Lecturas. Periodo Glaciar

Marchando una de reciclado, aprovechando que hice la reseña de esta interesantísima obra cuando la leí en francés…

Periodo Glaciar nos lleva a un incierto futuro donde Europa ha desaparecido por completo bajo el hielo de la glaciación, un continente perdido que unos arqueólogos buscan sin tener más pistas que unos antiguos mapas. El grupo, acompañado de una especie de evolucionados perros inteligentes cruzados con cerdos, descubre por azar el Museo del Louvre. A partir de aquí, la historia se deriva en dos reflexiones tan lúcidas como contundentes. Por un lado, la interpretación de los arqueólogos de los cuadros, que lleva a pensar en una cultura analfabeta basada en la imagen, reconstruyendo la historia de la humanidad en función de los cuadros, pero a partir de los prejuicios y conocimientos de esa sociedad futura. Una demoledora crítica al interpretacionismo artístico e histórico, ácida e inteligente, llena de paradojas que no dejan indiferente al lector, que rápidamente cuestiona si no estaremos comentiendo los mismos errores. Pero junto a ésta línea argumental, se desarrolla otra completamente simbólica, protagonizada por el perro-cerdo Hulk (todos los perros-cerdos de la misión, brillantes intelectualmente, llevan el nombre de superhéroes de la Marvel que, según la interpretación arqueológica futura, son dioses de la religión del s.XX) en el que la historia del arte, de la cultura y de la humanidad se equiparan como única base del futuro de la misma. Un ejercicio inteligente en el que la interpretación del arte y cultura “oficial” son cuestionados pero, simultáneamente, se elevan como único motor de la vida humana. (4)
La edición de PonentMon, impecable, idéntica a la que ha hecho Futurópolis en Francia, en coedición con el Museo del Louvre. Lástima que en España ningún museo se atreva a coeditar tebeos…