Crónica de un Salón raro (y 3)

Sábado. 7:00 de la mañana. Me cago en los muertos de Pavlov, su perro, sus reflejos condicionados y la madre que los trujo. Ayer acabé a las tantas, cansado, que ya se sabe que politiqueos y emociones son malas compañías. Y hoy, los ojos como platos a las 7:00. Consigo remolonear en la cama un buen rato, pero al final decido aprovechar el tiempo, así que me voy pal Saló a ver las expos con tranquilidad. Desayuno con Camarasa, al que me encuentro en el hall del Hotel y llego al Saló cuando acaban de abrir para los feriantes. Así que busco mi pulsera de feriante y entro tranquilamente. En principio, tras los dos días de histeria, volvía a la “normalidad”, ya exento de compromisos, me podía dedicar al Salón como Dios manda, es decir, a buscar y rebuscar por ahí. Lo primero, por supuesto, ver las expos con tranquilidad. Vuelvo a la de género negro y la señora de la limpieza me mira con cara de odio ante el reguero de babas que voy dejando. Joder, qué maravillas. Gould, Eisner, Muñoz, Clavé… Es una maravilla total. Me recreo en cada original durante un buen rato. Después paso por la de Blacksad, la de Auladell (qué horror de escenografía, qué mal se ven los originales), la chorrada de 300 (la expo), y me detengo de nuevo ante los originales que hay de Coll, ahí dejados como si nada… El charco comienza a ser preocupante, así que antes de que me mate el servicio de limpieza me voy a ver el resto. Me abstengo, por indicación médica, de entrar todavía a la de los Tebeos Valencianos. Cosas mías. Y me voy a la de Víctor de la Fuente, que me decepciona un poco. Una bonita escenografía, con un gran saloon del oeste, pero la selección de originales me deja un poco frío. Muchos de La Biblia y poco de Haxtur, Sunday, Haggarth y demás, aunque de la Fuente es siempre De La Fuente y me deja maravillado. La verdad es que con sólo un original suyo, la exposición ya sería interesante. Termino al final con la dedicada a Astérix, que es anecdótica, más que interesante. Se hace la hora de apertura, así que me dirijo al stand de Valencia, lo arreglo un poquito, paso el trapo y esas cosas y espero que vengan Pedro y Guillermo, que llegan puntuales a encargarse del recinto. Nada, ni veinte minutos ha durado esta parada en la expo y cuando salgo… ¡Matrix! Alguien me ha cambiado el recinto. Hace apenas un rato estaba vacío y ahora hay una marabunta espectacular. Hago cuentas mentales y la verdad es que hay muchísima más gente que el año pasado. Pese a que el espacio es mucho más grande, apenas se puede andar, sobre todo por algunas zonas, demostrando claramente que el cambio de fechas ha beneficiado la asistencia. Me alegro por los del Salón, de hecho me encuentro con Juanjo Sarto primero y con Carles después y, por primera vez, les veo sonreír. Con ojeras hasta los tobillos, pero sonriendo. Inicio mi paseo matutino y me detengo a saludar a todo el mundo. ¡Por favor! ¡Qué diferencia a los últimos días! Charlo con unos y con otros, me entero de jugosos rumores, me cuentan historias y proyectos y la verdad es que, por primera vez en tres días, me encuentro a gusto en el Saló. Vale, sí me sobran unas 20 o 30000 personas que no dejan ni respirar, pero la cosa es mucho más tranquila. Se va haciendo la hora de comer y he quedado con la gente de La Cúpula. Antes, eso sí, saludo a Víctor Mora y Armonía, dos personas entrañables y maravillosas. Hablamos apenas unos minutos y me voy a comer. En la comida, con Max, Berenguer, Montse y Shelton, arreglamos el mundo del tebeo, el resto del mundo y, cuando ya comenzábamos a arreglar el universo completo, toca volver al Salón. El universo se lo pierde. Por la tarde, más de saludos, que incluyen a la gente de Pontevedra, Rafa Tenorio, Julio Iglesias y demás, gente majísima a las que las ganas de hacer cosas se les salen por las orejas. Y las hacen bien, además. Microcharlas con más gente y, cuando apenas me he dado cuenta, son las ocho. Me vuelvo para el hotel, que me han invitado a la cena de 30 aniversario de Norma. Ya en el restaurante, me toca mesa con Carles Miralles, Joseba Basalo, Xavi Morell y Ernest Riera, entre otros, lo que hace la velada de lo más agradable. Nos reímos a gusto y escuchamos atentos el speech de Rafa Martínez sobre la historia oculta de Norma y el extraño encargo de la pintura de una cúpula en Rusia con escenas lésbicas por parte de Luis Royo. Incredible, oigan. Tras el speech y la cena, conversación genial y aprovecho para saludar a algunos de los invitados, que por allí estaba Ana Miralles, siempre encantadora y a la que no veo desde su exilio a tierras cántabras, Pierre Christin, que estuvo hace un par de años por Valencia y más gente que había por allí. El vino hace su efecto y la somnolencia ataca, así que aprovecho para retirarme discretamente. Caigo sobre la cama y lo siguiente es domingo ya…
Domingo. 7:00 h, llego a la vigesimotercera generación Pavlov en mi investigación sobre sus antecedentes maternos y paternos. He sido generoso porque no me viene mal, a fin de cuentas, tengo el tren de vuelta a casa a las dos y me viene bien madrugar un poco, llevar la maleta a la consigna y así ahorrar tiempo. Ya en el Salón, descubro que Pedro y Guillermo no han sobrevivido a la noche, así que me quedo un rato de vigilante de los naranjos (joder, que se han comido las naranjas y eran bordes…, alguien debe haber descubierto para su desgracia el fulminante efecto laxante de una naranja borde…). A eso de las 11 aparecen con evidentes signos externos de fatiga (¿a que queda discreto y elegante?), así que les dejo las llaves de la mazmorra y comienzo mi última vuelta por el Salón, despidiéndome de todo el mundo… Cuando llego a la estación, me hago firme propósito de Nunca Más y de no hablar de tebeos en meses, pero como en el tren están Lalo Kubala, Pablo Herranz y Pedro Porcel, nos pasamos las tres horas hablando. Si es que no tenemos arreglo…

13 Comentarios en “Crónica de un Salón raro (y 3)

  1. manuelruiz on 6 mayo 2007 at 15:09 said:

    Un par de cotilleos, Alvaro ¿Conociste a Enki Bilal? ¿Charlaste con Enrique Breccia? ¿Era Chaykin tan borde como dicen?.

    Un saludo.

  2. Xelo on 6 mayo 2007 at 15:14 said:

    Tremendo palizón. Y qué cosas: produce una sensación de envidia increíble! ;)

    ¿Y para cuándo esos jugosos rumores? :)

  3. CarlosLod on 6 mayo 2007 at 19:02 said:

    Siento el offtopic, pero allá va: Vendo mi colección de Comics: <a&gt <a href="http://;http://cgi.ebay.es/ws/eBayISAPI.dll?ViewItem&item=230126222893” target=”_blank”>;http://cgi.ebay.es/ws/eBayISAPI.dll?ViewItem&item=230126222893

    un saludo

  4. Genial texto, conmovedor. Por favor, pasa por nuestro blog de tebeos:

    http://historietareficul1.blogspot.com

  5. Syverson on 6 mayo 2007 at 20:32 said:

    "y me detengo de nuevo ante los originales que hay de Coll, ahí dejados como si nada

  6. Julio I. on 6 mayo 2007 at 21:20 said:

    Un abrazo desde pontevedra. Y muchas gracias por esos halagos, que se nos salen los colores y todo, oiga.

  7. &AACUTE;lvaro on 6 mayo 2007 at 21:31 said:

    Syverson: me refiero a que no se anunció, ni se dijo nada, estaban dentro de la expo del premio Coll de ilustración, era toda una sorpresa…

  8. Rafa T. on 7 mayo 2007 at 10:55 said:

    Sin duda, lo mejor de estos salones es reencontrarse con tan buenos amigos.

    Un fuerte abrazo, álvaro.

  9. Manuel Montes on 7 mayo 2007 at 13:08 said:

    ¿Rumores de qué? Cuenta algo álvaro

  10. Guillermo (flascinde on 8 mayo 2007 at 18:51 said:

    Gracias por ser tan discreto y no dejar clara la realidad.

    Estabamos destrozados por la CENA DE FANCINES EPICENTRO que celebramos rigurosamente todos los sabados de cada Salón. Cuando el señor Pons nos vió regresar con pasos tambaleantes, ojeras de a metro y boca pastosa sobraron las palabras.

    Pero bueno, un cafecito despues y un buen comic y ya eramos los duros guerreros de la muerte, dispuestos a cuidar y atender a cualquier aficionado que quisiera aclarar sus dudas o lo que fuera.

    Perdonad que me ponga épico pero sobrevivir a la noche del sabado es todo un logro.

  11. álvaro… ¿Y quién demonios es JoseFa Basalo?

    Ejem…

  12. &AACUTE;lvaro on 8 mayo 2007 at 23:46 said:

    Uuups!

    Es que tienes un encanto… :)

  13. Guillermo (flascinde on 10 mayo 2007 at 4:45 said:

    jajajajajajajajajajaja, Dios… Josefa, en cuanto te vea te doy un beso, pero solo si te afeitas.

    Que bueno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation