicos que no pueden pagar la luz en este país), los demás están muy bien como están enquistados y chupando y prometiendo como buen político que SÍ hay futuro entre comida y comida… jaj…

    Fuera de eso, me gustó mucho este año…habría que premiar y reconocer a los diseñadores del area de exposiciones al completo…cada año está todo más logrado para hacer la experiencia más buena…( se me ocurrió imitar al inspector finch en "vestigios", pero en el escenario elaborado por los interioristas del Saló…muy bueno tú, casi pierdo las gafas)….muy buen trabajo también de la nueva dirección (sin demeritar a nuestra Rosa de siempre) fue casi como en los viejos tiempos…había un ambiente de convivencia y respeto muy bonito… casi es una pena que sólo dure 4 días…una abrassada a todos y hasta el año que viene…

  6. laputalavirgen on 13 junio 2006 at 16:11 said:

    la verdad es que el tema de los fanzines da un poquillo de pena, su zona parecía más un gueto de libre acceso, un museo de los horrores, además se notaba que se sentían recluídos, no se lanzaban a la venta, se respiraba congoja fanzinera en todo el salón, pillé algunos pero casi tuve que pedirlos,

    lo de las exposiciones, pues según cual sea conviene tenerla apartada o no, la verdad es que la idea era buena en teoría, han dividido los espacios por temáticas, peroooo… faltaba como alguien ha dicho por ahí arriba, flujo,

    el error gordo ha sido otra vez el de los autores, se sigue sin repartir númeración(hubo un triste amago el jueves-el día que menos falta hacía-), con lo fácil que sería tomar nota de las distintas personas que hacen cola y darles un papel sellado, y a tomar por culo, el colegue friki es algo que realmente da asco,

    con ciertos autores, sobre todo el sienkwichz ese raro, la gente llegaba el número 5 y al final empezaaban a llegar frikis de mierda(frikis rozando el punto de sacrificio 666)y se ponían a charlar amigablemente con sus otros frikis,… puta secta… al final los chavales que primero llegaban a la cola, tras horas y horas de espera, se quedaban sin dibujo, porque a excepción del último día el sienchiwika ese hacía como sólo 4 o 5 dibujos, eso sí no veas qué dibujazos…. en formatos cartulina, a color, totalmente perfilados, dibujos que a buen seguro luego la gente venderá por una pasta… se tiraba con algunos 45 minutos… en fin…

    me pongo malo de pensarlo, yo pude pillar dibujos de esos… llegué el primero a la cola pero me fui… en fin…

    que mu guapo en cualquier caso el salón,

    P.D.: No pude asistir a la mesa redonda sobre los weblogs, estuve haciendo cola(quien me diría que este fin de semana me iba a inflar a comer colas…), en fin… algún día conseguiré ver al alvarito pons éste, necesito desengañarme, mi mente lo dibuja aún como un galán de cine francés,

    Saludos membrales.

    Slt.

  7. BADGER on 14 junio 2006 at 8:48 said:

    Me sabe mal ser la nota quizá discordante con las buenas sensaciones con respecto del Saló de este año.

    En mi opinión, todavía queda mucho camino por recorrer, pero MUCHO.

    Me explico, si bien la calidad de las exposiciones, ubicación, actividades, etc… sí he de reconocer que han mejorado con respecto de otros años, la gestión del Saló me continúa pareciendo que deja mucho que desear.

    Me parece lamentable y patético que a estas alturas de la película todavía no puedas pagar con tarjetas de crédito/débito?!?!?! Así no me extraña que el Saló cada año sea deficitario, porque será deficitario en relación con lo que se declara… no? Y claro, vas a declarar todo lo que cobras en efectivo? Como si nos chupáramos el dedo. LAMENTABLE! Y es que aquellos que somos habituales del Saló ya sabemos que tenemos que llevar pasta en efectivo, pero los que no? aquellos que van por primera vez y quieren comprar se quedan con las ganas por no lleva suficiente efectivo. Lo que justamente pasó con un colega que se quiso llevar una colección completa en Ediciones B (más de 90 euros) y la dejó porque no llevaba en efectivo. MUY BIEN!!! ASI SEGURO QUE INCENTIVAMOS LA VENTA DE COMICS!!!!!

    Otro aspecto que cada vez me desagrada más es que te puedes gastar 190 euros en un stand (de los grandes: Planeta/Norma/Panini, etc…) y ni siquiera te regalan un triste poster ni un descuento ni nada!!! Encima que te dejas una pasta que fijo no van a declarar no te descuentan ni un miserable céntimo!!!. Por lo menos antes, recuerdo antaño cuando se celebraba en Atarazanas y posteriores, comprabas en las "majors" y te surtían a posters, chapas y merchandising vario. Y aunque lo que realmente importa sea el cómic que compras, siempre gusta que tengan un detalle contigo -por aquello de alicientes e incentivaciones- (y antes los "regalos" eran para todos, sin distinción con respecto al gasto que hicieras). MUY MAL!!!

    Tampoco incentiva que no tengas un descuento de, pongamos, el 5% en todas las compras del Saló, porque encima de que pagas entrada para que te dejen comprar (cosa que nunca he entendido, y reconozcamos que las exposiciones son un a más a más, el principal objetivo es comprar) no te hacen descuento. Si es que al final sale más a cuenta darte un paseo e ir a la Fnac a comprarlos, que por lo menos allí te hacen un descuento del 4% SIEMPRE.

    Son cosas que no entiendo ni entenderé. El Saló, al final, es para los de siempre, para los incondicionales que vamos a comprar cómics y chafardear las novedades y que compramos allí porque queremos esos cómics que compramos. Aún así, me quedo con la sensación de que nos toman el pelo.

    En el Saló se pierden ventas, MUCHAS, no incentivan (descuentos/regalos) para que la gente compre cómics, así que sólo hacemos gasto los de siempre, y si la pretensión del Saló es llegar a todos, fomentar la lectura de cómics y ofrecer un producto atractivo y de oportunidad creo que NO lo consiguen, y a estas alturas dudo que lo hagan.

    Además, censuro notablemente el stand de norma, que encima de no poder escoger personalmente los cómics (me dejé más de 160 euros) ya que te los iba dando la persona que te atendía (por no mencionar el tema descuentos y regalos inexistentes que hago extensivos a la gran mayoría de stands) mi puteo fue mayúsculo cuando en casa, revisando mi pila de cómics me di cuenta de que uno tenía toda una hoja rota.

    Como he dicho, lamento ser la nota discordante, pero tenía que decirlo.

  8. The Question on 14 junio 2006 at 11:34 said:

    Creo que confundes una cosa con otra. El hecho de que las editoriales no regalen chapas, no permitan el pago con tarjeta (las había que si) o no realicen descuentos, es cosas de los editores y no de la organización que bastante tenían con sus propios errores.

  9. eeeeh…

    una anotación.

    Los fancines este año no estabamos "en un gueto"sino en una pared lateral. Mil veces mejor que cuando nos ponian en otra sala alejados de todo.

    Te en cuenta que al ser stands pequeños esta es una buena solución y asi ocupamos mas superficie y se nos ve mas.

    En cuanto a nuestras ganas… Si no te saltamos a la chepa chillando ¡¡COMPRAMI FANSCINE YTEDOY UNAGALETA DEPERRO! espero que nos lo gradezcas. Los fancines de este Salon tenian mucho nivel, muchos salidos de imprenta y los de fotocopias con buenos contenidos (la mayoria).

    Los chicos del FLAsCinDER teniamos stand, aun asi patrullamos por los pasillos montando el cuadro y ofreciendo nuestros productos. Pero ya tenemos una edad para distinguir y diferenciar una actitud colorista y divertida para la venta de la de un frick terminal

    un saludo a todos

  10. BADGER on 14 junio 2006 at 13:46 said:

    The Question. Quizá no me he explicado bien. A mi no me condiciona en absoluto el hecho de que me regalen o no material relacionado el mundo del cómic. Yo me compro el cómic que me da la gana sin complejos. De lo que me quejo es que el Salón no ve más allá de sus narices con veladas intenciones de querer atraer a nuevo público. Parece como si el esfuerzo por comprar lo tuvieras que hacer tú cuando deberían ser ellos los que tendrían que hacer el esfuerzo por vender, pero como los que compramos somos los de siempre, para qué esforzarse en hacer atractiva la compra de un cómic? Como con nosotros tienen la venta segura, pues eso, que no ven más allá de sus narices. Y si ven no tienen ni idea de ponerlo en práctica.

    Lo del tema de las tarjetas… sin comentarios. Que la gran mayoría no tenga… vamos! No nos caemos del guindo.

    Lo que sí destaco son las editoriales pequeñas, siempre de trato muy agradable.

    Y con lo del tema de los descuentos tampoco voy confundido, si la organización del Saló decidiera que las ventas que se hagan esos días tendrán un descuento del 5% para fomentar precisamente eso, las ventas, podría compensarlo con el alquiler de los stands, sin problema, que me consta que se paga Mucho dinero.

    Al Saló le falta una vertiente más comercial, de llegar a todos, que para eso son los Salones (obviando los aficionados), pero si se quiere mirar más allá del ombligo todavía les falta muy mucho.

  11. Buena respuesta Guillermo, lo que pasa es que LPLV quería que se los ofrecieran para poder decir NO jajaja…

    pero se quedó con las ganas…

  12. laputalavirgen on 14 junio 2006 at 16:38 said:

    hola,

    pos será que los frikis os hacéis mayor, y al haceros mayor, viejos, y al haceros viejos menos histriónicos, pero es que mola tener frikis histriónicos, el más claro ejemplo de esta "decadencia" el famoso y omnipresente/potente peluki, ese tío la primera vez que lo vi fue en granada vendiendo fanzines a latigazos(literalmente, no es retórica), sigue siendo un tío cojonudo pero se le ve un poco… no cansado, si no relajado,

    quizás os hacéis viejo, lo entiendo, pero por eso mismo quizás también faltaba integración, y ya que los abueletes andan cansados y no se les puede poner unos ticitaca a los stands para que rulen y se integren en el bullicio, que sea la montaña la que vaya a ellos,

    este año de todas formas ha sido un año triste, se fueron monja jamón, se fué albuquerque(se llamaba así, no?), en fin… quizás ha llegado la hora del relevo generacional, no todo es culpa de la organización claro,

    ah, con respecto a lo del pago con tarjetas, es verdad que muchos no llevaban, pero se podría haber arreglado con simples indicaciones como que en la plazoleta del recinto había un cajero automático,

    ah(otra vez), y no sólo no hacen descuentos, si no que muchos stands, aprovechando que vendían libros sin precios impresos te subían el precio de sus libros unos eurillos,

    eso sin contar los stands que pretendía vender tomos como watchmen a 60 euros(coño, casi a un 200% de su precio),

  13. laputalavirgen on 14 junio 2006 at 16:40 said:

    esto sólo lo vi en una librería,

    (se dice el pecado pero no el pecador)

    bueno, que el salón me ha parecido cojoundo, sigue siendo algo cutre(el tema de la megafonía, etc), pero bueno, se ven ganas de cambiar, llevan sólo dos años en este recinto(si exceptuamos el primer año hace ya casi un cuarto de siglo), seguro que el año que viene se lo curran más, o no,

    Saludos membrales.

    Slt.

  14. BADGER on 14 junio 2006 at 19:13 said:

    Ahora que dices lo de la megafonía… recuerdo el viernes, que cerraban a las 20:00. A las 20:00!!!!!!! Por favor!!!!! A quién se le ocurre cerrar un viernes a las 20:00!!!!! (otra cosa que no entiendo), el de meganofía casi insultaba a las 19:50 para que se fuera todo el mundo: "Venga, venga, iros ya que estamos cansados y mañana abrimos a las 10:00" o algo parecido, como si el de megafonía fuera un iluminado pastor y los asistentes un rebaño de anormales.

    Si es que ya lo digo ya, NO saben gestionar el Salón. Falta cualificación y una visión más comercial.

    Y que conste que cada año espero con ilusión este evento… pero es que a mi no tienen que convencer. Lo que me sabe mal es que cuidar ciertos detalles y formas no cuesta nada en absoluto.

  15. Quizás tengas razón en lo del peluky LPLV (no vamos a decir quien es este hombre en verdad ) nosotros los de la nueva guardia "" le decimos el alan mur jajajaja (se parece y todo) , este año llevaba corbata y no gritaba ni llevaba el carrito ni usaba el látigo ni secuestraba a los transeuntes…si algunos se empiezan a volver viejos…y qué?…

  16. Francis 7 on 15 junio 2006 at 9:17 said:

    Desde luego si es verdad lo q decís, me parece cutrísimo. Nunca he ido a un Salón de estos, pero esos ¿fallos? y metidas no me parecen propias del siglo XX ¿Que no se podía pagar con tarjeta?????? no me lo puedo creer!!!!

  17. A ver:

    Esta empezando a dar la impresión de que somos fancineros de 60 años. Quitame la mitad.

    Cuando igo que me hago viejo me refiero a que me dolian los pies que te cagas. ¿Visteis a unos fancineros que arratraban a un "Superman" escayolado que se deslizaba sobre un monopatin? Y otros con cota de mallas (fabricada con chapitas de cocacola y birras) y camisas de hawai? La fiesta estaba ahi.

    Quizas eres muy feo y nos daba susto arrimarnos a venderte, no se. Me extraña no colarle un FLAsCinDER a un cliente potencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation