Lecturas atrasadas. Color Café

Recuerdo que cuando leí la miniserie Color Café, hace ya ocho años, tuve una sensación agridulce. Por un lado, mi devoción por Alfons López, un dibujante que me apasiona y, por otro, un argumento que me parecía caer en exceso en demasiados tópicos. La historia de una Barcelona futurista, con terribles tensiones con una inmigración creciente, en la que la televisión era la gran dominadora de la sociedad alienada por los realities me parecía muy deudora de planteamientos de La muerte en directo de Tavernier, exagerando los males de la sociedad de consumo.
Pero leída ahora, en pleno 2006, lo que parecía una exageración preapocalíptica se convierte casi en una especie de terrible profecía de cómo la sociedad se mueve hacia planteamientos cada vez más deshumanizados, donde la televisión y los mass media son plataformas de lanzamiento para los políticos, como ese ultraconservador líder televisivo que se presenta a la presidencia europea y que parece extrañamente italiano…
Un interesante planteamiento al que hay que añadir el siempre atractivo dibujo de Alfons López, violento, dinámico, de un expresionismo brutal siempre contrastado con ese punto caricaturesco que hace todavía más sugerente su trazo.
Una obra interesante que ha recopilado Edicions de Ponent en un álbum con multitud de “extras”, como entrevistas a los autores, etc. (2-)

2 Comentarios en “Lecturas atrasadas. Color Café

  1. ¿QUIEN SE ACUERDA HOY EN DIA DE LABERINTO?

    A mi me abrió los ojos a estilos y autores que desconocía.

    Para entonces yo era medianamente nuevo en los cómics y disfruté mucho del sello.

    Luego desapareció, casi de repente y no se supo mas.

    Color Café me gustó bastante.

    Sin duda es una buena compra

  2. imjmngvtfgb7y

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation