Lecturas. Sahrazad

Planeta publica la segunda entrega de Sahrazad y me doy cuenta del imperdonable error de no haber dicho nada sobre esta magna obra de Toppi cuando apareció su primer volumen. Un olvido vergonzante, más teniendo en cuenta mi pasión por este autor italiano, desgraciadamente casi un desconocido en nuestros días.
Tras una presencia casi continuada en las publicaciones de Roberto Rocca durante los 80, han tenido que pasar casi veinte años para poder ver de nuevo la obra de uno de los grandes autores italianos de todas los tiempos, poseedor de un estilo propio e inconfundible del que Sahrazad es, posiblemente uno de sus máximos exponentes. A simple vista, el trabajo de Toppi parece más una concatenación de ilustraciones a toda página, una especie de relato ilustrado con elegancia y buen hacer, pero un estudio más minucioso revela un concepto único de la narración, un paso más allá de la teatralización que proponía Gianni de Luca en sus adaptaciones shakesperianas. Las grandes planchas del italiano semejan una única ilustración, pero son en realidad viñetas que se diluyen, formando imágenes que fluyen en una única composición, compleja y barroca, en la que la secuencia narrativa de las viñetas se ve sustituida por el flujo visual de la imagen. Me vais a permitir el reduccionismo localista, pero muchas de las composiciones de Toppi tienen mucho que ver con la barroca exuberancia fallera, esos volúmenes yuxtapuestos en equilibrios imposibles, pero que cumplen una funcionalidad narrativa, que tienen, en su exceso, un sentido único y definido de lectura. Los dinámicos trazos, casi violentos y agresivos independientemente, se van uniendo para crear unas imágenes de una elegancia cautivadora, hipnótica, que nos obligan a movernos a lo largo de toda la página como quien sigue un camino perfectamente prefijado. Nuestra consciencia es incapaz de reconocerlo, pero nuestros ojos lo ven perfectamente definido, casi marcado a fuego entre la marabunta de impetuosos trazos. No se puede imaginar mejor dibujante para los maravillosos cuentos de Sherezade. Sólo Toppi ha sido capaz de trasladar al papel la magia de las mil y una noches con esa vehemencia y belleza.
Y de aplaudir la extraordinaria calidad de reproducción de la edición de Planeta, que permite entrever hasta los trazos de lápiz y disfrutar todavía más con la prodigiosa capacidad del maestro italiano (la pregunta, quizás es porqué hacen lo que hacen en muchas de sus publicaciones si son capaces de editar con este mimo y cuidado, pero ésa es otra cuestión). (4)

14 Comentarios en “Lecturas. Sahrazad

  1. Juan M on 18 diciembre 2006 at 19:48 said:

    Sí señor, unos libros excelentes. ¿Se sabe si Planeta tiene previsto editar algo más de Toppi?

  2. salvador on 18 diciembre 2006 at 19:58 said:

    Yo babeé en BCN cuando me hizo el dibujito con esa facilidad y rapidez.

    Tengo la primera parte, y me encanta.

  3. Juan M on 18 diciembre 2006 at 20:47 said:

    Yo también soy de los afortunados a los que hizo un dibujillo en el primer Sharazad. Eso es elegancia

  4. manuelruiz on 18 diciembre 2006 at 20:51 said:

    Pues yo no me he comprado aún el primero. Y no se por qué, la verdad, ya que tiene una pinta cojonuda. Ya caerá algún día.

  5. Ferran Delgado on 18 diciembre 2006 at 20:57 said:

    >la pregunta, quizás es porqué hacen lo que hacen en muchas de sus >publicaciones si son capaces de editar con este mimo y cuidado, pero ésa es >otra cuestión

    Creo que deberia corregirse ese habito de asociar una editorial con una determinada calidad. Es cierto que hay decisiones globales que influyen directamente en la media de calidad de la edición (elección del papel, imprenta, etc…), pero en lo que respecta a grafismo, traducción y rotulación, la responsabilidad recae directamente en el equipo que hay detras de cada comic de forma independiente.

    Es cierto que trabajan dentro de los margenes que dicta la empresa (material de reproducción, tiempo para realizar el trabajo, presupuesto, etc.), pero la calidad puede variar de unos equipos a otros de forma abismal, por lo que recomendaria que cuando se criticara una edicion, se destacara tambien el equipo que hay detras de cada obra.

    Un saludo,
    Ferran Delgado

  6. Excelente post. Toppi es para mí uno de los grandes autores de tebeo italiano. La edición de Planeta es buena, tanto en el primer tomo como en este último.

    Parece mentira la poca difusión de tan buen autor en los medios blogueros.

  7. Ferran Delgado on 18 diciembre 2006 at 22:57 said:

    >la pregunta, quizás es porqué hacen lo que hacen en muchas de sus >publicaciones si son capaces de editar con este mimo y cuidado, pero ésa es >otra cuestión

    Creo que deberia corregirse ese habito de asociar una editorial con una determinada calidad. Es cierto que hay decisiones globales que influyen directamente en la media de calidad de la edición (elección del papel, imprenta, etc…), pero en lo que respecta a grafismo, traducción y rotulación, la responsabilidad recae directamente en el equipo que hay detras de cada comic de forma independiente.

    Es cierto que trabajan dentro de los margenes que dicta la empresa (material de reproducción, tiempo para realizar el trabajo, presupuesto, etc.), pero la calidad puede variar de unos equipos a otros de forma abismal, por lo que recomendaria que cuando se criticara una edicion, se destacara tambien el equipo que hay detras de cada obra.

    Un saludo,

    Ferran Delgado

  8. javi3r on 18 diciembre 2006 at 23:48 said:

    Apúntense otro que se leyó la primera parte y quedó maravillado.

  9. No creo que sea para tanto lo de la calidad de impresión. Ustedes no han visto nada de Toppi editado por la editorial francesa Mosquito? Eso si que es Toppi con mayusculas bien impreso, buen papel, buena rotulación. Que conste que no estoy en contra de esta edición, bendita sea Planeta si sigue en esta línea. Toppi es un historietista excepcional. Para cuando su serie de El Coleccionista? Y tantas otras obras inéditas…

  10. carlos maiques on 20 diciembre 2006 at 2:28 said:

    Hola, acabo de leer tu artículo, que me parece muy atinado, pero, y me disculparás, confío, porque -precisamente en este caso- no admito el reduccionismo localista, aunque está muy bien visto: ojalá, ojalá las fallas (o cualquier monumento perecedero) tuvieran esa elegancia que a Toppi le sale por los poros.

    Un saludo, y enhorabuena por la cárcel.

  11. Álvaro on 20 diciembre 2006 at 10:55 said:

    Yo pedí permiso… :)

  12. Juan M on 20 diciembre 2006 at 11:23 said:

    Dionisio, por una vez rompamos una lanza por Planeta. Yo he visto las ediciones de Mosquito y salvo el gramaje del papel, creo que al menos el Sahrazad no tiene nada que envidiar. La calidad de reproducción es la misma (juraría).

  13. Jesús Cuadrad on 20 diciembre 2006 at 15:26 said:

    Usted que está en las Valencias, profe… ya se habrá hecho con ejemplares de la cole "Piloto"…

  14. Juan M, tienes razón. Este segundo volumen está mucho mejor impreso que el primero y el primero mirandolo otra vez solo estan no muy bien impresas las primeras historias. Lo que si cambia respecto a Mosquito es la calidad de papel, mucho más grueso el francés. Y lo que no me gusta de Planeta es la rotulación.

    Señor Cuadrado, que buena la Colección Piloto. Digo buena solo por la difusión; no por la calidad de impresión que si que era muy mala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation