Inundado

Me llega por fin la nueva edición de Flood! de Eric Drooker, un libro esperado por sus copiosas críticas positivas, pero del que apenas sabía nada más que algunos trabajos del autor en el New Yorker. Lo poco (poquísimo) que había visto me había puesto en guardia, ya que me parecía más próximo a la ilustración que a la historieta. Un error de apreciación garrafal que se desmonta nada más abrir la primera página, porque Drooker hace bastante más que una historieta: realiza un extraordinario ensayo sobre la secuencia gráfica combinado con un ejercicio de expresionismo brillante y emocionante. Las tres historias que incluye el libro recientemente editado por Dark Horse son un ejemplo de poesía visual desbordante donde forma y fondo se unen sin solución de continuidad, estructurando un discurso único donde uno no tiene sentido sin el otro. Home, la primera de las historias que incluye este libro, nos conecta automáticamente con la obra de Masereel, no sólo a nivel gráfico, sino temático. Drooker juega, al igual que el belga, con la ilustración a toda página como unidad secuencial narrativa, donde el contraste de blanco y negro, simulando el grabado en madera, genera imágenes poderosas y rotundas, a partir de las cuales el dibujante estructurará una composición simbólica que va tomando el protagonismo de su alegato gráfico. Un tema sencillo, que recuerda de nuevo a la preocupación social de la obra de Masereel: un hombre que pierde su trabajo y ve cómo su vida va desembocando en una espiral descendente, narrado incluso como una concatenación de tópicos que me atrevería a calificar de simples, pero que en manos de Drooker logran articular una fuerza extraña y absorbente. La figura del protagonista, casi siempre presentada de forma lateral, en actitud de andar, va disolviéndose mientras el número de viñetas por página se multiplica. Su perfil egipcio se va convirtiendo en el único referente, logrando una perfecta metáfora del movimiento continuo del que no tiene más futuro que seguir vagando, pero perdido en una inmensidad de pequeñas viñetas donde la individualidad se ha perdido.
Esa utilización del simbolismo, tan propia de la obra de Masereel, se multiplicará en L, donde ya Drooker se deja llevar totalmente por el impulso poético, describiendo una bajada al metro como una especie de particular descenso a los infiernos. Fuerza desbocada donde cada página adquiere personalidad propia, pero que logra entroncarse perfectamente con la anterior para lograr un hipnótico efecto de progresión.

Pero, sin duda, el plato fuerte llegará con Flood!, una compleja composición donde lenguaje, historia y autor se confunden en una especie de intrincado laberinto metalingüístico donde todo se mezcla. Una ciudad omnipresente y obsesiva, un dibujante que descubre fascinado que su obra toma vida, un delirio de imaginación donde las viñetas se tornan en realidad y crean su propio flujo vital. La inundación del título toma forma de imágenes desbocadas que rompen los límites de la viñeta para llegar al mundo real como un torrente incontenible de ideas. Conceptos en mutación continuada, que se inician con un homenaje urbano y terminan con la propia evolución de la historia de la sociedad, con escenas que evocan el enfrentamiento entre la historia del inviduo frente a la de la colectividad, pero que terminarán abocados a un bíblico e irónico final.

Una obra interesantísima, que aumenta su atractivo cuando conocemos que Drooker la creó en 1992, a lo largo de casi seis años de trabajo, lo que la convierte en un paradigma de su propia evolución creativa.
¿Alguien se atreverá a editarla en castellano? (es fácil, es una obra muda, poco trabajo requiere…)
Enlaces:
Página web de Eric Drooker.

12 Comentarios en “Inundado

  1. juan moreno on 31 Octubre 2007 at 2:14 said:

    Pues tal y como dices la verdad es que sería fácil que alguien se atreviera con ella en este pais y no solo por ser muda sino porque es una de esas obras que pueden gustar a lectores no habituales de tebeos.

    Por cierto me gustaba mucho más la anterior portada, pero eso ya es algo personal.

    Muy buena reseña y enhorabuena por el blog.

  2. Por las imágenes y por tus comentarios desde luego tiene una pinta estupenda,caera fijo, a ver si se edita por aquí, y si nó en este caso al ser muda no tengo problemas como siempre con el idioma, habrá que pedirlo al previews o similares :-)

  3. Balthus Dire on 31 Octubre 2007 at 12:30 said:

    Exacto. Tiene una pinta estupenda y como el idioma, en este caso, no es un impedimento, pues a ver si hay suertecilla y la edición guiri se viene para casa.

  4. Javier Trujillo on 31 Octubre 2007 at 12:32 said:

    ¡Vaya, este hombre es muy bueno!, me recuerda un poco a Ops-El Roto en el estilo. Tiene una formación y un dominio de la técnica muy, muy buena, lo que a mi juicio le lleva a resultados visualmente magistrales.

    Deberían editarlo en España, de gente así se puede aprender mucho.

    Estupenda reseña, álvaro.

  5. "Una ciudad omnipresente y obsesiva, un dibujante que descubre fascinado que su obra toma vida, un delirio de imaginación donde las viñetas se tornan en realidad y crean su propio flujo vital." Qué bien pinta esta obra!! Además, tal y como la reseñas, coincido con la gente de arriba, da ganas de leerla ya! Lo que cuentas me ha recordado a Unamuno con "Niebla" que la historia toma vida sin control por parte del autor. O algún cuento de Cortázar en el que todo se relaciona, se encadena de forma magistral. Estas reseñas vienen de maravilla para saber qué se cuece en otros mercados.

  6. Esto es ponernos los dientes largos.

  7. Javier Trujillo on 31 Octubre 2007 at 14:50 said:

    Aparte de todo, convendréis conmigo, que el Carcelero es un maestro del verbo, reseñando. :-D

  8. Javier Trujillo on 31 Octubre 2007 at 15:01 said:

    ¡Ah!… este…, otra vez con la señal de preligro de "Ilustrador"… "Ilustrador"… "Ilustrador"… ¡Qué más dá!, ¡fuera prejuicios!, ¡libertad creativa!… ¡libertad!, ¡libertad!, ¡libertad…!

    ¡Hay que tomar la Bastilla creativa y descabalgar los tópicos intelectuales costumbristas o superheróicos de fantasía y crear…!, ¡Sólo crear…!

    Creo que Ismael me ha contagiado su verbo surrealista…

    Lo cual no está nada mal, por cierto.

    :-DDD

  9. Esto es ponernos los dientes largos.

  10. juan pedrero on 31 Octubre 2007 at 15:50 said:

    He visto el detalle en la web del autor y me he quedado anodadado.

    Lo acabo de pedir a deepdiscount y me sale a unos 17 dolares gastos de envio incluidos, o sea unos 12 euros. En la pagina de Dark Horse salia unos 4 dolares más caro.

  11. Me parece una chulada. Y yo soy optimista seguro que la veremos publicada por aquí.

  12. Totalmente de acuerdo, tiene una pinta fantástica. Además de los señalados ahí arriba (Masereel, sobre todo, claro), el estilo gráfico recuerda también a Peter Kuper ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation