Lo que piensa Watterson de la edición de tebeos

A través de la completísima página Calvin & Hobbes: Magic on paper (que os recomiendo efusivamente que investiguéis, hay maravillosas perlas del creador de Clavin & Hobbes), llego a una interesante transcripción de una conferencia que dio Watterson en el Festival of Cartoon Art de la Ohio State University en 1989: The Cheapening of the Comics (en inglés).
Podéis completarlo con las viñetas que dibujó sobre el tema y que se encuentran en la misma página.

¡Manga! (o no)

Una de cal y otra de arena nos da Planeta DeAgostini en dos comunicados sobre manga:
– La mala noticia es que Pluto, la esperada obra de Naoki Urasawa, se pospone indefinidamente. Como ya se rumoreaba en muchos corrillos, la negociación de derechos de esta serie de Urasawa estaba siendo excesivamente compleja, hasta el punto que hacía imposible cumplir los plazos previstos. Según el comunicado oficial de la editorial “Uno de los motivos es que se trata de un manga de Naoki Urasawa basado en un capítulo de Astroboy, de Osamu Tezuka. Eso conlleva que las aprobaciones y acuerdos de esta serie sean muchísimo más complejas que en los de un manga normal“. Esperemos que la cosa se arregle porque la serie tiene la calidad habitual de este autor.

– Y la otra noticia, una lógica y, me atrevería a decir, que ha tardado mucho en darse: Planeta DeAgostini publicará una revista de manga. Tras el fallido intento de Shonen, la editorial se lanza otra vez al ruedo de la publicación de manga para quioscos con Comic B”s LOG (¿esto no suena a Blog de comics?), una publicación quincenal de 240 págs por 2,95EUROS que incluirá,a demás de series, contenidos sobre cultura y costumbres japonesas, historia del manga, el Japón contemporáneo, moda, aficiones, concursos, videojuegos, entrevistas a los autores…
¿Es ya el momento de una revista en quioscos de manga? Personalmente creo que sí, que tras la distribución de obras como Naruto en quioscos, se puede estar en el momento de sacar al mercado una revista que prepublique mangas que luego serán recopilados en tomos, abriendo la posibilidad de la doble vía de publicación. Un precio atractivo (aunque quizás pocas páginas para una revista de estas características, es posible que valiera la pena aumentar hasta las 300 por un poco más de precio), con la única duda de la promoción que se hará de la revista. Una edición de este tipo puede vivir, evidentemente, del amplio mercado del manga actual, pero que precisará de una intensa labor de publicidad si realmente busca encontrar nuevos compradores en el inmenso cupo de aficionados al anime que no suelen comprar manga pero sí se acercan a los quioscos.
La iniciativa es, desde luego, de lo más interesante, y confirma que el manga es ya el gran motor del tebeo en nuestro país. Ahora lo que habría que desear es que la cosa funcione bien y la editorial se atreva a incluir dentro de esta publicación producción propia como se ha hecho en Francia con la revista Shogun City.