Ciencia-ficción moribunda

¿Se muere la ciencia-ficción? Pues ni idea oigan, es lo que decían en un artículo en Babelia hace unas semanas. Servidor no puede decir mucho al respecto: fui devorador de ciencia-ficción en mi juventud, me leí casi en su totalidad (increíble, pero cierto) la famosa colección Super-Ficción de Martínez-Roca… y paré casi en seco cuando comencé la carrera de Físicas, inicio de un largo ayuno ciencia-ficcionil literario. Y no me pregunten el porqué, digo yo que la saturación de ciencia de la “de verdad” me dejó sin ganas de ver más ciencia fuera de horas de estudio, ahora trabajo. He seguido fiel, en cierta medida, al género en su versión cinematográfica y tebeística (pero siempre más atraído por sus vertientes más imaginativas que por las “hard”, que suelo detestar bastante), pero en su vertiente literaria mis lecturas de novedades de este género en los últimos veinte años son mínimas, como mucho un libro al año. Eso sí, teniendo en cuenta que entre estas últimas se encuentra la excelente “La carretera”, de Cormac McCarthy, me cuesta trabajo compartir la rotundidad de la afirmación que se extrae del artículo de Jacinto Antón.
¿Pasa lo mismo en los tebeos? Pues no. Sólo considerando que los superhéroes son un subgénero de la ciencia-ficción (de hecho, muchas son los debates sobre si Watchmen es un tebeo de superhéroes o de ciencia-ficción), es obvio que el género está muy vivo. Y no digamos si incluimos su activa presencia en el manga o en el tebeo europeo. Verdad es que, como siempre, la norma del 90% de basura se aplica a rajatabla, pero ese 10% restante justifica sin problemas la afirmación de que el género está en una excelente forma en la historieta.
Curioso es que, justo después de este debate, dibbuks publique dos obras de ciencia-ficción bien diferentes, que prueban la vitalidad de la ciencia-ficción.
Comienzo por Biotopo, de Apollo y Brüno, nueva obra de este activo guionista que se acompaña esta vez del interesantísimo Brüno, dibujante de estilo pop que ya me encandilara con su trabajo en Inner City Blues. Una historia que combina la ciencia-ficción y el género policiaco, con no pocas conexiones con otro clásico como Atmósfera Cero, con la que comparte atmósfera opresiva y planteamiento inicial: unos policías deben acudir a investigar un asesinato en una base científica en un alejado planeta. A partir de ahí, Apollo se aparta para transitar por una interesante historia que aborda la temática ecologista desde una postura más descreída de la que estamos acostumbrados a encontrar hoy. Frente al discurso entregado que parece ser la norma, el guionista plantea una postura más incrédula hacia la capacidad del ser humano, desarrollando con habilidad dos líneas paralelas: la policiaca y la de ciencia-ficción, centrada en la descripción de las características de un planeta en armonía natural. Hay un equilibrio entre ambas líneas que permite que se retroalimenten entre sí con bastante acierto. Queda por resolver el eterno problema de este guionista: sus historias no tienen gancho, se desenvuelven con cierta atonía que afecta en exceso a la lectura. Son argumentos que prometen y podrían ser más que interesantes, pero que se ven frenados por esa lasitud en el desarrollo. Matiza este problema la excelente labor de Brüno, extraordinariamente acompañado por Laurence Croix, que apuesta por los tonos verdes y naranjas como referente, con explosiones de color que apoyan perfectamente el tratamiento narrativo. Un autor a seguir con muchísima atención en el futuro, que consigue que al final la lectura de Biotopo sea, cuanto menos, entretenida. (2-)
La segunda novedad de esta editorial es IAN, de Fabien Vehlmann y Ralph Meyer, que se publica en forma de integral en blanco y negro. Vehlmann plantea una historia bastante clásica dentro de las historias de robots “pensantes”, en este caso un avanzadísimo robot soldado que tendrá conciencia de sí mismo. Punto de partida para una historia que, pese a compartir todos los tópicos del género, no deja de ser entretenida y que, desde luego, apenas se recordaría de no ser por su sorprendente e inesperado final, que en cierta medida rompe radicalmente con el mensaje mantenido en los álbumes anteriores y mejora de forma ostensible la sensación final que deja la obra. Mención aparte merece la labor de Meyer, un clon de Moebius (mejor dicho, un clon de Giraud) como hacía tiempo no veía, que demuestra tener bien aprendida la lección de su maestro y firma un trabajo más que correcto. Lástima que en este caso la reproducción en blanco y negro no permita apreciar el buen resultado de las páginas a color, que por lo visto en los avances que se pueden ver en la red, son realmente interesantes y completan la transición Giraud-Moebius que realiza el dibujante en esta obra. Una lectura para pasar un buen rato (1+).

Enlaces:
– Extractos de Biotopo 1 y Biotopo 2 (en francés)
– Extractos de IAN 1 2 3 4

19 Comentarios en “Ciencia-ficción moribunda

  1. LOreA ZahaRRa on 8 agosto 2008 at 13:15 said:

    creó que el dibujo es excesivamente clasico, no deja de tener buena pinta.

  2. M&M on 8 agosto 2008 at 16:48 said:

    Curioso, Rafael Martín ha realizado un comentario similar al respecto de la "muerte" de la ciencia ficcion en su bitacora, pero, en su caso, ha optado por centrarse en el medio cinematografico

  3. Ya seguí la discusión cuando enlazaron el artículo en Menéame, y lo que pensé fue “pues en novela no sé, pero en lo que es cine y cómic está vivita y coleando”.
    Tal vez no la versión “paseo científico por un futuro hipotéticamente posible con personajes de la profundidad del cartón”,pero si metemos en la saca cosas como Ghost in the Shell, Ergo Proxy, Darker than Black, Macross Frontier, Code Geass,Mutant Chronicles,Wall-E…si sólo en el manga y anime el volumen de historias ambientadas en el espacio/futuros más o menos posibles es enorme.Y por ahí andan series como Stargate, Galactica, y otras con elementos de cifi como Eureka, Dr.Who (y el spinoff, Torchwood)…no sé. Yo al género en sí no lo veo tan agonizante.

  4. Álvaro, el color de Biotopo no es de Brüno. Es de Laurence Croix. Perdón por la puntualización.

  5. álvaro on 8 agosto 2008 at 16:21 said:

    Gracias Roger, me imaginaba que no era suyo, pero estuve buscando por todas partes si había colorista y no lo encontré… :(

  6. António Jacinto Pascoal on 8 agosto 2008 at 16:24 said:

    Mandame tu email. Me gustaría enviarte unos carttoons.
    Abrazo.
    Jacinto Pascoal

  7. David. on 8 agosto 2008 at 16:46 said:

    Jajaja, Álvaro, veo que a los físicos nos pasa a todos igual. Yo también devoraba ciencia-ficción y fue entrar en la carrera y llegar el “apagón sci-fi”. Si va a tener razón un amigo mío que dice que somos como los masones, jaja.
    Saludos.

  8. Xelo on 8 agosto 2008 at 22:56 said:

    Sí, también creo que se equivocaron al editar IAN en b/n. Y eso que soy de los que creen en "en maravilloso blanco y negro" de otros comics, pero en este, la falta de color restará compradores. Una pena.

    Aún así me tienta :)

  9. John Space on 8 agosto 2008 at 23:02 said:

    "me leí casi en su totalidad (increíble, pero cierto) la famosa colección Super-Ficción de Martínez-Roca"

    ?La primera o a la segunda serie?

  10. álvaro on 8 agosto 2008 at 23:10 said:

    John: La primera, la primera… esos maravillosos tomos negros… La lástima es que entre los que he dejado y no han vuelto, los que se han ido perdiendo en traslados, etc, apenas me quedan 20 o 30… snif…

    Xelo: yo también soy un acérrimo defensor del BN, pero en este caso es que la pérdida del color afecta mucho (sobre todo en los tres últimos volúmenes). Aún así es un tebeo entretenido.

  11. John Space on 8 agosto 2008 at 23:32 said:

    Paciencia, Álvaro. Esos tomitos eran muy cucos, pero el papel soportaba fatal el paso del tiempo :)

  12. Xelo on 9 agosto 2008 at 2:18 said:

    "también soy un acérrimo defensor del BN…"

    Y hablando de BN, me extraña no ver una nota en tu blog sobre la edición (de Caldas) del tomo 5 de Príncipe Valiente. ¿Se te pasó o es que ya pasas…?

    A mí, me sigue pareciendo imprescindible para cualquier gran aficionado a la historia del tebeo.

  13. EMPi on 10 agosto 2008 at 12:06 said:

    El dibujo de Ian (Ralph Meyer) me parece académico siguiendo la pauta del digamos, y perdón por la reiteración, academicismo franco belga.

    Se parece a todos los francobelgas clásicos, aspecto que en mi humilde opinión, no lastra el producto.

  14. Jabon on 10 agosto 2008 at 23:04 said:

    Cuando vi el dibujo de Meyer en Balada Asesina pense que su estilo se parecia al de John Byrne,lo acabo de ojear y sigo pensandolo

    Y Alvaro,llegaron los de Devir a sacar los dos numeros que quedaban de esta obra.Nunca he llegado a verlos y me sigue interesando saber como continua

  15. álvaro on 10 agosto 2008 at 23:06 said:

    El dibujo de Meyer en IAN es un clon absoluto del Gir de Blueberry en el primer álbum, para ir girando hacia Moebius.

    Que yo sepa, no salieron esos dos álbumes…

  16. Fran Sáez on 11 agosto 2008 at 10:46 said:

    Yo tambien pienso q la ci-fi, la literaria al menos, está en una época de las mas bajas. Mi escritor favorito es Dick, y no hay mas q ver q es el q mas adaptaciones está recibiendo en los últimos años; hablamos de obras q surgieron en los 50. Se ha perdido esa capacidad de ir hacia delante, de especular. En los 50 se intentaba ir mucho mas lejos en el futuro de lo q se va ahora. Creo q los escritores de ci-fi se han quedado comprimidos en las posibilidades de las nuevas tecnologías y, como a la muchachada con las videoconsolas, han perdido su capacidad de fabular.

  17. César on 11 agosto 2008 at 11:54 said:

    "El dibujo de Meyer en IAN es un clon absoluto del Gir de Blueberry en el primer álbum, para ir girando hacia Moebius."

    Algun dia deberiamos sacar las navajas y discutir (educadamente) el autentico valor de estos clonicos (que no clones) del dibujo…. Bryan Hitch consiguio estilo propio cuando se canso de fusilar a Davis, Phil JImenez es buen dibujante, pero sigue siendo un pseudo Perez, Meyer confiesa su admiracion por Giraud y hace que este Ian parezca una obra del propio Giraud…. no se no se… ¿esconden autentico valor estos dibujantes si no consiguen alejarse de sus referentes?

  18. Herme on 12 agosto 2008 at 0:54 said:

    Posiblemente la SF no esté en su mejor momento. Pero de ahí a desaparecer media un buen trecho. Hay que tranquilizarse porque también, cada cuatro o cinco años, aparece un "enterao" o varios que, con verbo apocalíptico, anuncian el fin de la novela. Y cada año se escriben más y se editan más. Lo que ocurre es que la SF también se manifiesta en otros géneros que no son el cine o la literatura. El Cómic por ejemplo. Y quizá este medio artístico, que incorpora el dibujo, sea un buen campo de trabajo para autores de SF y, por supuesto, para los lectores. No hay más que ver los últimos álbumes de Agrimbau.

  19. Pues a mi IAN me ha gustado bastante, sobre todo el guión con esa mezcla de ciencia Ficción, con algo de serie negra, road movie, thriller político… Si es cierto que la pinta del color es estupenda…

    Ahora, me quedé con ganas de más cuando terminé.

Responder a EMPi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation