Lecturas. Pescador nocturno

Lo intento, pero me cuesta recordar un debut formalmente tan brillante como el de Kikuo Jonson con Pescador Nocturno, una obra que ha permitido que su autor sea reconocido como uno de los talentos más prometedores del tebeo americano actual. Y no es para menos, porque la calidad narrativa y gráfica de este joven autor es sorprendente, fruto obvio de las lecciones bien aprendidas de David Mazzuchelli. En esta historia de rebeldía juvenil encuadrada en un escenario tan hermético y aislado como una isla hawaiana en medio del Pacífico, Kikuo Johnson demuestra un especial talento para el uso del silencio, un recurso complejo en la narrativa gráfica, pero sobre todo, un excelente sentido de la sobriedad y minimalismo narrativo. En un tiempo donde composición de página se confunde con hacer un póster de película y que la puesta en escena parece sacada de las páginas de una revista de modas, encontrar páginas donde la síntesis y la economía de medios se usa para obtener el mejor efecto narrativo es casi una noticia de primera página, más cuando el responsable es un debutante. Un dato al que hay que añadir un excepcional dibujo, claramente influenciado por Mazzuchelli.
El mayor pero que se le puede poner a Pescador Nocturno es que transita, en exceso, por los caminos del tópico. La descripción del enfrentamiento generacional o los actos la rebeldía juvenil ante la imposición social son generalmente previsibles o incluso obvios, sin llegar a profundizar en ellos y dejando de lado la oportunidad de aprovechar las diferencias propias del aislamiento insular que el propio autor va insinuando en muchos momentos. Argumentalmente, es cierto que la historia queda pobre y demasiado reconocible, pero también lo es que los aciertos narrativos logran compensar este defecto en cierta medida.
En cualquier caso, un autor a seguir obligatoriamente y que está llamado a ser una nueva referencia dentro de la historieta americana (2-).
Página web del autor
Entrevista en Bookshelf

6 Comentarios en “Lecturas. Pescador nocturno

  1. DonnieDarko on 12 agosto 2006 at 17:38 said:

    Estoy de acuerdo contigo Alvaro.

    Los aciertos narrativos le dan una fuerza importante al c

  2. yo hace mucho que no leia un comic tan bueno (merecedor de un 4) y es que si bien existen huecos argumentales en PescadorNocturno tienen un claro reflejo de las situaciones mismas que intenta retratar K.Jonson… no se cuantos que hayah leido este comic hayan crecido en los 90's y en esa terrible sensacion de no pasar nada, de esperar y matar el tiempo sin que nada asombroso ocurra ¿no es suficiente ese ritmo narrativo que pone K.Jonson? ¿es necesaria esa reflexion existencial-filosofica-trascendental que existe hoy por hoy en algunos comics franceses?… Otra cosa, si bien K.Jonson se declara devoto de Mazzuchelli yo le encuentro una tremenda cercania a Adriam Tomine

  3. Álvaro on 12 agosto 2006 at 21:57 said:

    Martin: tiene mmentos muy buenos y el tono es excelente, pero cuando hablo de transitar el exceso en tópico me refiero a que los enfrentmientosgeneracionles son obvios: fumar droga, los estudios, "las malas compañías"… Y, en efecto, narra de maravilla esos momentos de no psar nada. Pero en su conjunto, no llega cuajar totalmente. Ojo, que un (2) es una buena puntuación… :)

  4. mekasidnipuatier on 12 agosto 2006 at 23:48 said:

    Vaya, yo me lo pille en ingles y aunque me parecio muy loable el esfuerzo, note que el autor gastaba toda la artilleria pesada (muy bien aprendida de otros autores cercanos a su sensibilidad como Tomine y Derek Kirk Kim) en la obra sin poderse vislumbrar futuros puntos de crecimiento. Sus nuevos trabajos se publican en Mome y ni siquiera parece el mismo autor de Night Fisher. En fin, aunque es un tebeo majete, aporta poco y sin dejar de recomendar su compra, seguro que hay cosas mucho mas buenisimas en que gastar la pasta. Sorprendente la rapidez de La Cupula en editar esta obra, eso si.

  5. Phoskito on 14 agosto 2006 at 17:09 said:

    Completamente de acuerdo con Meka.En mi caso se "devaluó " un tanto la buena impresión que me había dejado su narrativa gráfica cuando leí que había tardado 3 años en completar el album.

  6. Estoy de acuerdo con los últimos dos comentarios. Yo leí la "novela" (que parece más un cuento laaaaargo) hace un tiempo y me pareció más un ejercicio de clase que un debut mercedor de tanto bombo. Lo pongo a la sombra de cosas como Blankets de Thompson y como historia de crecimiento personal me parece predecible, aburrida y vacía. De hecho, pude asistir a un foro en el Art Festival del MoCCA donde participó el tipo y no dijo nada interesante. Se dedicó a repetir las frases hechas del taller de creación narrativa de Mazzuchelli. En mi opinión, es demasiado ese 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation