Simple

naranjo.jpgA veces, las cosas más sencillas son las más difíciles. Cuando intentamos contar algo, damos vueltas y vueltas, olvidamos la importancia de la simplicidad. En una extraña paradoja, en estos tiempos de vida acelerada, que nos obligan a lo telegráfico, a la síncopa de letras alteradas vía telefónica, la síntesis parece un ejercicio tan complejo y difícil que rara vez se práctica, sustituyéndola por una suerte de protocolos sociales resumidos ya pactados que ahorran dinero y sentimientos. Escribimos “Tq” o “TSpro” sin saber muy bien si esas taquigráficas expresiones no han dejado por el camino aquello que expresaban.
Aunque siempre hay alguien que demuestra saber cómo despojar al mensaje de todo lo fútil para quedarse con la esencia pura, como hace Gaspar Naranjo en De cómo te conocí, te amé y te odié, recientemente editado por Bizancio Ediciones. Historietas minimalistas, de apenas una página, reducidas a veces a tan sólo una viñeta, donde el autor cuenta eso que llamamos enamoramiento. Y lo hace con una sencillez aplastante: su dibujo se reduce apenas a unos esbozos de finísimas líneas, los trazos para que sus dos personajes sean no sólo reconocibles, sino tremendamente expresivos, sintetizados en una forma simbólica que permite a cualquiera verse representado en ese hombre y esa mujer básicos, en una Adán y una Eva que nos contarán sólo con sus gestos cómo el amor nace, crece y muere. Traslada al lector precisamente la síntesis perfecta de esos momentos únicos: la primera vez que vemos a nuestro amor, la primera cita, el primer beso y el arrebato de la pasión. Siempre con humor, buscando dejar desnudas las ideas y logrando que leamos cada página siempre con una sonrisa, en un seguido de entregas de una frescura desbordante y deliciosa.
Sólo por lo anterior, el álbum sería una lectura de lo más recomendable pero, además, Naranjo nos sorprende en cada página porque su aparente simplicidad resulta ser tan sólo un hábil truco de prestidigitación visual. Los trazos aparentemente apresurados, la limpieza de su página, esconde sorpresas que pasan desapercibidas a simple vista. Cuando comenzamos a ver la página más allá de las apariencias encontramos unas complejas tramoyas, que el autor maneja con sorprendente sabiduría. Es cuando percibimos que la composición de la página rompe las estructuras establecidas, que los ritmos visuales no siguen las normas comunes y nos llevan de arriba abajo, de abajo arriba, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, que se entrecruzan y vuelven sobre sus pasos, que forman círculos y atajos. Un inteligente trabajo de equilibrios compositivos, donde la narrativa se torna más visual que nunca en la búsqueda de esa síntesis pura, pero sin perder ni un ápice de su frescura.
Un tebeo recomendabilísimo tanto para pasar un buen rato de agradable lectura como para disfrutar de la inteligencia de un gran autor. (3+)


naranjo2.jpg

Enlaces:

Ficha del autor en la web de la editorial
Portafolio de Gaspar Naranjo

23 Comentarios en “Simple

  1. Javier Trujillo on 19 febrero 2008 at 15:38 said:

    “Tq” o “TSpro” sin saber muy bien si esas taquigráficas expresiones no han dejado por el camino aquello que expresaban."

    Lo han dejado, al menos en parte, y muchas veces llevan a la ininteligibilidad y el equívoco, además de la pérdida de la riqueza cultural y al pensamiento-cultura única a la moda.

    Sin embargo, Álvaro, esto ma ha llamado poderosamente la atención:

    "Historietas minimalistas, de apenas una página, reducidas a veces a tan sólo una viñeta,"

    "resulta ser tan sólo un hábil truco de prestidigitación visual."

    "Cuando comenzamos a ver la página más allá de las apariencias encontramos unas complejas tramoyas, que el autor maneja con sorprendente sabiduría. Es cuando percibimos que la composición de la página rompe las estructuras establecidas, que los ritmos visuales no siguen las normas comunes y nos llevan de arriba abajo, de abajo arriba, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, que se entrecruzan y vuelven sobre sus pasos, que forman círculos y atajos. Un inteligente trabajo de equilibrios compositivos, donde la narrativa se torna más visual que nunca"

    Interesante este criterio analítico… aplicado de forma positiva, en este caso, a una obra minimalista.

    Mmmm… lo apunto en mi agenda de criterios correctos para la narrativa gráfica en general (espero que no sólo valga con el minimalismo).

    :-)

  2. No diga simplicidad, señor Pons. Usted se refiere a la sencillez, que no es lo mismo ;)

  3. Espontaneo on 19 febrero 2008 at 17:43 said:

    ¿cómo era?… ¿MENOS ES MÁS? o ¿MENOS ES MENOS?

  4. Una de las sorpresas escondidas de este aún recién nacido año, ya verán como crece.

  5. jaime asensi on 19 febrero 2008 at 21:49 said:

    Tiene muy buena pinta, sencillo, simple, minimalista… bonito

  6. A mí me recuerda pelín -y perdonen la analogía- al Rollos míosde Aude Picault, al menos por el estilo… Pero el de Bizancio parece más interesante. Qué ganas de tenerlo… :D

  7. Javier Trujillo on 19 febrero 2008 at 23:48 said:

    Porque esos mismos criterios se aplican de forma negativa en otro tipo de obras, es decir, en prácticamente todas las que no son minimalistas o experimentales, ahora que lo estoy meditando con detenimiento.

    Raro, raro, esto de los criterios. Al final viene a ser algo así como "en este caso" vale porque… porque "es adecuado" al estilo. Digo yo.

  8. Por lo que cuentas es algo del estilo de Sempé ¿no? Le echaré un vistazo a ver que tal.

  9. Esperemos que la edición de comic en España siga creciendo cada vez más para que edite cosas así con más frecuencia. Es una pequeña maravilla. (Y lo de pequeña no es peyorativo)

    Un saludo del Canibalibro.

  10. Hubo un tiempo en que con comics como esos te daban con la puerta en las narices. O te tomaban por un niño. Lo que son las cosas.

  11. Javier Trujillo on 21 febrero 2008 at 15:00 said:

    Tienes toda la razón, ahora te dan con la puerta en las narices si vas con un cómic de género, y si está muy trabajado más.

    Eso pasa, Juan, porque la cultura underground y de vanguardia es la cultura oficial. Lo que te digo, raro, raro.

  12. Hombre, pero hay que tener en cuenta también que las exigencias en cuanto a los tebeos se refiere van variando con el tiempo. Y de todos modos yo creo que ni el tebeo con el dibujo mejor trabajado ni con el dibujo más pobre por sí solo no tiene oportunidades de ser publicado si no tiene algo detrás como por ejemplo unas muy buenas ideas.

  13. Javier Trujillo on 21 febrero 2008 at 17:44 said:

    Ssssssiiiiyyyno.

    Este me parece dotado, por lo poco que he visto, de mucha sensibilidad.

    Pero yo, y me da miedo porque igual me meto en un debate de esos novelados :-), a veces veo tebeos experimentales, interesantes, pero que los percibo como el otro extremo de los relatos ilustrados tipo Victoria Francés. Es decir, un extremo es la narrativa ilustrada y el otro la secuenciación narrada.

    Y entre medias, la narrativa secuenciada, es decir, las propuestas de estilo habituales en Francia, USA y tal, que en España escasean mucho.

    Igual que leo argumentos positivos o negativos hacia unos, también veo que serían aplicables volviéndolos del revés a los otros.

    ¿Tienen mejores o peores ideas los relatos ilustrados de Victoria Francés, o estos trabajos experimentales?

    ¿porqué casi sólo se apuesta por ellos como corrientes en España?

    La exigencias van variando con el tiempo, pero en España varían de una forma un poco extraña, en mi modesta opinión. :-)

  14. Javier, explícame, que no lo entiendo estas dos posturas:

    "Es decir, un extremo es la narrativa ilustrada y el otro la secuenciación narrada."

    Te lo digo de verdad, no sé a qué te refieres.

    ¿Demeter de Ana Juan es narración ilustrada o secuensación narrada? ¿El "perro de Durero" de Max… narración ilustrada o secuensación narrada?

  15. Ah, y lo de Gaspar Naranjo hay que esperar a leerlo… NO es vanguardista, yo diría que es lenguaje universal, la narrativa del hueso, en definitiva, que es muy diferente.

  16. Otro ejemplo es el Krazy Kat de Herriman… ¿es simple, vanguardista… universal?

    A eso me estoy refiriendo.

  17. Lo de Gaspar Naranjo en De cómo te conocí, te amé y te odié es lengua directísima de tebeo, por utilizar una metáfora, en donde lo superfluo y accesorio, los efectos sonoros y de artificio no los necesita para contar uno de los temas más importante que mueve el mundo del arte, el AMOR (el otro sería la Muerte).

    Simplicidad y directo, no vanguardista, aunque en su forma, en la manera que articula o vertebra el espacio de la página sea muy sabio. No está innovando, demuestra su talento en el CÓMO lo cuenta con unos instrumentos que ya existen. El secreto radica en cómo utilizarlos y en qué situación.

  18. Javier Trujillo on 22 febrero 2008 at 12:47 said:

    Desde el relato ilustrado secuenciado, que podría ser una expectacular versión del Quijote, con texto e ilustraciones clásicas, marcando una secuenciación algo distante, a un ejercicio de movimiento secuencial que cuenta una acción puntual y muy determinada, como pueda ser esa maravilla del avion de papel cayendo, existen un montón de escalas intermedias, que son las más habituales.

    Un trabajo como el de Victoria Francés o Cris Ortega está tan distante de lo habitual como este otro. Y sin embargo, es lo que más se ha prodigado con cierta importancia y reconocimiento en el corto abanico de la produccción propia.

    A eso, más o menos, me refiero.

  19. Ok, señor Trujillo, ok, nos vemos en el Salón de Granada :D

  20. Javier Trujillo on 22 febrero 2008 at 17:10 said:

    ¡Por supuesto, y nos tomamos unas cañas, hombre! :-D

  21. Mr Plisken on 23 febrero 2008 at 14:00 said:

    Hay que ver la de cosas tan complicadas que escrbíis para algo tan sencillo y tan bonito como es ojear un tebeo un sabado por la mañana con un buen zumo de naranja.

    El sr. Naranjo seguro que es un tio normal, de esos de "taitantos", con hipoteca, curro y jefe que le echa la bronca.

    Pero, al contrario que los demás saca tiempo para regalarnos, un enfoque, un suspiro con lo que recrearnos la vista, usando un tema entendemos todos.

    Muchas gracias s. naranjo por darme un buen sabado a la mañana con mi zumo de naranja

  22. Amén, Mr Plisken, amén… :D

  23. Javier Trujillo on 23 febrero 2008 at 16:17 said:

    Ojalá el sr. Naranjo, que seguro que es un tio normal, de esos de “taitantos”, con hipoteca, curro y jefe que le echa la bronca, pudiera librarse de ese curro y dedicarse a la autoría de tebeos, porque tiene mucho talento. Y así obsequiarnos con muuuuuchas mañanas de tebeo-sábados en vez de sólo una al año.

    Ehhhhh… Mr Plisken, mejor creo yo ¿no?

    Pues eso.

    :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation