La vuelta al cole de… dibbuks

dibbuks sigue asentándose en el mercado con muchas y muy interesantes novedades para este cuatrimestre. En octubre veremos Un verano muy emocionante, de Jesús Carlos Gómez Martínez (novela juvenil con portada de Fernando Vicente) y el experimento narrativo Diez dedos, realizado por doce jóvenes autores nacionales.
Noviembre comenzará con Xecuencias, de Alfonso Azpiri y El Banyán Rojo, de Carlos Vermut (uno de los recientes premios Injuve 2006) y tendrá, además, dos novedades imprescindibles: el segundo volumen de Koma, de Wazem & Peeters y Shukumei, primer volumen de la excelente serie Los Innombrables, de Yann & Conrad, una de las mejores series de aventura del tebeo francés de los últimos años (personalmente, mi preferida junto al Theodore Pooussin de Frank LeGall).

Novedades dibbuks Septiembre

- OFF ROAD, de Sean Murphy Formato: 17 x 24 cm. Impreso en b/n, 128 páginas. Encuadernación: Rústica cosido hilo.PVP: 10.- EUROS

(*)- MIRA MÁS ALLÁ, de Brian McLachlan y Thomas Williams. Formato: 17 x 24 cm. Impreso en b/n, 136 páginas. Encuadernación: Rústica cosido hilo. PVP: 10.- EUROS

(*)- EL CORCEL GRIS, de Hope Larson. Formato: 17 x 24 cm. Impreso en bitono, 112 páginas. Encuadernación: Rústica cosido hilo. PVP: 10.- EUROS

La vuelta al cole de… sins entido (y novedades de Septiembre)

La vuelta de sins entido tras las vacaciones relana con fuerza la colección Ignatz, que tendrá tres entregas de lujo: Quimera, de Mattotti (29 x 21,5 cm. Rústica. Blanco y negro. 32 páginas. 9 euros); Ganges, de Kevin Huizenga (29 x 21,5 cm. Rústica. Blanco y negro. 32 páginas. 9 euros) e Interiorae, de Gabriella Giandelli (29 x 21,5 cm. Rústica. Blanco y negro. 32 páginas. 9 euros). A estos tres lanzamientos hay que añadir el ya anunciado World Trade Angels, de Fabrice Colib y Laurent Cilluffo (18,2 x 25,5 cm. Cartoné. Bitono. 124 páginas. 18 euros).

Ojito, mucho ojito a la obra de Kevin Huizenga, uno de los jóvenes autores americanos más prometedores.
Y para el cuatrimestre, la oferta que viene no puede ser de lo más interesante, con obras como La sangre de los asesinos, de Jacques Loustal; Puede que esta vez, de Sonia Pulido; la tercera entrega de Profesor Bell, de Joann Sfar y Hervé Tanquerelle y dos obras que personalmente me encantan: Los tres caminos, Lewis Trondheim y Sergio García y Mi hijo el asesino, de Blutch. Y una sorpresa inesperada para Octubre: HATE JAZZ de Horacio Altuna y Jorge González.

La vuelta al cole de… Astiberri

Para la editorial vasca este cuatrimestre es un reto con nombre propio: Bone. Astiberri está cuidando los detalles de la edición al máximo, desde la calidad de impresión hasta el precio, de lo más ajustado, pero también organizando una de las campañas de promoción más importantes que se ha hecho para un tebeo en España. El pistoletazo de salida será a finales de septiembre, con la edición del primer volumen en color, que será acompañado de una campaña sin antecedentes en el mundo del tebeo en nuestro país. De momento es pronto para comentar todos los detalles, pero os avanzo que tendrá incluso publicidad en algunos medios impresos. En noviembre aparecerá el segundo volumen y el tercero en enero de 2007, completando esta primera trilogía. En abril aparecerá el tomo unitario Rose y en junio aparecerá la “edición de coleccionista” en blanco y negro, un lujoso volumen que recopila esta primera trilogía con un extenso catálogo de “extras”.
Sin embargo, no será sólo Bone lo que aparecerá en Astiberri. Durante este cuatrimestre veremos, entre otras obras, el primer álbum largo de Sandra Uve, Los Juncos (del que se puede ver un avance aquí: 1 2 3) y el esperado Cuaderno de Viajes de Craig Thompson.

Lista definitiva de novedades de Planeta para Septiembre

Casi sesenta novedades publicar Planeta para el mes de Septiembre… Las recomendaciones, al final.

(**)- LOS PITUFOS / ELS BARRUFETS, de Peyo. Serie de 24 números. P.V.P. 1 entrega 195 EUROS. Edición en castellano y catalán
JLA/TITANES, de Devin Grayson, Phil Jiménez y Andy Lanning. Número único. 128 Págs.9,95 EUROS
(*)- JLA III Guerra mundial, de Grant Morrison, JM De Matteis, Howard Porter, Mark Pajarillo. Número único. 208 páginas. 12.95 EUROS
(*)- JLA CLasificado, de Grant Morrison, Ed McGuinness, dexter Vines. Número único. 80 págs. 7.95 EUROS
JSA núm. 7, de Geoff Johns Rags Morales y Don Kramer 144 páginas 9.95 EUROS
HAWKMAN núm. 3 Alas de Furia, de Geoff Johns, Rags Morales Serie de 3 números 192 páginas13 EUROS
BATMAN: HAUNTED GOTHAM, de Doug Moench, Kelley Jones Número único 208 páginas 14.95 EUROS
BATMAN num.4, de Varios autores Serie mensual 112 págs. 5,95 EUROS
SUPERMAN num. 5, de Varios autores Serie mensual 80 págs. 4.95 EUROS
Coleccionable Las Aventuras de Superman núms. 3-4-5-6, de Varios autores 96 págs. 4.50 EUROS
Superman Aventuras num. 2, de Mark Millar y varios 112 págs. 5.50 EUROS
Superman/Batman núm. 9, de Jeph Loeb y Michael Turner 24 págs. 2.50 EUROS
Smallville núm. 4, de Varios autores 40 págs. 3 EUROS
Outsiders núm. 12, de Varios autores 48 págs.3.50 EUROS
Jóvenes Titanes núm. 11, de Geoff Johns y Mike McKone 24 págs. 1.95 EUROS
Wonder Woman núm. 10, de Greg Rucka 48 págs. 3.50 EUROS
The Flash núm. 10, de Geoff Johns 48 págs. 3.50 EUROS
(**)- Solo núm. 2, de Richard Corben 48 págs. 3.95 EUROS
Orion núm. 4, de Walter Simonson 128 págs. 7.50 EUROS
Nuevos Titanes núm. 10, de Marv Wolfman y George Perez 128 págs.7.50 EUROS
(**)- JLA/JLE núm. 7, de V.V.A.A. 176 págs. 8.95 EUROS
(*)- The Question núm. 4, de Dennis ONeil y Denys Cowan 112 págs. 7.50 EUROS
(*)- Transmetropolitan 1, de Warren Ellis Darick Robertson Serie abierta 48 págs. 3.50 EUROS
(*)-
ANIMAL MAN de Jaime Delano, núm. 3 -DIENTE Y GARRA I, de Jamie Delano Steve Pugh, Russell Braun, Graham Higgins Serie abierta 112 págs P.V.P.: 8.95 EUROS
PREDICADOR. Salvación TPB 5, de Garth Ennis y Steve Dillon Serie abierta Tomo 256 págs15.95 EUROS
(*)- LOS INVISIBLES. El Reino Invisible TPB 4, de Grant Morrison y Varios 288 págs. 16.95 EUROS
Y EL ULTIMO HOMBRE TPB 3. Chica con chica, de Brian K.Vaughan Pia Guerra, Goran Sudzuka, José Marzán Jr. Serie abierta Tomo 128 págs 9.95 EUROS
LOS PERDEDORES núm. 1. Trifecta TPB, de Andy Diggle Jock, Nick Dragotta, Alé Garza Serie abierta 176 págs PVP: 11.95 EUROS
(**)- HELLBLAZER núm. 10, de Jaime Delano 48 págs. 3.50 EUROS
(**)- DOOM PATROL núm. 12, de Grant Morrison y Richard case 48 págs. 3.50 EUROS
(**)- THE SANDMAN núm. 4, de Neil Gaiman y varios 48 págs. 3.50 EUROS
(*)- 100 BALAS núm.4, de Brian Azzarello y Eduardo Risso 48 págs 3.50 EUROS
LOS LIBROS DE LA MAGIA núm.4, de Varios autores 64 págs. 3.50 EUROS
Y EL ÚLTIMO HOMBRE núm.1, de Brian K. Vaughan Pia Guerra, Goran Sudzuka, José Marzán Jr. Serie abierta mensual. 64 págs. P.V.P. 3.50 EUROS
(*)- IZNOGUD núms. 20 y 21, de René Goscinny y Jean Tabary 48 págs. 7.95 EUROS
(**)- PRÍNCIPE VALIENTE núms. 18 Y 19, de Harold R. Foster 96 págs 8.95 EUROS
MODESTY BLAISE núm. 8, de Peter ODonnell y Enric Badia Romero 176 págs. 8.95 EUROS
(**)- TERRY Y LOS PIRATAS núm. 15, de Milton Caniff 192 págs. 9.95 EUROS
LA ESPADA SALVAJE DE CONAN 3 ed. Núms. 37, 38 y 39 65 págs 2.75 EUROS
LA LEYENDA DE CONAN núm. 16, de Kurt Busiek y Cary Nord 24 págs. 2 EUROS
CRÓNICAS DE CONAN núm. 6 La maldición de la calavera dorada y otras historias, de Roy Thomas y Barry Windsor Smith 160 págs 15 EUROS
APPLESEED núm. 1, de Shirow Masamune Serie de 4 números 192 páginas P.V.P.: 8,95 EUROS
YAIBA núm. 4, de Gosho Aoyama 368 páginas P.V.P.: 9,95 euros.
ONE PIECE núm. 37, de Eiichiro Oda 208 págs. 6.95 EUROS
NANA núm. 4, de Ai Yazawa 192 págs. 6.95 EUROS
DETECTIVE CONAN VOL. II núm. 55, de Gosho Aoyama 192 págs. 6.95 EUROS
EL PATITO FEO núm. 4, de Ai Morinaga 176 págs. 7.50 EUROS
ANNE FREAKS núm. 3, de Yua Kotegawa 192 págs 7.50 EUROS
(**)- DRAGON BALL ULTIMATE EDITION núms. 13 y 14, de Akira Toriyama 232 págs 7.95 EUROS
(**)- BOLA DE DRAC ULTIMATE EDITION núms. 13 y 14, de Akira Toriyama 232 págs 7.95 EUROS

Así a primera vista, destacar el comienzo del coleccionable de los entrañables Pitufos de Peyo, que comienza con uno de los mejores álbumes de la serie, El Pitufo Negro. En la línea DC, un par de tomos de JLA guionizados por Morrison que son entretenidos y atentos al Solo nº2, dedicado a Richard Corben. No es lo mejor que he leído del de Kansas, pero es Corben. Y en Vertigo, comienzo de la edición de Transmetropolitan, una correcta serie de Ellis, en su línea, a la que acompañan las flojísimas Los Perdedores de Diggle y Jock e Y, el último hombre, así como una nueva entregade los excesos de Morrison en Los Invisibles.

Os recuerdo, (*) significa puede ser interesante, hay que probar y (**) recomendable.

La FNAC potenciará los tebeos durante el 2007

Atentos, porque la FNAC va a potenciar de forma importante a la historieta durante el 2007. De momento, acaba de elegir al dibujante mexicano Raúl Treviño como Nuevo Talento Fnac de Literatura, una distinción que supone que la FNAC potenciará su obra en todos los medios donde tenga acceso, así como una gira por las tiendas. Un empujón espectacular para la obra de este autor, que gano el Concurso de Norma de búsqueda de nuevos talentos y que recientemente ha publicado en esa editorial La Danza de la Conquista.
Pero la cosa no acaba aquí, ya que el 2007 comenzará con una campaña única de promoción de la historieta: la Agenda Fnac ClubCultura estará dedicada este año al tebeo. Un regalo que la FNAC hace durante la campaña navideña y que supone que 350.000 personas, que no son habituales del medio en principio, tendrán todos los días del año un recordatorio sobre historieta. Una inciativa que me parece espectacular y que será acompañada por una potenciación de la presencia del tebeo en la revista ClubCultura y en el portal de internet.
Esto se mueve amigos, esto se mueve… :)

Batman contra Al Quaeda… ¡paparruchas!

Lleva mucho tiempo danzando por ahí lo de que el Sr. Miller está preparando su particular visión de cómo Batman le patea el trasero a Bin Laden. Ya veremos, aunque de momento ya hay algunos autores, como Morrison, que han expresado su desacuerdo con la idea. Pero seamos claros: la idea de Miller puede ser cualquier cosa menos original, ya que lo único que hace es “homenajear” a los héroes de la Golden Age. Bien sabido es que durante la segunda guerra mundial el Capitán América se dedicaba a darle patadas a los nazis (bueno, y Popeye, y hasta Bugs Bunny), pero resulta que la cosa iba mucho más allá, porque hasta Superman se dedicaba a perseguir a Hitler. Según leo en Actua BD, la curiosa serie de leyendas urbanas de Comic Book Resources ha sacado a la luz dos páginas de Siegel y Shuster que se publicaron en la revista Look en la que el kryptoniano acaba la Segunda Guerra Mundial en un visto y no visto (en este enlace, con mejor calidad).
Así que Mr. Miller, menos lobos, que lo suyo es un remake… :)

Hoy es San Blog

Según leo en las procelosas aguas de la internet ésta, hoy es el día de los blogs, por lo que siguiendo la tradición cristiana, barrunto que hoy debe ser San Blog, santo éste del que desconozco sus milagros, pero que con seguridad tiene la paciencia entre sus virtudes. Según parece, la tradición secular dicta que en este día se debe hablar de cinco blogs que uno visite asiduamente o que le hayan sorprendido o mezcla de todo esto. Pues nada, hagamos caso de las recomendaciones:
Mi primera recomendación es para Entrecomics, recomendación con sospechas de corruptelas, que son amiguetes, ya se sabe, pero que con una rápida lectura se desvanacen. Se trata, sin duda, de uno de los blogs sobre tebeos más interesantes que se están haciendo en este momento. Con apenas un par de meses de vida, demuestra un buen hacer que ya quisieran para sí otros más veteranos.
La segunda, un clásico, pero con una labor que a veces me aprece no tiene suficiente reconocimiento: LaBD, un weblog dedicado al tebeo europeo que intenta promocionar una forma de entender el tebeo distinta. Aunque no comparta muchos de sus Incroyablement Obliees, son de obligada lectura.
Otro recién llegado y que consigue que se sonrojen los mayores a base de calidad: Little Nemo’s Kat (¡¿cómo no se me ocurrió este nombre?!). Opiniones bien argumentadas, sólidas y con criterio…¿qué más se puede pedir?
El cuarto va para un vicio: Cosas que te pasan si estás vivo, el blog gráfico de Liniers. Adictivo.
Y la quinta, un descubrimiento recientísimo: El LabOu, el Laboratorio Gallego de BD Experimental. Un blog que me ha descubierto David Rubín y en el que se puede pasar uno horas descubriendo las inquietudes de la genial generación de autores gallegos que nos llega.

Novedades Glenat Septiembre

(*)- MPD PSYCHO, de Sho-u Tajima y Eiji Otsuka, Col. Seinen. 192 págs. B/N PVP: 8,95 EUROS
- CAPITÁN TSUBASA 29, de Yoichi Takahashi Col. Shonen Manga 184 págs. B/N PVP: 7,50 EUROS
- NARUTO (Català) 3, de Masashi Kishimoto Col. Shonen Manga 208 págs. B/N PVP: 5 EUROS
- BLEACH 4, de Tite Kubo Col. Shonen Manga. 192 págs. B/N PVP: 7,50 EUROS
- SUBARU 9, de Soda Masahito Col. Seinen Manga 212 págs. B/N PVP: 8,95 EUROS
- TRIGUN MAXIMUM 10, de Yasuhiro Nightow Col. Shonen Manga 240 págs. B/N PVP: 8,95 EUROS
- SHAMAN KING 13, de Hiroyuki Takei Col. Shonen Manga. 192 págs. B/N PVP: 7,50 EUROS
- SAMURAI DEEPER KYO 29, de Kamijy Akimine Col. Shonen Manga 192 págs. B/N PVP: 7,50 EUROS
- ALICE ESCUELA DE MAGIA 3, de Tachibana Higuchi Col. Shojo Manga 200 págs. B/N PVP: 7,50 EUROS
- INU-YASHA (Català) 12, de Rumiko Takahashi Col. Manga en català 192 págs. B/N PVP: 5 EUROS
- GIL ST. ANDRÉ 5, de Krahen, Vallée. Col. Viñetas negras 48 págs. Color PVP: 12,95 EUROS
- I.N.R.I. 2, de D. Convard y D. Falque. Col. Biblioteca Gráfica. 56 págs. Color PVP: 13,95 EUROS
- NARUTO 24, de Masashi Kishimoto Col. Shonen. 192 págs. B/N PVP: 7,50 EUROS

Tengo verdaera curiosidad por leer el muy recomendado MPD Psycho, ya veremos qué tal… Más información en el PDF.

La vuelta al cole de… Planeta DeAgostini

Supongo que ya conocéis los planes de edición de DC de esta editorial, avanzados por David Hernando en recientes entrevistas a Via-news y Tirafrutas. Pero a mi entender, la gran noticia de Planeta , la “otra gran noticia del año” es la edición ya confirmada del primer volumen de Krazy & Ignatz, la edición recopilatoria del magistral Krazy Kat de Herriman siguiendo la cuidada edición de Fantagraphics diseñada por Chris Ware.

Y no es la única obra interesante que nos espera este cuatrimestre, ya que se publicará también L’Affaire USA, el último álbum de Alack Sinner, recién salido en Francia, la segunda parte del Sharazde de Toppi, el interesante Tres artistas en París, de Sampayo y Zarate y un libro de ilustraciones de Dupuy y Berberian. Obras a las que acompañará la conocida reedición de las obras de Milo Manara, que comienza con El Clic y El Perfume del invisble.

Aunque ojito, que la lista de nombres de calidad no para, porque la editorial incorpora a su catálogo a un grande del tebeo francés con una obra maestra impresionante: Saigon-Hanoy, de Cosey, a la que seguirá su Zeke cuenta historias. Un autor inconmensurable.

En la colección Grandes del Cómic aparecerá, como era lógico, el James Bond de Peter O’Donnell y John McLusky, una obra que en su día ya editó parcialmente Planeta y que ahora recupera en el mismo formato que Modesty Blaise.
Y, por supuesto la revista Mad, a la que acompañará la edición de los fundamentales clásicos del Mad de la EC.

La vuelta al cole de… Norma Editorial

Norma no se queda atrás y promete un otoño bien calentito. La editorial ya ha dado ha conocer su plan para el sello Wildstorm en su página web , de la que hay que destacar la edición en un solo volumen de Point Blank, la interesante obra de Ed Brubaker que antecede a la espléndida e imprescindible Sleeper, que será editada completa en cuatro volúmenes. A destacar también que en Navidad se pondrá a la venta un segundo volumen recopilatorio de Authority, con la entretenida y sugerente etapa de Millar y Quitely, la nueva entrega del ExMachina de Vaughan y Harris, el volumen recopilatorio de City of Tomorrow, de Howard Chaykin y una obra especialmente esperada: la recopilación en volumen único del interesante Planetary de Ellis y Cassaday.
Y, sobre todo, empezará la reclamada edición de las colecciones de ABC Cómics, el sello con el que Alan Moore intenta reivindicar la Edad Dorada de los tebeos de superhéroes.
Durante este trimestre aparecerán también en un único volumen en cartoné recopiladas tres obras maestras de Will Eisner: Contrato con Dios/La avenida Dropsie/ A Life Force (Ansia de vivir). Respecto al tebeo europeo, se iniciará la edición de la interesante Klezmer, de Joann Sfar, la curiosa De capa y colmillo, de Masbou y Ayroles y la esperada tercera entrega de la ya cuatrilogía de El Sueño del Monstruo de Enki Bilal: Cita en París.

Pero sin duda, Norma protagonizará una de las dos grandes noticias del año con la publicación de la lujosísima edición de Peter Maresca de Little Nemo in Slumberland. So Many Splendid Sundays!. Un álbum en edición gigante que permite disfrutar en plenitud la obra maestra de McCay. Y ojito, que el precio es ajustadísimo para una edición de estas características.

La vuelta al cole de… Edicions de Ponent

Edicions de Ponent afronta el curso con una política bien conocida, publicando fundamentalmente obra de autores hispanos y alguna pequeña incursión en autores de allende nuestras fronteras. Así en la colección Sol y Sombra aparecerán el ya anunciado Las manos en los bolsillos, de Pablo Herranz y Toni Benagues, el duro relato sobre la trata de blancas en Bosnia-Herzegovina Una red para pescar sirenas, de Emilio Martínez González y la esperada nueva entrega, sin nombre todavía, de El capitán Torrezno de Santiago Valenzuela, que en este caso será un número cero, una precuela que se desarrolla antes de los acontecimientos vistos hasta ahora.
La colección estrella de la editorial, Mercat, acogerá No hables de transición, revolución ya, de Carlos Azagra y Emili Jardines y Papers Grissos será la colección elegida para Pesadilla de niños, de Scott Kelly.
Pero todavía guarda un as en la manga para este cuatrimestre: La casa del muerto, una recopilación de todas las historias cortas publicadas por Keko en el NSLM.

La vuelta al cole de… Ponent Mon

Atentos a Ponent Mon porque su inicio de curso marca claramente una selección de obras realmente impresionante. A las ya anunciadas para Septiembre Periodo Glaciar y Fresa y Chocolate, hay que añadir nada más y nada menos que las imprescindibles Caída de bici (Chute de Velo) de Etienne Davodeau y La Java Bleue, de Joann Sfar, dos obras igualmente obligadas. Pero la cosa no queda aquí, porque Sfar seguirá presente en el catálogo de Ponent Mon con obras tan interesantes como el Paris-Londres, un tebeo que refleja la peculiar manera de entender la aventura de este autor, que parte de una premisa tan extravagante como sugerente: el monstruo del lago Ness es raptado por los alemanes para potenciar el turismo bávaro. Una lista a la que hay que sumar la genial El pequeño mundo del Golem, origen de todo el bestiario particular de Sfar, donde aparecen por primera vez el hombre-árbol, el profesor Bell, el vampiro Fernand, el gólem y decenas de personajes más. Una compra obligada para todos los aficionados a este autor. Ponent Mon seguirá además con el catálogo de la renovada Futuropolis con Los Complots Nocturnos, de David B.

Y, por supuesto, tampoco deja de lado el manga, ya que veremos la anunciada Diario de una desaparición, de Hideo Aduma (Gran Premio del Japan Media Arts fetsival 2005), nuevas entregas de Homúnculus y Bochan (que aumenta el número de páginas, equiparándose al formato japonés) y el debut en España de Kyouko Okazaki con Pink.

Novedades de Septiembre de Ponent Mon

Atentos a las dos novedades de Ponent Mon para Septiembre, que se pueden definir con una palabra: imprescindibles.
(**)- Fresa y chocolate, de Aurélia Aurita. 144 págs. B/N. PVP: 15 EUROS

(**)- Periodo glaciar, de Nicolas de Crécy. 80 págs. Color PVP. 20 EUROS

Fresa y chocolate es uno de los tebeos más frescos que servidor recuerda en mucho tiempo, una aproximación tan desvergonzada como paradójicamente ingenua al sexo y el amor. Y de Periodo Glaciar, sólo puedo decir que es uno de los tebeos del año, tenéis una reseña aquí.

Lecturas variadas: Pelusas, llamas y humo

Nueva entrega de Las Pelusas de mi Ombligo, el fanzine particular de Fermín Solís en el que va confirmando un sugerente universo particular en el que realidad y costumbrismo se unen suavemente con sueños y fantasía. Fermín juega de nuevo con formatos y recursos narrativos de toda índole, desde el homenaje al chico ostra de Tim Burton (transformado aquí en un castizo chico abanico) al thriller doméstico con componentes terroríficas (que sí, que consigue inventarlo este hombre). Historias en las que comparte sus experimentos y experiencias con el lector de forma sincera y abierta, sin aspavientos ni excesivas ambiciones, lo que añade más valor si cabe a la iniciativa. Una característica que lo diferencia de otras experiencias que siguieron idéntico camino, pero que Fermín parece abordar desde una campechanía y bonhomía que obliga a simpatizar automáticamente con estas pelusas ombligueras que propone.
Una revista a seguir.
Y por su parte, el número 4 de HUMO incorpora nuevas firmas a su ya reputado plantel que refuerzan la propuesta dirigida por Juanjo el Rápido. Nombres nuevo o no tan nuevos, pero que suponen toda una agradable sorpresa, como la recuperación de la añorada elegancia de Joaquín López Cruces, una granadino al que sigo (con dificultades, que el nomadismo de este hombre es tremendo) desde que lo descubriera en Madriz y que con cuatro escasas páginas da una lección de saber hacer, con cuidada y estudiada narrativa que usa con inteligencia los planos y el ritmo. Un fichaje de lujo a los que hay que añadir dos debilidades personales: Sonia Pulido y David Rubín. La primera, aportando es sutil combinación de onirismo y lucidez que tan bien ejercita (lástima que el obligado blanco y negro nos prive de su precioso color) y el segundo, rompiendo una línea de estilo pausada y tranquila con su violenta línea, con viñetas atropelladas y plenas de vigor y fuerza, como es siempre este gallego, imprescindible en la escena nacional actual. Y, por supuesto, los “de siempre”, desde un Lorenzo Gómez que dice de momento adiós a su curso de sexología hasta un Berrio que por sí mismo justifica la compra de la revista. Una propuesta obligada.
Dolmen, por su parte, publica Barsowia en llamas, un recopilatorio en el que se publica en castellano una selección de las mejores historias del fanzine gallego Barsowia. Un catálogo de razones que ayudan a afirmar que la actual generación de autores gallegos es una de las más brillantes que se ha visto por debajo de los Pirineos en años. Brais Rodríguez, David Rubín, Diego Blanco, Kike Benlloch, Hugo Covelo, Roque Romero, María López…nombres que deberán (o deberían) formar parte de la historia del tebeo, pero que tienen que enfrentarse a las duras condiciones de edición que vive la industria española de la historieta. El fanzine Barsowia ha sido, junto a BDBanda y otras experiencias, una muestra clara del dinamismo (afortunadamente) incorregible de los autores gallegos, siempre con ganas de buscar nuevos caminos y experimentar con el lenguaje de la historieta, escudriñando e investigando las posibilidades del medio. La oportunidad de leer en castellano estas historias (aunque el gallego tampoco es tan complejo oigan, no me sean perezosos) es el mejor momento para acercarse a toda una forma de entender la historieta. No os lo perdáis, porque seguro que encontraréis un autor (o varios) que pasará a formar parte de vuestros imprescindibles.

Agenda. Jornadas del Cómic de Avilés

Nueva edición de las veteranas Jornadas de Avilés, que llega a su úndecima edición con una salud envidiable. Del 5 al 9 de septiembre Avilés será el centro de la actividad comiquera nacional, con una lista de invitados de lujo: Eddie Berganza, Charlie Adlard, Mike McKone, Trevor Hairsine, Alan Davis, Mike Ploog, Phil Jimenez, Arthur Suydam, David B, Al barrionuevo, Ramon F. bachs, Carlos Puerta, Kenny Ruiz, Enrique Ventura, Kim y Luis García. Además de las muchas actividades previstas, Paco Díaz impartirá el curso El cómic para adultos en la Escuela Superior de Arte de Avilés (Inscripciones en el Tel: 985 56 18 82 o en el mail jornadas_aviles@yahoo.es). Además, se han organizado tres exhaustivas exposiciones de Kenny Ruiz (Vestíbulo del salón de Actos de la Casa de Cultura), Luís García (Casa de Cultura Sala de exposiciones) y carlos Puerta (Centro Comercial Atrio).
Más información, en su web.

Verdadera envidia me da esto de Avilés, porque es de esas citas a las que casi siempre me es imposible acercarme por razones profesionales obvias… :(

Agenda. Imaginamalaga 2006

Del viernes 1 de Septiembre al domingo se desarrolla en la ciudad de Málaga una nueva edición de Imaginamalaga, un certamen dedicado a la fantasía, ciencia ficción y terror que dedica una buena parte de sus contenidos a la historieta. Cuenta con invitados como Reyes Abades, Paul Naschy, Rafael López Espí , Alberto Foche, Carla Berrocal, Paco Najera, Antonio Rojo, Nicolau Rodríguez, Enrique Corominas, Sergio Bleda, Tirso Cons, Miguel Ángel Cáceres y Alex Romero y tiene un apretado calendario de actividades de todo tipo: mesas redondas, charlas, talleres, conferencias y concursos que podéis consultar en su blog.

Suso Peña. La mirada mágica

Me informa AnnieChristian de la existencia del libro Suso Peña. La mirada mágica, un libro de Daniel Cortezón, Jaime Fernández Pola y Manuel F. López Martínez y editado por Publilar en el que se hace recorrido a la trayectoria de este tristemente desaparecido autor en el cómic, la ilustración y la fotografía. Suso Peña fue uno de los integrantes del grupo de La Floresta y trabajó para Warren, siendo alguno de sus últimos trabajos publicados por Toutain. Imagino que será un libro extremadamente complicado de encontrar, pero servidor por lo menos lo va a intentar.

Novedades de Astiberri

(**)- BONE VOL. 1. LEJOS DE BONEVILLE, de Jeff Smith. Cartoné. Color. 144 pág. 15,00 EUROS

(**)- TUG & BUSTER 3, de Marc Hempel. Col. Lecturas Compulsivas. Rústica. 56 pág. BN. 8,00 EUROS

Dos novedades esperadísimas. Y recomendabilísimas. :)

¡Esto se lo quería oír yo a un editor!

Visto esto, obras como las que mencionas [Watchmen, Dark Knight, V de Vendetta] siempre tienen que estar en las librerías. Son obras cumbre del cómic y han de estar a la disposición de todos los lectores de forma constante. Nunca debe llegarnos el mensaje de que Dark Knight, por decir uno, se ha agotado y ya no existen copias. Siempre tienen que estar en el mercado.

Es apenas un párrafo mínimo, puede que a muchos les haya pasado desapercibido en la larga entrevista a David Hernando (editor de DC en Planeta DeAgostini Comics) que publica Vía News hoy, pero me parece una de esas frases que pensaba yo que nunca escucharía de alguien que tiene funciones de editor.
Porque es una verdad como un templo que, por desgracia sufrimos en carnes los aficionados españoles continuamente. Díganle usted a un aficionado al cine que es imposible que pueda comprar Ciudadano Kane o La diligencia. O a un melómano que la novena sinfonía de Bethoven está descatologada. O peor, a un lector empedernido que El quijote ése…”uy, como no sea de segunda mano”. ¿Increíble? Pues no, es lo que habitualmente sufren los tebeófilos (no sólo españoles, que la cosa es endémica), que no pueden encontrar ninguno de los clásicos del tebeo. Es más, no pueden encontrar ni un tebeo que fue editado hace seis meses. En un mercado de tiradas mínimas y devoluciones rápidas, las obras apenas aguantan en las estanterías de las librerías unas semanas para desaparecer incluso de los anaqueles de las librerías especializadas.
Una situación que tiene mucho que ver con lo paupérrimo del mercado, pero también con una costumbre editorial que asocia la edición con la recuperación a corto plazo de la inversión. Obras como Watchmen, Spirit, Paracuellos deben estar siempre vivas en catálogo, son obras maestras que deben estar a disposición de los lectores de cualquier generación. No es una cuestión de “no es rentable”, porque lo que se está planteando es “si tiro 2500 ejemplares, no se venderán en dos meses”. Son obras que deben estar ahí siempre porque aunque sea por goteo siempre se venderán. Me atrevería a decir que es una obligación para las editoriales que tienen esos derechos. Y seamos claro: se venderán. En un año o dos, pero se venderán. E incluso muy bien, sólo hay que ver la presencia continuada de Watchmen en las listas de Bookscan americanas.
Porque recordemos que, en España, la única obra que se reedita continuamente y tiene sus 170 títulos vivos en catálogo es Mortadelo y Filemón.
No sé si David podrá llevar a cabo todos sus planes, pero esa declaración es, de momento, para aplaudirla y alabarla.

La “Era Oscura”, en EL PAÍS

El suplemento Revista de Agosto del diario EL PAÍS dedica su artículo de portada a “Superhéroes en el lado oscuro”. De nuevo la presencia del tebeo en los periódicos se va normalizando y un género tan propio del cómic es analizado desde una perspectiva periodística veraniega, con sus errores típicos, pero sin ánimo de minusvalorar el género.
Pero, y todo tiene un pero, lo curioso del artículo es que, después de leído, uno tiene la sensación de que el género de superhéroes es, básicamente un género cinematográfico. Pese a las referencias e incluso un recuadro dedicado a Alan Moore, parece claro que el trasvase entre medios del género se está produciendo a un ritmo acelerado. Ya comenté hace tiempo por estas páginas que se estaba dando esta particular circunstancia, pero parece que Hollywood está apretando el pedal y ha aceptado con brazos abiertos al género como la nueva gallina de los huevos de oro. De momento, las grandes productoras están tirando del increíble bagaje de personajes que han sido creados desde las editoriales, con iniciativas como las de Marvel de aprovechar al máximo el tirón y convertirse en productora, pero es evidente que a medida que el género se vaya asimilando en el medio cinematográfico, éste generará sus propios personajes (por obvias razones económicas, no habrá entonces dependencia). Aunque quizás no haya que esperar, porque ya está ocurriendo: Darkman, Los Increíbles, Matrix (si alguien lo duda, que vea la tercera parte, con el enfrentamiento final entre Son Goku y Piccolo), Sky High, Uma Thurman haciendo de superheroína enamorada…
En cualquier caso, la presencia de los tebeos en los diarios se normaliza a velocidad de vértigo, que es lo interesante.

Lecturas. Batman Year 100

Menuda lección les ha dado el señor Paul Pope a los autores de Marvel y DC con Batman Year 100. Tenía muchísima curiosidad por leer esta primera incursión de Pope en el mainstream,  aunque con cierto miedo y prejuicio a que las imposiciones editoriales hubiesen podido maniatarlo. Pero cualquier prejuicio era infundado: Paul Pope es uno de los autores más arrebatadores que se pueden encontrar en el actual panorama historietístico americano, uno de esos dibujantes que parece tocado por una varita divina que le permite llegar a donde otros ni siquiera sueñan, con capacidad sobrada para derrumbar cualquier obstáculo.
Autor de férrea independencia, sus obras anteriores dejaban ya entrever una clara vocación por buscar nuevos caminos para el tebeo de género, fundamentalmente dentro de una ciencia-ficción tocada de policíaco, con trabajos tan sugerentes y recomendables como THB, Heavy Liquid o 100%. Pero, sobre todo, evidenciaba una habilidad para la narrativa inusual, con una puesta en escena y ritmo casi perfectos que parecían nacer casi espontáneamente.
Características que se han ido madurando hasta conseguir obras excelentes como las ya citadas, pero que podían verse mermadas por un exceso de imposiciones editoriales. Afortunadamente, los mandamases de DC han dejado total libertad a Pope para esta versión futurista de Batman, que transita a medio camino entre el relato policial y el homenaje a Dark Knight con una trama detectivesca interesante y una acertada visión de un futuro próximo oscuro sin estridencias exageradas, en el que el dibujante se permite una soberbia  lección de narrativa, una de las mejores que servidor ha leído en mucho tiempo en el mainstream.
La primera escena de Batman Year 100 es ya toda una declaración de intenciones: una larga secuencia de persecución y luchas con una fuerza y brío que deja sin respiración al lector. Una puesta en escena milimétrica de potencia atronadora, en la que casi podemos imaginarnos una banda sonora enérgica, que aumenta el nervio de unas peleas coreografiadas perfectamente, pero manteniendo en todo momento una tensión agónica, que en ningún momento se desborda. Pope tensa la cuerda con maestría, sabiéndose poseedor de la desacostumbrada capacidad de conocer el momento idóneo para soltarla o estirar más, arrastrando al lector cual marioneta.
Es indudable que, pese a las diferencias estilísticas, Pope es heredero nato de la garra narrativa de Jack Kirby, pero paradójicamente mezclada con la elegancia de Alex Toth. Una unión casi imposible, pero que, al conseguirse, hace de Pope uno de los autores con más posibilidades dentro de la historieta americana.
Me atrevería a decir que es casi exigible que Planeta publique lo antes posible esta obra en España, uno de esos tebeos que deberían sonrojar a muchos autores estrella, a los que pone en triste evidencia.

Excelente (3+)
Enlaces:
Página de Paul Pope
Entrevista a Paul Pope en Con C de Arte

Primera multa por compartir tebeos en la red

Estamos ya acostumbrados a que las discográficas, grandes distribuidoras de cine y sociedades de gestión de derechos de autor lleven a cabo todo tipo de denuncias y rastreo sobre los archivos de música y cine compartidos en redes P2P. Un tema delicado, en el que hay en litigio muchos derechos y del que no tengo intención de abrir un nuevo debate, que muchos y más enterados lugares hay en la red para discutirlo.
Sin embargo, la cosa afecta a los tebeos, ya que la creciente circulación de tebeos escaneados en la red comienza preocupar a las grandes editoriales, que de momento en Francia ya han ganado su primera batalla, al ser condenado un internauta por el Tribunal de Grande Instance de Paris por compartir 2288 tebeos en un servidor web. La denuncia fue realizada por el Sindicato Nacional de la Edición y, por lo menos en este primer juicio, sólo se ha reclamado una indemnización simbólica de 1EUROS en concepto de daños y perjuicios, según los abogados, porque nada más persiguen “una intención pedagógica”.
Es verdad, como afirma el responsable de Glenat en la noticia, que el tebeo tiene características que lo hacen radicalmente distinto a música y cine, ya que necesita de un sustrato físico y no se puede negar su componente fetichista, pero es indudable también que cada vez es más fácil encontrar las últimas novedades de tebeos de cualquier nacionalidad (sobre todo manga) escaneados e incluso traducidos al castellano.
Así que, supongo, el mundo del tebeo clonará en breve las eternas discusiones que sobre el tema se han dado en música y cine.

(Continuará…). Fascículo 3

Nos habíamos quedado en práctica desaparición del tebeo en los quioscos. Evidentemente, no se puede hablar de total desaparición, ya que en términos estrictos siempre los hemos encontrado allí, pero su número era un simple resto testimonial. El nuevo milenio encontró unos quioscos donde el tebeo había pasado en la práctica a la historia, con apenas algunos rebeldes contracorriente como El Víbora, la excepción de los grandes factotums de Edicions B (Mortadelo, Superlópez y los Simpsons), alguna que otra loable iniciativa de intentar recuperar el tebeo infantil y, por supuesto El Jueves, una revista que ha mantenido en alto la llama de la excelente tradición de humor gráfico que antes portaron La Codorniz, Por Favor, Hermano Lobo o El Papus y que, si bien hasta hace unos años habia evitado insistentemente la definición de sus trabajos como de historieta, desde la incorporación de autores más jóvenes como Monteys o Fontdevila ha pasado a defender también la historieta como algo propio.
Para recuperar el quiosco era necesario, ante todo, comprender que había sufrido un cambio radical, tanto externa como internamente. Los sistemas de distribución, que obligan a una rápida rotación de los títulos, el aumento indiscriminado de la oferta frente a un espacio extraordinariamente reducido, la batalla de los cartones, la estandarización de la fidelización a través del regalo… El quiosco es, hoy por hoy, una jungla muy compleja, en la que las revistas se distribuyen en grandes grupos:
a) Las grandes superventas, de precio de venta inferior a los 3EUROS, entre las que encontramos desde las revistas del corazón hasta revistas generalistas como Muy Interesante. Son títulos de venta masiva, en algunos casos cercanos al millón de ejemplares, que son rentables para el quiosquero por su alto número de ejemplares vendidos (recordemos que su margen comercial ronda el 25%). Revistas que basan su modelo de negocio, paradójicamente, en la publicidad, que se paga a precios astronómicos con esas tiradas. Dentro de estas, habría que distinguir entre las de rotación semanal (las más interesantes para el quiosquero) y mensual.
b) Revistas con precio superior a los 3EUROS, generalmente temáticas, y con tiradas mucho más bajas, que podrían rondar los 10.000 ejemplares. Estas revistas tienen precios medios que rondan los 6EUROS. Son revistas que difícilmente podrían vivir de sus ventas en muchos casos (no estamos hablando únicamente de cubrir los gastos de impresión, sino de pagar a los colaboradores, derechos de reproducción de imágenes, etc), pero que resultan rentables por la inclusión de publicidad.
Y ojo, en los dos casos, no existe ninguna publicación que suponga una obligación de continuidad semanal: el continuará ha desaparecido completamente de las costumbres de los españoles.
¿Dónde meter a los tebeos? Desde luego, el comic-book de 1.70EUROS parece absolutamente descartado. Sus ventas no son masivas y suponen para el quiosquero una inversión en espacio y tiempos excesiva. Su rentabilidad es muy baja y precisan mucho espacio (son demasiadas colecciones) y deben estar expuestos durante todo un mes. Todo por un margen de apenas 40 céntimos por venta. Hay que buscar nuevos modelos, y vistos los dos grupos existentes, está claro que Planeta DeAgostini optó por el primero en su coleccionable de Spiderman: un volumen de precio que rondaba los 3EUROS de tirada masiva con el que se buscaba recuperar este mercado y que, por lo menos aparentemente, parece estar funcionando siempre y cuando tenga una película detrás que haga de soporte. Sin embargo, pese a que las ventas fueron espectaculares en los primeros números, el resto de colecciones ha tenido ventas (hablamos siempre, por supuesto, de dimes y diretes) que hacen que se muevan en un estrecho margen de rentabilidad. No se entiende en este caso que, con estos números no se haya optado por la inclusión de publicidad en estas publicaciones (algo habitual en los USA, donde los cómics-books llevan muchísima publicidad, en algunos casos hasta un 30%).
Pero…¿existe lugar en el mercado para un cómic del grupo b? ¿Un tebeo de precio que ronde los 6EUROS y que se apoye en publicidad para poder sobrevivir? La respuesta es, evidentemente, inexistente. Es posible que El Víbora, con unas ventas que rondaban los 6.000 ejemplares y un tipo de comprador muy definido hubiese podido subsistir con publicidad (para lo que hace falta un comercial especialista en su contratación), pero la decisión de cerrar la revista hace que esta idea sea tan sólo un futurible.
Ahora bien, no hace falta pensar mucho para ver que hay un tipo de tebeo que podría cumplir estas características por precio, formato y ventas: el manga. Con precios entre los 6 y 10EUROS, el tomo manga es un formato apetecible para el quiosquero, que puede tener unas ventas altas y que le rentan entre1.5 y 2.5EUROS al quiosquero. Y además, ocupan poco.
Pero..¿existe espacio para algún otro tipo de formato?
(Continuará…)

Lecturas. Los Defensores

Panini publica la nueva reunión de este atípico grupo Marvel que reúna a Hulk, Silver surfjjaaaajjjjaaa, ¡Extraño shakesperiano!, juuuuuaaaaaajuaaaa y Namor Jajajajajaja, jejejej, jajajaja….¡Umar y Hjajajajajajajjaa!, juuuuuuaaajajajaja, jejejeje jojojojojojo…. Bueno, está bien jejejejeje, es divertido y la narrativajejejejejejej!!!!!. Seamos serios, Maguire es expresivo como nunjajajjjaaaaajjajjajaja, juajuajua. Ay perdón, que estoy llorando… (sniffff).
A ver: un tebeo en la línea de los afamados autores de la JLI/JLA/JAJJJJJJAAAJAJAJAJAJUAJUAJEJEJEJ…. BWA-HA-HA-HAAAA!!!!! Ay! Mierda, que se me sale el moquillo… un momento….
(…)
(…)
¡Joder! que os lo compréis, coñe, que es muy divertido… (2)

Puñetas desde el Atlántico

Una de las experiencias más interesantes que estrenaba el pasado salón de A Coruña fue la iniciativa de Juanjo el Rápido del fanzine “Puñetas desde el Atlántico“, que publicó puntualmente sus seis primeros números en los seis primeros días de la feria, a la apertura de la misma. Por desgracia, un fallo en la copistería impidió que el séptimo culminara felizmente el agotador esfuerzo, con casi el 85% del material estaba ya impreso.
Sin embargo, parece que la cosa se solucionará desde Madrid, desde donde se está imprimiendo el número para completar colecciones.
Aprovechando la situación, se van a poner a la venta packs completos del Puñetas al precio de 12 euros. Las librerías que los distribuirán son Madrid Cómics, Joker, Alita, Lleida Cómics, Arkham, Continuará y Futurama. La tirada es limitadísima (se hicieron 130 copias de cada número y se pone a la venta lo que queda disponible), por lo que se recomienda que vayáis reservando vuestros ejemplares. Atentos porque la lista de colaboradores es de lujo: David Rubín, Brais Rodríguez, Emma Ríos, Miguel Porto, Jano, Kiko da Silva, Víctor Rivas, Federico del Barrio, Santiago Sequeiros, Max, Toño Benavides, Manel Fontdevila, Javier Olivares, Joaquín López Cruces, Guibo, Fermín Solís, Lorenzo Gómez, Quim Pérez, Ricardo Mena, David Rubín, Diego G Cruz y Juanjo El Rápido. ¡Casi nada!.

Rumori, rumori (II)

Hace ya un par de meses comenté por estos lares que en Italia se daba por un hecho que Planeta DeAgostini se había quedado con los derechos de publicación de DC para ese país. Una noticia que se ve ahora confirmada con el comunicado oficial de la editorial, que ha hecho público Comicus.it.
Dejando de lado las posibles implicaciones de este hecho para España (que, en principio, no irá más allá de una equiparación de formatos y de líneas editoriales, así como una posible reducción de costes de producción, que dependerá de otros factores), lo curioso es cómo se repite la historia: rumores, silencios, comunicados de la empresa que tenía los derechos y comunicado final de la nueva editorial.
Pero como ya se sabe, la historia se repite hasta límites increíbles, y parece que las similitudes llegan a más, porque no es sólo que Planeta compita de nuevo con Panini, en este caso en el quiosco italiano, sino que, según se rumorea, Planeta tiene que distribuir sus tebeos DC en Italia con una distribuidora de…¡Panini!, clonando el caso español, donde el grupo italiano distribuye sus tebeos Marvel en quioscos con una empresa participada por el grupo Planeta. Vamos, que el enfrentamiento Panini-Planeta adquiere ya tintes supranacionales y se puede convertir en un combate galáctico de gigantes editoriales…

(Continuará). Fascículo 2

Sigamos con el ejercicio memorístico quiosquero y pasemos al meollo de la cuestión: quiosco y tebeos. Dos palabras que, hoy en día parecen irreconciliables, pero que en su tiempo eran uña y carne. O que se lo digan a los quiosqueros de los años 50, que vivían de los tebeos que se vendían a millones en este sacrosanto (entonces) país. Toneladas de títulos de Editorial Valenciana, Toray, Maga, Bruguera y decenas de editoriales más inundaban los quioscos de este país, para alegría de sus propietarios, que veían como la chiquillería del barrio (y lo que no era tan chiquillería) se peleaba por comprar las novedades que llegaban cada semana. Una costumbre que fue desapareciendo paulatinamente durante dos décadas, hasta que a mediados de los 70 los tebeos en los quioscos se reducían a un buen número de títulos de Bruguera que, eso sí, se vendían a paletadas.
Pero, ¡ay!, cuando se murió el Pacorro a los españoles se les despertó la libido y los quioscos pasaron a convertirse en sex-shops de mentijirillas, con decenas de títulos eróticos donde tetamen y culos (sin silicona, eso sí, que por esa época no se estilaba) mitigaban los calores de los españolitos, muy necesitados de los Lib y Susanas Estrada por esos tiempos.
El caso es que parece que los padres, demasiado preocupados por comprar su dosis de los relatos del Pen o el Party, se olvidaron de comprar tebeos para sus hijos, y los editores, poco a poco, se olvidaron de editar tebeos para los hijos y, como mucho, los editaban para sus mentores en la forma de Blancanieves y los siete enanitos viciosos o la caterva de Hessas y demás italianadas.
Hasta que a finales de los 70, ya casi rozando la nueva década, aparecieron en los quioscos unos tebeos completamente novedosos, para adultos, con nombres tan extraños como Blue Jeans, TOTEM o 1984, repletos de autores como Moebius, Pratt, Muñoz y Sampayo, Corben, Durañona, Maroto…Tebeos caros, carísimos, que costaban 75 o 100 pesetas de las de entonces, y que, para extrañeza de todos los que pensaban que unos tebeos tan caros fracasarían, arrasaron. Con tiradas que llegaron en algunos casos a los 70.000 ejemplares, las revistas de cómic “adulto” se comenzaron a multiplicar a velocidad de infarto: Creepy, Comix Internacional, CIMOC, Cairo, Vértigo, Calibre 38, Rambla, Hunter, Saloon… así hasta mediados de los 80, con casi 30 cabeceras. Un aumento rápido al que acompañó un incremento de precios espectacular (el galopante ascenso del coste del papel, se argumentaba), que llevó las revistas al escalofriante precio de 250 ptas (sí, 1.5EUROS era escalofríante).
Pero parece que todo este crecimiento fue hecho sobre cimientos falsos, y la cosa terminó siendo un globo incontenible que explotó. Salvo dos o tres cabeceras, que agonizaron durante algunos años más, las revistas desaparecieron de los quioscos completamente, dejando el terreno abonado para el desembarco de Forum, la nueva sección de cómics de Planeta (¿alguien se acuerda del plan inicial de esta editorial, dirigido por Enric Sió y enfocado al tebeo europeo nada más? Paradojas de la vida…). Planeta y posteriormente Zinco fueron las grandes protagonistas de una enconada lucha por la supremacía del quiosco que tenía que sufrir la aparición de un actor inesperado: las librerías especializadas. Poco a poco, las editoriales fueron cavando su propia tumba pensando que el mercado de librerías especializadas les daba un margen de ventas mucho más cómodo y seguro que el difícil mercado de los quioscos, trasladando su lucha de una forma de distribución masiva a otra limitada, sin percatarse de que le estaban quitando el sentido al coleccionable barato de pocas páginas y bajo precio.
Cuando se quisieron dar cuenta, las librerías especializadas que habían aparecido por todo el territorio español absorbían la principal venta de tebeos en España, mientras que los quioscos ya no tenían tebeos en sus anaqueles.
(Continuará)

Avance de Morlac

En breve estará en las librerías Morlac, la nueva obra de Leif tande que publica Diábolo ediciones y de la que se pueden ver algunas páginas cortesía de la editorial.
- MORLAC, de Leif Tande. Rústica. 150 pág. BN. PVP:16,00 EUROS

Viñetas desde O Atlántico

Para los que no se han podido pasar por el salón coruñés, entre los que por desgracia me encuentro, sólo nos queda la posibilidad de ver lo bien que se lo han pasado otros. Así que os paso algunas razones para la envidia:
– Los crónicas de los chicos de Entrecomics: 1 2
– Lo mismo en Zona Negativa: 1 1
– Una visión desde dentro, la de Diego García: 1 2 3 45
– Y la más divertida, la de Manu Larcenet: 1

Vuelve Dave Sim

Patidifuso me he quedado al leer en The Comics Reporter (el imprescindible blog de Tom Spurgeon) que Dave Sim, el autor de Cerebus, vuelve a la historieta. Cuando todo parecía indicar que tras los 300 números de su saga se dedicaría al “dolce far niente”, acaba de aparecer una tira diaria llamada Siu Ta (so far) en la web urge2film. No se sabe nada sobre el proyecto, ni extensión, ni temática…sólo esa primera plancha de debut que ya veremos a dónde lleva. Toda una sorpresa, oigan.

Lecturas. The Maximortal

Norma acaba de publicar esta semana el volumen recopilatorio de The Maximortal, última entrega de la innombrada trilogía de Rick Veitch dedicada a los superhéroes que comenzó con The One. Una obra ya de madurez, que recopila las ideas expresadas en The One y Bratpack para darles forma definitiva, asentándolas filosóficamente y dándoles una entidad propia. Y para eso, nada mejor que tomar la esencia del superhéroe y estudiarla desde su concepción más conocida: el Superman de Siegel y Shuster. Partiendo de la teoría del superhombre nietzchiano, el Übermensch, Veitch desarrolla la leyenda de Superman conectándolo con su historia, creando una obra singular, un ejercicio de metalingüismo que une realidad y ficción en una única línea histórica. Un recurso que le permite denunciar las terribles condiciones creativas que sufrieron los autores de la “golden age” mientras paralelamente reflexiona sobre la creación del concepto de superhéroe y la razón que lo hace tan popular, tan intrincado con la noción de héroe y con la necesidad del ser humano de creer en las leyendas.
A través de esas dos líneas argumentales que The Maximortal desarrolla, la unión de realidad y ficción fructifica violentamente en la figura del superhéroe, representado siempre como un niño hecho adulto, una tábula rasa, una “idea perfecta” que madura sólo a través de la imaginación de sus creadores transformándose lentamente, proyectando sus afanes, pero también sus miserias, en un contraste radical entre lo humano y la perfección del concepto.
Y de nuevo Veitch consigue un tebeo brillante, un inteligente ejercicio crítico, provocador hasta la exageración, que parte de los cimientos del género, del Gladiador de Wylie para llegar a teorías sobre el género provocadoras y atrevidas, que no olvidan un reverencial respeto hacia la figura del creador.
Atentos también al interesante epílogo de Veitch, en el que desarrolla de forma me atrevería a decir que didáctica la equivalencia entre la base ideológica de Superman con la filosofía de Nietszche.
Ahora sólo queda esperar que Norma publique Bratpack, la parte de la trilogía menos teórica y más evidente, en la que Veitch mete de nuevo el dedo en la llaga, denunciando las incongruencias del superhéroe que quería vender el mainstream.
Una excelente obra, de la que se echa en falta en este caso el brutal color original, que acentuaba la ultraviolencia con la que Veitch muestra al superhéroe. (3+)

Lecturas. Hellboy: Makoma

Richard Corben y Hellboy. Que me pellizquen para despertarme. O mejor, si es un sueño, que me dejen en él durante mucho tiempo, porque mezclar a uno de los personajes que más me agrada con uno de los que considero mejores dibujantes de la historia es como estar en un delicioso momento onírico. Aunque debo reconocer que, cuando leí la noticia, no pude menos que preocuparme, porque estas cosas generan muchas ilusiones y luego la decepción suele ser aplastante. Corben es un dibujante impresionante, pero dudaba seriamente de que las historias de Mignola fueran adecuadas a su potencia gráfica.
Pero debo reconocer que mis pesimistas previsiones no eran fundadas, porque Mignola conoce perfectamente las características de su dibujante y construye en Makoma (Norma Editorial) un guión perfecto para él, alejado de esas historias de ambiente victoriano-lovecraftiano que estamos acostumbrados a leer en la serie. En este csao Mignola busca su inspiración en las leyendas, construyendo una historia que evoca poderosamente los relatos orales que las mitologías crean alrededor de sus héroes, con un punto de cuento de mil y una noches. Un escenario perfecto para que Corben desarrolle una de las versiones más potentes y creíbles de Hellboy que servidor pueda recordar, volcando su habilidad narrativa en dotar de fuerza al personaje.
Un tebeo obligatorio para cualquier aficionado a Hellboy y, por supuesto, para todo admirador de Corben (2+).

¿Un Salón del Cómic para Córdoba?

Atentos a la noticia que da el Diario de Córdoba en su edición del 24 de Agosto: El PSOE apuesta por un salón y unas jornadas sobre cómic .
Según informa el periódico, el grupo socialista del ayuntamiento propondrá en el próximo pleno un salón internacional del cómic en Córdoba, con “el objetivo de impulsar la creación artística y cultural y promocionar la educación de los valores entre la juventud cordobesa”. Según el concejal Juan González, “una ciudad como Córdoba, que pretende la Capitalidad Cultural, debe ser referente en todos los campos culturales, entre ellos el mundo del cómic”.
El texto de la noticia da todos los detalles, pero lo más interesante es que parece que el efecto “Premio Nacional del Cómic” comienza a dar sus frutos, provocando el interés de los políticos por un campo tan poco atractivo hasta ahora para ellos como el tebeo.
A ver si hay suerte y los cordobeses tiene un Salón del Cómic.
(Gracias a Ángel por el enlace)

(Continuará). Fascículo 1

Recuerdo yo que la vuelta al colegio significaba, además del trauma propio de la situación, la invasión de la intimidad familiar con todo tipo de anuncios de fascículos. Era época aquella en la que comprar semanalmente una colección de fascículos era una obligación familiar ineludible en la que toda la familia tenía algo que decir. Ya fuese la colección de labores del hogar para la sufrida ama de casa, la de grandes batallas para el guerrero de la casa o la obligatoria enciclopedia (que incluía la terrible decisión de elegir entre la Larousse o la Salvat, que venía a ser para la época como el enfrentamiento entre PC y Mac), toda familia que se preciara se embarcaba en la inacabable tarea de comprar cada semana una colección de fascículos. Doscientas, trescientas, hasta cuatrocientas entregas tardaba uno en poder saber qué coño era una zarigüeya, que la Z siempre ha quedado pelín relegada en estas cosas, pero eso sí, con una descarga de placer orgásmica cuando uno recibía encuadernado el último volumen de la interminable tarea.
Era una costumbre colectiva, una proyección del coleccionismo compulsivo, en la que uno deseaba entrar cual rito de paso, esperando tener la edad suficiente para poder tener su propio fascículo (servidor pasó esa prueba con la enciclopedia temática infantil Saber Más, que todavía anda por casa) y ser parte del ciclo semanal que vivía nuestra sociedad.
Digo esto, porque en esas época, hace ya tres décadas de esto, el mundo se movía en un régimen semanal: las series de TV se emitían semanalmente, para que se pudiera discutir con tranquilidad las desgracias del pobre Kunta Kinte o los tremendismos de Poldark, igual que las revistas del corazón eran semanales para que las señoras pudieran debatir la vida de las famosas en su cita en la peluquería.
Pero la sociedad se fue acelerando y las cosas cambiando. Poco a poco la gente empezó a impacientarse, la Z adquiría sus derechos y no podía esperar cuatrocientas semanas, así que los fascículos dieron paso a los tomos. “Están locos”, decía mi padre, “¿quién comprará un tomo cada quince días, con lo caros que son?”. Pues todos, porque la cosa funcionó y poco a poco los fascículos fueron desapareciendo en beneficio de los tomos, que las prisas se contagiaban y la gente no quería esperar, las series dejaban de emitirse en una semana y se emitían diariamente concentradas, o dos capítulos seguidos e inimaginables perversiones más.
Paradójicamente, con el tiempo se ha vuelto a los fascículos, pero esta vez debido a la imperante costumbre de relegar la lectura a un comportamiento atávico, convirtiéndolos en acompañamiento inútil de las colecciones de todo tipo de figuritas. Zapatitos, bomberos, soldaditos, casitas, coches, piedras, joyas, perfumes… ya sólo faltan condoncitos para certificar la transformación del quiosco en una especie de supermercado en miniatura con una amplia sección de deuvedés, habida cuenta del éxito del formato.
Una historia resumida del coleccionismo en el que, como ustedes ven, no hay tebeos. Curioso, porque por mucho que intento recordar, sólo consigo visualizar una colección de El Quijote con fondos fotográficos, la Biblia contada a los niños y más recientemente los tomos de Asterix y Tintin en inglés. Claro que tiene su lógica, porque los tebeos ya eran semanales en aquellas épocas iniciales de las que hablaba antes. Esperábamos que nuestros padres nos comprasen nuestra ración de Mortadelo y demás (porque sí, los tebeos los compraban los padres, lo de la paga semanal a la americana todavía tenía que llegar) y sí teníamos suerte y un vecino con pasta, podíamos gorronearle las carísimas Joyas Literarias Juveniles a todo color.
Pero, fíjate tú, la evolución de los coleccionables fasciculares y la de los tebeos ha sido completamente distinta, porque cuando lo de los tomos estaba superado (ya sabéis, los condoncitos de colección) va y resulta que los tebeos descubren América y comienzan a salir en forma de tomo (tomito, que no hay que exagerar) en los quioscos. Eso sí, sin publicidad y sin decirlo a nadie, no vaya a ser que alguien se entere, se vendan y tengamos un problema.
Digo yo, que hay un problema de sincronía entre el mundo y las editoriales de tebeos, pero eso, lo analizaré mañana…
(Continuará)

Mis Tebeos Favoritos (XXIV). Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons

Cuando Alan Moore concibió Watchmen, es posible que ni se imaginara el impacto que tendría su obra dentro del género superheroico y el lugar que ocuparía en la historia de los tebeos a partir de ese momento. DC encargó a Alan Moore y Dave Gibbons una sencilla revisión al uso de los héroes de la Charlton, una editorial clásica absorbida años antes y con un potencial de personajes con los que no se sabía muy bien qué hacer. Poco podía esperar DC que su encargo se transformase en una reflexión profunda y magistral sobre el sentido del héroe en la sociedad de los 80, que iba mucho más allá de lo que hasta el momento se había abordado en el tebeo de género, trascendiendo al propio medio. Es verdad que se había intentado antes, trastocando y pervirtiendo el concepto de héroe, pero todos esos escarceos previos no se atrevieron a golpear directamente los cimientos de la definición misma del superhéroe. En el fondo, todos las historias que hasta el momento cuestionaban a los héroes no dejaban de ser adaptaciones a los nuevos tiempos, plataformas desde las que relanzarlos con más fuerza si cabe. Podían cuestionar su bondad, es cierto, pero se reafirmaba unas páginas después, evitando entrar directamente en la personalidad del personaje.
Pero Moore se atrevió y dotó a sus personajes de personalidades complejas y ambiguas, poliédricas… humanas, que expresaban sus incoherencias y sus debilidades. Los héroes dejaban de ser los exponentes del bien que la industria había construido para sumergirse dentro de la realidad, ensuciándose, contaminándose con la envidia, la ambición, la lujuria, la ira… Los pecados capitales entraban con facilidad en este campo de bondades e ingenuidades, donde parecía que la honestidad y una sonrisa perenne de anuncio de dentífrico era la única definición posible de los personajes. Se quedaban ahí, no era necesario expulsarlos después porque no existía catarsis colectiva, eran seres humanos a los que se les ponía en situaciones extremas, ante las que reaccionaban con humanidad, no con la esperada postura del superhéroe.

Ya con eso, Moore habría creado un gran tebeo. Pero hizo más, mucho más. Porque la verdadera grandeza de Watchmen trasciende su argumento, está en el impresionante edificio formal que construyó para su desarrollo.
Con el tiempo y muchas, quizás demasiadas lecturas, cada vez tengo más claro que quizás Watchmen no sea un tebeo sobre el superhéroe, como nos quiere hacer creer, sino una declaración sobre las posibilidades de la historieta como género narrativo. A partir de una asfixiante estructura compositiva de 9 viñetas por página, en disposición de 3×3, Moore exploró los recursos de la historieta como nunca antes se había hecho, demostrando que la narrativa es mucho más que una simple composición de página. Jugó con el ritmo y con el tiempo, movió los personajes como nadie, desarrolló tramas paralelas y mezcló diferentes formas narrativas, desde el cuento clásico o el pulp, la novela por entregas, hasta el periodismo… pero, sobre todo, demostró que es posible enganchar al lector y llevarle por donde se quiera dentro de la narración. No fueron necesarias imponentes splash-pages o hermosas pin-ups, sólo una historia cronometrada a la millonésima de segundo, en la que los elementos se engrasaban a través de un ritmo perfecto y en la que nada de lo que viese el lector estaba improvisado. Todo un monumento al arte secuencial que no hubiera sido posible sin la presencia del dibujante Dave Gibbons, que supo desde la primera viñeta plegarse a las exigencias del guionista e interpretar sus direcciones con magistralidad.
Sólo hay un pero en este discurso, una pequeña mancha negra en el análisis que me impide colocar a Watchmen más alto en mi escalafón personal. Con cada nueva lectura de la obra, es más evidente que me quedo enganchado y maravillado de la brillantez formal. Ya sea leído en castellano o en inglés, me subyugan la estructura palindrómica de algunos episodios (una constante en la obra, con el icono de las manchas de Rorschah omnipresente), en el genial uso de los flashbacks, en el prodigioso sincronizado del episodio en Marte, el detallismo en los puntos más nimios de la puesta en escena… pero me olvido de la historia. Termino dejando de lado el argumento y me fijo en el continente olvidando el contenido, como si al entrar en un museo dejásemos de mirar las pinturas para sólo admirar el edificio que las alberga. Aisladamente, cada episodio funciona perfectamente, su reflexión es inigualable y es una provocación para el intelecto… Pero, en su conjunto, la historia final que quiere contar, es ingenua y simple. Es un contraste que hace que siempre que se hable de Watchmen se admire su estructura, episodios aislados… pero nunca he visto a nadie que me destaque la historia que está contando. Es más, en la mayoría de los casos, mucha gente ni recuerda cuál es la historia real que sea ha contado.
Esta sensación es la que me lleva a plantear, como ya comentaba, que creo que estamos ante un análisis sobre las posibilidades narrativas del medio escondido tras una reflexión sobre el superhéroe.
Es quizás su gran talón de Aquiles, ese “pero” que hace que no estemos ante una de las cinco o seis obras más grandes de todos los tiempos, pero que no resta ni un ápice de un magistralidad, por supuesto. Al igual que en otras obras clásicas, donde el argumento queda superado por las innovaciones formales que supusieron, la obra de Moore y Gibbons es una piedra miliar en la historia del tebeo. Es verdad que no inventa recursos y no aporta innovaciones, pero demuestra que los recursos existentes se pueden componer para obtener cualquier grado de complejidad narrativa. Que la historieta puede acceder a los niveles de madurez narrativa de cualquier otro medio.
Pero independientemente de esta apreciación personal, es evidente el impresionante efecto que esta obra causó y sigue causando en el género de superhéroes, que tuvo claramente un antes y un después de Watchmen. Demostró claramente que es un género más, con el que se pueden hacer obras tan válidas como con cualquier otro, sin ningún tipo de acomplejamientos ni minusvaloraciones. Moore parte de la veneración y el profundo conocimiento de los héroes de la Golden Age (demostrada amplia y profusamente en su obra posterior) para deconstruirlos con precisión de cirujano pero, paradójicamente, abrió la veda de “héroes oscuros” (junto con el Dark Knight de Miller) en los que sólo se había captado la superficialidad de la reflexión de Moore, autores que se quedaron en la infantil percepción de la ultraviolencia como sinónimo de adulto, creando una extensa caterva de héroes sin personalidad y vacuos. Personalmente, sigo pensando que Moore cerró la puerta tras de sí, dejando el nivel tan alto que hace casi imposible entrar en el camino que abrió sin caer en las comparaciones.

Ediciones en España
Watchmen ha conocido muchas ediciones en España, comenzando por la de Zinco, en 12 comic-books siguiendo la edición original americana. Esta edición fue después retapada. Posteriormente, Glenat llegó a editar en formato álbum europeo dos álbumes que recogían los cuatro primeros comic-books (con una traducción bastante espantosa, todo sea dicho). Norma editó finalmente un lujoso volumen que recopilaba toda la obra, en una cuidada edición con lo que hubiera sido una excelente traducción de no ser por un desgraciado y único error que hacía perder parte del sentido de la historia. Planeta DeAgostini ha anunciado ya que editará en España la lujosísima edición ABSOLUTE WATCHMEN, que recientemente editó DC en los USA.

Enlaces
Watchmen anotado (en inglés)
Artículo de Rafa Marín
Alan Moore Fan Site
Artículo de Yeray Muad’Dib
– Sí, Jotace lo hizo…

Nueva revista sobre manga

Que el tebeo japonés comienza a ser una fuerza imparable en este país es algo que nadie puede poner en duda. Durante todo este verano se han venido dando rumores, dimes y diretes sobre diversas series de manga y sus consecuentes animes. La publicación de Bleach por parte de Glenat encendía la mecha y los principales foros de anime y manga hervían ante las polémicas sobre quién emitiría Full Metal Alchemist o Naruto, cuándo se publicarían las series en DVD o sobre quién publicaría las versiones en manga de Full Metal o la esperada Death Note. Rumores todos que se han ido confirmando de una manera más o menos oficial y que definen claramente que el interés por el manga comienza a ser algo más que una simple afición de cuatro amiguetes. Las impresionantes tiradas de mangas como Naruto o Bleach (y las esperables de FMA o Death Note) los definen sin paliativos como los tebeos más vendidos en España y las revistas que Panini edita para público infantil y juvenil sobre manga y anime están arrasando en los quioscos, con ventas que multiplican por 10 las de cualquier revista de información sobre cómics.
Una situación que pide a gritos que comiencen a aparecer en el mercado revistas con una clara focalización hacia la información sobre el manga y anime de un modo generalista y abierto a cualquier edad, pero con una clara vocación profesional. De momento, los que se lanzarán al ruedo serán los chicos de Animangaweb, una web que en su corta vida ya ha demostrado un dinamismo envidiable y que se aventurará en breve en las procelosas aguas de los quioscos (y librerías especialazadas) con una revista de información.
¡Suerte!

Los cómics más vendidos en USA en el 2005

Es habitual ver las listas de ventas de cómics en USA que provee Diamond, aceptadas generalmente como el mejor indicativo de las ventas americanas de cómics, pero que tienen un handicap importante, pocas veces recordado: son cifras de ventas de librerías especializadas. Un dato que olvida que muchas de las editoriales utilizan otros canales de ventas, como las librerías generalistas, grandes superficies y supermercados (el punto de venta tradicional durante mucho tiempo). Algo fácilmente comprobable sin más que comprobar que en las listas de Diamond apenas aparecen los tebeos de Archie, por ejemplo, uno de los superventas clásicos americanos, con cifras mensuales millonarias. Una situación que sería equivalente a suponer que las ventas en España de Mortadelo se restringen a las librerías especializadas.
Por desgracia, esos otros canales de ventas son controlados por Bookscan, una prestigiosa empresa que certifica las ventas de libros en los USA, pero que vende sus listas a alto precio, lo que impide conocer estos datos más allá de los que algunas webs o publicaciones sacan a la luz de vez en cuando.
Afortunadamente, la página especializada The Book Standard ha publicado dos interesantes artículos en los que se hace repaso a las ventas en el 2005 en el apartado de Comics y Novelas Gráficas, dando los listados de los 100 más vendidos del año y el de el tebeo que ocupaba el primer lugar de ventas semana a semana.
El resultado, como era esperable por los datos que ya se manejaban, es arrasador: un 82% de los títulos más vendidos son manga, comandados por series como Full Metal Alchemist, Naruto y Fruits Baskets. En los 10 primeros puestos sólo se cuelan dos obras americanas, coincidentes con estrenos en la gran pantalla: una novela gráfica de Sin City y la adaptación del episodio III de Star Wars. Unos datos que son todavía más aplastantes si miramos los tebeos más vendidos semana por semana: a las dos anteriores se suman V de Vendetta y el calendario de los Simpsons.
Según estos datos, el tebeo más vendido del año, Full Metal Alchemist 1 alcanzó unas ventas de 68.000 ejemplares. Una cifra que parece alejada de algunos bombazos de Marvel o DC, que se auparon en el 2005 con cifras cercanas a los 200.000 ejemplares, pero recordemos que, con un precio tres veces mayor (9.99$ del manga frente a 2.99$ del comic-book) hacen que la facturación sea superior, logrando que las cifras de facturación de Tokyopop rivalicen con las de la todopoderosa Marvel (si nos restringimos a lo que es venta de tebeos).
Y es que el mercado americano está cambiando a la carrera. La retirada hacia las librerías especializadas que se produjo en los 90 creó un ghetto en el que las grandes editoriales se han sentido cómodas, pese a la pérdida paulatina de ventas. Una situación que dejó libre el espacio de las grandes superficies, grandes cadenas de librerías, supermercados e incluso quioscos y que ha sido hábilmente ocupado por el manga.
Conociendo el carácter mimético del mercado del tebeo americano y español, las editoriales de manga deberían tomar buena nota, porque la situación es muy similar: puntos de venta restringidos a las librerías especializadas, con tímidas aperturas a alguna cadena de librerías (FNAC) y con el espacio de los quioscos y grandes superficies dominados por Ediciones B y su Mortadelo (exactamente igual que en los USA sólo quedó Archie como tebeo de grandes superficies).
¿Es el momento de una invasión manga en esos espacios? No lo sé, pero atentos al estreno de Full Metal Alchemist y Naruto en televisión, que podrían ser el pistoletazo de salida para un verdadero boom del manga en España, conquistando espacios que parecían vedados al tebeo.