Presentación de Al pie de la letra en Madrid

La Librería La Central, del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid, acogerá el próximo jueves día 13 de marzo, a las 19:00 horas, la presentación del álbum titulado “Al pie de la letra”, del ilustrador alicantino Miguel Calatayud. En el acto, además del artista, participarán el crítico literario Gustavo Puerta y el editor Xosé Ballesteros.

Revolucionarios

revolucion.jpgComentaba hace poco la sugerente ucronía que Jason componía en No me dejes nunca, transformando a la generación perdida de literatos de principios del siglo XX en autores de historieta. Una idea curiosa que Josep Busquet y Pere Mejan amplían en La revolución de los pinceles hasta el extremo, con evidente descaro, atrevimiento y, sobre todo, buen hacer. Los autores crean un imaginario escenario donde la Ilustración que lideró el movimiento que desembocaría en la Revolución de 1789 es ahora sustituida por un grupo de historietistas que, oprimidos por la dictadura de los editores, tienen como única salida la revuelta a través de sus ideas. Busquet desarrolla un guión trepidante, bien hilado y lleno de guiños al lector aficionado, que disfrutará por duplicado, al que hay que añadir el sólido y excelente trabajo de Mejan, que aúna influencias como Blain, Fontdevila y Max para bordar un prometedor debut.
Sólo por esto, el álbum ya sería recomendable y sus autores merecerían un seguimiento minucioso en el futuro, pero no se puede dejar de lado el corrosivo mensaje que, en el fondo, están lanzando Busquet y Mejan con su obra. Las semejanzas entre la situación actual de los autores de historieta y esta paradoja temporal no pueden ser más directas y evidentes. Es verdad que la visión que dan se nos puede antojar como exagerada e incluso un punto maniquea pero, como fábula que es, forma parte de su deber llegar a esos extremos. Porque es desde esa deformación desde donde el mensaje alcanza su mayor acidez y, paradójicamente, su mayor realismo. Esos autores de este imaginario siglo XVIII, que se ven machacados por los grandes editores, que viven de su obra por un sueldo misérrimo, impelidos por la vocación y la pasión del medio, no se diferencian mucho de los que hoy en día intentan sobrevivir día a día. La censura a las ideas que plantean los autores, que tan extraña debería ser en nuestros días, está dolorosamente cercana como bien saben los dibujantes de El Jueves (aunque en este caso, el referente es claramente otro un poco más lejano en el tiempo).
Sin embargo, más allá de los simbolismos, lo que me sorprende es la dureza del mensaje de los autores, tremendamente desencantado y que, pese a plantear soluciones e incluso esperanzas (que pasan, obviamente, por el “la unión hace la fuerza”), no deja de ser incrédulo con las posibilidades reales de los creadores frente a la contundente fuerza de la industria.
Un tebeo inteligente, bien realizado, que no se queda en el armazón de un entretenido relato sino que lanza ideas para la reflexión. Muy recomendable. (3)

Enlaces
Entrevista a Pere Mejan
Entrevista a Josep Busquet
Avance del álbum