Abducido no, castigado…

Pues no, pese a que todo parezca indicar tras el anterior (y polémico) post que fui abducido por la marea blanquiamarilla, la realidad ha sido mucho más dura, si cabe. He sido castigado.
Parece que mi inocente parodia antireligiosa no ha sentado bien en las alturas (indefinidas, cada cual que se aplique el cuento según sus creencias) y fui castigado de forma fulminante con un terrible dolor de muelas que me ha tenido jodido (y bien jodido) durante un par de días, pese al estado de seminconsciencia debido al chute de nolotiles e ibuprofenos.
Quién sabe, a lo mejor debería replantearme ateísmo (eso sí, como mucho por un panteísmo bondadoso, con San Eisner a la cabeza)… o ir más al dentista, que en estos casos toma forma de extraño heraldo de horrorosas torturas.
Eso sí, pese a todo, todavía pude pasarme todo el día de ayer de reuniones para ver si montamos algo gordo de tebeos en Valencia. Ya os contaré.
Si consigo reponerme a lo largo del día (previa visita masoquista al dentista, eso sí), seguiré con las lecturas saloneras. Eso sí, os adelante una sorpresa absoluta: Tierra de historias, de Flavio Colín y Wellington Srbek. Una obra de una fuerza impresionante, arrebatadora.

26 Comentarios en “Abducido no, castigado…

  1. alpargatus on 11 julio 2006 at 9:13 said:

    Tierra de…historias.

  2. Francis 7 on 11 julio 2006 at 9:42 said:

    Tierra de … histerias

  3. Hay que tener amigos… hasta en el cielo.

    No había pillado yo lo de los zombies católicos… Jejeje…

    La verdad, es que me cuesta creer que haya gente que le guste el papa este y le aplauda y le alabe como si fuera una estrella de rock. Vamos, esas colas son peores que para ver un concierto de los Rolling Stones. Yo soy más de la religión de Homer, jejeje…

  4. Además, es pecado de papalatría, ¿no?

  5. Alvaro, creo q es mejor el dentista.

  6. guacamol on 11 julio 2006 at 10:38 said:

    Pocas cosas hay más desagradables que un dolor de muelas…que sea leve, alcaide.

  7. Bentxi on 11 julio 2006 at 10:39 said:

    Eisner es judio, con lo cual no puede ser santo, es como lo de inteligencia militar, son terminos incompatibles.

    Lo de la iglesia… un negocio como otro cualquiera, desgraciadamente es un obstaculo para que algunos creen en Dios o en "algo", aunque seamos sinceros, no hay ateo puro… estamos muy mediatizados como para no usar su nombre aunque sea para faltarle el respeto

    Pero hablemos de Comics que son mas bonitos ;)

  8. Jesús Cuadrad on 11 julio 2006 at 10:49 said:

    Lo de ir al dentista está bien, pero, para una urgencia del mientras, acuda al vasito de vinagre: frótese y, después, beba.

    Y cuídese: Val

  9. eduardo,(yo) on 11 julio 2006 at 11:01 said:

    Ala,a hacer caso de la bptica de la abuela y a recuperarse.

    que le sea leve alcalde.

  10. eduardo,(yo) on 11 julio 2006 at 11:02 said:

    botica queria decir.

    sorry.

  11. Antonio Llano on 11 julio 2006 at 12:02 said:

    Que se mejore, maese carcelero. Y ni Dios ni San Eisner. Santo Torno de los Dolores, me temo. Cuando se le acerque el dentista con el susodicho artefacto, imagíneselo sentado en el retrete con retortijones.

    ¡Venga, ánimo, que no es nada!

  12. Hircano on 11 julio 2006 at 12:39 said:

    Nunca he entendido porque la fe de los creyentes angustia tanto a los no creyentes. Al fin y al cabo el ateismo es una fé como otra cualquiera. Pero al paracer es una fé dolorosa y fustrante que se manifiesta rechazando y agrediendo la fé ajena mediante una amplia gama de acciones que van desde la ironia hasta los leones en el circo.

    Dios le de paz y una pronta recuperación, hermano.

  13. PLEIKU on 11 julio 2006 at 13:22 said:

    Enfrentarse a la muerte cara a cara, es lo que divide a un teista de su contrario,uno se refugia en creencias creadas por el hombre,el otro asume lo inevitable.

  14. Miki on 11 julio 2006 at 14:14 said:

    Em, Pleiku, yo he estado a punto de espichar en un accidente de coche no hace mucho y, la verdad, palmarla sabes que la palmas y que es inevitable, lo que esperas es pasartelo bien al otro lado n vez de que se haga el fundido en negro y ya está.

    Al carcelero, Dios te ha castigado por no enseñarnos al Ratzinger Z. Ahora en serio, espero que te recuperes pronto.

  15. Jesús Cuadrad on 11 julio 2006 at 18:31 said:

    Quienes alardean de fe… normalmente hasta la acentúan.

    Para hacerse creer que idem.

  16. el fan n on 12 julio 2006 at 0:58 said:

    ¡¡¡¡El dolor de los dolores… el dolor mas inhumano… es hacerse una paja… con chinchetas en la mano…!!!(…)

    ( Fragmento de una version garrula, de la celebre cancion "La puta de la cabra" que escuche por Cantabria). Pues tambien es inhumano un fastidioso dolor de muelas ;que se mejore, alcaide Alvaro…enfin ajo y agua tocan…nos leemos…

  17. Francis 7 on 12 julio 2006 at 9:45 said:

    eh, Miki, sin querer desmerecer en absoluto tu experiencia ni faltarte al respeto: Cuando nos vemos en apuros nos agarramos a un clavo ardiendo. Un estado de debilidad no lo considero criticable, le puede pasar al mas ateo. Pero cuando pensamos friamente…

  18. PLEIKU on 12 julio 2006 at 10:11 said:

    "lo que esperas es pasartelo bien al otro lado n vez de que se haga el fundido en negro y ya está."

    Miki,no te veo muy convencido.

    "

  19. ánimo con esos dolores, sé lo que se pasa.

  20. Miki on 12 julio 2006 at 14:01 said:

    Convencido ando, el creer o no creer no depende de un momento, quizá te esperabas q t dijera q oí trompetas celestiales? pos no, el crash del coche sacudiéndose y ya está con un previo de 2 segundos en el que dices: "hala, ya está, de esta no salgo" y te acuerdas del Señor Mío Jesucristo y poco más.

    O crees o no, el "por si acaso me voy a confesar" no funciona en ese momento, lo que sale, sale de dentro. Y me largo a trabajar que ya parece q os estoy dando catequesis.

  21. jack knight on 12 julio 2006 at 18:29 said:

    Yo creo que toda la polvareda que ha levantado "cronica desde una ciudad sitiada" es causa de nuestra tendencia a hacer de algo el centro de nuestras vidas: religion, famlia, dinero, comics…y cualquier ataque contra lo que mas valoramos nos obliga a defenderlo porque si no lo hacemos, todo se desmorona y el centro no se sostiene.

  22. Sin ánimo de echar leña en ningún fuego… no creo que no creer sea una cuestión de fe, como sí lo es creer. (Perdón por el trabalenguas… pero me ha salido así, de seguido.)

    Ni los de los leones del circo eran no creyentes: creían otras cosas, me parece; pero creían, en definitiva. Y porque creían, mataban.

    Y a los que no creemos no nos angustia en absoluto la fe de quien cree. A no ser que sean fes peligrosas, agresivas o despreciativas, que no vamos a sacar a colación las lapidaciones y demás, pero sí las muchas veces que he tenido que escuchar de labios de creyentes lo triste que debe ser mi vida sin la luz de Jesús y esas cosas.

    (En cuanto a lo que a uno le venga a la cabeza ante la inminencia de la muerte… pues eso, cada uno es cada uno. Un mecanismo. Y depende más de lo que se ha vivido que de lo que uno quiere creer o no creer: es automático, como un reflejo condicionado. Por tanto… no cuenta, creo.)

  23. Y, por supuesto, maese carcelero… vaya al dentista. Con vinagre o sin él, vaya al dentista. Que luego es peor…

  24. Miki on 13 julio 2006 at 14:17 said:

    Quizá no he sabido explicarme adecuadamente. Tener Fe o no es una cuestión que nace de dentro, así como la intensidad con la que lo haga cada uno. Si no crees da igual lo que te diga que no te voy a hacer nacer la Fe así por las buenas. Es, para mí, algo que me acompaña pero que no me define completamente (como tampoco define completamente ser del Real Madrid, p. ej. que es otro tipo de fe para alguno, y no señalo a Manolo ni a Charlo:) ), no un refugio para "ese momento" como a veces cree alguna gente (creyentes y no creyentes).

    Respecto a los que te han dicho lo triste que es tu vida, bueno, gilipollas los hay en todas partes y harían mejor en mirarse a ellos mismos.

  25. Así es. Tener fe es algo personal, íntimo. O así lo entiendo yo, que no la tengo.

    Y nunca algo que se deba imponer a los demás.

    Bien, sí…

    (Y, claro, no me vale tampoco a mí eso de acordarse justo cuando hace falta. Ya sabes, eso de arrepentirse justo a tiempo antes de ir al Cielo y tal, como en los chistes…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation