Lecturas. La tragedia de P

Decía el famoso aguafuerte de Goya que “el sueño de la razón produce monstruos”. Una frase incontestable, medida en cada una de sus palabras y de la que sólo podemos decir que es una gran verdad. Un sueño de la razón que se activa por los mecanismos más extraños, pervirtiendo la lógica y el sentido común para llegar a soluciones estrambóticas, bien alejadas del principio de la navaja de Occam, pero que se nos antojan como tremendamente naturales y ciertas. Y qué mejor espoleta para esos monstruos que la aburrida, cansina y repetitiva rutina cotidiana. Un círculo cerrado en el que estamos atrapados por imperativos sociales y culturales y del que nuestro cerebro quiere escapar constantemente, creando mundos coherentes a partir del absurdo.
Las historias que componen La Tragedia de P son perfectos ejemplos de esta teoría, compuestos con habilidad por Rumiko Takahashi para introducir elementos insólitos que trastocan esa rutina disparando la imaginación hasta límites extraordinarios. A través de los seis relatos que propone, la costumbre se transforma en una aventura o en una intriga digan de Agatha Christie a partir de la descolocación del orden cotidiano. Sirva como ejemplo la historia Entre las macetas, donde una joven encuentra casualmente un pedazo de hueso que parece humano en unas macetas que le ha dejado su vecina reciente viuda. Un descubrimiento que enciende una desbordada imaginación de posibilidades sobre qué terrible infierno se escondía en la puerta contigua. Takahashi juega con el lector, imprimiendo un ritmo de intriga, casi de thriller terrorífico a la historia, recordándome mucho a los mecanismos que usaba Raymond Carver en cuentos tan poderosos como “Plumas”. Y aunque la japonesa no llega al nivel de cinismo del maestro del realismo sucio, consigue fundamentalmente evocar la misma reflexión sobre el retorcimiento al que puede llegar el ser humano al considerar a sus semejantes y esa tendencia casi obsesiva por la conspiración.
El resto de historia de este volumen sigue esta tónica de perturbación extraordinaria de la normalidad con mensaje final amable – lógico viendo la trayectoria de esta autora-, pero que en modo alguno disminuye su importancia, a excepción de las dos últimas y divertidísimas historias que incorporan elementos fantásticos.
Y si todo lo anterior no fuera razón suficiente, sirva como aderezo la indiscutible realidad de que la obra de Takahashi sienta mucho mejor en pequeñas dosis. Sin la tenaza ahogadora de la necesidad de prolongar los relatos por imperativo comercial, los relatos de esta autora encajan con mucha más facilidad y obtienen un resultado muy superior. Lo que en obras como Maison Ikkoku llega a ser una desesperante repetición de esquemas que ni siquiera su brillantísima narrativa es capaz de aguantar, desaparece aquí, permitiendo degustar muchísimo más el ingenio, vitalidad y buen hacer de esta grandísima autora.
Un álbum excelente (3+)

13 Comentarios en “Lecturas. La tragedia de P

  1. ignacio on 15 Noviembre 2006 at 17:27 said:

    Llevo un montón de tiempo tratando de decidirme si comprar Maisson Ikkoku o no precisamente por lo repetitivo (ya me pasó con Ranma). Me he lanzado con este y me gustado mucho aunque a mi lo del hueso me ha parecido un poco efectista y me ha gustado más el de la boda. Hay cosas, como lo de la abuela que vuela montada en una muleta, que son absolutamente surrealistas.

  2. Tomás on 15 Noviembre 2006 at 19:19 said:

    Ignacio, si tiene ocasión pruebe el primer número de Maison Ikkoku y ya verá como no se arrepiente; siento no coincidir con álvaro, pero yo más que repetición de esquemas lo que veo es un estiramiento de la tensión dramática entre unos personajes a los que les tienes tanto cariño que no te molesta verlos seguir tropezando, aunque te den ganas de darles un capón de vez en cuando.

  3. WWfan! on 15 Noviembre 2006 at 20:01 said:

    Ni caso a álvaro.

    Maison Ikkoku no es que sea el mejor tebeo de Rumiko de largo, es el mejor tebeo editado en España en los últimos tiempos.

    Lo que pasa es que este hombre es muy gafapasta y no admitiría jamás que lo mejor no fuera un comic "erutopeo". XD…

  4. Álvaro on 15 Noviembre 2006 at 20:21 said:

    Eh…. que yo no he dicho que Maison Ikkoku sea mala, al contrario, me parece extraordinaria (de hecho, para mí es un 4 o 4+), pero me parece que hacia el final de la serie, la repetición de esquemas pesa mucho. Pero los primeros 6 números me parecen magistrales. INcluso me pensaría el 5 para esos números.

  5. WWfan! on 15 Noviembre 2006 at 20:36 said:

    Ah, bueno, pues entonces no he dicho na.

    Y ponle el 5, caramba, que se lo merece.

    Y a parte de los primeros, el último tomo, siendo que lo es un poquito pasteloso y todo eso, es de los que se te ponen la piel de gallina y los ojos humedecidos.

    Que potito.

    A parte que fíjate que todos hablan de si mola tal personaje Marvel, DC o tal otro porque hay una identificación con los personajes bla,bla,bla y patatín y patatán y yo me reía porque no fue hasta que llegó Godai que eso me pasó a mí.

    Coño, con 32 años y leyendo tebeos desde que tengo uso de razón y lo consiguió hacer una señora.

  6. sufridordeportivista on 15 Noviembre 2006 at 21:47 said:

    ¡Maison Ikkoku es Dios!

    Entiendo lo que dice álvaro y, vale, quizás si le restas 2 tomos a los 10 que componen la serie ésta quedase más redonda, pero es la gran obra maestra de la comedia romántica con o sin ellos. La melancolía que me invadió al cerrar la última página del último tomo es una sensación que no he tenido con ningún otro tebeo.

    Repetición de esquemas sí que es lo que lastra terriblemente la segunda mitad de los 38 tomos de Ranma 1/2 y es lo que me impide atreverme con otra obra cuasi-eternizante de la autora como Inu-Yasha.

    En lo que respecta a "La tragedia de P", es una buena introducción para los novatos en Takahashi, pues tiene de casi todos los elementos que hay en su obra: comedia, romance, misterio, fantasía, etc. Mi voto va para la historia que da título al volumen, otro magisterio de Rumiko en surrealismo cotidiano.

  7. Sergio on 16 Noviembre 2006 at 4:25 said:

    Sufridodeportivista, yo no empezaría con Inu Yasha porque está a años luz del resto de obras de Takahasi y acaba haciéndose un coñazo. Y te lo dice un cebado de esta señora que se compra religiosamente tomo tras tomo mes a mes. La trama es lentísima y la repetición de esquemas se hace ya insoportable, espero que termine pronto la serie y Rumiko nos sorprenda con algo mejor.

    Reconozco lo de Ranma de mitad en adelante (aunque tenga tomos magistrales en su segunda mitad también) porque es innegable, la repetición lastra la serie muchísimo, pero como creo haber dicho ya alguna otra vez sólo he llorado de risa en mi vida con 2 tebeos: Calvin y Hobbes y Ranma 1/2, 'nuff said.

    Y Maison Ikkoku es una maravilla, aunque coincido con álvaro en que al final se va notando la reiteración en las tramas y te dan unas ganas de darle unas collejas a Godai para que espabile, pero es un mal muy menor en una serie magistral.

  8. ignacio on 16 Noviembre 2006 at 9:56 said:

    Señores, muchas gracias por sus consejos. Me han convencido. Esta misma tarde me lanzo a por Maisson Ikkoku.

  9. La reiteración de esquemas narrativos, situacionales, ect, es uno de los lastres en general del comic japonés…pero bueno, piensen que de media una serie "buena" puede duarar…qué?…25 tomos de entre 200 y 350 pags.?

    Incluso maestros como Otomo, Tezuka e incluso Taniguchi a veces, adolecen de ello, es el precio a pagar por la lonjevidad de su obra, creo yo…además, tarde o temprano TODOS los autores, independientemente de su nacionalidad acaban repitiendo más o menos los mismos esquemas.

    Por cierto, alguno leyó la serie de la Sirena?, a mi gusto posiblemente de lo mejor que ha hecho la señora Takashi, ahora que está tan de moda el manga de terror podrían editarla entera.

  10. sufridordeportivista on 16 Noviembre 2006 at 14:40 said:

    Sergio, me anoto la recomendación sobre Inu Yasha. Gracias.

    Respecto a lo que dice Dra.C. sobre la saga de la Sirena, pues sí que me gustaría leerla. El caso es que juraría que ya fue publicada una parte en aquellas cutre-ediciones de Planeta de hace años, pero se me pasó. Ojalá entre en los futuros planes de Glenat.

  11. Me parece que de la Saga de la Sirena se publicaron 1 o 2 tebeos en formato Viz y luego algún fan sacó una edición en plan fanzine con historias inéditas…pero claro…nada en tomo…estoy hablando de hace mínimo 8 años.

  12. un anónimo on 16 Noviembre 2006 at 20:39 said:

    Creo recordar que Glenat iba a editar en breve "la sirena" y alguna que otra más como "one pound gospel". Esta última me la han recomendado, y además es corta (tres tomos), lo mismo me arriesgo.

  13. Cartillero on 19 Noviembre 2006 at 21:15 said:

    No puedo sino añadir un comentario de admiración y respeto a mi manga favorito de todos los tiempos: Maison Ikkoku. El delicioso costumbrismo de la sra Takahashi hace que hasta un ruinoso apartamento te parezca entrañable, que una sra viuda, obesa y borracha como la sra Ichinose te den ganas de abrazarla y, en suma, te gustaría estar ahí con sus protagonistas para participar de un mundo de ensueño… costumbrista. Lo mejor de lo mejor. ¿Que hay repetición de esquemas? Como bien se ha dicho por aquí, es algo inherente al manga, pero en esta obra concreta, no le resta ni un ápice de mérito…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation