Lecturas. Metralla.

¿Existe el cómic israelí? Una pregunta sencilla, pero que visto lo que se publica en España, bien se podría repetir casi con cualquier otra nacionalidad que no fuese la americana, francesa o japonesa (y ya puestos, también se podría repetir con la española, pero ésa es otra discusión). Sin embargo, la respuesta es que no sólo existe sino que es muy interesante, habida cuenta del prestigio de autores como los pertenecientes al colectivo Actus Tragicus, alabado casi unánimemente, pero desconocido por completo en nuestro país.
Razón de más para congratularse de la edición de Metralla, una obra de una de las autoras más activas de ese colectivo, Rutu Modan, y excelente tarjeta de presentación para el cómic israelí, habida cuenta de su soberbia calidad. Modan construye una historia de múltiples capas, que comienzan con la historia de un joven taxista que descubre casi por casualidad que su desaparecido padre podría haber sido una de las víctimas de un atentado. Un punto de partida para un relato casi detectivesco, que alza como protagonista absoluto a un personaje que nunca aparece y que funciona con perfección suiza como elemento motor de la acción. Pero también, eje sobre el que se construyen dos historias paralelas: por un lado, una historia de amor discreto, de los sutiles pero lentos mecanismos del enamoramiento, perfectamente orquestada y dirigida por la autora en base a miradas, a situaciones y detalles que se van esbozando apenas a lo largo de la obra. Por otro lado, Metralla es también una demoledora crónica de la situación de la sociedad israelí, de esa que vive resignada a los continuos atentados, asimilados con una naturalidad que produce verdadero espanto (impresionante la escena de la funeraria), muy alejada del discurso político de sus dirigentes. Tras la saturación informativa que nos llega día a día en los telediarios, la obra de Modan supone un discurso que obliga a replantear la identificación entre el pueblo israelí y las actuaciones de sus políticos, diferenciando a los ciudadanos de su gobierno. Acostumbrados a las beligerantes declaraciones, Metralla es una obra de una lucidez contundente, que no nombra en ningún momento el conflicto judeo-palestino, sino que narra en un segundo plano las atrocidades derivadas de esa situación. No se juzga ni a unos ni a otros, sólo se recuerda lo terrible que es que el miedo se incorpore a lo cotidiano.
Tres vías que se complementan y se imbrican de forma indivisible en un relato magistralmente hilvanado por la israelí, con una narrativa discreta, sin aspavientos, pero de una efectividad irreprochable, al servicio de un guión impecable que tiene uno de los finales más hermosos que servidor recuerda en mucho tiempo.
Recomendabilísima (3+).

Un comentario en “Lecturas. Metralla.

  1. César on 4 diciembre 2006 at 20:02 said:

    Fue mi unica compra del Expocomic, me llamo la atencion desde el primer momento y los del stand de Sins entido me ganaron por la simpatia que mostraron (por fin tengo localizada la tienda).

    Solo un pequeño fallo a una edicion impecable: tendria que añadir, al ser una autora totalmente desconocida en este pais, una pequeña biografia en algun sitio sobre ella, al menos para saber si es un primer trabajo o hay mas con posibilidades de ser tan bueno como este

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation