Lecturas. Otaku in Love

Estos japoneses están locos.
Yo diría más, son el mayor regalo que se le podría hacer a un psiquiatra en busca de tema de tesis doctoral.
Pongámonos en situación: en el año 2004, un otaku apocado y solitario, uséase, un friki en el sentido más peyorativo que podamos pensar, de esos que el contacto más cercano con una mujer lo tuvo el día de su alumbramiento, salva (inexplicablemente) a una chica del ataque de un borracho en el tren, lo que favorece que la chica se interese por el chaval en cuestión que, lógicamente, se encuentra tremendamente ilusionado por decir adiós a una virginidad que le ha acompañado toda su vida. El problema es que, desconocedor absoluto de los protocolos y maneras de hacer para esto del enamoramiento y coqueteo, decide acudir a su foro de Internet favorito para ir pidiendo consejos. El resultado, que un foro de miles de personas se convierte en una especie de celestina virtual colectiva que vive el proceso de emparejamiento del otaku cual culebrón venezolano.
Ojo, todo lo contado esto es un hecho real. Como también lo es que uno de los participantes en el foro decidió hacer una novela de la historia, que se convirtió en un best seller que dio lugar a películas, series de televisión y, por supuesto, un manga que es el que edita ahora Glenat.
No es que me atraigan mucho este tipo de mangas, pero ante la indudable curiosidad del planteamiento, le di una oportunidad a este primer volumen de Otaku in Love , firmado por Hidenori Hara, a partir de la novela de Hitori Nakano.
Y lo cierto, y no lo puedo negar, es que me he reído a gusto con las inseguridades del protagonista y, sobre todo, con la reacción de toda la red de internautas que asiste ilusionado a su primera cita. Hara imprime oficio a la narración que juega bastante bien con ese sentido de aislamiento paradójico del internauta, aislado en su habitación pero conectado con el mundo, a la vez que exprime con bastante habilidad los tópicos inocentes del inepto relacional para conseguir despertar la sonrisa cómplice. Es casi imposible no identificar en las meteduras de pata la peripecia de un conocido o hasta la propia, lo que favorece, en mayor medida, que la lectura sea amable y, casi siempre divertida.
No es que sea ninguna maravilla pero entretiene, divierte y, en cierta medida, es todo un análisis sociológico de lo que podríamos denominar “el fenómeno friki a la japonesa”. (1)

5 Comentarios en “Lecturas. Otaku in Love

  1. Dejiko on 15 Noviembre 2006 at 17:01 said:

    Vaya no me lo esperaba de ti que le dieras una oportunidad a este manga,y he de decir que estoy de acuerdo contigo en que la lectura se hace amena y divertida a la par de cercana…

    Una bonita historia al fin y al cabo…^_^*

  2. visitar : http://cajamusical.blogspot.com/

    entrada : 20060809

    capítulo de Alvar Mayor de los maestros Carlos Trillo y el magistral Enrique Breccia, de la desparecida revista argentina skorpio.

    grandes maestros

    saludo

    m

  3. sufridordeportivista on 15 Noviembre 2006 at 21:30 said:

    Pues precisamente acabo de ver esta semana la versión televisiva de esta historia, "Densha Otoko", que me produjo las mismas impresiones que a álvaro el manga. Buena, buena, no es, pero la eterna historia de "Ceniciento" y un poco de empatía hacia el protagonista bastan para hacerla más que entretenida. Además es un buen documento sobre el frikismo otaku de Akihabara. De modo que le daré una oportunidad también a esta versión en papel.

    PD.: ¡impagable en la serie la actuación en los créditos finales de cada capítulo del grupo Sambomaster ("El Koala mezclado con The Clash")!

  4. Yo me lo hubiera comprado, pero el que usen lenguaje SMS para traducir los posteos en 2chan me deprimió demasiado… ?????? sage para el traductor-DQN.

  5. Moe_Roronoa on 20 Noviembre 2006 at 23:00 said:

    La tengo pendiente, si acaso más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation