(Continuará). Fascículo 2

Sigamos con el ejercicio memorístico quiosquero y pasemos al meollo de la cuestión: quiosco y tebeos. Dos palabras que, hoy en día parecen irreconciliables, pero que en su tiempo eran uña y carne. O que se lo digan a los quiosqueros de los años 50, que vivían de los tebeos que se vendían a millones en este sacrosanto (entonces) país. Toneladas de títulos de Editorial Valenciana, Toray, Maga, Bruguera y decenas de editoriales más inundaban los quioscos de este país, para alegría de sus propietarios, que veían como la chiquillería del barrio (y lo que no era tan chiquillería) se peleaba por comprar las novedades que llegaban cada semana. Una costumbre que fue desapareciendo paulatinamente durante dos décadas, hasta que a mediados de los 70 los tebeos en los quioscos se reducían a un buen número de títulos de Bruguera que, eso sí, se vendían a paletadas.
Pero, ¡ay!, cuando se murió el Pacorro a los españoles se les despertó la libido y los quioscos pasaron a convertirse en sex-shops de mentijirillas, con decenas de títulos eróticos donde tetamen y culos (sin silicona, eso sí, que por esa época no se estilaba) mitigaban los calores de los españolitos, muy necesitados de los Lib y Susanas Estrada por esos tiempos.
El caso es que parece que los padres, demasiado preocupados por comprar su dosis de los relatos del Pen o el Party, se olvidaron de comprar tebeos para sus hijos, y los editores, poco a poco, se olvidaron de editar tebeos para los hijos y, como mucho, los editaban para sus mentores en la forma de Blancanieves y los siete enanitos viciosos o la caterva de Hessas y demás italianadas.
Hasta que a finales de los 70, ya casi rozando la nueva década, aparecieron en los quioscos unos tebeos completamente novedosos, para adultos, con nombres tan extraños como Blue Jeans, TOTEM o 1984, repletos de autores como Moebius, Pratt, Muñoz y Sampayo, Corben, Durañona, Maroto…Tebeos caros, carísimos, que costaban 75 o 100 pesetas de las de entonces, y que, para extrañeza de todos los que pensaban que unos tebeos tan caros fracasarían, arrasaron. Con tiradas que llegaron en algunos casos a los 70.000 ejemplares, las revistas de cómic “adulto” se comenzaron a multiplicar a velocidad de infarto: Creepy, Comix Internacional, CIMOC, Cairo, Vértigo, Calibre 38, Rambla, Hunter, Saloon… así hasta mediados de los 80, con casi 30 cabeceras. Un aumento rápido al que acompañó un incremento de precios espectacular (el galopante ascenso del coste del papel, se argumentaba), que llevó las revistas al escalofriante precio de 250 ptas (sí, 1.5EUROS era escalofríante).
Pero parece que todo este crecimiento fue hecho sobre cimientos falsos, y la cosa terminó siendo un globo incontenible que explotó. Salvo dos o tres cabeceras, que agonizaron durante algunos años más, las revistas desaparecieron de los quioscos completamente, dejando el terreno abonado para el desembarco de Forum, la nueva sección de cómics de Planeta (¿alguien se acuerda del plan inicial de esta editorial, dirigido por Enric Sió y enfocado al tebeo europeo nada más? Paradojas de la vida…). Planeta y posteriormente Zinco fueron las grandes protagonistas de una enconada lucha por la supremacía del quiosco que tenía que sufrir la aparición de un actor inesperado: las librerías especializadas. Poco a poco, las editoriales fueron cavando su propia tumba pensando que el mercado de librerías especializadas les daba un margen de ventas mucho más cómodo y seguro que el difícil mercado de los quioscos, trasladando su lucha de una forma de distribución masiva a otra limitada, sin percatarse de que le estaban quitando el sentido al coleccionable barato de pocas páginas y bajo precio.
Cuando se quisieron dar cuenta, las librerías especializadas que habían aparecido por todo el territorio español absorbían la principal venta de tebeos en España, mientras que los quioscos ya no tenían tebeos en sus anaqueles.
(Continuará)

28 Comentarios en “(Continuará). Fascículo 2

  1. Mefisto on 25 agosto 2006 at 18:44 said:

    quien me iba a decir que los libs y el destape en general fue el principio del fin de los tebeos…

  2. Mefisto on 25 agosto 2006 at 18:52 said:

    ¿y donde se incluyen el jueves , el vibora o el papus, q son las que nos suenan a los mas mozitos?

    que sigan, que sigan los fasciculos…

  3. Pablo on 25 agosto 2006 at 20:16 said:

    Poco a poco, las editoriales fueron cavando su propia tumba pensando que el mercado de librerías especializadas les daba un margen de ventas mucho más cómodo y seguro que el difícil mercado de los quioscos, trasladando su lucha de una forma de distribución masiva a otra limitada, sin percatarse de que le estaban quitando el sentido al coleccionable barato de pocas páginas y bajo precio.

    —-

    Casi, casi, como que se perdió ahí "la guerra"… (Aparte de descuidar al lector infantil, crucial para que crear un hábito de lectura)… Joder, cómo molaban algunas de esas revistas…

  4. John Space on 25 agosto 2006 at 20:56 said:

    El tamaño de los quioscos también debe influir, ¿no? A veces, es imposible verlo con tanta publicación a su alrededor.

  5. Tomás Pardo on 25 agosto 2006 at 21:20 said:

    Los quioscos son, más o menos, del mismo tamaño que antes (algunos, incluso más grandes). Pero no son establecimientos pensados para el aluvión periódico de fasciculos.

  6. Hablando de cambios editoriales, Alvaro, ya te has enterado de la ultimísima noticia editorial de Planeta…

    http://pulpcomic.blogspot.com/2006/08/oficial-pla

  7. Álvaro on 25 agosto 2006 at 21:45 said:

    Sí, yame había enterado… la verdad es que era la comidilla de BCN….
    http://www.lacarceldepapel.com/indexblog.php?p=11
    :)

  8. La Librería especializada es el más endogámico de los mercados… Y eso es contraproducente… Ya que al final las editoriales se olvidan de crear nuevos lectores, se hacen comodísimas, las librerías rara vez atraen de la misma forma que un quiosco y poco a poco se desertiza el mercado…

  9. Me gusta este blog.

    Te invito a que visites el mío. Acabo de actualizarlo con un comentario de mis links de comics favoritos.

    Que lo disfrutes!!

    Seb :)

  10. quedificiles on 26 agosto 2006 at 8:21 said:

    bla… bla… bla…

    Tienes toda la razón del mundo pero creo que es algo más sencillo y mens sesudo de lo que propones.

    Verás, los comiqueros (editores) son empresarios que no aficionados necesariamente. Y ¿qué busca por encima de todo un empresario? Por aquel entonces "la pela" y claro el comic de calidad era algo más caro que esas cosas compradas al peso en USA y en Japón. Así de fácil. Después se promociona como "cool" lo impromocionable y ya está hecho el guiso. Arte barato para clientes sin seso. Cómida rápida al fin y al cabo para entendernos.

    Es muy lamentable, aun hoy en día, que grandes editoriales comoNorma o Glenat basen su catálogo en "cosas" y no en la calidad, pero como todo en esta vida algunas punblicaciones les salen rana y son de una exquisita madured mental pero, no nos engañemo, son las menos y muy a su pesar.

    Así seguirán las cosasporque esto no es Francia y no hay más vueltas que darle.

    Dixit.

  11. Jesús Cuadrad on 26 agosto 2006 at 11:38 said:

    ¡ Oh !

  12. Stingtyger on 26 agosto 2006 at 12:28 said:

    Echo en falta alguna referencia a Vértice y Surco, a los tebeos de Novaro, a los Pifs, Spirous, Fuera Bordas, los álbumes de Astérix, Tin Tin, los Pumbys, los Super Humor, los Películas, los Don Mikis, los Copitos, los Pulgarcitos… ¡Es que faltan todos los tebeos que marcaron mi niñez!

  13. chenique on 26 agosto 2006 at 13:29 said:

    No estoy de acuerdo que las librerias especializadas sean el mal de haber pocos lectores , creo que la mentalidad de un determinado público es quien desertiza el mercado , ¿puede un kiosco dar el servicio que una libreria de comic te brinda?fondo de editorial, números anteriores, grandes volúmenes, entrar en una libreria de comic(es el caso que nos atañe)es una gozada, ver todos esos tomos ,comic book, albumenes,etc tocarlos "hojearlos" ojearlos, "anclarte" en un rincón mientras lo hace, contertuliar con algún otro aficionado , tal vez ese papá o mamá no quiera perder su divino tiempo en acompañar a su hijo a la libreria y prefiera tomarse una cervecita, o comprarse un rimmel en vez de visitar a esa libreria de comic, que seguro tendrá ese mortadelo o la witch, o al shin chan que vale menos de 3 euros, si ni tienes que comprar albumenes de 18 euros para leer un comic hay varios precios, he vivido de un kiosco y vendía comic, creo saber de que hablo, tú también pero se ve que te es mas cómodo caminar menos ,que buscar una libreria y disfrutar con los tebeos . agur

  14. Acabo de regresar de pasar unos días en mi pueblo, voy cada verano, está a 8 Km. de Aranda de Duero (Burgos) y en esta ciudad de 30.000 habitantes existen varias librerías, unos cuantos kioscos y un Sabeco. Este año y después de haber recorrido casi todos la triste realidad es esta: 1 tomo de Principe Valiente de Planeta y varios Oles de Mortadelo y Filemón. Nada más. En los años 80 los kioscos estaban llenos de cómics y en los 50, según me ha cometado mi madre, llenitos de tebeos y pulps, también existian los sitios de cambio. Ahora la triste realidad es esta: en el sur de Burgos es imposible comprar historietas. ¿Acaso no hay lectores? ¿O los aficionados de la zona se ven obligados a las subscripciones y a la venta por correo?

  15. toyvictor on 26 agosto 2006 at 15:09 said:

    el kiosquero (se dice así?) vende 1 Spiderman por cada 200 revistas del Pronto, ya ves la importancia que tiene para él los tebeos, aparte que tienen un descuento ínfimo y un plazo de devolución muy apretado que si no lo devuelves a tiempo, se lo comen

    Aparte que las cosas han cambuiado desde los años 50, vete ahora a decirle a un chaval que se lea un tebeo sin lucecitas ni sonidos en vez de jugar a la última megaconsola, buscar porno por internet, chatear, ver la superproducción de turno, jugar con el móvil o mil formas más de entretenimiento que antes no existian

  16. Álvaro on 26 agosto 2006 at 17:21 said:

    Resumir la historia de 30 años de tebeos en quiosco es apenas un par de páginas obliga, forzosamente, a dejar de nombrar muchas cosas…

  17. Stingtyger on 27 agosto 2006 at 0:08 said:

    Lo entiendo perfectamente, álvaro, no te preocupes.

    Solo señalaba la casualidad de que no se nombraran la mayoría de los cómics que marcaron mi niñez.

    La verdad es que aún se me ocurren muchísimos más… Ha sido muy, muy extensa la cantidad de cómics que han invadido el kiosco durante décadas y décadas. Me empiezo a preguntar ahora si realmente esa sensación de variedad que ahora, actualmente, tenemos los lectores ha sido de veras algo surgido en los últimos tiempos o si sencillamente hemos vuelto sólamente a contar con tantas series (aunque de menor tirada) cómo ha habido en los buenos años setenta y ochenta.

  18. Nino on 27 agosto 2006 at 18:17 said:

    ¿Alguien sabe si alguna editorial tiene pensado animarse a editar aquí , de nuevo, todo el material Warren en formato económico, no sé, algo así como ha hecho Planeta con todo el material de historias de la cripta de DC?

    Estaría muy bien que la gente joven tuviera oportunidad de adquirir aquellas historias cortas de Bermejo, Ortiz, Corben, Bea, Duranona, San Martin…y tantos otros.

    NiNO.

  19. Francis 7 on 28 agosto 2006 at 9:27 said:

    Stingtyger, q recuerdos me has traido! Yo pillaba los Spirous en el mercadillo de mi pueblo (el pueblo era pequeño y al kiosko no llegaban comics). Ya poco se reedita de toda aquella escuela franco-belga. ¿Ningún editor se anima con "Quena y el Sacramus" o "Los Hombrecitos"? Por cierto, Stingtyger, ¿Te acuerdas de aquella historia de una sirena y una bruja, cómo se llamaba?

  20. Stingtyger on 28 agosto 2006 at 14:38 said:

    ¿Una sirena y una bruja? ¿Será aquella que aquí titulaban "Isabel"?

  21. Stingtyger on 28 agosto 2006 at 14:45 said:

    ¡Que buenos que eran "Los Hombrecitos"! Aquella historia de "El Éxodo" y la de "El Buque Fantasma" que aparecía serializada en Fuera Borda… ¡Gran revista era!

  22. Francis 7 on 29 agosto 2006 at 9:44 said:

    Si, creo q si… GRACIAS!

    ¿Porqué no se reeditará todo esto? La verdad es q para mi casi todo lo q salía en Spirou o Fuera Borda es muy recomendable… (Aquellos duendecillos de gabardina y gran sombrero rojo q vivían en una lata de sardinas…) Esta época del TBO francobelga está muy abandonada, no se edita nada aparte de los "grandes" (Spirou, Iznogud, Asterix…)

  23. Francis 7 on 29 agosto 2006 at 9:44 said:

    Papirus YA!

  24. Francis 7 on 29 agosto 2006 at 9:45 said:

    Superagente 327 YA!

  25. Stingtyger on 29 agosto 2006 at 14:58 said:

    ¡Que buenas también esas dos!

  26. Toni Madrid on 19 diciembre 2006 at 1:09 said:

    Grande el comic francobelga! ( y el holandés, como el Superagente 327 o los Frailocos, tristán el Salteador…)

    Los duendecillos que comentas del Fuera Borda eran los Crosstones. Años despues La revista Guay! fusionaba lo mejor del cómic español y europeo: Maikel, Cera,Ramis y todos los "descendeintes" de Gosciny y Franklin.

  27. Marianux on 2 abril 2007 at 18:17 said:

    ¿Alguien sabe si es posible conseguir ejemplares del Fuera Borda?

  28. Pingback: Devis fenetre en ligne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation