Melvin contra E.T. (II)

Ya comenté que se estaba realizando un documental sobre la historia de Joaquín Blázquez, un dibujante español que denunciaba en su día que Spielberg había plagiado en E.T. un personaje suyo creado para la revista Vampirella de Warren. Una noticia que ha generado mucha polémica (no sólo en esta web, sino en muchas otras dónde también se ha divulgado, dedícándosele un especial en la versión digital del suplemento EP3 de EL PAÍS). Tras unas semanas, ya es posible visitar de forma completa la web Melvin contra E.T., en la que se dan muchísimos más datos sobre este documental, que se ha transformado casi en una completa referencia sobre el oscuro trabajo de agencias que realizaban los dibujantes españoles en la década de los 60 y 70, así como en una denuncia del maltrato continuado a los derechos de autor que ha sufrido esta generación de autores. La lista de entrevistados es espectacular, incluyendo autores, editores, expertos… (en el blog se puede ver un extracto de la entrevista a López Espí).
Pasad un rato por la web, porque merece la pena (incluso permiten bajarse en PDF una versión de la historieta original que Blázquez redibujó para la revista CIMOC en los 80).

27 Comentarios en “Melvin contra E.T. (II)

  1. Jesús Cuadrad on 30 noviembre 2006 at 14:27 said:

    La payasada.

    Redundancia… si está por medio el Ulloa.

  2. Solo un catalán es capaz de enfermar hasta la muerte por intentar conseguir que Spielberg le pague el dinero que cree que le debe.

  3. Thedead on 30 noviembre 2006 at 15:47 said:

    Poco se besa!!!

    Hay que ver estas traducciones on-line lo que son capaces de hacer, surrealismo puro.

  4. Gracias por el artículo. Un saludo.

  5. Carlos del Principe on 30 noviembre 2006 at 23:55 said:

    Si despues de nueve años de expocómic aún no te has enterado de la MOÑIGA que es este evento es que … o tienes intereses en el engaño de quienes lo "organizan" o sabes demasiado forastero de las autenticas mamarrachadas que se han cometido y se siguen cometiendo en este salón de madri.

  6. señor, fjsanchez. dejese de comentarios racistas, porfavor

  7. WWfan! on 1 diciembre 2006 at 13:16 said:

    Hombre, estoy de acuerdo en que se borre ese mensaje, pero será comentarios "catalofóbicos" o en contra de los habitantes y/o gente de Cataluña… no creo que exista la raza del catalán.

    Me he levantado puntillosillo hoy, a ver si me "enmiendo"…

  8. WWfan! on 1 diciembre 2006 at 13:18 said:

    "catalanofóbicos"

  9. Lutero on 3 diciembre 2006 at 0:19 said:

    Quizás Spielberg tuviera que pedir derechos a todos los cineastas y dibujantes que han plagiado su uso del lenguaje cinematográfico.

    Ah, no que eso son influencias.

    Perdón

    Por otra parte ¿ET no es una creación de Carlo Rambaldi?

  10. Lutero on 3 diciembre 2006 at 0:26 said:

    He visitado la web del documental.

    En realidad es una historia interesante sobre la obsesión y la locura.

    Propongo un cineasta alternativo para el proyecto que, este sí, hará un producto interesante:

    Steven Spielberg

  11. Víctor on 3 diciembre 2006 at 18:38 said:

    Lutero, según lo que escribes, parece como si Spielberg hubiera inventado algo en la historia del cine. Pero, en concreto… ¿el qué?

  12. Lutero on 3 diciembre 2006 at 20:13 said:

    En mi opinión, reinventó (junto a sus colegas de generación) el hecho de dirigir una película como un acto de creación,. Y al mismo tiempo y lo mismo que George Lucas, recuperaron el sentido lúdico del cine.

    Usaron para ello sin ningún pudor todos los recursos cinematográficos que Hawks, Ford o cualquiera de los maestros clásicos de la época dorada de Hollywood había usado y que cuando la generación de los Coppola, Lucas, Scorsese y el mismo Spielberg comenzaron a dirigir eran generalmente considerados "caducos" -aunque paradójicamente, habían sido los intelectuales autores de la Nouvelle Vague quienes más hicieron por que los nuevos cineastas americanos descubrieran a sus maestros-.

    No hay más que ver la primera película de Steven "El diablo sobre ruedas" para ver que aquel primerizo director sabía como narrar una historia con pulso firme, mirando con un ojo a las enseñanzas de Hitchcock y con el otro a un formato casi televisivo que, lejos de limitar su creatividad, la acentuaba (Roger Corman también planea tras esa generación).

    Lejos de la frialdad de Lucas como director, Spielberg auna una capacidad extraordinaria para narrar: sabe como crear la tensión necesaria en una escena y resolverla finalmente con un movimiento de cámara revelador, llevando al límite la experiencia vicaria del hecho cinematográfico.

    Para los que aún tengan dudas acerca de los hallazgos narrativos y visuales de Spielberg, recomiendo encarecidamente la visión de "La lista de Schindler". La película que le encumbra definitivamente no sólo como el director de cine, sino como el gran autor que es:

    -Uso expresivo y enfático de los primeros planos y planos de detalle.

    -Uso de la textura de la fotografía y la iluminación como elemento de creación de ambientes y estados de ánimo.

    -Planificación cuidada al detalle, siguiendo el camino que Hitchcock comenzó mucho antes que él.

    -Magnífico uso del suspense, incluso en las secuencias no necesariamente "de suspense".

    El hallazgo de Spielberg es el descubrimiento del respeto debido al expectador. El descubrimiento del placer de contar una historia, usando todos los trucos posibles, sin que parezca que esos trucos existan.

    Acabando: siempre en mi opinión, los hallazgos de Spielberg van mucho más allá del aspecto formal de su discurso. Se encuentran más bien en la estructura misma de su cine. Un cine para ser sentido y vivido sin complejos. Un cine para divertirse o emocionarse.

    No todos los cineastas y creadores en general pueden lograr algo así. Él sabe mezclar los ingredientes. Esos ingredientes existen desde siempre, pero es cuestión de encontrar la mezcla justa. Spielberg conoce la fórmula.

    Un saludo

  13. Jesús Cuadrad on 4 diciembre 2006 at 14:21 said:

    La de cosas que aprendemos por acá…

  14. lutero

    opino lo mismo que tu.

    la secuencia de las mujeres entrando en lo que ellas creen ser camaras de gas(y que al final son solo duchas),dandose la vuelta hacia el expectador y cerrandose la puerta con la camara acercandose al pequeño cristal redondo donde se ve el interior pone los pelos de punta.

    Pura poesia visual en balnco y negro.

    un saludo

  15. Víctor on 5 diciembre 2006 at 21:19 said:

    Pues vaya. Has tenido que recurrir a La lista de Schindler, que, en mi opinión, es probablemente lo peor que ha hecho Stevie en toda su vida, aunque sólo sea por lo aburrida (más bien aburridísima), por lo impostada (más bien impostadísima) y sobre todo por lo brutalmente manipuladora que es esta película, pensada, simplemente, para acaparar premios y dárselas de autor. A Scorsese, Coppola o Kubrick, por decir algunos, no les hacía falta demostrar nada. Pero a Spielberg sí se le nota. Sobre todo con La lista y con ese bodrio amuermante que es Salvar al soldado Ryan. Si hubieras usado otro ejemplo, vale, es tu opinión y es respetable, como cualquier gusto. Pero La lista es un timo, pensado para lo que está pensado. Ah, y una última cosa: lo que diferencia a Spielberg de muchísmos directores de cine no es más que el presupuesto. De hecho, sólo por los dineros que este hombre maneja, cada película suya debería ser un peliculón. Y ninguno lo es. Pero bueno, eso ya es cuestión de valoraciones, de si a uno le parece vergonzoso ese despilfarro, y si a otro le parece lo más normal del mundo, en fin… Pero oye, si a ti te gusta, perfecto, faltaría más. Eso sí, sigo con mi misma opinión: Spielberg no ha inventado nada, ni sé distinguir una película suya de la de otro director anodino de su estilo, simplemente porque carece de ídem (cosa de la que sí pueden presumir, por ejemplo, Woody Allen, Martin Scorsese, Stanley Kubrick o incluso Almodóvar, que tampoco me gusta, pero admito la realidad). En mi opinión, claro.

  16. Jesús Cuadrad on 6 diciembre 2006 at 13:37 said:

    Memorable.

  17. Víctor on 7 diciembre 2006 at 1:06 said:

    Gracias.

  18. Juan-man on 7 diciembre 2006 at 15:17 said:

    En cualquier caso, me parece que rebatir una crítica que se fundamenta en aspectos puramente cinematográficos con un "bueno, es tu opinión" y un "porque esa película es un timo", no es el modo más convincente. Lutero sabe muy bien de lo que habla, y no da una opinión sino una reflexión teórica, aunque en un ejercicio de modestia disfrace lo último de lo primero. Víctor, a tu opinión, por ejemplo, yo podría contestar que yo sí sé distinguir una película de Spielberg de una de cualquier otro director. Así que eso sí es algo puramente opinativo. Y el hecho de que esté "pensada para lo que está pensada" no resta valor a la obra. Casablanca era cine propagandístico, El triunfo de la voluntad también. Pero cuando hablamos de Michael Curtiz o de Leni Riefenstahl como directores, valoramos la calidad de su obra, no su objeto. En cualquier caso, estoy de acuerdo con la exposición de Lutero. En términos estrictamente cinematográficos, La lista de Schindler es, entre otras cosas, un tratado ejemplar sobre el uso del color en el cine. El tantas veces comentado abrigo rojo de la niña, por ejemplo, lejos de ser un recurso para llamar la atención (que es a lo que el público suele reducirlo), se convierte en el centro de gravedad emocional de la historia, el punto de mayor oscuridad de la película entre la desaparición del color (al inicio, cuando se apaga la vela) y la recuperación del mismo (con la vela que se vuelve a encender al final). Un abrigo rojo que supone el punto de inflexión de la historia, el momento en que llegamos al punto más oscuro y empezamos el viaje hacia la recuperación de la esperanza.

    La verdad, si una obra así es un timo, me gustaría que me timasen más a menudo al pagar una entrada de cine.

  19. Juan-man on 7 diciembre 2006 at 15:18 said:

    Perdón por el doblete, el teclado me jugó una mala pasada.

  20. lo dicho

    poesia visual en blanco y negro.

    y rojo.

    Y un John Williams desgarrador.

  21. Lutero on 9 diciembre 2006 at 20:32 said:

    Bueno, vale.

    Es evidente que en esto, como en tantas otras cosas, todo acaba siendo cuestión de gustos e incluso los razonamientos objetivos pueden ser despachados apelando a la vigorosa e inapelable razón de la subjetividad.

    A pesar de ello, algunos argumentos con los que se aborda la obra de Spielberg me recuerdan más o menos a lo que muchos críticos cinematográficos de la época denostaban de las películas de Hitchcock: falta de profundidad en los planteamientos argumentales, manierismo y enfatización del lenguaje cinematográfico, repetición de los esquemas narrativos, linealidad de los personajes, apelación a la sensiblería, comercialidad… ¡Comercialidad! ¡Les gustaba a los espectadores! ¡Puaf!

    Así, quizás, alguien – y seguro que en este pequeño foro lo podríamos encontrar – debería enmendar la plana al bueno y difunto de Truffaut, y sus teorías sobre Hitchcock.

    Al fin, ya se sabe, las opiniones son como los culos…

    Y ahora me voy a preparar un café.

    Saludos muy cordiales a todos, amigos.

  22. Juan-man on 10 diciembre 2006 at 2:13 said:

    El problema es que hace falta ya un Truffaut (no, si le tocará a Von Trier) que reivindique a Spielberg igual que el galo original lo hizo con Hitchcock. Mientras tanto, seguiremos oyendo que el bueno de Steven es un palomitero propenso a la sensiblería, y demás "argumentos" que poco o nada tienen que ver con el cine.

    "El cine según Spielberg" ya!!!

  23. redondo on 10 diciembre 2006 at 13:00 said:

    No, si al final van a hacer bueno del dicho de que hasta el más tonto hace relojes. El único comentario sensato del post fue el de Lutero haciendo referencia a la creación del bicho por parte de Carlo Rambaldi. El resto, boutades del Cuadrado, como siempre (sí, ese que va de cineasta y cabeza visible de un colectivo que no existe, como -casi- su filmografía) y del resto de acólitos que se creen interesantes por transcribir parrafadas del Fotogramas. Ah, y los que acusan de catalanofóbicos a aquellos que hacen ver las paridas de un catalán en concreto. País.

  24. Juan-man on 10 diciembre 2006 at 15:55 said:

    Bueno, personalmente me declaro inocente de lo de copiar al Fotogramas. Lo que expuse sobre Spielberg, concretamente la parte sobre La lista de Schindler, es de un artículo propio. Igual es verdad que es una insensatez y que no soy más que un tonto haciendo relojes, pero quiero hacer constar que la tontería era de cosecha propia.

    P.D.: Redondo, ya que nos ponemos, y siempre estoy dispuesto a aprender si me iluminan, me gustaría saber por qué lo era (tontería, digo).

  25. Lutero on 10 diciembre 2006 at 23:44 said:

    ¡¿?!

    Curioso, en lo que puede degenerar un tontorrón intercambio de conocimientos.

    ¿Podría el señor que se hace llamar Redondo definir quienes de los que han participado en este pequeño debate son acólitos del otro señor llamado Cuadrado, a quien no tengo el gusto de conocer?

    Pero, espera… ¡Anda!, no había caído: Cuadrado, Redondo…Redondo, Cuadrado…¡se trata de un juego de palabras!

    Lo dicho, la cosa degenera.

    Saludos a todos, especialmente a los acólitos del señor Cuadrado.

  26. Lutero on 10 diciembre 2006 at 23:48 said:

    Yo tampoco leo el Fotogramas, sólo la Hoja Dominical de la Parroquia. Y he de confesar que mis escasos conocimientos vienen de tan piadosa lectura. Incluídas mis humildes aportaciones al forillo.

  27. Por si a alguien le interesa esta misma noticias en otros periodicos:
    http://www.galicia-hoxe.com/indexSuplementos.php?…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation