Un tebeo distinto

percy.jpgHay obras que no admiten un estudio analítico. Son obras que tienen la extraña capacidad de sustraerse a las teorías, de encontrar atajos para evitar la razón y atacar directamente a nuestro inconsciente, provocando sensaciones y sentimientos puros que nos cuesta explicar. Tras su lectura, podemos decir lo que hemos sentido el ánimo que nos ha dejado, pero somos incapaces de hilar un discurso que argumente las razones que lo causan. La relación causa-efecto parece explotar en un mar de ideas que se agolpan en nuestra mente y que, simplemente, sólo hacen que aumentar nuestra extrañeza.

Percy Gloom es una de esas obras.
Os podría decir que es la historia de un señor bajito y cabezón, contrahecho, con ojo vago y grandes orejas. Que este señor, melancólico como su apellido, se dedica a redactar los manuales de precaución de los objetos cotidianos en un lugar mágico. Que su madre es inventora, inmortal para más señas. Y su padre, un suicida. Y que él, cuando necesita luz, le da una vuelta a su cabeza para que se encienda.
Os podría contar que el mundo de Percy Gloom es una especie de cruce entre las pesadillas de El Bosco y los escenarios de un cuadro de Dalí. Que sus aventuras tienen la extraña capacidad de conectar con recuerdos vagos de sueños que alguna vez hemos tenido. No es onirismo o surrealismo, no. Es real. Ese mundo que habita Percy es el que todos alguna vez hemos transitado mientras dormíamos. Y como realidad, los recuerdos que tenemos de él son tan vagos como los de la rutina cotidiana.
También podría contaros que Percy vive en un mundo de fábulas, de esas que siempre tienen una moraleja y que, por extrañas e incluso crueles que sean las situaciones, siempre tendrán una lectura positiva, una enseñanza.
Pero la realidad, lo único importante, es que tras leer la obra de Cathy Malkasian, uno se encuentra mejor. No es que sea una obra alegre y jocosa. Es otra cosa. Nos hace pensar, nos hace reflexionar, pero lo hace con esperanzas, ayudándonos a entender que la vida no es tan horrorosa como nos la pintan, que siempre quedamos nosotros. Y que llegaremos allí donde queramos.
Percy Gloom es una obra distinta y diferente. Que nos confundirá en sus primeras páginas y nos sorprenderá en otras. En algunos tramos pensaremos que estamos perdidos pero, al final, cuando pasemos la última página, comprenderemos que todas y cada una de las aventuras de Percy tienen sentido. Un sentido único, particular e intransferible para cada lector.
Un tebeo con tantas lecturas como personas abran sus páginas.  (3+)

Enlace
Avance en la web de La Cúpula

60 añitos no son nada, Pif

pif000.jpgEste mes, el perro Pif cumplirá 60 años. Un personaje prácticamente desconocido para la mayoría, pero que en Francia es todo un icono cultural. Y que creó un español, todo sea dicho:  José Cabrero Arnal. Se exilió a Francia tras la guerra civil, siendo capturado en 1940 por los alemanes y recluido en el campo de concentración de Mauthausen. Una experiencia terrible tras la que volvería a dedicarse a la historieta, creando para el diario L’Humanité la serie Pif, un personaje basado en una antigua creación suya para Pocholo, el perro Top. La serie pasó a publicarse en el semanario juvenil Vaillant a partir de 1952, con tal éxito que la revista cambió de nombre, pasando a denominarse Vaillant, le journal de Pif, para terminar por fin en 1969 con el nombre Pif Gadget. . Una revista que se convertiría en uan de las publciaciones infantiles más importantes que ha tenido Europa. En España, la revista tuvo una breve vida a finales de la década de los 70.

pif01.jpg

Precisamente, Cabrero Arnal es el protagonista del segundo volumen de la imprescindible colección Patrimonio de la historieta, que edita Glénat. Viajes extraordinarios del perro TOP y otras historias recopila los principales trabajos de Cabrero Arnal antes de su exilio a Francia, con sus colaboraciones para TBO o Pocholo, entre otras.

top.jpg

En Francia el aniversario se celebrará con el lanzamiento de una nueva revista mensual, Période Rouge y la puesta en marcha de la web WikiPif.
Enlaces:

Página dedicada a Pif

[Gracias a Alfons y Antonio por los datos!]

No me jodas Pérez

Nuevo número de uno de los fanzines sobre tebeos más interesantes que podemos encontrar hoy, defensor acérrimo de la vuelta a la fotocopia y el mano a mano: No me jodas Pérez. Un número más recomendable si cabe por su especial dedicado al gran Manfred Sommer, con artículos de Paco Olivares, Lorente, José Ortiz, Manuel Barrero y Paco Nájera. Además, un buen puñado de artículos que, cpomo siempre en esta publicación, destacan por decir las cosas sin pelos en la lengua.
28 páginillas fotocopiadas, formato A5 y 1.50€, que se puede pedir escribiendo a su responsable, gregolorente@hotmail.com.
El eurillo y medio mejor empleado en mucho tiempo, oigan.

nomejodas.jpg