Loto Rosa

4035a.jpgLibro fetiche como pocos, El Loto Rosa es una curiosa aproximación a la famosa creación de Hergé, primero desde el análisis más teórico, a partir de antiguos ensayos de Antonio Altarriba y, por otra, desde la ficcionalización de la vida de Tintín tras la desaparición de su creador. Dos opciones de homenaje que se acompañan de un apartado gráfico soberbio, la primera con ilustraciones de Ricard Castells, el gran creador cuyo triste hueco nunca ha sido cubierto en el tebeo español. La segunda, con pinturas del hiperrealista Javier Hernández Landazabal. Genios del pincel que bordan un trabajo espectacular para un libro de diseño atípico, a modo de flip-book alterado donde una parte se lee en formato vertical y otra en apaisado. Delirio de diseñador y dolor de cabeza de encuadernador que consigue un efectista resultado que aumenta todavía más la consideración de libro-objeto (al que sólo encuentro una pega: la reproducción de las ilustraciones de Castells se hace en tamaño excesivamente pequeño en algunos momentos).
De los textos teóricos de Altarriba poco se puede decir, más allá de su bien conocida sapiencia y lucidez, pero debo reconocer que me ha parecido todavía más interesante la ficción que los acompaña, una historia en la que Tintín baja de los altares de la historieta en una desmitificación en toda regla de un icono abandonado tras la muerte de su autor, pero que Altarriba se encarga de remitificar elevándolo a las alturas del mayor glamour, el de las estrellas de cine, haciendo que el otrora joven y pizpireta detective alcance la mayoría de edad, pero esta vez dejando el género aventurero para aventurarse en el negro. Reconvertido en una especie de Marlowe de flequillo rebelde, Tintín tendrá que lidiar con una investigación que nos lleva a las cloacas de Hollywood (sentinas, en este caso), que conseguirá que Tintín madure definitivamente. Un relato acertado, que con seguridad levantará las iras de los quisquillosos ejecutivos de Moulinsart. Lo que siempre es bueno.
Dos ilustraciones del libro:
4035b.jpg 4035c.jpg

8 Comentarios en “Loto Rosa

  1. Una maravilla. Yo se lo he tenido que regalar a mi progenitora. Pero se trata de una preciosa necesidad el tener esta joya…

  2. felix on 11 mayo 2008 at 20:50 said:

    CENSURA EN MOULINSART.

    Aviso a navegantes: Moulinsart, la entidad que gestiona los derechos de Hergé, está intentando retirar del mercado el libro EL LOTO ROSA, de Antonio Altarriba, con ilustraciones del difunto Castels y del genial hiperrelista Landazabal. Los metodos para conseguirlos son cuasi mafiosos: amenazas a las librerías que lo vendan y a la distribuidora. La razón de tal dislate no es otra que el simple hecho de que Tintín sale follando en uno de los relatos, que dicho sea de paso, ya era hora.

  3. Pingback: (otro) Tintin Apocrifo at 68 revoluciones

  4. yolotengo on 23 agosto 2008 at 10:32 said:

    Tengo el libro y os aseguro que es una maravilla. La ficción de Altarriba está escrita con todo el cariño y respeto a un personaje que se ha hecho mayor. Para los cinéfilos aún tiene más encanto, ya que todo se desarrolla en ese entorno. La edición es una maravilla, un lujo sin duda.

  5. verguenza ajena on 7 octubre 2009 at 15:58 said:

    Antonio Altarriba se ha aprovechado de la maravillosa creación de Hergé para conseguir su lanzamiento, y personalmente no veo mérito en una transgresión de un personaje (brillante por cierto) ya creado.

    Es más, me parece una verguenza que se den casos así, porque considero que los escritores deben tener la cualidad y capacidad de crear sus propias historias y personajes.

    El señorito Antonio, para mi, no merece ningún respeto.

    Sin ni siquiera conocerlo puedo averiguar que es un hombre amargado, aprovechado, poco creativo y además sin ninguna honestidad hacia su "admirado ídolo" Hergé.

  6. Janqui on 30 octubre 2009 at 4:40 said:

    Cierto!(eso no se le hace a los clásicos!)

  7. Antonio on 6 noviembre 2009 at 12:55 said:

    He leído el loto rosa, y no está tan mal como otras parodias, pastiches, o lo que sean.

    Pero siento la necesidad de apuntar un hecho que creo que no se menciona, yo al menos no lo he visto comentar. Y es que todos, pero todos, los que hacen estas cosas sienten la necesidad compulsiva de que Tintín se acueste con alguien.

    Y eso es lo que publican, claro.

    La conclusión es fácil: ello dice mucho más del autor que de Tintín o Hergé. Es gente tan triste, tan limitada, que no conciben la digamos "pureza" de Tintín, y hay que acabar con ella, hacerle "crecer" (lo que ellos entienden por crecer, claro).

    Así que una vez que han hecho perder la virginidad a Tintín, el orden cósmico ha sido restaurado, Tintín ya es como todo el mundo, y ellos, los que perpetran el engendro, son más felices en sus patéticas vidas. Deberían avergonzarse de su poca imaginación y de su pequeñez.

  8. Que tiene que decir ahora la gente que despotrica contra Antonio Altarriba, no ha sido Tintín el que le ha dado el Premio Nacional de Comic…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation