Lecturas. El día del juicio

¿Por qué Alan Moore creo la línea ABC de Wildstorm? Supongo que es una pregunta que muchos se pueden hacer en un momento dado, pero quizás lo mejor es leer la respuesta que él mismo dejó sobre papel: El día del Juicio. El tebeo coeditado en España por Aleta y Recerca es un brillante ejercicio de malabarismo, una historia clásica de superhéroes mezclada con el género de abogados y juicios tan al uso americano, que es transformado por Moore en un juicio a todo el género de superhéroes absolutamente despiadado. Un objetivo que le sirvió en bandeja Rob Liefeld al pedirle una reformulación de su universo Awesome, un catálogo de plagios de personajes de Marvel y DC que era perfecto para los intereses del barbudo, que parte de un asesinato entre superhéroes para ir construyendo un juicio universal al propio género. Una pirueta metalingüística en el que un libro mágico en el que todas las historias están contadas es el eje por el que diferentes superhéroes de otras épocas “doradas” y “plateadas” van descubriendo que son parte de un engranaje de ficción, en el que el hombre escribe las historias que quiere que protagonicen. El mayor superpoder es para Moore el poder de la palabra, el de crear leyendas y mitos que pueden evolucionar, crecer y desarrollarse, pero dependiendo siempre de la pluma de autor y de un lector que haga real la historia con su lectura. Una curiosa relectura de la paradoja de los principios cuánticos, tan del gusto de Moore, que es presentada hábilmente con la vestimenta de una antigua leyenda.
A medida que juicio va progresando, vemos cómo Moore va dirigiéndose hacia un claro camino que llevará a ese dictamen final sobre el propio género que el propio Moore resume en boca de uno de sus personajes:

[…]una alquimia inversa que dejó que nuestro mundo cayera desde una edad de oro a una edad de plata y, finalmente, a la edad oscura. Fue entonces cuando los héroes motivados sólo por el dinero o por una psicopatología crearon un paisaje paranoico y apocalíptico lleno de mutantes postnucleares y ciborgs con bazookas“.

Un párrafo que sintetiza claramente lo que pensaba el barbudo guionista de un momento de la historia del género que, paradójicamente, creó él de forma indirecta con Watchmen, y en el que difícil podría encontrar asiento alguien que entendía el género a la “manera dorada”, lo que le obligaba forzosamente a crear ese homenaje llamado American Best Comics.
Si como tebeo de superhéroes es un entretenido relato que demuestra la capacidad de Moore para construir una historia coherente y entretenida sin despeinarse lo más mínimo (en el supuesto que esto fuera literalmente posible), la segunda lectura de El Día del Juicio me parece un ejemplo magistral de sutileza y doble sentido, de definición de una ideología clara sobre la figura del héroe de papel.
Por desgracia, toda la brillantez argumental de Moore es defenestrada casi totalmente por la incompetencia a los lápices de Liefeld, que es capaz de cargarse él solito momentos de gran fuerza narrativa por una burda y torpe composición o puesta en escena. Una desgracia que es recordada cada pocas páginas por la gran cantidad de insertos de otros autores que demuestran que, incluso en el peor de los casos, una limitada pero al menos existente capacidad gráfica es maximizada sin problemas por el talento de Moore, con una losa final que es la colaboración del maestro Gil Kane, demostrando que incluso en uno de sus últimos trabajos, a muchos años de sus mejores momentos, despliega un magisterio que hace que las páginas de Liefeld sean, si cabe, más desastrosas.
Pese a todo, la lectura de El Día del Juicio sigue siendo más que satisfactoria y me atrevería a calificarla de obligatoria para cualquier fan de Moore, ergo para cualquier aficionado al tebeo. Brillante (3).

28 Comentarios en “Lecturas. El día del juicio

  1. Huía como de la peste de este tomo por potivos que ya señalas en tu post, y creo que de hecho no había leido nada tan positivo sobre el mismo.

    Si soy capaz de pillarlo en la tienda sin ojearlo, puede que le de una oportunidad, pero es ver la portada y…

  2. Javimetal on 10 Agosto 2006 at 0:51 said:

    álvaro, te agradezco sinceramente que comentases este comic ya que llevaba un par de meses debatiendo entre si comprarlo o no.

    Todo lo que he leído de Moore me ha llenado siempre con creces pero es verdad que siempre había estado acompañado de alguien capaz a los lápices, alguien que plasmara de forma eficaz lo que pasa por esa fábrica de ideas que es la mente de nuestro querido barbudo.

    Pues bien, no puedo con Rob! En serio, no entiendo que hace metido en este medio y que le paguen por dibujar, tengo muchos amigos que han acabado la carrera de bellas artes que le darían lecciones de composición, profundidad, simetría, iluminación, y lo que es más importante, imaginación. Así que estaba en un buen dilema, mi autor preferido acompañado del patán mas grande que se ha colocado tras una hoja en blanco, pero gracias a tu reseña creo que me voy a animar y comprar esta obra (parece que te esté usando de excusa para comprar un comic jejeje).

    Por último y a modo personal quisiese formularte una pregunta, tengo la edición de Watchmen de Norma como también tuve en su día la de V de Vendetta. La de V la regalé cuando salió la Absolute de Planeta por razones obvias y quería saber si en Navidades iban a sacar esta misma edición para los mejores vigilantes de la historia del comic.

    Un Saludo y gracias de antemano.

  3. Álvaro on 10 Agosto 2006 at 8:50 said:

    el Absolute Watchmen está anunciado para Navidades, sí..

  4. eduardo,(yo) on 10 Agosto 2006 at 9:11 said:

    totalmente de acuerdo Alvaro,el guion es tan bueno,que hace olvidar los nefastos lápices.

    Con otro dibujante hubiera sido otra obra maestra del mago éste.

    Lo que no acabo de ver es la relacion de Watchmen con lla moda dark & grim que vino despues,creo que beben mucho mas del dark knight,y que con Watchmen sólo tiene una coincidencia temporal.

  5. Me pasa exactamente como a los demas. Me encanta Moore pero ROB! como que no, por eso en su momento no me lo pille, intentare ver si lo tiene algun colega o algo asi.

  6. J Calduch on 10 Agosto 2006 at 9:39 said:

    Brillante (3).

    ¡ComprAdlo!

    Se podría decir que este libro es el prólogo de la línea ABC (que si no hubiera sido por la huida de un inversor de Awesome la hubiera editado Liefeld), aparte de qeu termina explicando de una forma sorprendente y genial las contradicciones internas de todo el Universo Image.

    Además de tod lo bueno dicho por Alvaro.

    ¡en serio!

  7. Álvaro on 10 Agosto 2006 at 9:50 said:

    Es comprable pese a Rob, en serio.

    Respecto a la moda dark & grim, sus referentes directos son Dark Knight, comom bien dice, pero tb Watchmen. Los héroes amargados son una herencia de Wachtmen mal entendida…

  8. eduardo,(yo) on 10 Agosto 2006 at 10:12 said:

    sí Alvaro,pero interpreto mas watchmen como una deconstruccion TOTAL del genero,en cambio Dark..lo veo mas como una construccion de un genero,(eso sí sin querer).

    Digamos que el caballero lo construye y Moore le ayuda.

    Eso sí.dos obras indispensables.

  9. Álvaro on 10 Agosto 2006 at 10:50 said:

    En cierto Eduardo, pero yo me refería al efecto que ha producido Watchmen, que fue una corriente de superhéroes para adultos, producto en muchos casos de leer sólo superficialmente la obra de Moore. De hecho, ya he comentado varias veces que considero que Moore casi cerró ese camino, obligando a cualquiera que se plantea uno seuperhéroes realistas y adultos a ser comparados obligatoriamente con su obra, como puede pasar en el Supreme Power de Straczisnky.

  10. eduardo,(yo) on 10 Agosto 2006 at 10:56 said:

    Alvaro,totlmente de acuerdo contigo,solo queria enriquecer el debate.

    Creo que los autores americanos despues de Watchmen y El caballero…,confundieron el término realista,con la sangre,los dientes apretados y las tetas grandes.

    Y lo que consigieron hacer es el rídiculo.

    supreme power,en cambio me parece un acercamiento bastante realiste a lo que ocurriria si existiesen SH,pero lo leido me recuerda bastante a Rising stra…

    pero aún así es una vision bastante acertada.

  11. Álvaro on 10 Agosto 2006 at 11:04 said:

    No digo que SP sea un mal tebeo, sino que en todo momento uno tiene la sensación de ya leído y la referencia a Watchmen es casi obligada y, claro, pierde por goleada…

  12. miusicpitusi on 10 Agosto 2006 at 11:36 said:

    Vaya ¡ UN 3!!

    Este le tengo en la montaña de pendientes de leer, a Moore me dá igual que lo dibuje un patascagas como Rob o cualquier otro adefesio a los lapices, todo lo que salga por estos lares de la ferviente imaginación del Barbudo es compra obligada. Pero reconozco que la maligna influencia de ROB hacía que a este tebeo le tuviera un poco olvidado en la montaña, con estos comentarios positivos tuyos estoy más que dispuesto a reponer ese olvido.

    :-)

  13. Juan on 10 Agosto 2006 at 11:51 said:

    ¿Por qué si un tebeo está excelentemente dibujado y el guión es pésimo hablamos de un mal tebeo y si está bien escrito pero mal dibujado -dibujo, narración, etc.- hablamos de un tebeo brillante?

    ¿Educación literaria? ¿Nuestros audiovisuales nietos opinarán exactamente lo contrario?

  14. Juan on 10 Agosto 2006 at 12:07 said:

    ¿Es imaginación mía o en el post de las novedades de SinSentido han desaparecido los textos promocionales?

  15. eduardo,(yo) on 10 Agosto 2006 at 12:10 said:

    Creo que no va por ahí Juan.

    (y aqui,podeis lapidarme)

    mas bien creo que es una cuestion de madurez.

    Es mas importante el contenido que el continente.

  16. Álvaro on 10 Agosto 2006 at 12:15 said:

    Cuestión de espacio, están en el genérico de novedades ahí a la derecha.

  17. pues yo sí de los que piensan que el continente es tan, casi más, importante.

    Ware puede hacer avanzar el medio contándonos la nada, una caida de hojas otoñal. pero para eso emplea formas y fórmulas nuevas, pura ruptura. En cierto modo Moore hacía lo mismo en Watchmen al emplear todos aquellos trucos (Zooms, encadenados, simetrías etc): investigar posibilidades narrativas. Y da la sensación, releído Watch, que casi (o sin casi, a juzgar po alguna entrevista) le interesaba más eso, explorar caminos poco transitados, que el mensaje (los superhéroes en un entorno plausible).

  18. (y al decir Moore en Watchmen, debería decir Gibbons también, por cierto)

  19. Juan on 10 Agosto 2006 at 12:44 said:

    ¿Desde cuando en un arte es más importante el contenido que el continente? Otra cuestión resultaría cuando el continente se queda en puro formulismo o en malabares sin sentido y no hay nada que contar, pero…

  20. eduardo,(yo) on 10 Agosto 2006 at 12:48 said:

    Las filigranas que hace Ware,Sr.punch,se pueden considerar contenidp,parte del guion,no del dibujo.

    Juan,por supuesto que el continente en arte es fundamental,básico,diria.

    pero el comic,recordemos es un Arte secuencial,donde lo ideal es la fusion de contenido/continente.

    pero de elegir algo,me quedo con el contenido.

    La guerra de Alan vs El escorpion por ejemplo.

  21. Eduard, claro, el cómo se cuenta algo, en muchos casos delimita su sentido final. Ware es, efectivamente, buen ejemplo. Pero es ejemplo igualmente de cómo la forma es sumamente importante, pues, puestos en el ejemplo (inventado, por cierto) de ilustrar una hoja que cae, si no aplicas una determinada forma, si eres mediocre o simplemente rutinario, ese cómic no transmite nada. Sería comparar cualquuier página de Ware, por seguir, con un manual de socorro de un avión…y hay diferencia, ¿verdad? :)

  22. eduardo,(yo) on 10 Agosto 2006 at 13:15 said:

    Eso es,si estamos de acuerdo

    imagina esa misma hoja cayendo resuelta por,(no,no pondre a Liefeld) Howard Porter….

    a eso me referia al decir continente y contenido.

    Por cierto,a ver si alguna editorial se anima y acaba la trilogia de 5 el detective mas descacharrante y magico del Brasil.

  23. Pikodoro on 10 Agosto 2006 at 17:30 said:

    ¿Desde cuando en un medio como el comic se puede considerar que el dibujo/narratividad es un mero "continente"? ¡Vaya disparate!

  24. John Space on 10 Agosto 2006 at 19:35 said:

    Pues yo no pasé del primer tomo de este cómic. De hecho, ni llegué a terminarlo. Más aún, no pasé de la página 5.

    (¿He dicho ya que no me ha interesado?)

  25. J Calduch on 11 Agosto 2006 at 13:31 said:

    Por cierto, un análisis de las tres primeras páginas de la obra

    http://adlo.dreamers.com/estudios/judg_indice.htm

  26. Juan on 11 Agosto 2006 at 18:30 said:

    Lo de "mero continente" es un calificativo tuyo. Se habla/hablo de lo contrario, que el continente es justamente lo que hace que una imagen de un beso pintada por mí sea algo banal, mientras que si lo pinta Klimt sea una obra maravillosa.

  27. "¿Por qué si un tebeo está excelentemente dibujado y el guión es pésimo hablamos de un mal tebeo y si está bien escrito pero mal dibujado -dibujo, narración, etc.- hablamos de un tebeo brillante?"

    Bueno, tampoco creo que la cosa sea exactamente así. No existe ninguna tabla de baremar que diga cuales son las medidas exactas del dibujo y el guión para que sea excelente o no y menos aun que fije que por encima de todo, lo que cuenta sea el guión. Es simplemente una cuestión de gustos personales. Creo que los que nos hacercamos normalmente al mundo del comic lo hacemos fundamentalmente desde la pasión por la narrativa, sea cual sea el formato que adopte. Es decir, que creo que por lo general los que leemos tebeos vamos buscando buenas historias, a ser posible bien contadas, pero por encima de todo eso, que sean buenas historias. Una buena historia llega y se queda grabada aun cuando no se cuente de la manera más eficiente. Una narración muy cuidada pero algo vacia, sin embargo, puede admirar mientras se lee, pero se queda un poco en el plano intelectual, mientras que suele acabar dejando fria las entrañas.

  28. DS on 12 Julio 2008 at 1:13 said:

    Más que nada, es recalcar lo obvio (como ya habrán hecho muchos antes que yo).

    Después de ver todo el desaguisado que se provocó en los 90 con la moda de SUPERHEROES HIPERMUSCULADOS e HIPERTRÓFICOS, y de cómic – books sin un argumento claro (o directamente nulo o inexistente) aparece cierto escritor y guinista inglés de cierto prestigio (…) y pone paz e impone un orde nuevo.

    A decir verdad, es lo mejor que le ha podido pasar al Sr. Liefeld. No había visto tanta coherencia en los títulos de Youngblood (y he leido pocos) desde que se inició su andadura.

    Una vez más Moore demuestra más quesobradamente (aunque sea solo en cuatro números) su buen hacer y su saber y como puede dar coherencia y coesión a un caos absoluto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation