Tebeos patrios

Ehhhh…
Toc! Toc!
¿Queda alguien por aquí?
Me perdonarán ustedes el modo semiautomático de estos días, pero llevo un lío de trabajo (el de verdad, el que da de comer) simplemente espectacular. Este mes es casi inhábil por estos falleros lares y todo aquél trabajo que tenga fecha de caducidad el 1 de abril milagrosamente transmuta su fecha al 10 de marzo. Cosas del solapamiento fallero con el semanasantero (que, todo sea dicho, menudos problemas eclesiales causa, que los excesos de uno se llevan bastante mal con la austeridad de los otros).
Como por ahí abajo, por las catacumbas de los comentarios de algunos posts, se habla mucho de lo que es y no es un tebeo patrio, servidor aprovecha para hacer una rápida reseña de un par de tebeos nacionales.
zorgo.jpgEl primero, la –por lo menos por mí- esperada recopilación de Zorgo, donde Luis Bustos recrea a un científico loco malévolo con ínfulas de dominador del universo, que debe enfrentarse diariamente a las dificultades propias de su oficio. Que no son pocas. Y lo hace con desenfado e inteligencia, aunando los guiños continuos a la cultura popular, desde los tebeos clásicos a las series de TV pasando por el cine, con un claro referente y guía en los tebeos de Bruguera, con primacía de los geniales guiones F.P.Navarro para el Superlópez de Jan, pero con sutiles pero fundamentales gotitas de la mala leche de Vázquez. Estructurado en historietas de una página (como fueron publicados originalmente en la recordada Mister K), el álbum que ahora publica dibbuks es uno de esos tebeos que consigue que la cara más taciturna dibuje una sonrisa.
Uno de esos tebeos que consiguen la difícil tarea de ser una excelente lectura para niños (sin considerarlos como algo así como adultos con necrosis neuronal masiva) y, a la vez, un recomendabilísimo divertimento para adultos. (3)
bonjour.jpgEl segundo, un debut, el de Sam García con Bonjour París. Tras su paso por la revista Dibus!, García se atreve con una narración larga, algo ya de por sí complejo por las propias dificultades de la transición desde la historieta corta (más sabiendo que no está el horno de la industria para bollos), pero que resulta todavía más meritorio si, en ese salto sin red, el autor se aventura a ensayar una pirueta complicada. García podría haber abordado sin demasiados problemas la enésima versión de una historia intimista de amor, contando el viaje a la ciudad del Sena en compañía de su novia, con es estilo de devoción declarada a Sfar, pero, bruscamente, lo que parecía una nueva incursión en el costumbrismo intimista tan del gusto del autor español, cambia. Sin que el lector pueda reaccionar, se encuentra de repente en el centro de un vibrante thriller, una historia policial que sigue fielmente los cánones del género negro. Verdad es que el contraste no es novedoso y el recuerdo a La Perdida, de Jessica Abel, es inmediato, pero en estas obras debutantes se agradece, y mucho, que el autor muestre ambición y ganas de hacer cosas diferentes. Y Sam García las demuestra, junto con unas evidentes buenas formas narrativas. Quizás el único pero que le pueda poner es que al tomar préstamos del estilo de Sfar, usa su misma paleta de colores violentos, fuertemente contrastados, pero sin conseguir la fuerza e implicación narrativa del cromatismo que obtiene el francés en sus obras. Un autor a seguir en el futuro. (2-)

Enlaces:

Web de Bonjour Paris.

Bitnik Espop, otra serie de Luis Bustos.

8 Comentarios en “Tebeos patrios

  1. Chapeau por el sr. García!

    Zorgo lo tengo sobre la mesa pendiente de lectura

  2. ¿Y dónde está el debate sobre qué es tebeo patrio y que no?

    Un tebeo patrio es un tebeo realizado por autores españoles y editado y publicado en España, ¿no?

    Claro que la cosa se complica si los autores son españoles y publican en el extranjero o un tebeo de autores extranjeros se edita y publica por una editorial española, en cuyo caso se puede considerar el tebeo patrio o no al gusto del consumidor.

    Los temas de nacionalidades tienen tanto matices como se les quiera buscar.

    Impacientes Saludos.

  3. Lo mejor es buscarle ningún matiz.

    Zorgo rules!!

  4. David on 6 marzo 2008 at 18:04 said:

    El "Zorgo" ese tiene pinta de ser bien gracioso. ¿Alguien puede decir el número de páginas del álbum, tipo de tapa, precio, etc?

  5. Zorgo es un álbum editado en rústica con sobrecubierta (resultando agradable y simpático el diseño realizado por Manuel Bartual), de 48 hojas a color y a un precio de 11 euros.

    Si se vende como esparamos tenemos otra tanda de páginas listas para ser editadas como número 2.

    Un abrazo.

    Ricardo

  6. David on 6 marzo 2008 at 23:05 said:

    Gracias por la información Ricardo, lo compraré.

  7. tilde on 10 marzo 2008 at 14:02 said:

    "aquel" no lleva tilde, ¡ágrafo!

  8. carlos maiques on 13 marzo 2008 at 0:11 said:

    Tiene usted razón, Tilde. En este caso que corrige del artículo. Es la diferencia ente adjetivos demostrativos y pronombres demostrativos. Ver en

    http://muth.org/Robert/Spanish/grammar.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation