Superman ya no es de DC

action.jpgO más exactamente, el 50% de Superman, ya que el juez Stephen Larson, del Central District de California, ha sentenciado que Action Comics #1, la primera aparición de Superman, no fue un trabajo de encargo y, por lo tanto, la mitad de los copyrights corresponden a Jerry Siegel. Una compleja y larga sentencia de más de 72 folios, que puede influir de forma importante en el futuro del personaje más famoso de los tebeos americanos y, por ende, en el cómic mainstream americano. En principio, sólo se le reconoce a los herederos el derecho a cobrar copyrights de forma retroactiva desde 1999.
Aunque es evidente que DC recurrirá la sentencia, abre toda una serie de incógnitas. Aunque el reconocimiento de derechos sobre los copyrights no afecta al aspecto creativo, que sigue bajo el férreo control de la DC, esta sentencia puede afectar a cualquier proyecto donde se involucre a la franquicia estrella de la editorial, comenzando obviamente por las futuras películas de Superman o donde aparezca el personaje. A lo que hay que añadir el extraño futuro que se avecina, ya que en el 2013 revierten los derechos del depositario del 50% restante de los derechos, Shuster, que si bien murió sin herederos directos, es representado por su sobrina. Esto implicaría que DC perdería definitivamente los derechos del personaje, por lo menos hasta 2033, cuando pasase al dominio público.
Evidentemente, la cosa promete ser larga, en un infinito rosario de recursos y contrarecursos. Y lo más importante: vistos los pingües beneficiosde las adaptaciones cinematográficas, más de un heredero de aquellos creadores que dieron vida al universo DC (y Marvel), pueden ver ahora como muy rentable el luchar por el reconocimiento de derechos.
Lo triste es que esta lucha por el reconocimiento de los derechos de los autores parte de un grave error. No se está luchando por unos principios, por un concepto tan legítimo como el del reconocomiento de la autoría de una obra, sino por los beneficios que pueden dar las adaptaciones cinematográficas. Mientras no ha existido un buen pellizco detrás de esta lucha, los autores le han importado un pimiento a los herederos, a las editoriales y al resto del mundo.
Triste, pero así está el mundo. Quedémonos con lo bueno: que se le reconoce a los autores su autoría.

12 Comentarios en “Superman ya no es de DC

  1. oliver on 30 marzo 2008 at 5:39 said:

    Esto es muy aventurado decirlo. Seguramente llegarán a un acuerdo al final para repartirse el pastel, como siempre ha suedido en estos casos. Joe Simon creo que tenía un pleito similar en torno a Captain America, pero no se ha vuelto a saber nada más de esto.

  2. "Mientras no ha existido un buen pellizco detrás de esta lucha, los autores le han importado un pimiento a los herederos, a las editoriales y al resto del mundo."

    Hombre, a lo mejor es que sin ese pellizco los herederos no se podían costear los abogados…

  3. Radar on 30 marzo 2008 at 14:03 said:

    Coincido con Ferran. Embarcarse en pleitos es una maldición gitana (hummm, políticamente incorrecto, creo), y más aún con una empresa tan grande como DC o Marvel. No creo que al nieto del creador de, digamos Golden Arrow, le atraiga invertir miles de dolares si no tiene ni asegurado el éxito ni compensación por el riesgo.

    Me parece más interesante el punto de que a partir del 2033 Superman será del dominio público. A partir de ahí la "continuidad" seguramente morirá, pero también dará salida a obras extremadamente interesantes. Espero que podamos verlo…

  4. Álvaro, pienso que el error es más bien cosa tuya, aunque es algo muy extendido y es el considerar que luchar por una cuestión económica es algo feo, de poca categoría o poco defendible. Una vieja y absurda idea la de considerar el dinero como algo "sucio".

    Yo más bien pensaría donde está la lógica de que un copyright desaparezca para ser de dominio público. Pensemos en que el dueño de Zara deje en herencia mil edificios a sus hijos, y que estos pasasen a ser de dominio público al cabo de 75 años. ¿Absurdo verdad? Pues Siegel no ha podido dejar mil edificios en herencia, pero sí una creación, no entiendo por qué no puede ser propiedad de sus herederos por los siglos de los siglos.

  5. álvaro on 30 marzo 2008 at 23:29 said:

    Author: no me parece mal en absoluto luchar por una cuestión económica, que le tengo mucho respeto a lo de ganarse las munchetas. Mi objeción o cuestionamiento es a que si no hubiera existido ese condicionante económico, parece como que la defensa de la autoría de una obra no se tiene por qué defender. Son dos cuestiones diferentes.

    Ante todo y sobre todo, la defensa de la dignidad del autor. Si luego además se puede forrar (y, encima, sacándole los higadillos a una multinacional que se ha caracterizado por estrujar a los autores), bienvenido sea.

    Respecto al tema del dominio público. Cuestión peliaguda, ya que estamos en la discusión sobre si la creación cultural es pública o no. Yo, sinceramente, creo que mientras que viva el autor, que se le dé todo lo que pida. Pero a los herederos… que se lo curren. (aunque yo en esto soy muy radical: no deberían existir las herencias, todo al herario público. Cada cual que tenga lo que se curre. Y si te lo curras para ser millonario, perfecto. pero lo de vivir del cuento, sólo a los que les toque la primitiva).

  6. author on 30 marzo 2008 at 23:52 said:

    Ya dc se inventará alguna CRISIS para resolverlo.

  7. bleyer on 31 marzo 2008 at 1:01 said:

    Yo no veo muy claro cómo acabará el asunto de la propiedad intelectual de Superman. Al fin y al cabo, DC recurrirá. Y esto acabará con un pago astronómico por la propiedad de los derechos del personaje y ya está.

    En cuanto a las aspiraciones de la familia… hombre, yo creo que uno tiene que ir a pillar todo el cacho que pueda. Lo de abolir las herencias está muy bien como eslógan, pero entonces las beneficiarias serían las empresas, que perdurarían en el tiempo con su capital intacto. Podemos hablar de abolir también las empresas, pero tal y como acabó el comunismo, no sé si sería muy práctico, la verdad.

    Y creo que a día de hoy no hay discusión sobre el reconocimiento de la autoría de un personaje. En los años 40 y 50 sí que costaba que se reconociera por el público la autoría de un personaje, pero a día de hoy creo que eso ya ha quedado bastante atrás… en cuanto al reconocimiento público de la creación. Claro que eso tiene que ir acompañado de los bonos oprtunos, incluida la propiedad intelectual (si ha lugar) y los beneficios correspondientes.

    Y a partir del 2003, si DC sigue sobreviviendo como editorial de cómics, yo creo no pasará nada, ya que aunque el copyright sea de dominio público, la marca registrada será propiedad de DC mientras siga publicando cosas de Superman. Así que sí, Superman podrá ser utilizado por quién quiera… siempre y cuando no usen la marca registrada, es decir, el nombre Superman, la S del pecho… y ya veremos si en el 2033 DC (o incluso antes, la Disney) no consiguen que la imagen física de un personaje se pueda considerar marca registrada…

  8. bleyer on 31 marzo 2008 at 1:02 said:

    No sé porqué, mi comenttario anterior ha salido como "author" en lugar de Bleyer… ¿cosas del directo?

  9. ¡Anda, pues no! Sale siempre author. Qué curioso, ¿no?

  10. álvaro on 31 marzo 2008 at 1:24 said:

    bleyer: creo que era un pequeño problema con el cambio a Wp 2.5.

    Ya está arreglado… creo :)

  11. Hombre, probablemente lo que ocurre es que la familia no tuviese los medios para reclamar la autoría y con vista a pagar con parte de los beneficios de la sentencia haya podido costearse el proceso este, que imagino bastante peliagudo y caro.

    Impacientes Saludos.

  12. La familia de Siegel lleva litigando desde hace tiempo, esto no viene de ahora, hay además otro caso sobre los derechos de Superboy en el que han recaído ya dos sentencias. Pero es que los litigios vienen de muy largo porque siempre hubo mucho dinero en Superman, prácticamente desde el principio, y no sólo por los cómics sino también, precisamente, por los derechos de autor en otros medios. Superman fue una mina de oro desde más o menos 1939 (cuando se creó su tebeo propio, Superman, además de seguir apareciendo en Action Comics), y no sólo por las ventas millonarias de los tebeos (Action Comics subió, sólo entre el primer y cuarto número, de una tirada inicial de 200.000 al medio millón; hacia el nº 16 se tiraban 725.000 ejemplares de los cuales se vendían casi el 90% del total; por su parte, "Superman" vendía en 1947 más de un millón y medio de ejemplares al mes), sino también por la venta de sus derechos a otros medios. Además del merchandising, hubo seriales de radio, de cine, series de animación, más tarde series de TV, largometrajes, etc. Superman ha sido siempre una auténtica mina de oro.

    Mientras tanto, sus creadores (que desarrollaron el personaje en los tebeos hasta 1947) fueron apartados del tesoro. Siegel y Shuster habían conseguido hasta entonces un porcentaje de esos beneficios, pero el contrato que les unía con National (la DC actual) se acababa, así que demandaron a la compañía para intentar recuperar sus derechos en 1947 (no ganaron los de Superman, y como represalia DC les despidió y retiró su nombre de los créditos como creadores del personaje), luego hubo otra demanda en 1966, etc., así hasta hoy. Durante décadas Siegel y Shuster no cobraron un duro por el personaje y ni siquiera se les mencionaba como creadores. Hasta 1975 DC/Warner no les puso una pensión vitalicia fija (que no porcentaje de las ganancias) y les restauró a los créditos como creadores de cualquier cosa relacionada con Superman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation