Preservando el pasado

Uno de los grandes, inmensos, problemas que tiene que afrontar la historieta es la pérdida de su memoria histórica. Por desgracia, el tebeo es un producto de naturaleza efímera, que sufre esa extraña dicotomía de la obra de arte popular, creada para su disfrute y olvido. Durante décadas, los tebeos tuvieron una existencia momentánea: tiras de prensa que se leían y permanecían en memoría el tiempo justo para que su impronta permitiese conectar la historia que continuaría al día siguiente. Revistas de historietas, cuadernillos, que eran leídos y releídos hasta que el papel casi se deshacía, momento en el que envolvería el bocadillo que el niño comería más tarde, mientras disfrutaba la nueva entrega de su serial preferido. Los tebeos, reconozcámoslo, eran objetos de uso breve, destinados a rellenar papeleras tras haberlos leído.
Hoy, ese carácter presenta la cara más sangrienta de ese terrible doble filo: hemos perdido décadas y décadas de tebeos. No sólo español, sino mundial. Ante este desolador panorama, internet, la comunidad de usuarios de internet aparece como una especie de clavo ardiendo que puede salvar esa memoria, mediante el trabajo colectivo de la digitalización de historietas antiguas. Muchos pueden ser los problemas de derechos y propiedad intelectual que pueden derivarse de este proceso, pero mayor es el golpe cultural que significaría la pérdida definitiva de todo ese bagaje. Es más, se debería exigir como un derecho inalienable el poder acceder a nuestro pasado. Y los tebeos forman parte de él.
La labor que están haciendo, en ese sentido, decenas de anónimos aficionados que escanean tebeos clásicos, imposibles de encontrar, poniéndolos al alcance de todos, se revela como un lógico y salvador sustituto de lo que debería ser una labor institucional. A falta de centros de estudio de la historieta, museos o, simplemente, ministerios de cultura sensibles con este tema, resulta fundamental que estos anónimos contribuyentes sigan en esa callada tarea de recuperar nuestro pasado.
Como indica Jonathan Barli en su web, Digital Funnies , existen centenares, miles de series, que han sufrido el olvido sistemático y ningún editor hoy se preocupa de su conservación. Que exista un lugar donde se preserven estas series puede ser el primer paso para que algún editor o institución se atreva a recuperarla para las generaciones actuales. No se trata de escanear indiscriminadamente tebeos, sino de una labor de arqueología de la historieta.
Sirva como ejemplo de lo anteriormente expuesto lo que están haciendo páginas como Barnacle Press, la citada Digital Funnies o lo que está haciendo Joan Navarro en su blog, donde podemos disfrutar de maravillosas páginas de K-Hito, Boixcar y Figueras, o páginas de revistas como Pinocho, con las primeras ediciones en castellano de series americanas de prensa, originales de diferentes autores, portadas de tebeos y multitud de imágenes de cultura popular que conforman un precioso fresco de nuestra historia.

11 Comentarios en “Preservando el pasado

  1. Miguel on 6 Septiembre 2007 at 9:14 said:

    Preciosos enlaces, la cantidad de tebeos que tiro mi madre en su momento, solo han sobrevivido los superhumores. En fin hay que agradecer la labor de estos historiadores y arqueólogos de la historieta.

  2. Que tengan que hacer esa labor de rescate los aficionados y no las ionstituciones, tiene tela la cosa!Pero por lo menos se hace…me voy a quedar con los positivo.

  3. Y mi pregunta es… dado el problema permanente con los derechos, ¿no es una falacia ética el conseguir contenidos gratuitos y de calidad que atraigan gente con la muy loable excusa de la conservación?

    No es una opinión real, es una pregunta al aire…

  4. Jesús Cuadrad on 6 Septiembre 2007 at 20:12 said:

    Ya.

    Y dos huevos duros.

  5. minukab on 6 Septiembre 2007 at 20:28 said:

    Larga vida a Lady Filstrup.

  6. Álvaro on 7 Septiembre 2007 at 0:18 said:

    Sergi: tendría sentido lo que dices si lo que defendiese es que hay que escanear y colgar en la red con esa excusa un tebeo que apareció la semana pasada. pero estamos hbalando de tebeos que, en muchos casos, son de editoriales que han desaparecido, sus autores han muerto… Qué sentido tiene hablar aquí de derechos?, estamos hablado de conservación de algo que s epuede perder para lo sociedad., que sólo existe en manos de coleccionistas. Que Navarro escanee páginsa de K-Hito, o de Pinocho de su colección me parece una loable iniciativa para dar a conocer esos autores. incluso, en su caso hay dos posibles lecturas: a) que sabe que no hay posibilidades reales de editarlo -obvio, es editor-, pero quiere darlo a conocer o b) podría ganar dinero editándolo, pero prefiere darlo a conocer, aunque pierda esa oportunidad de negocio -vale seamos realistas, mínimo en cualquier caso, pero algo es algo, la pela es la pela-.

    Ambas son de chapeau.

  7. Joan Navarro on 7 Septiembre 2007 at 0:18 said:

    Gracias Jesús. Hay que ser malintencionado o encefalograma plano para hacer un comentario como el que ha hecho Sergi. Pero eso es lo que hay…

  8. No comentaré algunas de las cosas que pienso acerca del criterio editorial de Navarro, que me ha parecido discutible en más ocasiones de las que recuerdo, pero el sentido de los derechos de autor no veo que desaparezca porque sean difíciles de encontrar. De hecho, tú mismo sabes que Editorial Valenciana desapareció y no por ello dejaron de haber disputas acerca de muchos temas… No lo veo tan claro… Lo veo interesante para el público, para la historia, pero sigue siendo injusto para el autor, que ve (o no ve, de acuerdo…) su obra mediatizada para fines menos bondadosos de los que se podría deducir a primera vista.

  9. … Y no olvidemos mencionar los derechos de autor de los dibujantes de los c

  10. Pingback: El Capitán Trueno On-Line » Viñetas, un blog muy truenófilo

  11. oscar j on 15 Enero 2008 at 0:44 said:

    SEAMOS REALISTAS: el quen tiene en su ordenador cualquier historieta "arqueológica" muy probablemente se la compraría si fuese editada; yo soy coleccionista de Trueno y tengo en mi PC cosas que aun no he conseguido y os aseguro me compraré cuando las encuentre. El "comprador ocasional" o "de Navidades" se lo compra/ n como regalo en formato libro si lo editan. Creo que en materia de cómic nunca el formato digital ganará la batalla, pero sí hace un gran favor a la cultura difundiendo y democratizando. Podrás tener 10000 obras digitales en tu casa y 2000 en la biblioteca. Hace 20 años: sólo tenías 2000. Creo que el rollo digital suma y no resta, al menos en el comic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation