Agenda. Tebeos académicos

Una de esas noticias que me encanta dar. Dentro del Congreso Multidisciplinar “Vicios y Ocios en la Historia” que se desarrollará del Martes 17 al Jueves 19 de abril en la Universidad de Cádiz, podemos encontrar varias contribuciones dedicadas al mundo del tebeo. Éste e, a mi entender, uno de los pasos fundamentales que se deben dar en la tan repetida (por mí) “normalización” de la historieta: que las instituciones académicas incluyan al tebeo como un tema más de sus investigaciones. Es fundamental parea desarrollar un corpus teoricum potente y sólido de la historieta en España. Las iniciativas aisladas son importantes (como la historia de los cómics dirigida por Antoni Guiral), pero sólo a través de su inclusión en las universidades se conseguirá dar el salto definitivo que todavía le falta al tebeo.
Volviendo al congreso, organizado por la la Asociación Cultural y Universitaria Ubi Sunt?, tiene previsto para mañana martes 17, a las 19’15 h, la ponencia Los tebeos en la Guerra Civil española, a cargo de Antonio Martín.
Ese mismo día, a las 18:30h, se presenta la comunicación De cómo el Capitán América ganó la II Guerra Mundial , de José Joaquín Rodríguez Moreno.
Todos los actos son en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y el congres contabiliza como un crédito de doctorado o de libre elección.

4 Comentarios en “Agenda. Tebeos académicos

  1. Las dos parecen interesantes pero la de Rodríguez Moreno te engancha ya sólo con el título.

  2. Ismael on 16 abril 2007 at 22:41 said:

    Nota aclaratoria sobre las 'necesidades perentorias' de la historieta:

    Se hace constar, para aviso del lector distraido, que el siempre aborrecible término normalización ha sido entrecomillado por el autor del artículo. De todas maneras, se ofrecerá en la Parroquia de San Tadeo Ejecutor una misa en acto de desagravio a todas las victimas que han perecido por el uso de tan execrable vocablo (naciones indias del mundo, lenguas castradas, asimiladas o desaparecidas, colectivos homosexuales, templarios, visitantes del espacio exterior…) así como rogamos a todos aquellos que no puedan asistir dediquen un acto de constricción diario por el alma del desventurado autor del artículo durante las proximas semanas.

    No es broma. La palabrota normalización implica la anormalidad de algo, y la necesidad de ejecutar (por San Tadeo o por otro cualquiera) una norma. Pero, Pons, hombre consciente (macho entero con dos huevos y pelo en el pecho), la rodea de comillas transformando el significado del odioso vocablo por: dignificación, propagación y desarrollo del tebeo. Aún así eviten usarlo mis niños queridos, pues diabólicos entes como Cesar Vidal y Pío Moa esperan una distracción de ustedes para robarles el alma.

  3. Ismael on 16 abril 2007 at 23:18 said:

    Es una gran verdad que, aunque las universidades no son más que otro órgano burocrático de la ciega y sorda aspiración primitiva humana de dominación, como cualquier otra institución pública podemos servirnos de ella para dignificar la historieta. Y así conseguir de una vez que ocupe un puesto entre el resto de las literaturas.

    Con todo lo bueno que puede llegar de una asociación con la universidad (difusión escrita, crítica, debate) tengo la obligacón de advertir que todavía es una minoria la población que accede a ella. Y que lo que pretende precisamente es asegurar el mantenimiento de un determinado saber, el control clásico del conocimiento. Ese es el peligro que conviertan la historieta en mera literatura y no en el medio de comunicación eficaz que ha demostrado ser.

  4. Ismael on 17 abril 2007 at 0:01 said:

    Se hace constar, a los lectores distraidos, que el abominable término normalización ha sido entrecomillado por el autor del artículo. De todos modos se dedeicará en la Parroquia de San Tadeo Ejecutor una misa en desagravio a las victimas de tan execrable vocablo (naciones indias del mundo, lenguas castradas, asimiladas o desaparecidas, colectivos homosexuales, templarios, visitantes extraterrestres… ) y se ruega a los que no asistan acto de constricción por el alma del autor.

    Se recalca que al rodear el autor (hombre con dos huevos y pelo en el pecho) de comillas la palabrota normalización pierde su significado siniestro (la necesidad de elaborar, por parte de un San Tadeo u otra clase de monstruo de la razón, normas conductuales frente a algo considerado anormal) para transformarse en: DIGNIFICACIÓN, PROPAGACIÓN y DESARROLLO de la historieta.

    No obstante se ruega a este autor que evite en lo posible el uso de la palabrota normalización, pues el demonio en la forma de un Pío Moa o un Cesar Vidal roba el alma de un niño inocente, cuando no el cuerpo tierno de un gatito, cada vez que es pronunciada. ¡Mucho ojo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation