Hambre

Hay quien dice que la visión de la guerra civil de Carlos Giménez es maniquea y partidaria. Que es una aproximación sesgada por su ideología y que no tiene en cuenta todas las versiones. Es una opinión, respetable desde luego, pero que creo equivoca totalmente lo que es 36-39 Malos tiempos. Cuando Carlos Giménez habla de la guerra no está haciendo historia. Los dos álbumes aparecidos hasta el momento no son un reflejo riguroso e historicista de lo acontecido en esa terrible guerra. Ni siquiera es, si se me apura, un ajuste de cuentas con aquellos que lanzaron a media España contra la otra media.
No, no estamos ante lo que Carlos piensa de la Guerra Civil. Eso lo tiene muy claro, sabe quiénes fueron los hijos de puta que comenzaron la guerra, los verdaderos culpables, pero no tiene ningún interés en demostrarlo ni en discutir sobre ello.
No, Carlos no está haciendo nada de eso. Carlos está hablando de lo que no sale en los libros de historia. Nos está contando una historia de dolor, de hambre y de muerte. De cómo viven la guerra los que la sufren, los que corren bajo las bombas. Bombas que caían sobre personas, que no sabían de ideologías, que destrozaban igual a unos y a otros. Es una visión inmisericorde hacia la guerra, que sólo admite una lectura: el horror de la puta guerra.
Y es un objetivo que, quizás, queda todavía más claro en este segundo volumen, que se centra ya en esa familia que sufre la guerra en un Madrid sitiado. Es un álbum que habla de miedo y de hambre. De hombres, mujeres y niños a los que les importaba ya muy poco cuál era la razón por la que les lanzaban bombas o morían sus padres, hijos o hermanos, porque sólo tenían un pensamiento: el hambre. Omnipresente en todas las páginas, dolorosa.
Siempre ha sido difícil mantener la mirada a los niños que dibuja Carlos. Pero ahora es directamente imposible. Sus ojos ya no esconden sufrimiento, son un espejo de desesperación y de dolor. Niños raquíticos que cogen hierbas del campo para poder llevarse algo a la boca. Madres que ya no saben con qué alimentar a sus hijos, como Lucía, que aunque apenas sabe escribir su nombre, tiene claro que el discurso político que lanza su marido no le sirve para que sus niños no tengan hambre. Que por mucho que las ideas sean importantes, ella sabe que valen más hijos sin honra que honra sin hijos.
Carlos dibuja con rabia, con indignación hacia la guerra y sus secuelas, trasladando al lector esa rabia en forma de puñetazos en el estómago. Directos, sin concesiones. No deja espacio a la respuesta, como esa magistral página donde muestra el efecto de un bombardeo, donde es capaz de trasladar al lector el dolor, el miedo, la desesperación con un realismo tan terrible que nos quita la respiración. Su argumentación es tan contundente que nos quita las palabras de la boca. Tenemos que bajar la cabeza y asentir con él que no hay historia que valga. Que la guerra, la puta guerra, es siempre una mierda.
Y, por si fuera poco, por si no tuviéramos suficiente ya, termina su álbum con la historia de Sito. Unas pocas páginas que nos hablan de una familia de derechas, de toda la vida, que también sufrió la guerra. Que nos cuentan, de nuevo, que el dolor fue para todos, pero que irá poco a poco cambiando hasta llegar a un dramático final visceral, violento, que nos deja congelados, ateridos de un frío que nos sube por la columna como una espada. Algunos dirán que Sito es una exageración melodramática y sensiblera.
Mentira.
Lo que ha ocurrido es que Carlos nos ha dado una bofetada y nos ha dolido, nos ha dolido mucho, lo suficiente como para llorar de rabia e impotencia.
Y nos da miedo reconocer nuestra debilidad. La escondemos echándole la culpa al autor, poniéndonos altivos e inventando mil teorías: que este hombre ya está mayor, que si es muy lacrimógeno…
Pero es mentira.
Carlos nos ha hecho daño porque nos ha descarnado la guerra. Nos ha hecho sentir por un momento lo mismo que sintieron aquellos que pasaban hambre y miserias.
Y eso jode. Mucho.
Una obra magistral, que vuelve a recordarnos porqué Carlos Gimenez es el mejor autor de historieta de este país. (5)

73 Comentarios en “Hambre

  1. Miguel on 25 Abril 2008 at 10:24 said:

    Tengo que leer este segundo tomo para poder opinar, una gran reseña, desde luego te ha llegado.

  2. HDT on 25 Abril 2008 at 11:56 said:

    Carlos Giménez, indenpendientemente de la ideología política de la persona que lea su obra, es además de un maestro como autor de historietas (como muy bien dice Álvaro), todo un ejemplo de compromiso y humanidad.

    Muchas gracias por todas tus creaciones, Carlos. De verdad.

  3. Como ya le dije a Antonio Martín, estoy muy agradecida a gente como ellos que nos hacen llegar estas historias, que son historias de verdad, de la gente que lo vivió, gente que ha tenido la oportunidad de contárselo a Carlos Giménez y dejar que él lo plasme en sus álbumes. Mi abuelo me contaba historias como éstas, que en todas partes vienen a ser más o menos las mismas, porque la guerra es una mierda dónde sea, cuándo sea y por los motivos que sean.

  4. Pingback: La última de las guerras románticas o la Guerra Civil española. « Julio Lleonart´s Weblog

  5. ¿De este país? Del mundo.

  6. Además es que la obra biene muy bien prologada y excelentemente epilogada, la historia final de Sito me arrancó literalmente las lágrimas de estos, últimamente, demasiado secos ojos.

    Más allá, como muy bien dices carcelero, buscar culpables o narrarnos la guerra como tal, Carlos Giménez nos muestra a la gente, a quienes sufrieron aquella maldita y mal llamada última guerra romántica, quienes vivieron que España se convirtiera en el inicio de una serie de Guerras donde todos los tratados de Ginebra y convenciones varias fueron violados, donde se atacó a población civil (ojo al dato, se llama Coventrización al ataque de objetivos civiles para causar daño moral, prohibido por convenciones varias, pero debería llamarse Gernikación, porque España y Gernika fueron el campo de pruebas para tan malsana práctica habitual hoy en día).

    Escenas demoledoras como la actuación de los defensores del gobierno legítimo de la nación cuando son bombardeados con pan. Escenas como cuando se ve al soldado de a pié enajenado, quemando iglésias sin razón. Y sobre todo, la última y demoledora historia, en todos los aspectos, la de Sito, la de una familia democratacristiana que ve como tiene que ir el padre al frente a defender un gobierno que no es el suyo, y tiene que vender casi todo lo que tiene para conseguir disimular ante la presión de la milicia republicana y el fatídico desenlace visto desde los ojos de un pobre e inocente niño.

    Giménez es un maestro, por obviar discusiones absurdas que no llevan a nada y mostrarnos la realidad tal y como es, a la gente, a quien la vivió, a quien la sufrió.

    Lo estuve hablando con mi profesora de la Universidad que imparte Historia Contemporánea (1 y 2) D. Mª Dolores García Cantus y se lo recomendé como lectura, ya que ella vivió la post-guerra (amén de que como estamos hablando ahora del nacismo le recomendé Mauss y Por nuestra cuenta).

  7. EMPi on 25 Abril 2008 at 13:25 said:

    Lo que es una exageración sensiblera y ridícula es el episodio de la quema de panes fascistas.

    Una justificación de la ley de la memoria h. Un artista comprometido con… el poder, el poder que hay hoy en nuestra tierra, un poder real y total.

    La capacidad narrativa del autor, su talento como historietista es a mi modo de ver incuestionable.Mi enhorabuena por superar el ángor.

  8. álvaro on 25 Abril 2008 at 13:28 said:

    EMPi: ¿de verdad lo crees? Precisamente en ese episodio, Giménez es demoledor a través de Lucía.

  9. Yo creo que siempre hay quien quiere ver fantasmas, los haya o no. La quema de panes, más que una justificación de memorias históricas varias, o argumentos republicanos de honor por encima de hambre, es un ataque a como las ideologías sean de los bandos que sean pueden ser perniciosas para la gente que las profesa, ya que la turba prefiere morir de hambre egoístamente por sus ideales de adulto sin pensar en los niños que no han elegido ideología alguna y que han de sufrir las consecuencias del orgullo, el hambre más atroz. Todo ello se resume en: "valen más hijos sin honra que honra sin hijos"

  10. Javier Trujillo on 25 Abril 2008 at 15:22 said:

    Yo puedo contar de primera mano, que mi padre y mi tío un día hablando, delante mío por cierto, y tomando unas cervezas, hayá por el 70, contándose peripecias de la guerra con lugares y fechas, descubrieron que coincidieron en el frente de Teruel durante varias semanas y en los mismos cerros, pero en distintos bandos. Es decir, que se podían haber matado el uno al otro tranquilamente.

    Lo bueno es que yo nunca les ví enfrentarse por sus ideas políticas, Tenían muy claro que en aquel lío todos fueron víctimas de la situación. Creo que es eso lo que Giménez explica. Yo, que he oído muchas conversaciones sobre las peripecias de la guerra, en ambos bandos, me doy cuenta de que lo que explica Giménez son historias parecidas a las que yo he oído desde pequeño.

    En fin, las causas y consecuencias de la guerra están muy claras y muy estudiadas. ¿Podríamos discutir en que bando se sufrió más o quién fue más criminal?, no lo creo, una guerra es una guerra. Es obvio que tanto los alemanes como los italianos probaron técnicas que más adelante se usarían en la II gran guerra. El bombardeo a objetivos civiles de los alemanes o la ofensiva relámpago con pequeños blindados que inventaron los italianos. Los "paseos" se dieron en ambos bandos.

    Para mí, todos los españoles sufrieron el conflicto más o menos de la misma forma.

    Lo que ya no es discutible fue la represión de la postguerra. Ahí hubo unos vencedores y unos vencidos, y los vencidos sufrieron una muy dura represión. Y no hay justificación al hecho de que el conflicto fuera inevitable por la escalada anterior al alzamiento, ya que se prolongó 40 años. Creo yo que la estabilización del país, y la vuelta a la democracia no precisaba de 40 largos años. Mientras, el resto de Europa progresaba democráticamente y nosotros nos retrasábamos.

    Pero Giménez no está haciendo ese análisis ideológico que sería incontestable. Esta recogiendo historias como las que yo he oído desde pequeño, y me parecen muy coherentes.

    Cuándo a veces se habla de que USA sufrió una guerra civil también, se olvida que después se mantuvo de nuevo la democracia, y que los militares profesionales sudistas se integraron en el ejercito regular de los ya Estados Unidos de Norteamérica. No hubo represión sistemática, ni depuraciones. Y cuando ellos cuentan historias de los padecimientos de su guerra, nadie salta diciendo que se debe olvidar. ¿Porqué? porque ellos hicieron tabla rasa y se reconciliaron, porque ante todo eran demócratas. En España eso no pasa, pero sólo por una razón que marca la diferencia, porque aquí se tardo 40 años en restaurar esa democracia, cosa que sólo se pudo hacer tras la muerte del dictador. Esa es la gran diferencia, esos 40 años de represión y no las penurias de una guerra que surgió como efecto colateral de la tormenta política de Europa. No olvidemos que de no aflorar fuera de España el Nacionalsocialismo, el Fascismo y el Comunismo, nada de esto hubiera pasado. Creo que no se deben confundir los téminos. Paracuellos sí habla de la represión política, esta otra obra habla de las vicisitudes de una guerra civil, como podría hablarse de la Americana.

    En fín, alguien dijo que "el país que olvida su historia está condenado a repetirla." ;-)

    De todas las guerras, la civil es la más terribe, porque enfrenta a hermanos contra hermanos, no nos olvidemos de esto, por la memoria de todos aquellos que la sufrieron.

    Un respetuoso saludo a todos.

  11. Shu on 25 Abril 2008 at 15:33 said:

    Steamboy: ¿Podrías argumentar por qué este tebeo te parece una “basura” y “ridículo en lo dramático” aunque parece que te encantó Paracuellos, por ejemplo? Gracias

  12. spendius on 25 Abril 2008 at 16:42 said:

    Vuelvo a inquerir por la edición corregida¿Salió ya?

  13. steamboy on 25 Abril 2008 at 16:52 said:

    Maniqueismo era Novecento de Bertolucci, o Steve Canyon de Cannif y a pesar de ello son Obras Maestras.

    Lo de Carlos Gimenez solo puede ser calificado de BASURA. Unas historias competentemente dibujadas pero ciertamente ridículas en lo dramático.

    La "rabia" de Carlos Gimenez me recuerda más bien a esas personas que hablan pegando gritos para evitar cualquier respuesta de su interlocutor.

    Lo dicho BASURA. Lo cual es una lástima, porque Carlos Giménez es un autor más que competente. Y ahí están tres pedazo de tebeos como "Barrio", "Paracuellos" o "Los profesionales" para atestiguarlo.

    Y seguro que más gente tiene que pensar como yo.

  14. WWfan! on 25 Abril 2008 at 17:25 said:

    Si alguien piensa que lo que hace Carlos Gimenez es basura no sé qué coño hace leyendo tebeos.

  15. Lluís on 25 Abril 2008 at 17:36 said:

    Carlos Giménez es un dibujante con mucho oficio. Eso personalmente me parece inapelable.

    Encuentro que sus mejores relatos siempre tienen como protagonista a un niño. Lo considero el Dickens de la historieta porque es el autor que, a mi modo de ver, ha sabido transmitir con mayor fidelidad, lo que siente y experimenta el infante ante las situaciones más crueles y terribles: desde los orfanatos hasta la despiadada guerra civil. En eso es un genio, aunque supongo que lo es debido a que él mismo experimentó, en su propia persona, dichos relatos. En otras historias flojea bastante y, por consiguiente, en cualquier otro ámbito que no sea el mencionado anteriormente, encuentro grandes desequilibrios. El resto de su producción, según mi opinión personal, está a un nivel inferior a aquellos relatos en que narra las vivencias de un niño. Dichos relatos no transmiten más por el simple hecho de estar protagonizados por niños, sino porque los hace totalmente creíbles y, supongo que éstos ostentan dicha característica, debido a sus propias vivencias en un hospicio. ¿Cuánto dinero pagarían escritores o cineastas de todo el mundo por tener esa visión privilegiada de la infancia y, poder de este modo, plasmar su imaginación en el papel o el celuloide? Lo dicho, sólo en Dickens he encontrado ese conocimiento profundo de los niños.

    Carlos Jiménez debería haber persistido en esa temática y Paracuellos en vez de ser una selección de historias cortas (de gran nivel pero se pueden leer por separado, no son una novela) podría haber sido el “David Copperfield” de los cómics.

  16. Salvador on 25 Abril 2008 at 18:32 said:

    No sé a que viene tanta rabia señor steamboy .

    Algún motivo o interés tendrá usted para arremeter con tanta furia contra Don Carlos Giménez.

    Yo estoy con el maestro Pons en que este año Carlos Giménez se merece más que nadie el premio nacional.

    Creo que ni Arrugas ni María y yo ( ambos, vulgares telefilmes de sobremesa) hacen la más mínima sombra a cualquiera de los últimos trabajos del gran Carlos Gimenez.

    Y Creo que Carlos debería haberlo ganado ya el año pasado, pero supongo que en estas cosas todo depende de las amistades que el futuro dibujante o su editor tengan en el jurado.

  17. Recon on 25 Abril 2008 at 18:32 said:

    Quizá deba darle una oportunidad.

    El año pasado iba a comprar el recopilatorio de Paracuellos, iba a ser mi primer cómic de Carlos. Pero le conocí en persona y si digo que me cayó de puta madre, mentiría.

    Eso me tiró para atrás a la hora de comprar cualquier cómic suyo.

    Pero ahí tengo la espinita clavada, así que supongo que dejaré a un lado las diferencias que pueda haber y compraré algunas de sus obras, esta entre ellas.

  18. Recon, yo lo oí arengar en el anterior Salón del Cómic de Barcelona (el del 2007) contra cierto tipo de cómics y de manifestaciones artísticas de una forma nada apacible y muy desacertada… ¿Y?

    Que me repateasen sus alegatos (y en ocasiones sin argumentos) no implica que deje por ello de ser muy buen artista, muy buen dibujante y como dice Hernan Migoya, muy buen cuentista.

    Kobayashi Motofumi es un rancio, seco, militarista, ególatra que desestima al resto de autores y encima está zumbadísimo (lo digo por experiencia ya que lo entrevisté en Granada) Pero ello no quita que sea un genio narrando y dibujando manga bélico.

    Hay que separar ^^

  19. Pakito on 25 Abril 2008 at 20:09 said:

    Sr. Salvador:"Creo que ni Arrugas ni María y yo ( ambos, vulgares telefilmes de sobremesa) hacen la más mínima sombra a cualquiera de los últimos trabajos del gran Carlos Gimenez."

    Con comentarios así, a que viene echarle algo en cara a Steamboy si se está expresando en su mismos términos.

    "Y Creo que Carlos debería haberlo ganado ya el año pasado, pero supongo que en estas cosas todo depende de las amistades que el futuro dibujante o su editor tengan en el jurado."

    Ala, venga, para rematar una puyita a Max. De propina quédense las vueltas.

    Mi opinión: Me gustó Paracuellos pero no me epató. Me encantó Arrugas y Bardín. La obra de Max me atrapa.

    Ni estoy de acuerdo en las formas de Steamboy ni en las suyas, sr Salvador.

    Estamos siempre con la misma noria de despreciar a los demás para reafirmar los gustos de uno y eso es vacío y negación del trabajo ajeno.

    Un saludo.

  20. EMPi on 25 Abril 2008 at 20:54 said:

    Alvaro. No me gusta el olvido pero añoro a los autores que tienden puentes y que les gusta aplicar el pelillos a la mar. Aunque sean muchos pelillos.

    Me gusta más el enfoque de Soldados de Salamina, el fílmico y el literario.

  21. STEAMBOY on 25 Abril 2008 at 19:57 said:

    1.-Leo tebeos porque me gustan y porque me parece que bien llevado es un medio artístico superior a otros más reconocidos, léase Cine o Literatura.

    2.-Ello, por supuesto, no me lleva a comulgar con ruedas de molino, ni a admitir cualquier basura que me encuentre por mucho que venga firmado por un autor de renombre y reconocida
    ( y justa) valía. Hasta los mejores pueden hacer obras horrorosas. Errare humanum est.

    3.-Paracuellos tenía, más allá de su maniqueismo, sensibilidad. No es la Obra Maestra que muchos propugnan, pero tenía una eficacia, un encanto, un cierto, si me perdonan la expresión, hálito poético, ausente en esta obra que ahora comentamos. Y Barrio y Los Profesionales son obras cumbre del costumbrismo.

    4.-De ahí la rabia aludida por un perspicaz lector de La carcel de papel. ¿Por qué Carlos Gimenez parece de pronto olvidar todo lo aprendido y pasa a narrar como un elefante en una cristalería. Porque una cosa es furia y otra muy distinta histerismo, y una cosa es dramatismo y otra muy distinta un dramón.

    A mi entender esta obra incluso se aparta de una tendencia muy elogiable hasta ahora de este autor que era su independencia. Parece ser que más que ajuste de cuentas, el Sr. Gimenez se aúpa al carro de la “Memoria Histórica” y se limita a contar más mal que bien en conformidad con la corriente imperante, en vez de ir a su puta bola, como ha ido siempre con excelentes resultados.

    Y si quereis leer ajustes de cuentas con dos cojones, os recomiendo “Mara” de Enric Sió y “Nova 2” de Luis García. O, que demonios, el mismo “Paracuellos”. Pero no esta obra, que me reitero, es BASURA.

  22. Recon on 25 Abril 2008 at 20:00 said:

    Julio Lleonart i Crespo:

    No he dicho lo contrario.

    El año pasado tambié lo oí liarse a ostias verbales contra otro tipos de cómics y contra autores no españoles, lo que hizo que como persona no me cayera bien.

    Pero ya he dicho al final de mi anterior intervención que debo dejar a un lado esa opinión personal y darle una oportunidad a su obra.

    Todo el mundo lo tilda de un genio español del cómic y estoy seguro que es cierto.

    Así que nah, tranquilo que uno de mis siguientes cómics será suyo ;)

  23. STEAMBOY on 25 Abril 2008 at 20:04 said:

    Y por cierto, no pretendo reafirmar mis gustos criticando esta obra. La critico porque me jode que un tío como Carlos Gimemenz haya perdido una buena oportunidad de hacer un TBO español de esos que ya no hay.

  24. David on 25 Abril 2008 at 21:04 said:

    Pero eso no es así, no es tan fácil determinar quien es el malo. Desde mi punto de vista hubo actos del comunismo que fueron deleznables y que provocaron que el bando republicano perdiera la guerra. No se puede culpar al que empezó la guerra de que Stalin metiera mano en el asunto. No se puede culpar al que empezó la guerra de que hubiera comunistas que mataron a sus compañeros anarquistas, lo que llevó a la destrucción del bando republicano. La Historia nunca es tan sencilla. Si queremos honrar la memoria, no podemos decir a secas que la culpa fue de unos, mientras sacamos de las tumbas a las victimas de los nacionales y ocultamos las tumbas de los anarquistas asesinados por sus compañeros de bando.

    Yo quiero una historia lo más parecida a lo que fue, una guerra fraticida sin buenos ni malos, donde los que disfrutaban asesinando cambiaban de bando según las circunstancias, y donde los idealistas que luchaban por la paz morian traicionados por los que los guiaban. Creo que en los dos bandos había gente que luchaba por sus ideales, aunque fueran opuestos, creo que en los dos bandos había héroes, villanos, y gente inocente que se vio absorbida por las circunstancias.
    No me interesan opiniones a la sombra del poder actual como ya ha dicho algún lector. Hay que ser siempre independientes del poder, por muy democrático y bonito que nos pinten hoy al poder.

  25. David on 25 Abril 2008 at 22:45 said:

    A mí me gustan las obras en las que se muestra la ambigüedad, donde no hay bandos buenos y bandos malos. ¿Me recomendais esta obra entonces? ¿Y paracuellos?

  26. álvaro on 25 Abril 2008 at 22:49 said:

    david: estamos hablando de la historia de España, de la Guerra Civil. No se puede hablar de ambigüedad.

    Es cierto que Giménez retrata las bestialidades de los dos bandos, sin concesiones de ningún tipo, pero tiene muy claro quién fue el "malo" : el que empezó la guerra.

  27. álvaro on 25 Abril 2008 at 23:17 said:

    david: no voy a discutir de historia. Yo no creo que no hubieran ni buenos ni malos, pero no es momento de discutir eso, para eso están los especialistas (de verdad) en el tema. Pero sí te digo una cosa: si algo tiene 36-39 es que no se calla nada. Cuenta las salvajadas de ambos bandos, no oculta nada. Y no habla de los que dirigieron la guerra: sólo habla de las víctimas. De los que sufirieron la guerra.

    Lo de las "opiniones a la sombra del poder" sólo lo puede decir alguien que no ha leído 36-39.

    Y, me temo, que muchas opiniones sobre esta obra se han hecho sin leerla, presuponiendo mucho. Te puedo asegurar que conozco gente de izquierdas que ha leído la obra y que me ha pregunatdo si carlos "se había hecho de derechas, joder, que le da mucha caña a los republicanos"…

  28. David on 25 Abril 2008 at 23:48 said:

    Efectivamente, no conozco la obra de Carlos, por eso preguntaba si era una obra donde se definían grupos de buenos y de malos, porque eso no me interesa. Si dices que cuenta cosas de los dos bandos y no se calla nada sí que me interesa. Lo de "la sombra del poder" obviamente no lo decia por él, ya que no conozco su obra.

    Me gustan los autores que cuentan las cosas con objetividad e independientemente de su ideología. Creo que demuestran un doble talento, supongo que va siendo hora de conocer lo que hace este hombre.

    Un saludo y gracias por responderme.

  29. álvaro on 25 Abril 2008 at 23:24 said:

    Lo he puesto entre comillas César.
    Pero conste que yo aquí sí que tego una postura que coincide con la de Giménez. una vez empezó la guerra no hubo buenos y malos, es cierto, hubo ásesinos y víctimas, sobre todo víctimas. Pero sí que creo que hubo responsabilidades, yo no creo que haya debate posible en ese aspecto. Creo que cuando se habla de que no hubo ni buenos ni malos, se intenta esconder que hubo realmente alguien que encendió el fuego.
    Pero, repito, es una postura personal sobre la que no quiero discutir porque, primero, no soy especialista en historia y, segundo, estamos hablando de la obra de Carlos, no de quién empezó la Guerra Civil.

    (Sorry si me acaloro en este tema: me toca familiarmente muy de cerca y siempre me he mojado al respecto)

  30. César on 25 Abril 2008 at 23:34 said:

    “se intenta esconder que hubo realmente alguien que encendió el fuego.”

    Ya, pero el problema es que se discute quien empezo realmente ese fuego, nunca llegaremos a estar de acuerdo en eso aunque coincidamos en quien realmente disfruto aventandolo y extendiendolo….

    A mi tambien me afecta de cerca, no se preocupe si se acalora, lo que pasa es que en mi caso es un poco como el comentado mas arriba, tuve un tio abuelo bombardeando Oviedo y otro defendiendolo, hermanos y sin saber que estaban tan cerca…. asi que mi familia pica en todos los colores del espectro politico….

    Y creame, hay que buscar un termino mas exacto que el de buenos y malos, joer, no me gusta nada, lo siento…. ¿es malo el teniente nacional de Malos Tiempos? ¿lo es el personaje de la historieta de David Rubin en Nuestra Guerra Civil?

  31. álvaro on 25 Abril 2008 at 23:35 said:

    Acepto el cambio César, es un reduccionismo que venía de un comentario anterior.

    En cualqueir caso, completamente de acuerdo contigo en tu apreciación sobre la obra de Carlos.

  32. álvaro on 26 Abril 2008 at 0:56 said:

    La neutralidad no existe david. Desconfía del que te diga que es "neutral" o "apolítico" porque te la está intentando meter doblada. Lo que hay que buscar es la honestidad, aquél que desde el principio no te mienta.

    Y si algo tiene Carlos es que es honesto como pocos. Con sus lectores y consigo mismo. En una entrev ista que le hice para EL PAÍS decía:

    "En este primer álbum cuentas las barbaridades de los dos bandos ¿se podría pensar que estás buscando un equilibro?

    No, yo lo que quiero contar es cómo era la guerra en Madrid, cómo vio el niño que empezaba la guerra y cómo acabó. Y en Madrid los paseos los daban los milicianos, es verdad, dieron muchos paseos y mataron a mucha gente. Eran gente normal que sacaron su ira y su locura. Si cuento eso y no cuento lo de los nacionales, pues me pueden decir algo. Yo cuento las cacas de todos y no quiero dejar de contar mis propias cacas. Yo no soy neutral, no he sido neutral en mi vida. Siempre he tomado partido, pero procuro ser objetivo. Lo que no voy a hacer es ocultar la verdad, porque si miento siempre se podrá suponer que mi obra anterior fue mentira. Llevo sesenta y tantos años dando la cara y si mi gente, con la que yo me reconozco, hizo cosas malas, pues lo voy a contar. Pero no es lo de que media España le dio por pegarse con la otra media. No es cierto: existía una democracia y unos señores que con unas pistolas decidieron que no querían eso. La gente quería escuelas, hospitales y acabar con su analfabetismo. Y los militares eso no lo querían, que la gente supiera leer no les beneficiaba. Yo tengo claro que las guerras las empieza alguien y quiero acusar sobre todo a esos que las empiezan. Los que ganan echan la culpa de los muertos a los que la pierdan, pero el que la empezó es el que tiene la culpa y todos los muertos de esas guerras se le tienen que apuntar al que las comenzó.

    "

  33. jmponcela on 26 Abril 2008 at 1:05 said:

    ¿Otro tebeo de la guerra civil española? ¿otro más? ¿otra vez con lo mismo?

    Esto ya aburre al Joker.

  34. álvaro on 26 Abril 2008 at 1:12 said:

    ¿otro?

    ¿Te has parado a contar cuántos hay?

    porque a mí me sobra con los dedos de una mano…

  35. César on 26 Abril 2008 at 1:15 said:

    "pero tiene muy claro quién fue el “malo” : el que empezó la guerra."

    Señor Pons, creo que he mostrado sobradamente que le respeto muchisimo cuando opina, pero esta vez me esta usted tocando un poquito los cataplines con la frase esa de "los malos"… Por que en las guerras civiles jamas hay buenos ni malos, solo gente que busca justificaciones para sus actos e intereses y seria un debate interminable y esteril si empezaron unos levantandose contra el gobierno legitimo o si empezaron otros consintiendo abusos y ataques contra la iglesia y la derecha…

    Pero bueno, eso es politica y tampoco quiero discutir de ella ni que se piense que soy de una ideologia que no comparto, pero creo que realmente los "retratados" los (esta vez lo concedo) "malos" para Gimenez son todos aquellos que afrontaron entusiasmados la Guerra, ya sea para acabar con el comunismo o con el fascismo… Ahi tenemos el episodio de Lucia con los milicianos que queman la iglesia y se dedican a destrozarla a tiros, recriminandoles precisamente ella, analfabeta como es, que esten destrozando el arte y la cultura… O el episodio de los panes (para amantes de tesis de lacrimogenismo historico, totalmente cierto y documentado), donde la sinrazon de la ideologia politica puede mas que el hambre del pueblo… Esos son los "malos", los que no razonan ni les importa el pueblo sitiado, un pueblo en el que se unian tanto gentes de izquierdas como de derechas y sin saber que ocurrira cuando todo acabe…

    Y para esos que acusan a Malos Tiempos de lacrimogeno y dramon…. bueno, seguro que ellos conocen a mas de uno que puede declarar que en el Madrid sitiado durante la Guerra Civil se vivieron años de "extrema placidez" o que "la situacion sin ser del todo idilica era bastante buena", pero seguro que ninguno de ellos estuvo en Madrid en aquellos años, ni siquiera lo bastante cerca para oir caer las bombas.

  36. César on 26 Abril 2008 at 1:26 said:

    Y tambien demuestra Gimenez con creces como la guerra sirvio para intereses muy poco que ver con la politica…. el agricultor de derechas que es "paseado" por que sus socios quieren sus viñedos, o el hijo de la patrona que acaba en el paredon solo por que dejo preñada a la hermana de unos obreros…

    Creo que Gimenez, a pesar de lo que dice, consigue ser bastante objetivo dentro de lo que puede y le permite su propia conciencia e ideologia y acusarle de maniqueo me parece algo tremendamente gratuito…. todos cargamos a un lado u otro, eso no podemos evitarlo, pero Gimenez no deja que eso le ofusque ni le haga falsear la historia, lo cual es todo un logro en los tiempos que corren.

  37. César on 26 Abril 2008 at 1:37 said:

    Ademas, que en el caso de Gimenez no estamos hablando de un tebeo historico, si no de una ambientacion historica, de las vidas de los afectados por el estallido de esa guerra, ya sea en un bando u otro…. Otra cosa serian los magnificos tebeos de Palacios sobre la Guerra Civil (los cuales deberian reeditarse como dios manda si estamos en pleno "revival" del tebeo sobre la Guerra Civil).

  38. David on 26 Abril 2008 at 1:40 said:

    Yo sin embargo pienso que la neutralidad sí es posible, al menos yo me considero apolítico. A lo mejor mi pensamiento pertenece a alguna ideología que desconozco y por tanto no soy neutral. En algunas cuestiones apoyo a unos, en otras a otros. Creo que es duro eso que dices de hay que desconfiar de quién diga ser neutral, da la sensación de que todo se resume en un "conmigo o contra mí" como sino hubiera más opción. Hubo gente que sufrió el acoso de la guardia civil para que no ayudaran a los maquis, y al mismo tiempo sufrían el acoso de los maquis que querían ser ayudados a la fuerza. Creo que esa gente si vivieran para contarlo podrían decir que en esa guerra eran imparciales, y creo que no estarían mintiendo.

    Con Carlos no coincido en eso de que la culpa es de quién empieza. A mí me suena a recurso de niño que se pelea con otro, "¡él empezó!" No me parece el mejor argumento. Supongamos que sea así, la culpa de la guerra fue de quién empezó, ¿Y la postguerra también? Sí ¿Verdad? ¿Y lo que vino después también? ¿Todo lo que viene después de ese "empezó" también es culpa de la misma persona? ¿Cuando termina la responsabilidad de ese que empezó?

    Yo creo que el que empezó la guerra (¿Fue Franco?) fue responsable de sus actos, y los demás de los suyos. Porque sino siempre podemos retrotraernos y decir que él no fue el culpable, fué su madre por haberlo parido, o por haberlo criado tan cabrón, y eso sería un error.

    Creo que lo que ocurrió en nuestra guerra está por encima de ideologías, de culpables, etc, creo que tiene más que ver con nuestra naturaleza. Si estallara una guerra ahora, quién menos os esperais os daría una sorpresa desagradable. Creo que por ese motivo sí se puede dar una versión neutral sobre la guerra civil, porque la ideología estuvo en segundo plano.

    Y ya no digo más, XD, siento el rollo pero es que al estar solo a esta horas y tratarse de un tema tan interesante…espero que no moleste a nadie de ninguna ideología o no-ideología, ;D

    Good Night!

  39. César on 26 Abril 2008 at 1:52 said:

    "Con Carlos no coincido en eso de que la culpa es de quién empieza."

    Ahi estoy de acuerdo con el señor Pons, es un simple reduccionismo producto de la conversacion y facilmente entendible…. no se puede poner a explicar el origen de la Guerra Civil ni que las acciones armadas empezaron al fracasar el golpe de estado de los militares los cuales veian peligrar sus privilegios y bla bla bla bla…..

    El problema de las guerras civiles es que nunca esta claro cuando ni como empiezan….se parte de una situacion que va enrareciendose, germinando un odio, estallando todo….

    Luego estan las visiones…. desde los que pensamos de toda la vida que el inicio de la guerra estuvo en el intento de golpe de estado de unos militares que veian peligrar sus intereses y sus ideas a los presuntos "historiadores" que propugnan que el autentico golpe de estado fue la II Republica y que la Guerra Civil empezo en Asturias en el 34….

  40. César on 26 Abril 2008 at 1:57 said:

    Dejando aparte la politica y esperando no explicarme muy mal…. pero en el primer album de Malos Tiempos hay una pagina que me chirria sobremanera, como si Gimenez se hubiera "plagiado" a si mismo… y es la plancha en que los hermanos van a pedirle cuentas al que ha dejado embarazada a su hermana. Hay pocas formas de estructurar y componer una pagina de dialogo, en el 90% de las veces es sota, caballo y rey, pero en este caso…. la veia y me parecia estar viendo una pagina de Los Profesionales o cualquier otra obra de Gimenez, sobre todo con el personaje con el cigarrillo y eje central de la conversacion…. No se, me suena muchisimo toda la expresividad de los personajes, y encima no tiene mucho que ver con el resto de las composiciones de pagina del album, mas cercano a la innovacion del ultimo Barrio.

    Pero no se, quiza son cosas mias….

  41. WWfan! on 26 Abril 2008 at 2:24 said:

    Que carajo importa quién tiró el primer tiro o quién fue el primero que animó el odio… esto es un TEBEO con mayúsculas y lo que se cuenta, y muy bien, es la verdad.

    ¿Dramón?. No, si quieres nos partimos de risa como el cabrón del Risto con la concursante a la que se murió la abuela.

  42. steamboy on 26 Abril 2008 at 3:56 said:

    Siento idsentir, pero esto es un tebeucho hecho con el piloto automático, y para mi personal gusto, ridículo de principio a fin, indigno de un profesional de valía como es Carlos Gimenez, del que no dudo sus buenas intenciones, que, desgraciadamente, no han encontrado acomodo en esta obra, pese a lo que digan.

  43. Apolítica es la capital de Equidistán, un desierto cercano poblado por señores de la guerra y mujaidines con uniforme de camuflaje.

  44. 18 de julio de 1936. Ahí empezó la guerra. Todo lo demás es tocar las pelotas… por cosa de los herederos, legales o ideológicos, de quienes empezaron la guerra.

  45. Javier Trujillo on 26 Abril 2008 at 9:53 said:

    Para mí, la obra cumbre de narrativa dibujada de Giménez, es hasta día de hoy, Koolau el Leproso. Es gráficamente poderosa, tiene silencios que gritan miedo, planos secuenciados que impactan, espacios abiertos que sobrecogen frente a la soledad y la insignificancia de un marginado que surgiendo de su propia desesperación e impotencia, se rebela contra el poder que le subyuga y le aprisiona. Narrativa y graficamente es portentosa, y el mensaje subyacente es contundente, conmociona.
    Claro, que no es costumbrista, ni de la “vida real”, es sólo una adaptación de género de un tal… ¿cómo era? ¿Jack London…?
    ¿…el de “La casa de la padera”…? ¡No, ese era otro, que sí era constumbrista!, ¡Oye! de “La casa de la pradera” sí que saldria un excelente cómic cstumbrista, de esos que tienen sentimiento y te llegan al corazón…! ;-)

  46. Como ya dije en su momento me parece un excelente cómic de un excelente autor y no entiendo esa saña por criticarle tan extendida con sus últimas obras.

    Ahí dejo mi opinión:

    http://ellectorimpaciente.blogspot.com/2008/04/36

    (Si lo consideras spam Álvaro, ningún problema con que elimines el comentario).

  47. Javier Trujillo on 26 Abril 2008 at 14:17 said:

    “y no entiendo esa saña por criticarle tan extendida con sus últimas obras.”
    Yo tampoco, no le llegamos profesionalmente niguno ni a la suela de los zapatos.
    A lo mejor es porque no va de “moderno”, lo cual seria muy absurdo.
    Ha sido y sigue siendo un maestro.
    Un respetuoso saludo a todos.

  48. David on 26 Abril 2008 at 14:40 said:

    Pero si a Carlos Gimenez solo lo ha criticado una persona (Steamboy) y en cierto modo ya ha explicado el porqué, ¿qué significa eso de la lucha por el Premio Nacional y lo de las manipulaciones de gente con distintos Nicks?

  49. César on 26 Abril 2008 at 16:29 said:

    "¡Oye! de “La casa de la pradera” sí que saldria un excelente cómic cstumbrista, de esos que tienen sentimiento y te llegan al corazón…!"

    Pues si mal no recuerdo, en el Previews de hace un año o asi aparecian los comics de La casa de la pradera, pero los basados en los libros de Laura Ingalls, no en la indigesta serie de television.

  50. Alberto J. on 26 Abril 2008 at 16:32 said:

    Pablo estoy completamente deacuerdo contigo.

    Resulta sospechoso que se descalifique de esta manera tan burda a Carlos Giménez.

    Se nota que ha empezado la lucha por el Premio Nacional De Historieta por parte de algunas editoriales.

    Está bien que cada vez seámos más los que notamos o al menos nos resulten indignantes estas manipulaciones que parten de la misma gente con distintos nicks.

    PD 1: Y enhorabuena por tu Blog, Pablo. Que siga así de objetivo.

    PD 2: ¡¡¡¡VIVA CARLOS GIMENEZ!!!!!

  51. Jesus on 26 Abril 2008 at 16:47 said:

    Aun no lo he leido pero Carlos me marco hace muchos años con paracuellos…

  52. tristan on 26 Abril 2008 at 17:56 said:

    No he leido Malos tiempos pero voy a hacerlo. Sí he leido Paracuellos, Barrio, Los Profesionales, Hom, Koolau el Leproso y Sabor a menta. Para mí son grandes obras (sobre todo Los Profesionales y Koolau) y Carlos me parece el autor más grande de este país junto con Victor de la Fuente. Como he dicho voy a leer Malos Tiempos y seguro que disfrutaré.

    Sobre Paracuellos una obra cumbre del cómic mundial, la clave está en que no trata sobre quien empezó la guerra y quienes son los malos sino sobre quien la ganó y como administró la victoria y aquí es dificil mostrarse equidistante porque no hay neutralidad posible ante los gulags stalinistas, los campos de silencio de los Khemeres rojos o los desaparecidos de Chile, Argentina y España.

    Si aún nos produce malestar hablar y leer sobre estos temas, imaginaos lo que fue publicar este comic en los setenta/ochenta. Eso sí, empezó a publicarlo en Francia por que aquí no tenía mercado. Por eso creo que David y otros que quieran acercarse a Paracuellos u otras obras de Giménez que lo hagan sin miedo por que es un narrador excelente, un artista grandioso (heredero de Caniff y sobre todo de Frank Robbins) y una persona valiente y sin complejos que explica su verdad y se expone a las críticas. Es una obra de lectura obligatoria.

  53. Skarloc on 26 Abril 2008 at 19:43 said:

    El mundo está lleno de anécdotas. Algunas llegan al corazón, otras son salvajes, unas son la excepción que confirma la regla, otras el pan nuestro de cada día. Las anécdotas son el instrumento perfecto para llegar al espectador: una historia con nombres y apellidos para que sea cercana, para que la entienda hasta el más tonto. El periodismo utiliza anécdotas por eso. Carlos Giménez es un excelente cuentista. Narra anécdotas como nadie. Pero hace mucho que no me interesan las anécdotas, porque son árboles que no dejan ver el bosque. Quizá es por esto que el costumbrismo cada vez me entretiene menos.

    Ahora mismo recuerdo un número de Super López (el 35 creo) en el que se hacía un ensayo terriblemente descarnado de la guerra. Y Jan no ponía nombres reales, ni personas reales, no contaba lo accesorio. Montaba un modelo, con todas sus fichas, en un país africano cualquiera. Un modelo que ha existido, existe y existirá. Con gente buena, mala y sobre todo, gente “regular” .

    También recuerdo otro escrito sobre la guerra (y la Historia) en la serie Groo (no recuerdo el número). Otro ejemplo atemporal de la guerra.

    Me resulta curioso que las páginas que más me han hecho reflexionar sobre algo tan terrible, me hayan llegado desde publicaciones aparentemente intrascendentes y humorísticas… no por otras sesudas, serias y con gran “reconocimiento de la crítica”.

  54. Pues a mi, con todos los respetos, lo que más me gusta de Carlos Gimenez es Bandolero, Dani Futuro, (y V. Mora), y Los Profesionales. Los dos primeros porque son comic comic al 100%, hay poco de politiqueo, (bueno en Carlos siempre hay algo), y el segundo porque es un retrato sesacional de la profesión en aquellos años. Hom y Kolau creo que están sobrevalorados, mucho rollo inelectualoide detrás. Y Paracuellos es una gran historia algo repetitiva y suave con forma avanza en el tiempo, pero para leerla con paciencia.

    Pese a todo, Carlos es mucho Carlos, confieso mi admiración por su obra, y parece mentira que a estas alturas tenga que andar praticamente mendigando reconocimiento y premios. Este hombre debería estar becado.

  55. Pakito on 26 Abril 2008 at 23:18 said:

    Bueno, después de adquirir y leer el tebeo objeto de este post me gustaría decir que me he quedado anodadado por la narración y que me ha llegado.

    Pero la realidad, quizás afectada por los gatos que tuvieron que comer mi padre y mi abuelo, en la guerra el segundo y en la posguerra el primero (así como el robo furtivo de fruta y hortalizas), ha sido la frialdad. Frialdad ante una forma de narrar en la que la parte gráfica no cuenta, sólo asiste expectante ante el fluir de las palabras que van construyendo la historia. Realmente me ha impactado más la narración de Antonio Martín en el epílogo que lo precedente del álbum.

    Siempre respetando el trabajo del maestro Giménez, la opinión de cualquier compañero de lecturas tebeísticas y del anfitrión carcelero. Un saludo.

  56. Javier Trujillo on 27 Abril 2008 at 11:49 said:

    Tristan, AMEN.

    Lo has dicho todo, no hay mucho más por decir. ;-)

    Un respetuoso saludo a todos.

  57. No creo equivocarme si digo que Carlos es uno de los cinco mejores creadores de toda la historia de los cómics.

  58. pedro on 27 Abril 2008 at 20:31 said:

    Tengo 52 años y no he vivido la guerra, aunque con el “jodido Carlos” del cual fui colecionando todo lo que editaba a raiz de leer en el Papus España Una, grande y libre, me iba poniendo al tanto.
    hace ya unos años que deje de comprar lo que fue saliendo, pero reconozco que siempre lo he seguido leyendo gracias a FNAC o La casa del Libro.
    Resumiendo, hoy día 27 de abril de 2008, me he puesto a leer éste último libro, y cuando he llegado a la historia de “sito”… jodido carlos, se me han saltado las putas lágrimas de rabia y de dolor.
    Carlos, recibe mi mas sincera Enahorabuena, y que te seguiré leyendo y emocionandome como lo has conseguido en infinidad de ocasiones.
    Es un placer disfrutar con tu lectura. Sigue así siempre.
    Un saludo.

  59. Alberto J.

    Gracias, por lo del blog y eso.

    Ah, y que viva.

  60. Pingback: “36-39 Malos tiempos” de Carlos Giménez « BC 2.0

  61. Joan Navarro on 28 Abril 2008 at 22:55 said:

    Hola, soy el editor de Glénat. Y también un lector de tebeos. De hecho vivo rodeado de tebeos. En el trabajo y en casa. Acabo de llegar de Andorra, del Salón de La Massana, dónde he disfrutado de la cercanía de autores veteranos como Ibañez, Macabich, Bernal o Blanco. Todos con más de 50 años de profesión a sus espaldas. Todos amantes de la historieta, como yo.

    Como Carlos Giménez.

    Y, precisamente por amar a los tebeos, respetuosos y educados con sus colegas, incluso con los que no entienden.

    No como algún comentarista que me precede en este post.

    No como yo hace años.

    Yo también fuí un irresponsable, gratuito y equivocado comentarista agresivo.

    Lo fuí, por ejemplo, con Carlos Giménez y Adolfo Usero, desde la sección que Josep Toutain me dió en la revista "Comix Internacional" a principios de los 80.

    Y Carlos me respondió dándome hasta en el carnet de identidad…

    Yo me cepillaba un álbum en media línea, sin medir la importancia de los adjetivos. La importancia de la letra impresa.

    Mi ausencia de fundamento.

    ¿Basura?

    Basura es calificar de tal una obra de Carlos sin antes contar hasta tres.

    Basura es no comparar tu incapacidad creativa con la de quien hace de la creación su razón de ser, año trás año. Decada trás decada.

    En un mercado como el nuestro.

    En las condiciones en que lo hace.

    Con la edad que lo hace.

    Es decir: venciendo la fatiga que produce todo nuestro pequeño y , a veces, estéril mundo de los tebeos.

    Y no creo que el comentario al que me refiero tenga ninguna intención "oculta".

    **********************************************************

    COMENTARIO MODIFICADO POR AMENAZA DE ACCIONES LEGALES

    **********************************************************

  62. Hombre, señor Navarro… También yo hablé (escribí) cosas, hace mucho tiempo, de las que ahora me arrepiento, no por lo que decía sino por cómo lo decía: la palabra impresa pesa mucho más que la que el viento se lleva, eso es cierto. Y era tan fácil dejarse llevar por el ingenio y la chispa del momento…

    La palabra, en lo digital, pesa menos. No se la lleva el viento, pero casi casi.

    Pero así y todo… no entre usted al trapo. Que tiene usted mucha razón, pero a quien usted ataca no hace falta atacarlo, que se define a sí mismo cuando habla de basura y demás…

    Un placer saludarlo.

  63. tristan on 29 Abril 2008 at 9:49 said:

    Es divertido, yo el artículo que más recuerdo de Carlos Giménez es uno que defendía a Manfred Sommer de un crítica anónima en un periódico que lo acusaba de plagiar a Hugo Pratt.
    Sería muy interesante recuperarlo porque en este mundo de Internet donde mucha gente se esconde detrás de un seudonimo y agrede sin piedad sigue siendo de mucha actualidad. Por eso yo intento firmar siempre con mi nombre. Sr. Navarro recuerdo sus artículos , recuerdo aquella época de trincheras y clientelismo y me alegro muchísimo que todo aquello quede relativizado y que una figura como Carlos Gimenez permita a muchos disfrutar de los esencial y lo bueno y olvidar lo accesorio y lo malo.
    ¡Viva Daniel Torres y viva Richard Corben!

  64. Javier Trujillo on 29 Abril 2008 at 11:10 said:

    A Carlos Giménez no le llegamos profesionalmente niguno ni a la suela de los zapatos. Es un maestro, sin duda alguna.

    Recuerdo un artículo escrito por Carlos Giménez en los años 80, en Comix o en 1984, respondiendo a unas críticas que le atacaban, se titulaba algo asi como "La crítica que nos sobra y las crítica que nos hace falta". Recuerdo que por aquel entonces se le atacó por haber hecho alguna obra comercial para subsistir, poco comprometida, sobre todo, la crítica era que era poco de izquierdas. Ahora le critican por todo lo contrario. Nadie es profeta en su tierra, y en España menos.

    Carlos Giménez tuvo, tiene y tendrá toda mi admiración. Su arte es admirable.

    Un respetuoso saludo a todos.

  65. Mira, mira, los grandes también se pelean. Y demás se insultan. Ese mundillo comiquero tan…, tan…, bueno tan eso.

  66. tristan on 29 Abril 2008 at 11:52 said:

    El clientelismo y las trincheras eran del "mundillo" de la época, no me refería a ud. Sr. Navarro. Que no me ha quedado muy claro.

  67. David on 29 Abril 2008 at 12:47 said:

    Joan Navarro, a mí me da más pena ver que un supuesto profesional del mundo editorial se pelea así con un navegante anónimo. Cómo insultas a una persona porque dice que lo último de Carlos Giménez le parece basura me parece pueril. El que lo ha dicho seguramente no es un crítico ni un editor de los que ganan pasta, solo es alguien a quien no le gusta ese cómic. Y por si no te has dado cuenta solo insulta a ese cómic, no insulta ni a Carlos, ni su anterior obra, ni a nadie. Tú sin embargo le faltas con toda la intención.

    ¿Por qué no hacer caso omiso de quién opina de esa manera, en lugar de insultarlo?

    Lo dicho, a mi me parece mucho más triste que un editor de Glénat hable de esa manera a un internauta anónimo, que la barbaridad que pueda decir ese internauta del que no conocemos ni nombre, ni edad, ni motivaciones de porqué ha dicho lo que ha dicho.

    Si eres tan maduro y prudente después de tantos años de profesión quizás debiste contar hasta tres como le recomendaste a ese internauta.

  68. David on 29 Abril 2008 at 12:50 said:

    Por cierto, tengo un primo de trece años que dice que la edición de Kenshin el vagabundo de Glenat es una mierda, ¿me recomiendas que lo cuelgue de los pezones?

  69. César on 29 Abril 2008 at 13:04 said:

    "El que lo ha dicho seguramente no es un crítico ni un editor de los que ganan pasta, solo es alguien a quien no le gusta ese cómic. "

    Pues que defienda como es debido su no gusto por ese comic, que es algo respetable y asumible, aunque no fuese compartido…. pero aqui los que alaban el comic dan razones, motivos, argumentos….. es tan imbecil decir "Malos tiempos es basura" como decir "Malos tiempos es la hostia de bueno"…. aqui estamos para hablar de tebeos con cierta logica e interes por que esos tebeos lleguen lo mas lejos posible al publico y a la historia…. no hace falta que cada uno de nosotros hagamos un analisis sesudo e intelectual del comic en cuestion, pero si que digamos algo mas que un exabrupto soltado asi a bote pronto…. somos muy indulgentes con esos comentarios si son positivos, por que a fin de cuentas no hacen daño a nadie las alabanzas, pero los comentarios negativos deben siempre, SIEMPRE, contar con un interes critico y constructivo, defendiendo posturas….. Aqui hay gente que se ha partido el pecho por decir que Maus no les gusta, y lo han hecho con unas argumentaciones que mas de una vez me han hecho callar por imposibilidad dialectica de rebatirlas…. no las comparto, pero las respeto….. ¿pero decir que algo es basura? ¿asi? ¿sin mas? ¿por que me apetece? para eso…. mejor no digas nada, por que lo dicho no vale nada….

    Y ya que estamos, ¿por que nunca hay pobres internautas anonimos que digan cosas buenas de los demas? ¿por que solo hay pobres internautas anonimos que dicen bobadas y no las dicen con su nombre?

  70. David on 29 Abril 2008 at 13:34 said:

    Pero César, yo no estoy defendiendo la opinión del que dijo que malos tiempos es basura, tampoco estoy diciendo que el que lo dijo es un “pobre internauta anónimo”. Lo que digo es que da pena ver a un editor de Glenat (que bien podría estar mintiendo) ponerse a insultar de forma tan bajuna a alguien que da su opinión de forma anónima. Y además insisto, aunque dijera que es basura, y lo dijera sin dar una sola razón, (cosa que como tú no comparto) no es motivo para ponerse a insultarlo a él, ¿o sí?

    Y una cosa más “¿por que solo hay pobres internautas anonimos que dicen bobadas y no las dicen con su nombre?

    Eso no siempre es así, en esta página hay muchos internautas anónimos y no siempre dicen cosas malas. Tú por ejemplo eres anónimo, el nombre de César no me dice nada de tí, y no andas diciendo bobadas. Creo que exagerais, solo una persona ha opinado así y haceis un mundo de ello, hay mas de 60 opiniones en las que se habla bien de la obra de Carlos Gimenez, pero como solo una ha dicho sin motivos que es basura ya asumís que a Carlos Gimenez le tienen manía y que la gente anónima solo interviene para joder, pues no lo creo, la mayoría de gente que ha opinado ha sido para hablar bien de Carlos, y por tanto hay que asumir que puede llegar uno a decir todo lo contrario porque sí. Internet es así, siempre habrá gente diciendo bobadas.

  71. César on 29 Abril 2008 at 17:38 said:

    "pero como solo una ha dicho sin motivos que es basura ya asumís que a Carlos Gimenez le tienen manía"

    No, si aqui nadie se cree esa teoria de la conspiracion de malvados editores que buscan desprestigiar a Gimenez para que gane el premio uno de sus autores, eso lo lanzan los mismos que viven obsesionados con la idea de que los autores son colaboradores de la editorial con la que publican…

    Reconozco que al de "basura" se le debio de hacer el caso que merece tal afirmacion gratuita, y que quiza se han encendido demasiado los animos defendiendo a alguien cuya obra lo defiende por si solo, sin necesidad de que nos ofendamos ante tontadas sin ningun argumento…

    Pero bueno, a mi me tocan a John Ford y mato, oye.

  72. Paquito on 29 Abril 2008 at 17:49 said:

    David,

    En el comentario número 28 dices que tú sólo pasabas por aquí y no sabes ni quién es Carlos Giménez. Sin embargo, en el comentario número 58 dices que en tu casa todo el mundo sabe tanto de edición de cómics que hasta tu primo de trece años osa darle lecciones a Joan Navarro de cómo no se debe editar.

    Mira David, yo creo que Joan Navarro sí que podría darte lecciones a ti y a la editorial a la que representas de cómo se debe promocionar un cómic, y ésto es: NO echando mierda sobre las publicaciones de los otros.

    PD: Comenzáis a ser el hazmerreir de los blogs de cómics.

    Paquito (con Q)

  73. David on 29 Abril 2008 at 18:19 said:

    César, a eso me refiero. A ese tipo de comentarios no hay que hacerles ni caso.

    Verás Paquito, yo no critico en serio a Glénat, lo que dije sobre Kenshin no refleja mi verdadera opinión, solo quise ponerle un ejemplo al editor de Glenat de que no puedes enfrentarte a todo aquel que diga algo malo sin justificarlo. Cuando dije que a mi primo de 13 años la edicion de Glenat le parecía una mierda era mentira, no tengo primos de trece años, me gusta esa edición de Glenat, y aunque así fuera no iba a colgarlo de los pezones. Era evidente que era un sarcasmo para que Joan Navarro se diera cuenta que un editor de Glenat no puede ir por páginas y foros insultando a toda persona que diga que un producto es "basura" sin justificarlo.

    ¿Lo entiendes ahora? Yo no soy de ninguna editorial, ni critico a Glenat, ni a Carlos Gimenez, solo le digo a Joan Navarro que no sea bajo y que no se pelee con anónimos de internet, así solo perjudica a la imagen de la empresa que representa.

    Paquito, sin ánimo de ofender, no deberías enteder todo lo que lees de forma literal, sino te verás en malos entendidos y creerás que todo el mundo forma parte de editoriales conspiradoras, XD.

    Saludos.

Post Navigation