Lujo asiático…

Repuesto ya del trauma infantil del cierre del DDT, me dedico estos días a lo que uno se debe dedicar estos días, a saber y por orden de importancia: ejercicios de dilatación extrema de la cavidad estomacal por ingesta masiva de polvorones y turrones; desarrollo de la capacidad de abstracción autohipnótica durante largos periodos (erróneamente denominado por algunos como siestas de más de dos horas) y, sobre todo y ante todo, a la disminución de la inmensa pila de tebeos que se había acumulado en estos meses de histeria variada.
Lo curioso es que en esa inmensa pila abundan ediciones especiales lujosísimas y espectaculares, desde las ediciones de Peter Maresca de Gasoline Alley o Little Sammy Sneeze al Black Dossier de Alan Moore (impresionante, el próximo post lo dedicaré a este maravilloso metatebeo). Una costumbre que se ha puesto de moda y a la que no está siendo ajena el mercado español, donde la editorial Norma continúa con la costumbre iniciada el año pasado y aprovecha la campaña navideña de regalo compulsivo para sacar una impresionante y maravillosa edición de lujo de La balada del mar salado, de Hugo Pratt.
Un libro maravillloso, que reproduce los originales de la obra a su tamaño real, permitiendo encontrar matices y texturas nunca antes vistas en esta genial obra de Pratt. Es verdad que aquí se podría iniciar un razonable debate sobre si la reproducción de los originales (e incluso la simple exposición) tiene sentido en un arte que está pensado para ser reproducido. Las aguadas de Pratt son preciosas y permiten llegar a detalles que no se habían percibido nunca, pero cuando lo hizo, tenía pleno conocimiento de que se perderían en la reproducción. A diferencia del pintor, que realiza una obra única que está pensada para ser expuesta, el autor de historieta crea un original que, en teoría, nunca verá la luz. De hecho, no son pocos los autores que tienen originales realemente “guarros”, llenos de retoques, correcciones, manchas, etc… que desaparecen por arte de magia en su paso por la fotomecánica. Sin embargo, y aceptando todos los peros que se quieran poner, lo cierto es que la edición de Norma abre nuevas perspectivas a la mítica obra de Pratt. Las gradaciones que introducen las aguadas consiguen que la atmósfera de la obra, de por sí ya mágica, gane en expresividad, consiguiendo que ese halo de aventura romántica que siempre ha envuelto a Corto Maltés se acentúe.
Una experiencia orgiástica para cualquier aficionado a Corto que me lleva a otro razonamiento sobre la aparición de este tipo de obras de elevadísimo precio en el mercado español, que sólo puede atender a dos motivos bien diferenciados: a) que el mercado español del tebeo realmente esté aumentando y que ya exista espacio para este tipo de ediciones “especiales” que complementan a las ya existentes y son ideales para estas fechas o, b) que en el mundo del tebeo hispano existen frikis con tal compulsión compradora que serían capaces de quitarles los potitos a sus hijos con tal de comprarse estas ediciones. Servidor es muy consciente de estar en el segundo grupo (sin más que cambiar los potitos por las latitas de mis gatitos), pero también tengo claro que nuestro número no es suficiente para sostener un mercado estable de estas ediciones, aunque sean anuales. Ergo la conclusión parece lógica: es más que posible que el mercado del tebeo en España esté en crecimiento. En cualquier caso, todos contentos, porque si esta conclusión es cierta, maravilloso y genial. Y si no, pues tamboén, porque el rato que nos estamos pasando los obsesos del tebeo es impagable.
Eso sí, en este último caso, posiblemente ni hijos ni gatos piensen lo mismo…
P.D.1 : Mañana, Black Dossier.
P.D.2 : ¿Qué os parece lo de poner las novedades y agenda en un miniblog ahí a la derecha?

20 Comentarios en “Lujo asiático…

  1. antonio on 30 diciembre 2007 at 20:43 said:

    Edición verdaderamente excepcional, a pesar de que falte (como en casi todas las ediciones) la portadilla. Sobre los posibles compradores de este libro, comentar que yo el mío lo compré en una librería de las "normales" (vamos, a donde no van a comprar los frikis) y que en el mismo día había vendido ya 2 ejemplares, pidiendo el librero a uno de sus empleados que pidiese más, que tenía pinta de que se iba a vender bien.

  2. "P.D.2 : ¿Qué os parece lo de poner las novedades y agenda en un miniblog ahí a la derecha?"

    Me da lo mismo, pues leo La Carcel via google reader

    Feliz 2008!!!!!!!!

  3. P.D. 2: Nos parece bien.

    Feliz Año

  4. P.D.2: Genial, creo que es lo más adecuado para el blog.

    ZRV

  5. Ismael, el Tit&iacut on 30 diciembre 2007 at 22:51 said:

    El blog simbionte es muy bonito ("¡yo quiero uno!"). Y aunque lo he bautizado como 'blog parasito', la verdad es que se trata de un caso de mutualismo. Vamos, que solo le veo beneficios al nuevo bicho.

    ¡Si hasta parece que ronronea el microblog este!

  6. Ismael, el Tit&iacut on 30 diciembre 2007 at 23:12 said:

    Lo del monumentalismo faraónico de los tebeos yo lo veo… No como un toro pero sí como un signo de decrepitud galopante. Una cosa de caballeros andantes que, probablemente, serán los únicos que puedan comprar más de uno de estos incunables al año (no es ironía, son literalmente incunables porque ni siquiera un culturista soviético podría acunarlo entre sus brazotes de machote fermentado).

    Y es verdad que lo creo. De verdad, no veo la más pequeña posibilidad de que alguien que no haya leído tebeos se decida a regalarse a sí mismo este faro de los libros ilustrados. ¡Agh, pecado! ¡Otra vez he dicho lo que pienso! Estas 'producciones cinematográficas' acercan la historieta a la ilustración.

    ¿Desaparecerán los tebeos? ¿Solo se publicaran librotes de ilustración? Si el asunto queda en manos de El Corte Ingles desde luego que sí.

    "¡Ay!, no se valen piedras picudas que ya lo escribió Zacarías: "Si has de lapidar a un pobre muchacho porque ha mirado a tu esposa toma la piedra redonda que más lentamente mata y da negocio a todo el pueblo. Pues no nacen las piedras redondas, sabelo Dios y lo también reconoce el editor."

  7. Aunque puedes ser sepultado por el peso e intoxicado por el alto olor a celulosa, la verdad que cuando lo ojeé fue bestial.

  8. Torri on 31 diciembre 2007 at 0:57 said:

    Como dice Antonio faltan esas dos páginas, la portadilla y LA CARTA de Obregón Carranza, prólogo y epílogo para el personaje de Corto Maltés. Una edición que podía haber sido redonda de incluir esas dos páginas. Por lo demás es una maravilla, páginas para enmarcar.

    PD2: Estupendo.

  9. Creo que lo del miniblog es la mejor opción :)

  10. Yo voto por lo del blog de bolsillo.

    Feliz año, álvaro. (Y eso que me matas de envidia, que aún no tengo el Black Dossier y ardo de impaciencia…)

  11. Tú tranquilo, álvaro, que seguiremos tus reseñas, artículos y recomendaciones allá donde te las lleves. Siento el cierre de Diario de tebeos, pero más por ti que otra cosa, ya que así sólo tendré que consultar un blog en lugar de dos :-)

    En cuanto a lo que planteas en PD2, me parece una idea excelente.

    Un saludo de una gran fan!!

  12. Bien ideado, lo del miniblog.

    Por lo demás, yo soy de los que piensa que efectivamente un cómic empieza a ser cuando lo tenemos impreso, no antes. Esta edición de Corto, que por cierto aún no he visto, puede ser, no obstante, interesante como parte del todo. A veces el final desmerece partes del proceso, y aquí, igual estamos ante este caso.

  13. Álvaro on 31 diciembre 2007 at 21:08 said:

    punch: teniendo en cuenta que estamos hablando de Corto Maltés y de la que es una de sus mejores historias, el final nunca desmerece el proceso.

    Si acaso, en este caso, conocer el proceso sólo hace que maravillarte más por la magia de Pratt. :)

  14. Sobre P.D. 2: Espacio hay; hac

  15. antonio on 2 enero 2008 at 10:59 said:

    Lo cierto es que la calidad de las eds. habituales de Norma, basadas en las de Casterman, dejaba mucho que desear, pero las antiguas de Mondadori, pese al formato reducido, ya permitían apreciar bien el trabajo gráfico de Pratt. Por cierto, sospecho que "La balada…" por estos pagos se tradujo del francés, no del italiano.

    Esto de las eds. de lujo, en efecto, apunta a la madurez del mercado, que suele confundirse en nuestro caso con creciente vetustez del público lector. Ay.

  16. 2mq on 2 enero 2008 at 15:41 said:

    Muy interesante este comentario, antonio. Tengo la sensación de pertenecer a una de las últimas generaciones que crecieron leyendo tebeos desde pequeños. Ahora tengo 30 años. Casi todos mis compañeros del colegio leíamos tebeos, incluso mi mujer lo hacía (y una niña leyendo spiderman era muy, muy rara), aunque sólo sigamos haciéndolo de forma habitual unos pocos. Aún así, compartimos una cultura básica. Puedo recomendarles o regalarles tebeos y no extrañan el lenguaje. Es algo que no puedo hacer, sin embargo, con la mayoría de mis compañeros de trabajo, que rondan los 25 años de media y me ven como un friki. Y eso que me muevo en un mundillo "artístico", donde todos tenemos una cultura gráfica supuestamente educada. Yo ahora estoy encantado con estas ediciones de lujo y no me importa gastarme el dinero, que para algo lo gano. La duda es, ¿habrá nuevas generaciones de lectores para dentro de 15 años?,…

    Feliz año nuevo y saludos a todos.

  17. álvaro, un comentario/aviso (aprovechando que un poco más arriba un lector indicaba que usa el Google Reader [al igual que yo] para leer "la carcel"):

    Cuando incluyes imágenes en los posts, indicas de forma relativa las URLs de estas.

    Lamentable, entonces, estas imágenes no se ven en Google Reader (ignoro si ocurrirá en otros lectores RSS).

    Para que se vieran tendrías que especificar las URLs de las imágenes de forma absoluta.

    Un saludo.

  18. El miniblog puede ser una solución muuy interesante. En cuanto al Corto, la edición es muy buena y un perfecto regalo "de reyes" " o de lo q sea". (veremos q

  19. andrés on 10 enero 2008 at 12:51 said:

    Quería comentaros que el ejemplar que acabo de comprar de esta edición de lujo de La Balada del Mar Salado editado por Norma tiene defectos de impresión en el epílogo. Aunque el volumen no tiene paginación, los fallos estarían en las páginas 18 y 24 de dicho epílogo dónde al final del texto la última frase se corta y no tiene continuación en la página siguiente. Además en estas últimas páginas del epílogo el tamaño de letra aumenta y queda mal con respecto a las anteriores.

    No se si vuestros ejemplares también lo tienen, me gustaría saberlo para cambiarlo por otro y que lo supiera la editorial.

    Un saludo y felicitaciones a álvaro por tan estupendo blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation