Lecturas saloneras (IX). Dos de Astiberri

Antes de la admirada Pyonyang, Delisle ya había volcado sus experiencias como supervisor de animación en lejanos países en Shenzen, donde relataba su estancia de tres meses en la ciudad china que representa por antonomasia la experiencia capitalista del gigante comunista. Es posible que trastocar el orden de lectura natural de estas dos obras afecte negativamente a Shenzen, ya que se observa todavía cómo el autor está probando recursos y maneras de abordar la narrativa de una obra tan particular como este documental-biográfico. Delisle va encontrando poco a poco el ritmo necesario, centrándose más en los contrastes anecdóticos entre la cultura europea y la oriental, logrando una narración entretenida y que provoca la curiosidad, pero que cristalizaría plenamente en su siguiente obra, no sólo por su mayor pulso, sino también por el evidente interés que tiene una sociedad tan hermética como la norcoreana. Pese a todo, la lectura de la excelente edición que nos trae Astiberru es de lo más recomendable, esperemos que sea la antesala de otras obras de este autor de registros muy alejados a éste, como Aline et les autres.(3-)

La editorial vasca publica también la segunda entrega de la excelente Lupus, de Frederick Peeters, un excelente relato de ciencia-ficción que demuestra que el género no es excusa en sí mismo para crear historias, sino un espléndido andamiaje para contar historias. Peeters aprovecha este segundo volumen para ahondar en la personalidad de Lupus y Saana, trasladándolos a un lejano planeta-asilo, donde los jubilados pasan sus últimos días en una especie de inmeso parque temático para la tercera edad. Y de nuevo, demuestra una capacidad única para narrar historias, para componer a través de silencios y miradas, logrando momentos que se basan únicamente en la expresividad de las miradas de sus personajes. Pero también es un autor que desarrolla personajes con una personalidad compleja y fascinante, diamantes que va tallando y expresan brillos en todas sus facetas, muy alejados del maniqueísmo que el género estaba produciendo en los últimos tiempos.
Un álbum excelente (3).