Lecturas saloneras (XIII). El viajero de la Tundra

Existe una constante en la obra de Taniguchi que relaciona de forma coherente y consistente toda su obra: la búsqueda del equilibrio entre el hombre y su entorno. Ya sea mediante el enfrentamiento a su pasado, a su familia o la naturaleza, las diferentes obras de Taniguchi estudian de forma sosegada, sin estridencias, cómo el ser humano se imbrica en su alrededor, como va lanzando pequeñas raíces que le unen de forma indisoluble al lugar en el que habita. Pese a las diferencias temáticas de cada obra, esta línea de reflexión da una coherencia absoluta a su obra que hace todavía más atractiva la obra del japonés.
Esta constante temática adquiere quizás su forma más obvia, pero por ello menos interesante, en las obras en las que Taniguchi enfrenta directamente al hombre con la naturaleza. Si en K se enfrentaba a la montaña, como ejemplo máximo del reto humano, en El viajero de la Tundra encontraremos seis historias en las que la naturaleza muta y se transforma para retar al ser humano. El frío de la montaña, un oso gigantesco, una manada de lobos, una ballena, el mar…son sólo excusas para que el hombre mire en su interior y se sienta parte indisoluble de esa naturaleza a la que agrede sin cesar, en un acto de rebeldía contra el padre infantil y del que luego se arrepiente cuando es demasiado tarde. Como ya es habitual en este autor, la lectura de sus historias es siempre una puerta abierta a la reflexión, un ritmo lento que nos ayuda a ir parando en nuestros propios pensamientos, silencios que nos alientan a pensar, a compartir nuestras ideas con los ojos que nos miran desde las viñetas. Curiosamente, en la compilación que edita Ponent Mon hay un elemento discordante, una historia biográfica sobre el propio autor, que contrasta vivamente con las cinco restantes, contraponiendo el espacio cerrado, opresivo, en el que vivía de joven con la apertura infinita de la naturaleza que rebosa en las otras historias. Una oposición casi radical que rompe el ritmo de las historias y permite al lector ir un paso más allá, al reparar en la paradoja de una dibujo que intenta representar el infinito desde la limitación de una viñeta, cerrada y finita. Y, enseñándonos la trastienda del creador, comprender que la pequeña ventana que tenía Taniguchi en su habitación es una metáfora de esa viñeta como ventana abierta a la naturaleza, por las que imaginamos el viento que sopla en nuestras caras.
Una obra, como siempre en este autor, recomendabilísima (3).

21 Comentarios en “Lecturas saloneras (XIII). El viajero de la Tundra

  1. Tengo que reconocer que con El rastreador me asusté un poco. Vi un Taniguchi algo más flojo de lo habitual. Pero este Viajero de la tundra me reconcilió, casi humillado por haber dudado de la genialidad del autor.

    Siempre viene bien tener un Taniguchi cerca para detenernos por un momento y reflexionar. De los mejores autores del momento, sin duda.

  2. señor punch on 21 junio 2006 at 9:15 said:

    mmm ¿entiendo bien?¿Esta recopilación, es una obra unitaria en que Taniguchi mete a propósito una historia discordante, o es un refrito de historias cortas que ha realizado Ponent (o la editorial nipona que le vende derechos? Quiero decir ¿ese contraste de las estampas naturalistas con un relato final es buscada por el autor o no?

  3. señor punch on 21 junio 2006 at 9:17 said:

    err…el anterior mensaje…la costumbre…mezclé direcciones varias en un correo que no existe. Disculpas carcelero.

    Es que estoy en "otro ordenador", son cosas que pasa, las horas, el sueño… en fin.

  4. salvador on 21 junio 2006 at 9:19 said:

    Entonces está a la altura de El Caminante o El olmo del caucaso?(ya no digo el almanaque o barrio lejano, que es mucho pedir).

  5. Lucas on 21 junio 2006 at 10:05 said:

    Una pena que con los habituales precios de Ponent no podamos disfrutar todos de esta gran obra. Ya pasó lo mismo con El Rastreador…

  6. Totalmente de acuerdo es un tomo magnífico. Lo que no sé es quién ha realizado esta recopilación porque para mi gusto hay dos historias que rompen la unidad temática y quizá perjudique su lectura. ¿Sabes algo en este sentido álvaro?

  7. Brian Da Palmas on 21 junio 2006 at 11:33 said:

    Os pido un favor, por prejuicios intolerables estoy bastante desconectado del Manga. Las obras que pude leer de Taniguchi me fascinarón y tengo la enorme duda de que en estos años me perdí la oportunidad de acercarme a obras de una calidad tan incuestionables como las de este autor. ¿Podeis darme un listado de mangas imprescindibles? Muchas gracias.

  8. Juan Carlos on 21 junio 2006 at 11:34 said:

    Alguien sabe quién va a publicar la colaboración de Taniguchi con Moebius, creo que se llama Ícaro?

  9. Desde luego, este comic es una auténtica joya…

    Mis favoritas las historias de los lobos y la del oso de una sola oreja… Hacía mucho que no me metía tanto en una historia mientas la leo. Además, cuando terminaba cada historia, me hacía reflexionar y soñar…

    Recomendado para todas las edades, se lo ha leido hasta mi padre y le ha encantado (y no está muy acostumbarado a leer comics)

  10. entre sfar y taniguchi… te quedas sin un euro.

  11. Brian De Palmas, en mi blog hago una relación de los 10 mangas que a mí mas me han gustado, puede que te sirva de orientación.

  12. WWfan! on 21 junio 2006 at 14:29 said:

    Yo no entiendo lo de la unidad temática.

    Yo sé que están de puta madre.

  13. Juan Carlos, si, se llama Icaro, pero hay un pequeño problema actual con el tema de los derechos de esa obra compartida, ya no por Taniguchi, ya que Ponent y Taniguchi tienen muy buena relación, sino con la gestora de los derechos de Moebius… Ya se berá como acaba la historia ^^

  14. Juan Carlos on 21 junio 2006 at 18:04 said:

    Esperemos que acabe bien, los derechos de Moebius los tiene otra editorial en España?

  15. El viajero de la tundra es la versión española de "T

  16. Caracrater on 22 junio 2006 at 9:38 said:

    y entre el rastreador y el de la tundra…………..cual recomienda el personal?

    Taniguchi es mucho taniguchi………

  17. Gracias por la información Micko. En cuanto a El Ratreador y El Viajero de la Tundra, yo recomiendo los dos. Son igual de buenos, para qué vamos a andar con chumineces…

  18. Son igual de buenos en temáticas diferentes, para el que le guste mucho en Taniguchi Intimista disfrutará como un enano con EL Viajero de la Tundra… EL Rastreador es más el Taniguchi de Acción, más como Hotel Harbour View… Pero como ha dicho Tebeonauta ambos son geniales jeje…

    Juan Carlos, en cuanto a los derechos de Moebius en España solo puedo contarte lo que te he contado arriba… El Resto secreto de sumario… Lo siento

  19. Alec Holland on 22 junio 2006 at 23:20 said:

    Os aviso que Icaro no es gran cosa…

  20. Caracrater on 23 junio 2006 at 10:36 said:

    si es muy posible que luego el comic no sea para tanto, pero hay que reconocer que ver en la portada el tandem Taniguchi/Moebius asusta………….

  21. Pingback: Aburreovejas » Blog Archive » Píldoras: Shenzhen, Cartoonist 2, El viajero de la tundra, Blanco humano: Vivir en Amérika, Solo 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation