Lecturas saloneras (IV). Caricatura

Un hombre recorre las ferias de arte haciendo caricaturas. Es un nómada del arte, que quizás escape de sí mismo, hasta un día que encuentra a una jovenzuela que admira su trabajo hasta obsesionarse con él.
Contado así, podríamos estar hablando del comienzo de una mórbida novela que siguiese los pasos de Nabokov, pero hay que matizar un poco más: es una historieta de Daniel Clowes.
Y eso lo cambia todo.
En manos de Clowes, el argumento más nimio comienza a crecer cual fiebre de Urbicanda, engrandeciéndose, complicándose y apareciendo ramificaciones frondosas que hacen de su seguimiento un intrincado ejercicio de reflexión. Caricatura, la historia corta que abre este libro recopilatorio, es quizás el mejor ejemplo de la capacidad poliédrica de este autor al abordar una historia, que le permite dotar de tantas lecturas a su obra como lectores haya. Porque en las pocas páginas de Caricatura asistimos a una brillante disquisición sobre el sentido del arte y de la creación, una sardónica aproximación a la bastarda comercialización del arte que tiene mucho que ver con las brillantes ideas de que ya ha expuesto en otras obras y que, supuestamente, serán la base de su próxima película. Pero también encontraremos una disección quirúrgica de la soledad, de la buscada voluntariamente y de la que genera ermitaños aislados en medio de oleadas de gente. Todo aderezado con un retrato de la juventud descreído y amargo, que contrasta y hace de vehículo dinamitador de las anteriores. El conjunto se alza como un retrato concentrado de la sociedad americana tan lúcido como desolador, en el que los protagonistas vagan sin más motivo que el de vivir un día más.
Una historieta que, de por sí, justifica completamente la compra de este excepcional tebeo, pero que se ve acompañada de otras pequeñas genialidades de este hombre. Divertidas, amargas, mordaces, cínicas…los adjetivos son muchos, pero la excelencia es la norma.
Y, además, dedica una historieta a 1966, un año al que le tengo especial cariño, por aquello de que fue en el que di a parar por este mundo…¿qué más se le puede pedir?
Por cierto, más que correcta edición de La Cúpula, que respeta las páginas a color (no como en ocasiones anteriores) y consigue una relación calidad-precio envidiable (4).

10 Comentarios en “Lecturas saloneras (IV). Caricatura

  1. Juan Carlos on 15 junio 2006 at 10:51 said:

    Un libro excelente. Esperemos que La Cúpula termine editando 20th century eighth ball, Lloyd Llewellin y Pussey y así recuperar todo lo que este hombre ha escrito en Eightball n

  2. Francis 7 on 15 junio 2006 at 11:28 said:

    Que ganas tengo de q me lo traigan en la tienda… álvaro, ¿Tienes comentado el "Como un Guante de seda forjado en hierro"? Es q me dejó flipado, y todavía le busco explicación…

  3. eduardo,(yo) on 15 junio 2006 at 12:18 said:

    sabe alguien si tiene alguna historieta inedita?

    con los tiempos y novedades que corren,hay que ajustar mucho los euros.

  4. homie on 15 junio 2006 at 12:31 said:

    pues yo de Lloyd Llewellin acabé hasta los mismísimos. Más que nada porque la edición de Bola 8 de la Cúpula era bastante infumable: le quitaban las hisorias serializadas y las historias en color, y a cambio te lo llenaban todo de L.L., que llega un momento en que te sobresaturas.

    Y para más inri, te sacan un tomo como el presente en el que seguramente haya alguna historia no incluida en la serie de Bola 8. Para que tengas que pagar varias veces por lo mismo, como pasaba con Rubia de Verano.

  5. "Caricature" aparecía en los tomitos de Bola 8; "1966" ya fue publicada dentro de la revista El Vibora.

    Todavia no tengo en mi poder el album, pero me temo que no hay material inédito, verdad?

  6. zepequeno on 15 junio 2006 at 14:39 said:

    yo estoy en las mismas, todo esto me suena. Y como me encanta clowes me basta con un par de páginas inéditas.

    ¿hay algo que no se haya publicado anteriormente?

  7. El caso es que Caricature, esta caricatura, ya era en su origen una recopilación de cosas del Bolaocho, si no me equivoco. Pero lo importante era la VOLUNTAD de recopilar esas historias, ¿no? Son de un Clowes ya totalmente maduro, y juntas componen un tono unitario (espero, vamos, y es lo que sobre este cómic leí en su día… o ya lo he comprado pero aún no leído)

  8. Juan Carlos on 16 junio 2006 at 11:49 said:

    ¿Nadie de La Cúpula puede aclararme si publicareis todos estos tomos?. Sé que otra editorial va a publicar el de Ice Heaven y no sé si os quitarán los derechos de David Boring ya que también la ha editado ahora Panteon, pero desconozco lo que pasará con los títulos mencionados antes.

  9. mr sensible on 20 junio 2006 at 17:46 said:

    Daniel clowes es aquella persona de la que no podra dejar de hablarse sin que nos cuelgue un hilo de baba por la boca.Larga vida a sus carrera como dibujante que si sus próximos comics son sólo la mitad de buenos que los que ya ha hecho seguiré arrancandolos de las estanterias con cara de esquizofrénico admirador.Daniel es un autor con una capacidad desbordante.Habrá que estar pendiente de todo lo que haga.Apuesto por el comic underground y afirmo que con los maestros de los que podemos tomar ejemplo ahora las grandes historias del comic están por llegar.Hagamos llegar a este medio hasta donde se merece,desde dentro o fuera,escribiendo y/o leyendo.Porque solo aquellas personas que cuando no tienen nada que hacer prefieren leer comics y cuando tienen muchas cosas que hacer también,pueden realmente entenderlo.

  10. Pingback: Retrato al natural » Compradicción

Responder a señor punch Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation