Lecturas atrasadas. Color Café

Recuerdo que cuando leí la miniserie Color Café, hace ya ocho años, tuve una sensación agridulce. Por un lado, mi devoción por Alfons López, un dibujante que me apasiona y, por otro, un argumento que me parecía caer en exceso en demasiados tópicos. La historia de una Barcelona futurista, con terribles tensiones con una inmigración creciente, en la que la televisión era la gran dominadora de la sociedad alienada por los realities me parecía muy deudora de planteamientos de La muerte en directo de Tavernier, exagerando los males de la sociedad de consumo.
Pero leída ahora, en pleno 2006, lo que parecía una exageración preapocalíptica se convierte casi en una especie de terrible profecía de cómo la sociedad se mueve hacia planteamientos cada vez más deshumanizados, donde la televisión y los mass media son plataformas de lanzamiento para los políticos, como ese ultraconservador líder televisivo que se presenta a la presidencia europea y que parece extrañamente italiano…
Un interesante planteamiento al que hay que añadir el siempre atractivo dibujo de Alfons López, violento, dinámico, de un expresionismo brutal siempre contrastado con ese punto caricaturesco que hace todavía más sugerente su trazo.
Una obra interesante que ha recopilado Edicions de Ponent en un álbum con multitud de “extras”, como entrevistas a los autores, etc. (2-)

Lecturas. El Corcel Gris

Hope Larson es una prometedora autora americana, que con apenas dos obras largas en el mercado ha conseguido un reconocimiento bastante unánime de crítica y público, que se refrenda con el reciente premio Ignatz 2006 al “talento más prometedor”.
Un excelente referente para leer con más ganas su segunda obra, El corcel gris, que acaba de editar dibbuks en España. Un álbum en el que encontramos una conexión directa, formal y temática, con la obra de David B. En particular, es evidente que Larson se inspira en Le Cheval Blême (El caballo pálido), una obra en la que el francés cuenta sus sueños en pequeñas historias cortas y que es el indudable punto de partida para la autora americana. El potente dibujo de portada de la obra de David B es una constante en la historia de una joven estudiante francesa, Noemí, que llega a los EEUU para estudiar arte y se siente apartada y alejada del mundo, plasmando en sus sueños sus vivencias. Toda una parábola que podría entenderse como la situación de la propia autora al llevar los conceptos de la “nouvelle vague” de la BD francesa a una cultura tan diferente como la americana. Pero dejando de lado esta posible lectura, Hope Larson explora con sensibilidad y acierto el sentimiento de desarraigo y de nostalgia, eso que tan acertadamente llaman los gallegos “la morriña”, y lo hace precisamente a través de los sueños de la joven, en los que aparece siempre un caballo, que actúa como nexo de unión de todos ellos. David B ha sido uno de los autores que mejor ha sabido retratar el mundo onírico y Hope Larson sigue sus pasos también en el apartado gráfico, con un estilo que usa recursos del francés junto con otros más propios del tebeo americano independiente, quizás buscando un efecto menos surrealista, pero consiguiendo un más que correcto resultado, tierno y emotivo, en el que quizás el mayor problema que podamos encontrar en esta obra sea la falta de definición del objetivo de la autora en esta obra, que en ocasiones se desdobla en demasiadas ideas y líneas que quedan en el aire, afectando a la cohesión de la obra.
En cualquier caso, me parece tremendamente acertado ese premio de “Talento más prometedor”, porque llegar a este nivel con apenas dos obras convierte a Hope Larson en una promesa a seguir en el futuro (2-).
Enlace:
Avance en la página de dibbuks.
– Página de Hope Larson

Premios Ignatz 2006

Ya se conocen los premios Ignatz de este año, los premios “independientes” del tebeo americano:

Mejor artista: Tony Millionaire, por Billy Hazelnuts (Fantagraphics Books)
Mejor antología o colección: Black Hole , de Charles Burns (Pantheon, editado en España por La Cúpula)
Mejor novela gráfica: Tricked, de Alex Robinson (Top Shelf Productions, lo editará en España Astiberri)
Mejor historia: Ganges #1, de Kevin Huizenga (Fantagraphics Books, editado en España por sins entido)
Talento más prometedor: Hope Larson, por Salamander Dream (AdHouse Books) y Gray Horses (Oni Press, editado en España por Dibbuks)
Mejor serie: Owly , de Andy Runton (Top Shelf Productions)
Mejor cómic: Schizo #4 , de Ivan Brunetti (Fantagraphics Books. Dolmen editará obras de Brunetti en breve)
Mejor mini-cómic: Monsters , de Ken Dahl
Mejor cómic online: Perry Bible Fellowship, de Nicholas Gurewitch
Mejor debut: Class of 99 , de Josh Eiserike

Curioso, porprimera vez, casi todos los premiados se han publicado en España o se van a publicar en breve, con la excepción ed un autor casi maldito en España, Tony Millionaire, el creador de la genial Sock Monkey