Novedades de La Cúpula para mayo

Parece que La Cúpula se guardaba la artillería pesada para el día del libro, la tradicional celebración de Sant Jordi en Cataluña. Porque, desde luego, el calibre de obras de esta segunda hornada de novedades de abril es infinitamente superior y más sugerente a las del Salón. Atentos porque no hay desperdicio:
(*)- Gallo de pelea, de O Se-Yong. 278 págs. 15 x 21 cm. B/N. Rústica. PVP:por determinar
(**)- Macedonia, de Harvey Pekar y Ed Piskor. 164 págs. 17 x 24 cm. B/N. Rústica. PVP:por determinar
(*)- Olas en el alma, de Grégory Mardon 124 págs. 17 x 24 cm. B/N. Rústica. PVP:por determinar
(*)- Pizzeria Kamikaze, de Asaf Hanuka y Etgar Keret. 108 págs. 21 x 22 cm. B/N. Rústica. PVP: Por determinar
(**)- O. C. Crumb 12: American Splendor: Los comics de Bob y Harv, de Harvey Pekar y Robert Crumb (3ª edición). 21,5 x 28 cm. 92 págs. B/N. Rústica. PVP: por determinar
Kiss comix 199. Revista. 20 x 26,5 cm. 68 págs. B/N y color. 4,20 €
Continue Reading →

Miedo

Yo qué queréis que os diga… Cada vez que veo nuevas imágenes de la adaptación de The Spirit que está filmando Frank Miller, me entran unos sudores fríos y unos escalofríos que me frigorizan las meninges. Vale, mi lado racional me dice que la adaptación de Sin City era muy interesante visualmente y que no hay que juzgar nunca una obra sin haberla catado, pero es que entre esto:

y esto:

me parece que va un mundo… Y eso que sólo me fijo en el Octopus (o eso de lo que en teoría va disfrazado Samuel Jackson).
Soy de los que siempre han defendido que el lenguaje del tebeo y del cine son muy diferentes y que no se debe ser integrista a la hora de juzgar las adaptaciones, que se pueden y deben cambiar cosas en el trasvase… pero sigo teniendo miedo.

Las cifras

No, no hablaremos aquí de las cifras de ventas de tebeos en españa (aunque algún día se deberían/deberán tratar si queremos que la industria se haga mayor de edad). En este caso toca hablar de las cifras de audiencia de las webs y blogs dedicados a los tebeos. En un riguroso y exhaustivo estudio, José Antonio Serrano analiza las visitas que tienen 25 webs españolas dedicadas al cómic, permitiendo analizar el verdadero impacto que puede tener internet en el mundo del tebeo español.
Los números son, en principio, los esperables. La web suele ser muy transparente y la mayoría de páginas tienen sistemas de estádisticas públicos (quizás quedaría como dato para futuras revisiones de este estudio el contemplar normalizaciones que permitan comparar configuraciones de presentación o conteo).
El problema viene al intentar analizar el impacto real de estos números, ya que, en principio, es de suponer que entre muchas de estas webs existe un importantisimo grupos de usuarios comunes, que hace difícil hablar de “audiencias” globales. A lo que hay que añadir un aspecto decisivo: el perfil del visitante. Yo personalmente soy de los que piensa que el impacto de los blogs en los lectores de tebeos es más informativo que generador de opinión. Creo que, por ejemplo, mis reseñas pueden suponer un factor más, pero nunca el decisivo para el lector de La Cárcel (y, creo no equivocarme, pasa lo mismo en otras webs), que suele tener ya un criterio bien definido. Punto aparte es la información, ya que a través de ésta y otras webs, muchos lectores se enteran de la aparición de tebeos que pueden ser de interés y que, en muchas ocasiones, ni siquiera llegan a su librería especializada. En ese sentido, tebeos que habrían pasado desapercibidos ganan visibilidad (y ventas) gracias a aparecer en los blogs más conocidos.
Un estudio necesario. Ojalá aprendan otros…

PD: Mis excusas a J.A. Serrano por no poder dar datos actualizados de visitas de enero de esta web. Murphy atacó con todas sus fuerzas y José Antonio eligió el mes en que se conjugaban el cierre del DDT, el cambio de servidor… un desastre. Sorry again.

La diferencia entre el manga y el cómic occidental

A veces es muy complicado, por no decir imposible, explicar qué es la narrativa de la historieta. Un conjunto de recursos no escritos que engloban todo aquello usado para conseguir una contar algo visualmente: desde la composición hasta la puesta en escena, pasando por el estilo gráfico, la disposición de los bocadillos en las viñetas, el ritmo de las escenas y llegando hasta el uso de la tipografía o de los propios textos.  Una complejidad que, paradójicamente, deriva muchas veces en la simplificación extrema, confundiendo narrativa sólo con la composición de página o sólo con el guión.

Esta dificultad encuentra un claro ejemplo cuando intentamos explicar las diferencias entre el manga y el cómic occidental, mucho más profundas que la típica y reduccionista explicación de los ojos grandes o las líneas cinéticas. Una explicación costosa recurriendo tan sólo a las palabras, pero que queda evidenciada si aplicamos el famoso dicho de “más vale una imagen que 1000 palabras”. Que no es fácil de aplicar, todo sea dicho, porque es difícil encontrar ejemplos tan buenos como el hallado por inquilino: la comparación entre la versión americana y japonesa de la adaptación al cómic de la serie de películas de Star Wars. En una larga comparación, se puede entender la profunda diferencia de concepción narrativa entre el tebeo americano y el japonés (sobre todo, previo a su retroalimentación de los 90), uno más cercano a la narrativa cinematográfica, otro que busca más el impacto visual. Diferencias que engloban además, condicionante sociales, formato, número de páginas, colores, etc. y que añade parámetros a la definición de narrativa.

Una comparativa muy interesante, casi didáctica, y que permite sacar muchas conclusiones.