El cómic-book y el álbum han muerto…¿qué nos queda?

Lo he dicho muchas veces: soy de los que piensan que la grapa es un formato en vías de desaparición. Las razones, muchas, desde la inviabilidad de su rentabilidad salvo con ventas brutales que ya sólo son recuerdo del pasado hasta el cambio ocurrido en los puntos de distribución fundamentales, los kioscos, pasando, evidentemente, por el indudable cambio en los usos sociales del comprador (ojo, no comprador de cómics-compulsivo-frenético, sino del comprador no habitual que, de vez en cuando colecciona una serie y que sería el real objetivo de este formato) y sin olvidar que incluso los propios autores y editoriales han sido los primeros en no saber hacer uso del formato, reduciéndolo a una lectura rápida y minúscula en virtud de unas costumbres narrativas que olvidan las características del cómic-book (probad a cronometrar lo que se tarda en leer un cómic-book de los 60 y uno de hoy…). Pese a que incluso desde algunas editoriales se lamenta su pérdida, creo que es un formato irrecuperable, por las razones que comenté hace un tiempo (ver la serie Continuará…1, 2, 3 y 4).
Pero, por mucho que me duela reconocerlo, también me temo que el álbum, un formato tan adorable y entrañable para un gafapastoso-compulsivo-acumulador como yo, está tocado de muerte. Aunque servidor babee de gozo ante una buena edición en álbum, bien grande, donde poder pasarse horas destripando dibujos, estilos y demás, los álbumes han entrado en un retroceso claro y evidente, curiosamente, por razones calcadas en algunos casos a las de los cómic-books, como por ejemplo, la incorporación de modismos narrativos del manga, que ha transformado el álbum en una lectura rápida, excesivamente cara para lo que proporciona y con el añadido de tener que leer una entrega anual, como mucho (probad a cronometrar lo que se tarda en leer un álbum de los 60 y uno de hoy…¡Vaya!…he tenido un dejà-vu). A lo que hay que añadir que el crecimiento de su tamaño lo ha convertido en inmanejable más allá de la comodidad del sillón orejero familiar.
¿Qué nos queda?
Pues es evidente: la novela gráfica. Un formato de extraña denominación y que, en el fondo, se refiere al formato libro de toda la vida. Con ventajas clarísimas: es un formato reconocible, que se asocia con la literatura tradicional, es cómodo y proporciona mucha más lectura. Y ojo, que pese a que el precio pueda parecer alto, no lo es más que un libro editado en similares condiciones: si tomamos, por ejemplo, el recientemente editado Estafados, su precio no se aleja del de una novela aparecida como novedad en el mismo formato (problema aparte y que merece en este caso otra discusión sería el hecho de la edición posterior en formato bolsillo de la que, de momento, el tebeo carece). Hay muchas argumentaciones a favor de este formato, pero sobre todo en este caso se puede hablar de hechos consumados, no sólo en el panorama nacional, sino en el internacional. Hablando con algunos editores patrios, todos me confirman la mejor venta del formato novela gráfica frente al del álbum, sobre todo fuera de las librerías especializadas, donde sus ventas pueden llegar a superar a las de este circuito de distribución lo que indica claramente que se está llegando a un público no habitual del tebeo. Es más, hay algún editor, que ya se ha planteado limitar el álbum sólo a algunas ediciones muy limitadas. Un éxito que sin duda es el que están siguiendo editoriales como Mondadori, que ya comienza poco a poco a sondear el mercado (siguiendo el exitoso ejemplo de Anagrama con La Ciudad de Cristal) con ediciones en ese formato, incluyendo aquí a una obra tan poco adecuada a él como Paracuellos.
Fuera de España, la cosa sigue también por caminos similares y para muestra, un botón: en Italia, el todopoderoso grupo editorial Rizzoli tiene una colección de novela de gran venta denominada 24/7, en la que está incluyendo, en formato novela gráfica, obras como Apuntes para una historia de guerra, 5 el número perfecto o V de Vendetta junto con grandes éxitos de cualquier otra temática. Una línea similar a la que Actes Sud pueda estar moviendo en Francia o Fantagraphics, Drawn & Quaterly o First Second en los USA y que, evidentemente, tiene mucho que ver con el formato tomo manga, que se beneficiaría de todas las ventajas de la novela gráfica amén de las propias, ya comentadas por aquí, que tiene el tebeo japonés.
Vamos, que yo por lo menos creo que los tiros van por ahí…

38 Comentarios en “El cómic-book y el álbum han muerto…¿qué nos queda?

  1. John Space on 7 Noviembre 2006 at 11:30 said:

    ¿Grapas? No more! Que usen clips, para cuando las páginas del tebeo salen desordenadas :D

  2. Acertado análisis álvaro, al que añadiría en el campo del comic book, el formato trade paperback, o el formato tomo recopilatorio en español. Teniendo una presentación muy próxima a la novela gráfica.

    Con respecto a la grapa, cada vez me gusta menos por lo que tú dices, los guionistas y dibujantes sólo piensan en el recopilatorio, para que la lectura de una aventura se haga seguida.

    El album es un format que tampoco me gusta porque es demasiado caro para la cantidad de cosas infumables que se publican en este formato. El abum es perfecto para obras en las que el dibujo y el color tiene un toque artístico.

  3. Totalmente de acuerdo contigo álvaro.

    A mí hace tiempo que la grapa ya no me convence. Por la rapidez de su lectura, que propicia (siempre, claro está, según de qué cómic se trate, ya que hay guiones y guiones) que estés ya impaciente porque sea el mes siguiente y comprarte la continuación. Por lo incómodo que es su almacenaje (al final acaban en cajas, lo que no favorece su conservación (y comprarte una bolsita que lo proteja encarece muchísimo el producto), ya que las estanterías se reservan para otro tipo de obras y además no soportan bien el efecto de la gravedad).

    En cambio el tomo favorece muchas veces una buena lectura global de una historia (aunque a veces no todo un arco argumental se pueda meter en un solo tomo, ¿o sí?), lo que repercute en beneficio del lector y de los propios autores. También su conservación es mejor, e incluso su facilidad de colocación en las referidas estanterías.

    Y también estoy contigo en el tema que es mejor la novela gráfica que el álbum tamaño gigante franco-belga (a veces los integrales son mastodónticos) o los últimos Absolute americanos (el V for Vendetta ya no es lo mismo en ese tamaño). En cambio, ediciones como las que últimamente nos obsequia, por ejemplo, la Editorial Astiberri, formato novela edición de lujo, con tapa dura, y a un precio correcto, son una maravilla. Lo del formato, tamaño bolsillo, en los cómics es lo que ya no me convence (creo que muchas ilustraciones no soportarían la reducción de tamaño).

    Un saludo cordial

  4. KesheR on 7 Noviembre 2006 at 13:22 said:

    Llevo años sin comprar grapa ni album…

  5. luchino on 7 Noviembre 2006 at 13:42 said:

    Carcelero, para los no especialistas ( yo, sin ir más lejos ) , ¿ puedes explicar qué es comic-book ? Lo le leido muchas veces , pero nunca he tenido claro qué es exactamente … y si fuera posible, poner un ejemplo .

    Pongamos un caso , está claro que "Estafados", o "La perdida" son novelas gráficas , pero ¿ que son, o como se llamarían, los 4 tomos de "El gato del rabino" , o las otras obras de Sfar cortas, por ej. las del vampiro, o "Los combates cotidianos" ?

  6. Pingback: Via News 3.0 » La grapa y el album… y sin embargo, viven

  7. Yo hace ya tiempo que me cansé de la grapa, y compro lo básico, algo de marvel que llega un momento quer lo compro porque lo he comprado durante mucho tiempo y me da cosa dejarlo asi de golpe, pero antes o despues dejaré de comprar grapa, la verdad, estoy esperando a la civil war y cuando acabe aquí en España puede ser mi adios a marvel. Pero claro, los comics books ya no los leo según los compro, ahora los acumulo y los leo por arcos argumentales, y si una colección nueva aparece en grapa, aunque me interese, no la compro (como es el caso de la nueva colección de X-force o algo de lo que se publica de DC). Tomos sí compro, por ejemplo Thunderbolts, que no compraria en grapa pero así en tomos me sale mejor, tanto en la lectura como en el plan económico (el comic book en esos tomos sale a 1.50 euros, más barato). Y leerme la etapa de Bruce Jonhs en Hulk en tomos me ha dado mayor placer como lector que leerme lo que publicaba planeta en grapa.

    Yo soy de los que lleva leyendo grapa desde pequeño, desde que era un crio que acababa de aprender a leer, y ahora tengo 27, por eso he seguido comprando grapa, pero gente que ha leido comics desde hace poco (como mi novia, su hertmano o un amigo mio) no están acostumbrados a la grapa, no entienden eso de andar todos los meses comprando 24 míseras páginas y nunca han comprado ni se van a interesar por la grapa. En cambio tomos o comics de pocas páginas autoconclusivos si les han interesado. A mi actualmente me pasa lo que les pasa a los no habituados al continuará del comic book, que prefiero sentarme y leerme una historia completa de un tirón, y por eso prefiero tomos con un principio y un final a la grapa. O al menos leerme 200 páginas de comic aunque continue el mes siguiente (como mepasa con 20th century boys).

    Y comprar grapa, aunque no lo parezca, es más caro, si te gusta leer comics no te vas a limitar a dos comics de 24 páginas (o 48) mensuales, quieres más, leer eso y nada es lo mismo, y al final sumando el precio de las grapas que compras sale más caro que comprar tomos a un ritmo más relajado.

  8. Álvaro on 7 Noviembre 2006 at 14:27 said:

    luchino:

    – El gato del rabino, etc: formato álbum francés. Rústica o preferentemente cartoné, 48 a 64 págs. Color y un tamaño de unos 30X21cm.

    – Cómic-book: cuadernillo de 17×24, color, grapado. Ejemplo: Crisis de Identidad, Ultimates, etc

  9. Que muera la grapa!

  10. Mi vuelta a la lectura de los tebeos me deja un poco perdido en algunas definiciones, y no tengo muy claro el concepto de novela gráfica. ¿Qué diferencia a "La perdida" de la compilación en tomo de, por ejemplo, "Watchmen", o "Mort Cinder"? ¿Es el planteamiento de su publicación por etapas (o no) o es el formato lo que define la novela gráfica?

  11. Estoy de acuerdo con la creciente implantación de la novela gráfica, pero pienso que los otros dos formatos pueden perfectamente coexistir. Los comic-books son asequibles para quienes no se pueden gastar 20 o 25 euros por un tomo, y sin embargo quieren leer tebeos. El album es un formato perfectamente válido, tanto por la calidad como también por el precio. En cualquier caso yo pienso que todos los formatos son buenos siempre y cuando no excluyan a los demás. Por otra parte, hay muchos niños y jóvenes a los que le gusta o les podría gustar leer tebeos, y no novelas gráficas. ¿Qué hacemos con ellos? ¿No son ese mercado potencial? Es verdad que el formato manga tan consumido es formato libro, pero existen otros géneros de tebeo que no tienen porque recogerse así. Y por último ¿No pensáis que el término Novela Gráfica vuelve a ser un eufemismo para ocultar su verdadero nombre: c o m i c – t e b e o ? Si, efectivamente, son novelas, pero muchos relatos recogidos en comic-books o albumes también lo son.

  12. Tiene gracia. El otro día ordenaba mi colección y me pasaba horas separando tebeos, hasta que dije en voz alta "me cago en los comic-books". Con lo fácil y cómodo que es mirar el lomito.

  13. Voy a reivindicar otro formato que me parece que tiene futuro: el del mini-cómic. Amateur, sencillo hasta lo básico, baratísimo, autoeditado y escaparate casi perfecto para algunos que ahora son jóvenes estrellas (J. abel, Huizenga, Jeff Brown, etc); y, añado, en España poquísimo explotado.

    Ah, que no me digan que es el equivalente al fanzine, porque no es cierto… Una buena dirección de mini-comics a la que no puedo dejar de pedir cosas (que casi siempre me terminan pareciendo interesantísimas: http://www.usscatastrophe.com/store/index.html; con Huizenga, again, por medio, claro!)

  14. Álvaro on 7 Noviembre 2006 at 15:43 said:

    Paco: sí, pero es que los niños compran masivamente manga a unos precios entre los 7 y 10

  15. Los niños ya no compran comics books ni los van a comprar nunca, esa batalla está perdida.

  16. Completamente de acuerdo. Yo de comic europeo solo compro novelas graficas como pueden ser Bajo la Piel o La Mala gente. Muchos albunes aunq me interesan no me los puedo permitir.

    Tambien hay q reseñar los Integrales de Recerca, muy buenos de precio.

  17. El problema, para mí, son los formatos, y no los contenidos. A priori, el comic book de grapa, por su precio, es la mejor manera de entrarle a un público joven y con poco poder adquisitivo. El problema viene cuando el contenido no se ajusta al continente.

    Viene a ser un poco como cuando aquí se empezó a editar manga en formato prestigio: no tenía sentido. Incluso, creo que alguna editorial por aquí ha llegado a publicar material BD en formato grapa, con resultados bastante cantarines.

    De nuevo, para mí, el problema no es el formato en sí, sino la estrategia (o la falta de la misma) por parte de las editoriales.

    Me viene a la mente el Fell de Warren Ellis y Templesmith (ya sé que Templesmith no te gusta, Alvaro :) ), que sí justifica y dignifica la grapa. Un cómic planteado para que cueste menos de dos dólares (1,99) y planteado de una manera narrativa (planteamiento de página, número de viñetas) que se pueda contar una historia autoconlcusiva y perfectamente legible por sí sola, sin que ello esté reñido con que se pueda seguir la serie con novedades y cambios. El éxito en EE.UU ha sido grande por sí mismo. Ni arcos argumentales, ni TPBs ni zarandajas…

    ¿Por qué -viendo, además, que el invento ha funcionado- no se plantean más tebeos así para públicos de todo tipo, me pregunto?

  18. Completamente de acuerdo con lo expuesto del principio al final. Las novelas gráficas es como ver una película y los comics de grapa como ver un episodio de una serie, pero ahora las historias ya no son como antes que se cuentan en un one-shot, de hecho este tipo de historias me siguen encantando, un ejemplo de ello ha sido pongamos que Global Frequency, pero ahora la parte narrativa ya no tiene ni la densidad ni el texto ni las viñetas de antes.

    Y también estoy plenamente de acuerdo en que a la BD en determinados casos le está afectando de forma nociva a sus señas de identidad una perdida de número de viñetas por página y una tendencia hacia la narrativa manga preocupante dadas sus características de formato.

    Y luego está el imperecedero formato Bonelli como el del manga, pero con una narrativa distinta, me sorprende que no tenga más éxito.

  19. WWfan! on 7 Noviembre 2006 at 17:27 said:

    Yo más que muerte o vida de un formato, veo que hay gente que es incapaz de adecuarse al formato que está utilizando.

    No es lo mismo hacer una peli histórica que una serie de TV policiaca de que una serie de dibujos animados de humor.

  20. Yo estoy con lo que dice Alex, ahora mismo el contenido de un arco argumental de marvel, por ejemplo, debería leerse en un tomo, en grapa es como no leer nada a no ser que se lean todos los comics books de tiron. La grapa debería ser un formato con un contenido autoconclusivo, y lo más asequible posible (no deberían pasar el euro y medio las 24 páginas), de lo contrario no va a formar nuevo lectores, sólo puede ofrecerse a los ya consumidores de grapa.

  21. Yo ya comenté hace tiempo que para mi el futuro del cómic pasa por 3 formatos:

    – El tomo normal.

    – El tomo pequeño, tipo manga, que ofrece mucha lectura a un precio inferior y con poca perdida de calidad.

    – El coleccionable, que creo que es el sustituto perfecto de al grapa: ofrece bastante lectura a un precio bastante inferior a los tomos normales, y es perfecto para su distribución a kioskos.

  22. guacamol on 7 Noviembre 2006 at 18:15 said:

    Odio la grapa. No sólo es manía personal, es que no creo que tenga futuro. Ya se ha comentado que eso de que la grapa al ser más barata es mejor para el público joven es un argumento anticuado, ahora que los jóvenes devoran los tomos de manga. A mí…Sí, me mola Global Frequency o Planetary por que es como leer un "Poema en titulares", poesía condensada, preciosa por que además se expresa completamente en un "formato" estrechiiito y con sus propias reglas, como un Haiku o una frase ingeniosa de Oscar Wilde…pero yo cambio esas grapas por tomos recopilatorios en cuanto tengo oportunidad (¡¡Aunque sean en inglés!!)

    Un buen experimento sería sacar el Flash de DC en grapa y tomo a la vez (números nuevos). Y veríamos no sólo qué formato vende más, sino si realmente le sale tan bien a la editorial editar en la sobrepreciada grapa mientras pierden lectores (mera opinión, yo abandoné la serie en cuanto cambió a grapa, seguro que a ellos les salen las cuentas).

    Incluso aunque la grapa fuera "tan densa" como en los 60 y su lectura llevara más tiempo…es que el formato es feo y aguanta fatal el paso del tiempo. CASI cualquier revistilla de quiosco con lomo (y algunas sin él) aguantan mejor en la estantería.

    El formato super-tomo (llámalo álbum francés o edición Absolute) me encanta…pero no es tan viable. Tengo muchos de ambos, pero entiendo que es para un público limitado por que son carísimos. Y ese "limitado para unos pocos" que en EEUU hacen un montón y en Francia tb., pues aquí no es tan rentable.

    Entonces…si no va a haber grapa (que se muere y a mí ya me va bien), no hay revistas en las que se fogueen nuevos creadores (alguna hay, pero me entendeis) y todo se edita en tomo o libro ¿¿quien coño se va a gastar 10 o 12 Euros en un tomo de la nueva revelación española?? Aunque sea buenísimo, el salvador mundial del comic, el super-ventas absoluto ¿Quien se arriesga? Y no, para el público general NO es lo mismo arriesgarse con este fulano que arriesgarse con un japonés, etc…(y no les critico, sus razones tienen).

    Perdón, estoy desvariando…El formato coleccionable es bueno, pero su bajo precio está supeditado a que es re-edición y tiene menos gastos, con lo que supuestamente no nos sirve. ¿nos vamos de cabeza al tomo? Joer, soy enemigo de la grapa, pero no sé si es beneficioso que el formato desaparezca. Y por supuesto, que la grapa desaparezca es lógico, pero el formato álbum…¡imposible! ¡No puede ser! ¡¡Es un formato que A MI me encanta!! No me hagais esto…

    Espero haber dejado clara mi posición. Sea cual sea.

  23. Ouch! ¿De dónde has sacado la foto para el post? Me ha dolido… :-(

    La verdad es que al ritmo al que se leen los tebeos actualmente, la grapa te sabe a poco.

    Saludetes.

  24. no mezclemos churras con merinas.

    Yo creo que sabe a poco cualquier obra bien hecha que te deja con ganas de más, y eso no es precisamente malo. Lo mismo puede pasar con la grapa que con un album (a mi me pasa con Los Combates Cotidianos, por ejemplo) o incluso con un tomo de manga (los tomos de 20th century boys siempre se acaban demasiado rápido también).

    Claro, que también sabe a poco una obra que sea poca cosa. De nuevo, no se trata de sensaciones relativas a un formato en particular…

  25. eduardo,(yo) on 7 Noviembre 2006 at 19:53 said:

    album=acabado.

    y que hacemos p,ej.con el gato del rabino,Isaac ek pirata,Los combates cotdianos,la tetralogia de El sueño del monstruo,etc etc…

    sacarlos en Integrales directamente???

    Nos guste o no,el álbum es necesario.

  26. Juan Carlos on 7 Noviembre 2006 at 20:39 said:

    yo creo que la forma de verlo es al revés, primero te compras la edición barata y, si te gusta, (es decir si ha sido un éxito y hay varias reediciones) te vas a la edición en libro. La razón es muy simple, el esfuerzo lo realizamos por aquellas obras que realmente nos merecen mucho la pena. Pocos somos los que nos aventuramos a dejarnos 30 euros en algo desconocido y hay que ver lo que duele cuando ves que debería seguir siendo desconocido.

  27. NARANJITO on 8 Noviembre 2006 at 0:45 said:

    Gates inicia el comercio de libros en internet y los cómics se pasan a formato libro…

    Pos si…los tiempos están cambiando…pronto, antes de lo que nos pensamos…ni habrá papel por falta de árboles…qué formato habrá entonces??…los leeremos en la PSP o en el móvil??

  28. Todo formato conlleva un MODO DE HACER. Todos por tanto tienen su valía, pues provocan retos artísticos a los creadores (de la Daily al comic book).

    En este sentido, y aceptando (y aplaudiendo) el futuro de la novela de historieta, ¿no crees, áLVARO, que este formato está, además, renovando el lenguaje del cómic? Pienso que incluso tebeos prepublicados como los de Seth o Clowes ya están "pensados" para ser libro. Y creo que ese formato crea un nexo, un modo de entender las potencialidades del comic que está dando cosas muy interesantes.

  29. Álvaro on 8 Noviembre 2006 at 11:20 said:

    Hasta cierto punto, punch. Está renovando algunos formatos en los USA, fundamentalmente. Por ejemplo, es evidente que lo ha hecho en los superhéroes, pero Eisner lo lleva practicando desde Contrato con Dios… y en Europa el formato libro existe también desde hace mucho, al igual que en Japón.

  30. Thedead on 8 Noviembre 2006 at 11:30 said:

    La gran ventaja de la grapa es su precio, como ya han dicho por ahí arriba sin revistas-muestrario de nuevos autores, ¿quién paga los euros del tomo en conocer a un desconocido? Si con los conocidos no llega el presupuesto para comprarlo todo, será difícil para los nuevos autores entrar en los cálculos de compra del lector (salvo que álvaro nos lo ponga por las nubes, con lo que le daremos un margen de confianza)

  31. Álvaro on 8 Noviembre 2006 at 11:42 said:

    El problema no es la necesidad de revistas-muestrario, thedead, sino que exista un formato económico paralelo. Pongamos el ejemplo de los libros: no hay revsitas muestrario…¿cómo compras un libro de un autor nuevo? Pues o bien sigues recomendaciones, comprando el libro en su primera edición (a un precio que suele rondar los 20

  32. Yo creo que el debate de formatos no conduce a nada. Es un debate de contenidos. Decir que el comic-book esta muerto porque hay que leer todo el arco argumental para enterarse de algo no es un argumento en contra del formato comic-book sino una constatación de que ahora mismo no se hacen buenos comic-books. Es como si dijéramos que las series de TV están muertas porque no merece la pena ver un episodio suelto y hay que esperar a que las recopilen en DVD. Si se hace buena TV cada episodio te aporta algo y luego la recopilación te permite añadirle matices generales que hace que lo disfrutes más. Si se hicieran comic-books en los que el niño pudiera ir al kiosko comprarse un episodio y disfrutarlo per se ya veríamos si el formato moría o no. Dadles a los niños de ahora comic-books de calidad como los 4F de Byrne, el DD de Miller o el Thor de Simonson y veremos si se enganchan o no. Comic-books cuya lectura de por si produzca satisfacción y que además si lo sigues mes a mes la satisfacción sea todavía mayor.

    En resumen de todo este rollo: no es lo mismo hacer una pelicula que una serie de TV, pero haciéndolas bien y sabiendo lo que estás haciendo ambas cosas son válidad. Sustituyase película por novela gráfica y serie por comic-book (o album) y el mismo razonamiento es válido.

  33. No sólo la narrativa manga explica albumes con cuadriculas de a 6 viñetas por página y de economía de medios brutal -narrativa, gráfica, expresiva, documental y lo que se les ocurra-; me temo que el problema es más profundo, que está en lo que cobran unos autores que han de hacer 'rendir' su hora de trabajo. Se puede lograr complejidad, una lectura que 'llene' con muy poco texto, lo que no se puede es con muy poco tiempo. Y el mercado -editores y autores presionados por los condicionantes económicos- llevan años en la dirección de producir mucha cantidad, a copar. ¿Que diferencia va a haber en que un autor en lugar de facturar 4 albumes al año haga una 'novela gráfica' de 200? Ninguna. Y ya lo estamos viendo. Más aún: la 'marca' de la extensión, el llegar al número de páginas suficiente para caer en esa nueva categoría 'prestigiosa', provocará el efecto de album estirado, con aún menos viñetas por página que ahora y grafismo y trama más 'minimalistas'. Aparte de que pegar ese salto al vacío sin antes haber desarrollado todo tipo de recursos expresivos da en la pobreza técnica que se puede ver en la mayoría de los casos -cansina a las 6 páginas, insoportable para 200-, envuelta eso sí en el coloreado celofán de los 'hechos reales' … ( llegados a esto, yo digo: ¿qué sentido tiene perder el tiempo dibujando rápido, sin cuidar lo que se 'dice' con el dibujo, con lo fácil -y rápido- que es escribir?).

    El problema está en el dinero, y si un editor paga poco, honradamente poco puede exigir. Me da que además por un novelón -gráfico- de 200 páginas no se paga el equivalente a 4 álbumes… La pescadilla que se muerde la cola y una vuelta de tuerca más en las condiciones de trabajo.

    Un saludo de otro Javi. :)

  34. (perdón por los acentos, faltas de ortografía y ese confuso primer 200 que quiere decir doscientas… páginas, no álbumes)

  35. Me da igual... on 8 Noviembre 2006 at 23:28 said:

    Completamente deacuerdo con el carcelero. (Añoro cuando era pequeño y en cualquier kiosko se vendían tebeos)

  36. Jesús Cuadrad on 10 Noviembre 2006 at 13:18 said:

    … de Bruguera.

  37. Pingback: Zona Negativa » Bob Wayne en la Wizard World de Texas

  38. Nada, la solución: superhéroes en formato tomo manga y cambiándole el sentido de lectura… Iba a ser el renacer del comic de superhéroes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation