¿Son rentables los tebeos? (II)

Si hay algo que marcará la barrera que diferencie el amateurismo actualmente imperante en el mundo del tebeo y la profesionalización completa será, sin duda, la información. Hoy por hoy, uno de los aspectos que evidencia que todo el crecimiento que está teniendo el mercado de la historieta en nuestro país sigue construyéndose sobre pies de barro es que la información y difusión del tebeo está totalmente subordinada al voluntarismo de un montón de aficionados que invierten horas y horas en su pasión, sin más recompensa que la satisfacción de una labor bien hecha.
Es evidente que, en algún momento, esto deberá cambiar. Al igual que en internet hay iniciativas comerciales de información en muchísimos campos comerciales y culturales, también el tebeo deberá emprender, antes o después, esta senda.
Hay pequeñas muestras de que esta profesionalización puede estar a la vuelta de la esquina, con ejemplos claros como la inclusión de blogs sobre tebeos en dos redes temáticas comerciales: ActualidadBlog ha puesto en marcha ActualidadComic, mientras que WeblogsTemáticos ha hecho lo propio con la Comixaría. En ambos casos, blogs grupales (o colaborativos que, se supone, serán el futuro de los weblogs) que tienen una clara vocación comercial.

Es cierto que, conociendo a las editoriales españolas (que serían, junto con las librerías, los más interesados en que estas iniciativas tengan éxito), las posibilidades de negocio de este tipo de webs parecen reducidas, pero es evidente que esta actitud debe cambiar. Los sistemas de redes de blogs deberán demostrar si, realmente, existe un trasvase de visitantes entre los diferentes blogs que atraiga nuevos lectores, más allá del reducto clásico del coleccionista, pero si éste se da, las posibilidades se multiplican ad infinitum. Sin ir más lejos, la posibilidad de incluir enlaces para vender tebeos (al estilo de los enlaces de Amazon, como ofrecen ya FNAC y Casa del libro), puede comenzar a ser una realidad palpable que tendá que estudiarse. Pero siempre buscando ampliar el círculo de lectores a más que los coleccionistas. Se habla mucho del gueto de las librerías especializadas, pero el gueto real, el que hace daño verdadero al mundo del tebeo es el de los coleccionistas. Que el 90% de los que compran tebeos sean coleccionistas es el problema básico del mundo del tebeo. Hay que lograr atraer al lector ocasional, aquél que compraría un par de tebeos al año igual que se compra un par de libros o un par de DVDs. Es éste el público real que tiene que sostener el mundo del tebeo, el de los 44 millones de potenciales compradores, no el de los 5000 coleccionistas compulsivos. Y este tipo de lectores no entrará en webs monotemáticas como ésta, sino que se interesará por tebeos en webs generalistas, donde encuentre referencias cruzadas a ellos.
Por eso, por ejemplo, me interesó la posibilidad que se abría con DDT, que permitía hablar de tebeos dentro del paragüas de blogs de EL PAÍS. Tampoco estaría de más que se abriesen muchos espacios dedicados al tebeo dentro de la comunidad de blogs de este diario, habida cuenta de la posibilidad en un momento dado de tener un enlace desde la principal (como ya han hecho Fandecomix, tirafrutas o Manga). Y, en general, en cualquier espacio web colectivo, como puede ser el de Cosmonauta Spiff en Libro de Arena o Nunca pedí estos poderes dentro de Viruete.com.

Queda, eso sí, el debe de plantear un medio de información sólido y completo en internet, dirigido a un público no lector habitual y en el que se pueda encontrar información variada de todo tipo. Llámese portal, web, comunidad de blogs o lo que sea, pero un sitio de referencia real. Es verdad que existe la impresionante labor de información que hace J.A. Serrano en la indispensable guiadelcomic.com, pero quizás pienso más en proyectos dirigidos a la información de actualidad mezclada con información variada donde el futuro lector pueda informarse. Un buen ejemplo puede ser 13 millones de naves, un interesantísimo proyecto que tiene esa mezcal de portal y blog que puede tener el éxito buscado.

Hay que dar un nuevo paso en la información en internet. Dreamers y su comunidad de foros fue, sin duda, el primer paso. La Cárcel fue, es posible, uno de esos pasos en su día. Y bienvenidas sean las medallas que se me quieran poner, pero hoy por hoy, es ampliamente superada en calidad y cantidad de información por otras webs como Zona Negativa, Con C de Arte o Entrecomics, por poner sólo unos ejemplos. Tebelogs fue otro paso necesario. Pero ahora toca dar el ¿definitivo?

ACTUALIZACIÓN: Un par de matizaciones tras un par de mails que he recibido. Cuando hablo de profesionalización de la información no hablo de profesionalización de los blogs, son dos conceptos completamente diferentes. Los blogs son tribunas de opinión personales que, pueden profesionalizarse, pero no me parece que éste sea su objetivo. Un blog es, a priori, un cajón de madera sobre el que nos subimos para compartir nuestras ideas. Es verdad que su estructura técnica permite montar con relativa facilidad un sistema de información comercial (y ejemplo hay sobrados en este sentido), pero creo que debemos diferenciar el concepto “teórico” de blog, como tribuna de opinión en internet, del concepto “tecnico” de cómodo sistema de gestión de contenidos. En mi argumentación, sistemas de información “profesionales” conviven sin ningún problema con los blogs, complementándose.